Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 18 de enero de 2017

Entrenamiento sexual: día cuatro; a practicar

¿Está motivada pero desearía tener más tiempo para que los ejercicios del día anterior formarán parte de tu rutina diaria? ¿O tal vez desearía que los entrenamientos sean tan placentero como el sexo? No desee más. Estos 10 ejercicios no son únicamente sexo del bueno, si no también una excelente puesta a punto. Prepárate para el paseo triunfal.
La flexión dos. Trabaja los hombros. 
La chica se tumba boca arriba debajo. El chico la penetra y luego entra y sale haciendo flexiones que impliquen la mitad del movimiento que las normales. Mientras está dentro, el chico debe mantener el cuerpo rígido y las manos bien apoyadas. Intercambian posiciones para que la chica también el ejercicio.

Las Flexiones ascendentes: trabaja el tríceps:
Ella se sienta con las manos en el suelo por detrás los dedo hacia delante y se echa hacia atrás, apoyándose en los brazo. El se desliza entre su muslo con la rodilla y manos en el suelo, y la cabeza justo por encima de los hombros de ella. Ella levanta el trasero. Cuando el desciende sobre y dentro de la chica, ella hace el trabajo. Empezando con los codos flexionados, empuja hacia ir extendiendo los brazos y luego doblándolo de nuevo. Para aumentar la atención, el puede descansar en ella casi todo su peso. Intercambian posiciones para que él también haga ejercicios.

Rizos de amor: trabaja el Bíceps:
Ella se pone de pie a 1 cm de la pared y apoya los hombros y la parte inferior del Esparta. El se tumba sobre ella, apretando con la pierna y la Pineda. Ella lo rodea con los brazos y apoya las manos sobre el omoplato. El se echa hacia atrás hasta que los brazos de ella que tenía extendido procurando que El pene no se salga de la vagina. Ella lo atrae lentamente hacia sí. Para que resulte más fácil, el puede rodearla con lo brazo e impulsar sí, intercambian posiciones para que él también haga ejercicio.

Flexión corporal. Trabaja la parte superior de la espalda.
De espalda, la rodilla flexionada y ligeramente inclinada hacia delante, ella apoya las piernas en el suelo con los pies separados a 46 cm. Y el se echa sobre ella y la penetra desde atrás. Ella pone la mano en la parte superior de los muslos de él y aguanta su peso. Empleando la parte superior de la espalda para moverlo arriba y abajo.

Agáchate y ya simple: trabajan los glúteos, la corva y el trasero.
El chico se tumba y ella se pone en cumplí ya por encima, apoyando los pies en el suelo. Sin tocarlo, ella desciende sobre su chico de forma que el pene segunda en su diana. A continuación, ella se levanta hasta que el pene casi se salga de la vagina, y luego desciende de nuevo.

Agachadita doble: trabaja el ligamento de la corva.
El chico se agacha, apoyándoles parda contra una pared. Ella se agacha encima de él, flexionando la rodilla en ángulo recto o. Ella se mueve arriba y abajo sobre su pene presionando con lo muslo.

Presión de los muslo: trabaja la cara interior y exterior de lo muslo.
Tumbada encima de, ella abre y cierra las piernas durante el acto sexual dando pequeños apretones.

Pelvis arriba:  Trabajan los glúteos.
Arrodíllese en la posición del misionero desliza la mano por debajo de la cadera de ella y levanta la pelvis mientras ella contraen los músculos del trasero.

Sentadillas: trabaja los abdominales.
La parte inferior de las domen femenino, justo por debajo de la línea del bello púbico, es básicamente la parte externa del clítoris interno. Y, por ello, contraen los músculos acto Minal es intensifica la sensación interior al tiempo que tensas el estómago. El chico se arrodilla en la postura del misionero Y ella hace una minabdominar durante el culto, embutiendo en la parte baja de su abdomen entre dos superficie dura lo músculo tenso y el pene.

Apretón de manos: trabaja el pene.
La chica se pone de pie frente a él y le coge el músculo con las manos. Debe masajearlo arriba y abajo con ritmo firme y suave repetir, repetir, repetir…
Clarys De la Cruz 
Coach Sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario