Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Estos tips te harán la mejor representante del ‘sexo kinky’

Una pareja kinky es aquella donde sus miembros se atreven a romper con lo tradicional, se animan a cumplir fantasías.
“Kinky es un comportamiento que combina el sexo atrevido, espontáneo, explosivo y salvaje. En su práctica se usa el fetichismo y el erotismo en lugares públicos. Cuando se experimenta en pareja, y en común acuerdo, suele ser una buena alternativa para el fortalecimiento amoroso”.
Otra cosas que los expertos afirman es que la literatura y el cine son herramientas usadas por sus practicantes para estimular la imaginación  e inspirarse a la hora de experimentar nuevas facetas o roles.
Si tienes alma aventurera y te interesa salir de la monotonía con tu pareja y probar nuevas cosas que reafirmen su relación sexual, te damos los siguientes tips para que domines el tema.
1. Incitación: Vístete con una prenda de lencería transparente. Un querubín en tu parte mas intima te hará´ sentir como una ninfa traviesa. 

2. Lazos: El vestido negro del sadomasoquismo: las vendas versátiles pueden usarse en los ojos o como una manera sin dolor de atar sus muñecas por encima de la cabeza. Cuando no sueles ver o usar tus manos, so´lo te puedes enfocar en hacia donde irán sus dedos.
3. El arte de las cosquillas: Usa un plumero, esos con los que se desempolvan libreros y hazle cosquillas en los pezones a tu chico. No te arrepentirás. Las plumas sobre su piel parecen algo muy sencillo, pero resulta algo muy excitante.

4. Kinky boots: Prepara tu producción de Broadway, en la que tu seas la protagonista en el papel de “dominatriz irresistible” y la co-estrella sea tu galán en el papel del “chico que se ha portado muy mal”.

5. Cómo no “arriesgarse” demasiado:; Tener sexo en un lugar público, incluso sabiendo que alguien está mirando, puede ser muy excitante pero también puede traerte problemas con la policía. Encuentra formas leves de tu fantasía: estando en un restaurante ve al baño, quítate la ropa interior y dásela a tu pareja.
¡Grrr! Y cero problemas con la autoridad.

6. El poder de las palabras sucias: No es ningún secreto que la forma más poderosa de excitar a una mujer es con las palabras y a los hombres con las imágenes. Pide a tu pareja que describa lo que quiere hacer contigo, que te diga cuánto le gusta tu cuerpo, qué parte de éste son sus favoritas, etc.

No tiene que ser demasiado sucio si no quieres, muchas veces las palabras comunes como decir pene o vagina son las más excitantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario