Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Confesiones de tu amante secreta

¿Existe una fórmula mágica para encontrar el amor verdadero? 
La realidad es que no, sin embargo, sí existen formas de ir más allá de los deseos para materializarlos en la realidad: a través de la acción. ¿Cómo puedes lograr que un amor platónico se haga real? En primer lugar, es indispensable dejar de lado la idealización previa para contrastar el sentimiento teórico con la realidad. Seguro que en algún momento te enamoraste de una persona que luego no resultó ser tal como creías que era. En ese caso, la decepción es inmensa. Sin embargo, también puede suceder lo contrario: enamorarte de alguien a quien no conoces demasiado, y sin embargo, conforme más cerca estás más sabes que te importa de verdad, que es alguien que merece la pena y que le quieres. 
¿Cómo puedes lograr que un amor platónico se haga real? Tomando la iniciativa: en la conversación, en los acercamientos, en los planes… No pienses en el resultado, ni siquiera pienses en si te va a rechazar… Ya lo afrontarás cuando llegue el momento, sin embargo, no te adelantes al dolor porque las cosas pueden ir muy bien. 

de Venta en Amazon por 4,64€

Yo Puedo cambiar... Como triunfar superando el fracaso

“Yo despierto cada mañana y veo… Tengo una vida hermosa. El pasado termino ayer… Hoy tengo un nuevo día para ser feliz” 
Para obtener todo lo queremos en la vida tenemos que vaciar nuestra existencia de emociones y personas toxicas que no te dejan a avanzar en la vida, puedes darte el regalo más maravilloso que existe en la vida perdonarte… Perdónate y ofrece el perdón a todo lo que te rodea y descargate de todo eso que te mantiene estancada/o. 
Cargar nuestra vida de quejas, resentimientos y malos deseos no es bueno, porque vamos envenenando nuestra alma y cayendo en un círculo vicioso el cual nos conduce al fracaso, a nuestra propia destrucción. A un cumulo de estrés que puede volverse enfermizo, somos nosotros quien elegimos la vida que tenemos. Por tanto somos responsable de todo lo que pasa en ella. Decidí cambiar mi forma de pensar, de enfocar y de afrontar mis problemas, aprendí de ellos y mundo cambio. En las peores circunstancias de mi vida encontré el camino más maravilloso que me condujo a saber cuál era mi sentido en la vida; porque luchaba, que era lo que en realidad quería alcanzar. 
Lo mejor de todo fue descubrir que yo podía tener la vida que siempre había soñado y que hasta el momento yo misma me había negado, he vivido de una forma que he atraído aquello que no deseaba en vez de lo que quería, porque no sabía que era lo que quería en realidad lo que deseaba, pero hoy me siento libre desde el mismo instante que decidí perdonar y perdonarme. 
Cada noche cuando me acuesto y duermo feliz, estoy en paz en comunión conmigo misma; me siento maravillada de ser yo porque ahora sé quién soy en realidad, cada día cumplo una nueva meta, me marco objetivo que alcanzo. Ya no lucho por superar a nadie lucho por superarme a mí. Me siento bien interiormente, sé que lo más importante es dar y sentir amor puro de verdad, ya no espero nada de nadie, solo lo que yo me puedo dar. Ahora afirmo que me AMO, me VALORO y me RESPETO eso le puedo ofrecer al mundo. 
Para de sufrir y dale la bienvenida a la alegría, a una vida sin preocupaciones, permítete enfrentar y resolver tus problemas. Aprende de cada error eso te convertirá en una gran persona. Esa que está dentro de ti, es el momento que te convierta en esa persona que siempre has deseado ser, solo tiene que olvidar y perdonar. No te olvide nunca de perdonarte a ti también. 
Seguro que a todo nos ha pasado alguna vez. No es extraño que haya ocasiones en las que tengamos la sensación de que no cumplimos con los objetivos que nos hemos marcado, en especial si somos exigentes con nosotros mismos. 
Esto nos disgusta ya que no hemos alineado nuestras acciones con lo que queremos conseguir. Por supuesto, nos damos cuenta de que teníamos que habernos esforzado más, teníamos que haber estudiado para aquel examen, teníamos que… 
Llegado este momento comenzamos a ver todas aquellas acciones erróneas que hemos ido cometiendo a lo largo de días atrás. Caemos en la cuenta de cómo teníamos que haber hecho algo, que evidentemente hicimos de otra manera. Cosas en las que no caímos en su momento, y que ahora se nos hacen evidentes. 

Al menos a mí me ocurre esto en algunas ocasiones, y supongo que no seré la única. Somos conscientes de que las acciones pasadas, pasadas están, aunque nuestra parte racional, guiada por la emocional, no para de martillear nuestra cabeza insistiendo en lo que hemos fallado. Tiempo perdido, la autocompasión… 
Debemos ser conscientes que, en las situaciones de fracaso, no podemos quedarnos bloqueados, regodeándonos en nuestra propia desgracia. Todo esto es tiempo perdido, porque solo atraerás pesar y más tiempo perdido. 
Lo único que conseguimos viéndolo todo negro es, seguir viéndolo todo aún más negro. Piensa en las veces que has creído que nada podía ir peor, que no ibas a salir de aquella situación. Al final se sale, mejor o peor que al principio, pero la vida tiene que continuar, no estanque tu vida en las quejas en ser víctima porque es perjudicial.

Disponible en Amazon.com 5,81€

La biblia del sexo de Clarys De La Cruz

Es cierto que no existe una formula exacta para el disfrute porque todos tenemos gustos diferentes, pero si podemos desarrollar habito y descubrir lo que a todos nos causa placer a la hora de disfrutar del sexo con totalidad, desde la esfera fisiológica y corporal hasta la emotiva y psicológica, abandonando perjuicios y falsos mitos. Quiero guiarte hacia el verdadero arte de disfrutar, mi deseo es que te acepte tal cual eres y que aprenda a explotar la gran energía sexual que hay dentro de ti, te invito a disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja… vamos a dejar atrás los tabúes que no hacen más que ponernos limitaciones, te invito a que haga realidad todas y cada una de tus fantasías, puedes hacerlo, que nadie te detenga, lo mereces y debes aprovechar esta oportunidad para conocerte más y mejor y que tu mundo interior se ilumine para que puedas descubrir todo lo maravilloso que hay en tu sexualidad. 

Quiero compartir contigo mi querido lector este libro que es una guía del amor sexual y que te servirá como un orientador a la hora de buscar ese cambio soñado, te ayudara a resolver tus problemas, útil y práctica, aquí voy a analiza todo y cada uno de los problemas relacionado con el sexo y voy a revelar todo lo que hay que saber para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales, solo o en pareja, hay que darle rienda suelta a la imaginación. 
Quiero guiarte a lo largo de este libro por camino desconocido, si me lo permites te ayudare a reconstruir o remodelar la pasión de tu relación… Aprende a disfrutar te encantara, no te limite. 
Si desea aprender más del sexo no dudes en mandarme tus opiniones o consulta a mi e-mail personal con gusto te guiare personalmente y si tienes problemas en tu relación o contigo misma/o no dudes en visitar mi consulta. 

encuentrala en Amazon.com, Amazon.es por 5,54 euros versión digital

domingo, 4 de septiembre de 2016

LOS SECRETOS DE UN GRAN CUNNILINGUS: SEXO ORAL NIVEL EXPERTO

Dedícale una sesión de maestría lingual inolvidable, agregando estratégicas caricias manuales a su vagina -a la zona G, específicamente-. Créeme, el resultado será una bomba. Un hombre con una técnica oral desarrollada es EL amante perfecto. Las caricias orales en la vulva y vagina, también llamado cunnilingus, pueden ser tu carta fuerte en la cama.
foto tomada de la fuente
foto tomada de la fuente
Pon tu lengua y dedos a trabajar.
1. Coloca las manos en el inicio de sus muslos (donde acaba la rodilla) y recorre su piel en movimientos ascendentes hasta su entrepierna. En esa zona se encuentran puntos reflexológicos y conexiones sensoriales con su clítoris. Desde ahí comienzas a activarlo.
2. Antes de llegar a sus huesos pélvicos, desliza tus palmas con dirección a su cadera y presiona ligeramente. Las yemas de tus dedos pueden rozar y masajear sus glúteos. De ese modo, además de relajar la zona pélvica, permites que más sangre fluya hacia sus genitales.
3. Ahora sí pon a trabajar tu boca. Repite los pasos anteriores, pero esta vez deslizando tus labios y lengua. Estimula oralmente la zona como si sólo flirtearas con sus genitales, mas no llegues a ellos aún.
4. Evita pasar la lengua como si lamieras un helado o la dejarás llena de saliva. Sólo usa la punta y besa realizando pequeñas succiones, sopla y succiona con suavidad.
5. Comienza el cunnilingus. Con la punta de tu lengua recorre de abajo hacia arriba sus labios menores; desde su unión con la entrada de su vagina y hasta la unión con el clítoris. Cuando llegues al orificio uretral (por donde hace pipí) evita la zona, ya que es fácilmente irritable y algunas bacterias pueden viajar por los conductos.
6. Regresa con tu lengua por el mismo camino, hacia abajo y combina con intervalos de ligerísimas succiones. Repite algunas veces. Esto generará mucha ansiedad por ser estimulada en el clítoris. El cual has dejado hasta el final deliberadamente.
7. Una vez en la zona clitorial. Trabaja pausadamente, estimulándolo de inicio en los laterales y la base del capuchón (donde nace debajo de la unión de los labios mayores en el pubis).
8. Deslízate ligeramente hacia la punta del clítoris y haz movimientos elípticos con la parte más delgada de tu lengua y detente después de una serie de movimientos. Repite, pero esta vez con movimientos linguales a diversos ritmos, velocidades y direcciones. Su reacción te irá marcando tanto el ritmo como las figuras de los movimientos que le parecen más placenteros. Insiste en ellos.
9. De vez en cuando succiona con mucha suavidad y agrégale una secuencia de ochos con tu lengua.
El toque final:
Una vez que hayas comenzado la faena sobre el clítoris, coloca un par de gotas de lubricante con base de agua en tu dedo cordial e introduce un par de falanges -no más- en su vagina. Con la yema del dedo direccionando hacia la pared anterior de su vagina (hacia el ombligo). Ahí sentirás una zona un poco más rugosa que el resto de las paredes vaginales y un poco duro, ya que está detrás del hueso púbico.
Haz círculos con la yema de tu dedo en ligeras presiones. Lo que está sucediendo ‘por dentro’ es que estimulas el clítoris desde su raíz. No olvides que lo que ves por fuera es apenas la quinta parte; se extiende al interior y topa con dicha pared vaginal.
La combinación de tu boca dando caricias por fuera y tu dedo ejerciendo presión por dentro lo intensificará y el orgasmo será más extensivo.