Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 17 de mayo de 2017

CARICIAS QUE CURAN EN PAREJA

Si el sexo y las relaciones sexuales son muy importantes para una buena salud en la pareja, no lo son menos otras formas de contacto físico como por ejemplo las caricias
Caricias
El contacto físico en la pareja es de esas necesidades que apenas somos conscientes de tenerlas hasta que nos faltan. De hecho, por lo general la pareja mantiene en todo momento contacto físico, pero no somos conscientes de cuán importantes pueden ser todos esos detalles. Es más, así como todos consideramos que el sexo en la pareja debe ser bueno y satisfactorio para que todo vaya bien, hemos de considerar también, que para que la relación funcione, las caricias deben aparecer, deben estar ahí, porque su papel es fundamental a la hora de hacernos sentir protegidos, queridos y sobre todo, reconfortantes ante situaciones no tan buenas que nos toca vivir.
Está claro que todos nos sentimos mejor cuando nuestra pareja está cerca, cuando nos abraza, cuando nos acaricia sin más. Y esto no es un casual, no se trata de una sensación que aparezca sin más, sino más bien de algo más complejo, que desata una serie de sistemas de nuestro organismo pensados para que la calma, la tranquilidad y el saber que podemos contar con esa persona despierten en nosotros. Así que, no es un casual que cuando tenemos a una pareja que se preocupa por todos esos detalles, nos sintamos mejor, también con nosotros mismos.
Las caricias funcionan como soluciones naturales ante situaciones de estrés. De hecho, precisamente ellas son las que son capaces de reducir esa carga de tensión importante que hemos acumulado. Cuando estamos enfadados, no podemos más, o simplemente no hemos tenido un buen día, nos encontramos con que la caricia puede ser el mejor de los remedios para arreglarlo. Pero está claro que hay muchos tipos de caricias, y que otras, además de expresas cariño, también expresan el deseo que sentimos por el otro.
Las caricias, además de ser calmantes naturales, también son, según quien nos las de y la situación concreta en la que estamos, estimulantes naturales. De hecho, se convierten en el preámbulo perfecto para la relación sexual, o nos hacen pensar cuánto nos desea el otro en un momento determinado en el que por el lugar, o por el tiempo, no se va a poder tener una relación plena. Es decir, nos dejan también con las ganas y con ese pensamiento de querer estar en la intimidad con esa persona tan pronto como sea posible.
Así que si todavía crees que no es posible sacar partido de ellas, te recomiendo que las pongas en práctica y que disfrutes al máximo de sus beneficios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario