Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

jueves, 13 de octubre de 2016

Beneficios del sexo según su frecuencia.

Beneficios del sexo según su frecuencia.
Cómo beneficia el sexo a la salud según las veces por semana que lo practiques. Son muchos los estudios que han llegado a la conclusión de que el sexo es beneficioso para la salud. Se dice que el sexo es el mejor aliado del cutis, que reduce el estrés, que adelgaza, que aumenta la esperanza de vida, que las personas que mantienen relaciones sexuales tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer de mama… el sexo es muy saludable. Tener relaciones sexuales es bueno para el cuerpo pero los beneficios dependen de la frecuencia con la que lo practiques. Descubran cómo beneficia el sexo a la salud según el número de veces por semana que lo practiquen.
Una vez por semana. El mayor beneficiado de tener relaciones sexuales una vez por semana es nuestro peso. El sexo hace que el cerebro libere oxitocina, la cual promueve el sueño. Como más tiempo duerman, más calorías queman por lo que se dice que el sexo adelgaza.
Dos veces por semana. El beneficiado de practicar sexo dos veces por semana es el sistema inmunológico ya que con la actividad sexual se generan un 30% más de proteínas inmunoglobinas, las cuales nos protegen de posibles enfermedades y nos mantienen saludables.
Tres veces por semana. Practicar sexo tres veces por semana es beneficioso para el corazón ya que el sexo mejora el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre. Las parejas que tienen relaciones sexuales tres veces a la semana tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Cuatro veces por semana. Mantener relaciones sexuales cuatro veces por semana es tener una vida sexual bastante activa. Esto tiene efectos muy positivos sobre la piel ya que el sexo oxigena el tejido cutáneo.
Cinco veces por semana. El gran beneficiado de tener sexo cinco veces por semana son ustedes mismas. Es la mejor manera de aliviar el estrés y generar sensación de bienestar. La actividad sexual segrega estrógenos, endorfinas y oxitocinas que nos harán ir a dormir muy relajadas y de buen humor.
Seis veces por semana. Tener relaciones sexuales de forma tan regular aumenta la capacidad cerebral, concretamente beneficia la memoria y el aprendizaje.
Siete veces por semana. El beneficiado es nuestro estado de ánimo. Mantener relaciones sexuales a diario con nuestra pareja es sinónimo de que la relación marcha a la perfección por lo que el estado de ánimo aumenta considerablemente. Además, el sexo regular reduce la ansiedad y produce endorfinas que son las hormonas de la felicidad.
Así que, aunque no necesiten ninguna razón extra para tener relaciones sexuales, practicar sexo es una actividad que tiene muchos beneficios directos para la salud, especialmente si se realiza con una alta frecuencia.


miércoles, 12 de octubre de 2016

Como hacer un 69 perfecto

El sexo oral es parte importante de la vida sexual de muchas parejas. Parte de lo que lo hace tan excitante es estar dispuesto a darle placer a la pareja sin recibir nada a cambio al momento. Sin embargo, existe una posición que te permite dar y recibir al mismo tiempo.
Aunque muy placentera puede ser un poco complicada o incómoda si la sostienes por mucho tiempo. Para que realmente disfrutes la experiencia y llegues a un orgasmo mágico te dejamos estas posiciones que puedes intentar.

1. Abajo


Esta posición tiene ventajas y desventajas para ti. Acuéstate en la cama y deja que tu chico se acomode encima de ti colocando sus rodillas a los lados de tu cara. La ventaja de esta posición, sobre todo si por alguna razón te sientes un poco pudorosa, es que no tienes que maniobrar mucho. Te recomendamos colocar una almohada debajo de tus caderas para levantar tu pelvis y facilitarle el trabajo a tu chico.

La desventaja de esta posición es que él puede mover sus caderas con mucha fuerza sin querer, y es posible que ese movimiento sea un poco incómodo para ti. ¡No olvides meter las manos!

2. Arriba


Son muchas las ventajas de esta posición. Tienes un mejor control de su pene, pero también es más fácil que sientas placer explosivo porque puedes mover tus caderas al ritmo que prefieras, y acomodarte con más facilidad para que él use su lengua de una forma extremadamente placentera.


La desventaja de esta posición es que puede ser cansada para ambos, así que pasamos a la tercera…

3. Acostados


Acuéstense de lado uno junto al otro y doblen la rodilla apoyando la planta del pie detrás de la pierna que está recargada sobre la cama. Usa la pierna de tu chico como “almohada” para recargarte y deja que él haga lo mismo sobre la tuya. Esta posición es cómoda y te permite maniobrar con las manos. Puedes durar más tiempo en ella, así que te da chance de ser más cariñosa y tomarte tu tiempo.


La única desventaja es que se te puede dormir la pierna, y que a algunas parejas por distintas razones esta posición no les acomoda físicamente.

4. Parados


Ya sea que él se acueste en la cama con la cabeza en la orilla o que tú lo hagas. Párate con las rodillas pegadas a la cama para que tu clítoris le quede justo donde lo quieres. Agáchate para alcanzar su pene con tu boca. La ventaja de esta posición es que te puedes recargar sobre tus brazos, la desventaja es que la comodidad depende del alto de tu cama, si es muy chaparra o demasiado alta puede no servirte para este propósito.


Pruébalas todas y encuentra la que sea mejor para ti. ¿Conoces alguna otra que te funcione?


lunes, 10 de octubre de 2016

Como hacer el amor paso a paso

 Hacer el amor es, precisamente, acariciar, besar, estimular, tanto el cuerpo como la mente de la pareja, utilizando todos los elementos que se nos ocurran para ello. Es detenerse en el cuerpo del otro para darle placer y disfrutar haciéndolo, es avivar su imaginación, sus expectativas. Y no es algo unidireccional de hombre a mujer, sino mutuo. Lo que entendemos como preliminares son, realmente, hacer el amor. Eso exige que ambos miembros sean igualmente activos respecto al placer del otro y se intercambien sus papeles de emisor y de receptor. El coito, no es otra cosa que una de las formas de alcanzar el orgasmo, tras una larga o corta sesión de hacer el amor, los mal llamados preliminares. Como también lo es el sexo oral, o la masturbación recíproca, o la propia compartida en presencia de la pareja.
Todas esas formas de llevar al otro al orgasmo o de obtenerlo una misma son perfectamente intercambiables y complementarias entre sí, sin que haya una práctica más auténtica que otra. Tomado de la Biblia del sexo de Clarys De La cruz.