Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

martes, 17 de enero de 2017

Entrenamiento sexual . día 3:Pon a tono tu maquinaria.

Transforma tu cuerpo en una máquina sexual. Las tres zonas más utilizada durante el sexo además de los músculos sexuales son: los brazo, las parda y los glúteos.

Brazos: hace falta brazos de acero para levantar, empujar y accionar el vibrador. Para trabajar los bíceps , tríceps y antebrazo A la vez, siéntate en una silla y apoya la mano en cada lado de las ciento. Desliza el trasero hacia delante hasta colocarlo justo por delante de la silla y baje el cuerpo uno 15 o 25 cm. Vuelve a levantarte despacio, manteniendo la espalda recta y el paralelo a la silla. Repites ejercicio tantas veces como pueda y luego descansa durante 30 seg. Eso es una serie haz dos series más. 
 Espalda: en casi todas las posturas sexuales, la espalda soporta casi todo el peso corporal. Para forzarla, colócate frente al lateral de una silla y pon tu rodilla y mano izquierda sobre las ciento cerca del respaldo, de manera que tus brazo derecho cuelgue en el peso de tu mano derecha. Apóyate sobre la pierna derecha y flexiona ligeramente la rodilla derecha. La espalda debería estar en paralelo al suelo coge un objeto que pese de 4:00 a 7:00 kilo con la mano derecha. Comenzando con el brazo que cuelga levanta el peso hasta la altura del pecho. Repite tantas veces como pueda y cambia al otro lado a tres serie en cada lado.
 Glúteos: reafirma los músculos de tu trasero y podrás empujar con más fuerzas. Para potenciar tu parachoques trasero, ponte de pie con los pies separados, mete la tripa y flexionar la rodilla hasta que lo músculo estén en paralelo al suelo. Mantén la espalda recta inclínate ligeramente hacia delante, como si estuviera sentado en el inodoro; luego extiende de nuevo las piernas y haz dos series de 15.
Clarys De la Cruz.
Coach Sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario