Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

jueves, 14 de abril de 2016

Quiero que conozca un poquito mas de mi libro



Para ti…



  
Sexo para disfrutar en cuerpo y alma.
Es cierto que no existe una formula exacta para el disfrute porque todos tenemos gustos diferentes, pero si podemos desarrollar habito y descubrir lo que a todos nos causa placer a la hora de disfrutar del sexo con totalidad, desde la esfera fisiológica y corporal hasta la emotiva y psicológica, abandonando perjuicios y falsos mitos. Quiero guiarte hacia el verdadero arte de disfrutar, mi deseo es que te acepte tal cual eres y que aprenda a explotar la gran energía sexual que hay dentro de ti, te invito a disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja… vamos a dejar atrás los tabúes que no hacen más que ponernos limitaciones, te invito a que haga realidad todas y cada una de tus fantasías, puedes hacerlo, que nadie te detenga, lo mereces  y debes aprovechar esta oportunidad para conocerte más y mejor  y que tu mundo interior se ilumine para que puedas descubrir todo lo maravilloso que hay en tu sexualidad.
Quiero compartir contigo mi querido lector este libro que es una guía del amor sexual y que te servirá como un orientador a la hora de buscar ese cambio soñado, te ayudara a  resolver tus problemas, útil y práctica, aquí voy a  analiza todo y cada uno de los problemas relacionado con el sexo y voy a revelar todo lo que hay que saber para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales, solo o en pareja, hay que darle rienda suelta a la imaginación.
Quiero guiarte a lo largo de este libro por camino desconocido, si me lo permites te ayudare a reconstruir o remodelar la pasión de tu relación… Aprende a disfrutar te encantara, no te limite.
Si desea aprender más del sexo no dudes en mandarme tus opiniones o consulta a mi e-mail personal con gusto te guiare personalmente y si tienes problemas en tu relación o contigo misma/o no dudes en visitar mi consulta.
 @clarysexologa o @doctorasexual1.
 Clarys de la cruz psicoterapeuta.
http://clarysexologa.blogspot.com.es



Inteligencia sexual.
Un ser que es inteligente sexualmente es aquel que sabe disfrutar con totalidad de su sexualidad. Teniendo en cuenta que la nutrimos a través de nuestras vivencias personales y la de nuestro entorno afectivo, de lo que nos hace disfrutar y de lo que nos causa tristeza así como de la cultura que cada uno de nosotros tiene. Nadie nace con inteligencia sexual, se va adquiriendo con el tiempo, por eso es muy importante que cada persona se conozca y sepa que es lo que quiere, lo que desea y como conseguirlo. Un error muy grande que cometemos es darlo todo por satisfacer a nuestra pareja olvidando nuestra propia satisfacción personal.
Las personas menos inteligentes sexualmente sufren muchos conflictos, no tienes sus ideas claras y sus relaciones terminan siempre con dolor porque hay muchas confusiones en su vida sexual. Pero si reeducamos nuestros pensamientos no está todo perdido, ya que la sabiduría sexual es una facultad que se puede medir, considerar  y sobre todo desarrollar. Ser sexualmente inteligentes,  tener una vida sexual mejor,  no depende de la suerte, de la belleza o del destino, sino de habilidades que las personas pueden adquirir, desarrollar  y dominar con el tiempo.
Por consiguiente, la inteligencia sexual es algo a lo que todo el mundo puede aspirar razonablemente y trabajar para mejorarla cada día hasta conseguir su deseos anhelado. Gran parte de nuestra existencia está orientada directa o indirectamente al sexo, somos seres sexuales,  pero contrariamente a lo que debería ser, no todo el mundo consigue una estabilidad emocional en su vida sexual. Muchísimas personas inteligentes conviven con pasiones que conducen al desastre o con una vida sexual frustrante e insatisfactoria o inexistente.


Aumenta tu inteligencia sexual.
Para incrementar tu inteligencia sexual debe conocer todos los aspectos que engloba la sexualidad en cuestión o por lo menos tus gusto, primero se debe tener un conocimiento adecuado de los temas más básicos y prácticos en materia de sexualidad, como lo serían: cómo poner o ponerse un condón correctamente, la práctica del sexo protegido, qué cambios ocurren en una persona cuando se excita, cuáles son algunos de los síntomas de las infecciones de transmisión sexual y qué enfermedades son asintomáticas, qué especialistas se encargan de atender los distintos aspectos de nuestra vida sexual, etc.
Es súper importante que nos exploremos, el autoconocimiento es fundamental para incrementar tu inteligencia emocional: las personas con inteligencia sexual son aquellas que conocen su cuerpo, sus deseos y las sensaciones que les causan placer, pero también conocen lo que les incomoda. Esto incluye el reconocimiento de las propias limitaciones pasadas o actuales, de los mitos que heredamos culturalmente, así como de las experiencias de las cuales podemos ir aprendiendo.
Las personas que se conocen bien, saben cuándo y cómo poner límites, entienden la manifestación de sus deseos y la respuesta de su cuerpo; por ello, este tipo de personas son las primeras en notar cualquier cambio en su cuerpo y su sexualidad.
La clave fundamental es la comunicación y la asertividad sexual: Las personas con inteligencia sexual pueden y saben cómo comunicarse con su pareja y pedir lo que necesitan sin olvidarse de ponerse en el lugar de él o ella y reconocer lo que la otra persona puede estar sintiendo; es decir, son personas honestas y empáticas con quienes se vinculan.
 Sé que parece difícil de conseguir, pero no es imposible, ciertamente ser una persona con inteligencia sexual puede ser una tarea que requiera de nuestro tiempo y esfuerzo, pero vale la pena si reconocemos que al incrementar el conocimiento que tenemos de nosotros, de nuestro placer y del placer de la pareja, en realidad estamos trabajando para mejorar nuestra sexualidad y nuestro autoconocimiento.
Después de todo, los mejores amantes, no son aquellos que creen saberlo todo, sino aquellos que están más dispuestos a aprenden de sí mismos y de los demás.
El camino hacia la satisfacción sexual no está en volvernos más seductores, ni en reprimir o dar rienda suelta a nuestros deseos y fantasías eróticas, o en aplicar a pies juntillas las técnicas y conceptos aprendidos en los libros de sexualidad.
La buena noticia es que siempre podemos mejorar nuestra inteligencia sexual, la clave es aprender a conocernos y valorarnos, liberarnos del miedo y de la culpa, ser capaces de informarnos y aprender más acerca de la sexualidad, así como también descubrir que el sexo es mucho mejor cuando hay un sentimiento afectivo, apertura y respeto hacia la otra persona.
La satisfacción sexual en la pareja es algo fundamental porque es uno de los pilares que sostiene la relación, si esta falla poco a poco la estructura armada encima acabará por caerse.



Aprende a comunicarte con tu pareja y te aseguro que tu relación dará un gran cambio.
Si quieres evitar problemas y resolver posibles conflictos debe tener en cuenta que lo principal es escucha antes de hablar. Parece sencillo pero cuesta mucho, siempre queremos tener la razón, pero si no escucha a quien te habla es complicado que se entiendan. Parte del respeto a tu pareja es escucharla, evita interrumpir el mensaje que quiere compartir contigo.
Tenemos que analizar nuestras acciones, nuestra manera de reaccionar antes cualquier circunstancia que se nos plantee. Observa tu lenguaje corporal. Muchas veces cuando nuestra pareja nos dice algo nos ponemos a la defensiva, nos sentimos heridos porque no sabemos escuchar. Te recomiendo permanecer con una actitud relajada y tranquila que refleje naturalidad.
Anota tus pensamientos antes de hablar. Muchas veces no dejamos segar por la rabia, decimos cosas de las cuales luego nos arrepentimos. Si esperase un tiempo para poder expresar tus inquietudes y sentimientos abrían menos problemas,  es mejor pensarlo bien y reflexionarlo; así previenes futuras confusiones o reproches.
Conoce a la persona. No te cree falsa expectativa y no espere cosas que solo habitan en tu mente, todos somos diferente y lo mejor es aceptarnos tal cual somos. Es más sencillo al ser tu pareja; busca transmitir un mensaje que oriente y ayude a las necesidades que experimenta esa persona especial.
Ofrece soluciones. No cree otro problema sobre el que ya tienen. Discutir acerca de un problema es inútil  ya que no genera solución alguna, evita argumentar y ofrece una opción satisfactoria para ambos miembros.
Demuestra seguridad. Aprende a ser tu no importa si hiere o te siente mal si no te expresa siempre existirán confusiones.  Pierde el miedo a expresar las cosas que te incomodan o aquello que sientes.
Palabras afectuosas. Un "te amo" o un "te quiero" o “lo entiendo” puede ayudar a solucionar y hasta a prevenir cualquier discusión o problema de pareja.
Todos sabemos lo importante que es una buena comunicación en cualquier tipo de relación, y aún más en un tipo de relación tan cercana como es una relación de pareja. Sin embargo, no es raro que, incluso aunque intentemos comunicarnos lo mejor que podemos, la otra persona no nos esté entendiendo, o quizás esté entendiendo algo muy distinto a lo que queremos decir.
En opinión de Maite, su marido pasaba demasiado tiempo jugando al futbol con sus amigos, y ella se sentía bastante molesta por este motivo. Cuando se quejó de esto a su marido, él accedió enseguida y dejó de jugar al futbol… para empezar a jugar al tenis. Por supuesto, esto tampoco le hizo ninguna gracia a Maite, puesto que lo que quería era que él dejara de pasar tanto tiempo con sus amigos y estuviera más tiempo con ella. Sin embargo, su modo de comunicarse no fue muy efectivo, y él entendió que lo que a ella no le gustaba era el hecho de que jugase al futbol, de modo que accedió a cambiarlo por una actividad  más sedentaria.
Si quieres que haya una buena comunicación con tu pareja, no solo deberás decir lo que piensas, sientes o esperas, sino que tendrás que decirlo de un modo que te entienda, expresando claramente lo que quieres.
¿Leer la mente?
Muchas personas parecen esperar que sus parejas lean sus mentes, suponiendo que, como son pareja, deben estar sintonizados de un modo mágico y ser capaces de leer cada gesto o mirada del otro y saber lo que siente, quiere o piensa. Por muy romántico que esto pueda sonar, lo cierto es que nadie tiene la capacidad de leer la mente de los demás. Tal vez tu pareja esté más pendiente de ti porque te quiere y se preocupa, pero eso no va  a hacer que sea mejor “leyéndote” de lo que en realidad es. Hay personas que son muy buenas para leer el lenguaje no verbal de los demás, saben lo que otros sienten solo con mirarlos y tienen una gran empatía. Otras personas son menos empáticas y les cuesta más trabajo darse cuenta de lo que pasa por la mente de los demás o lo que están sintiendo.
Por tanto, si sabes cómo es tu pareja a este nivel y dejas de esperar que se convierta de repente en la persona más empática del mundo, podrás adaptar tu comunicación a su capacidad de empatía, aceptando a tu pareja como es y no esperando que lea en ti cosas que no puede leer, sino diciéndoselo claramente con palabras.



¿Qué es la sexualidad?
La sexualidad humana es un conjunto de elementos biológicos, psicológicos y sociales que engloban a su vez conceptos muy variados como la reproducción, el deseo y el placer sexual, la identidad de género, la orientación sexual, las relaciones de pareja o los roles de género.
La sexualidad es central en la vida de las personas
La sexualidad es parte integral de la vida humana, porque se nace y se muere sexuado/a. Va acompañando a las personas y se expresa en forma diferente a lo largo de la vida. Es parte básica del crecimiento, del autoconocimiento, del desarrollo y de la identidad como seres humanos. Se relaciona con los sentimientos, las emociones, los valores, los pensamientos e ideas y las experiencias de cada persona. Es un asunto complejo que influye en la comunicación entre las personas, ya que cada persona es percibida por los demás y, a su vez, percibe a las otras personas según sean hombres o mujeres.
La sexualidad ocurre en el cuerpo, y en ella participan los sentidos (tacto, vista, olfato, audición, gusto), las hormonas (los mensajeros químicos), las ideas, los valores y las emociones que las personas tienen y, por lo tanto, influye en la salud del cuerpo y la mente. Una sexualidad íntegra requiere establecer un conocimiento personal e íntimo sobre sí mismo y el otro/a, en un terreno en el que se desarrollan la comunicación y la afectividad mutuas.
La sexualidad es también una necesidad que se expresa como el deseo de contacto físico y emocional, de intimidad, de ternura, de placer y que estrecha las relaciones humanas. Es parte del amor, del erotismo, de los afectos y del deseo. La sexualidad no es sólo tener relaciones sexuales (coito) y no se limita al hecho de tener o no placer. El desarrollo de una sexualidad plena es esencial para el bienestar de los/as individuos, el interpersonal y el de las sociedades.



¿Qué son las relaciones sexuales?
Desde el punto de vista de la sexología, se puede definir una relación sexual como el acto en el que dos personas mantienen contacto físico con el objeto de dar y/o recibir placer sexual, o con fines reproductivos.
La sexualidad tiene que ver con muchos aspectos, entre ellos con la actividad sexual o coital. La actividad sexual coital es una expresión de la sexualidad de cada persona que busca el erotismo y el placer en contacto con otra persona. Lo ideal es que esto ocurra en una relación de personas que se unen en un vínculo afectivo y que sea la expresión libre de los deseos de ambos.

¿Cómo son las relaciones sexuales?
Fisiológicamente, las relaciones sexuales incluido el coito son una serie de actividades y respuestas biológicas que han sido ampliamente estudiadas. Aunque hay muchas variaciones personales, sobre todo en lo referente a percepciones y valoraciones subjetivas, la actividad sexual puede describirse en parte como una serie de técnicas que pueden ser definidas, estudiadas y puestas en práctica de modo progresivo. Bien aplicadas, estas técnicas deben facilitar tanto la seguridad como la satisfacción personal y de pareja.
Desde el punto de vista de la sexología, no existe una edad concreta para el comienzo de las relaciones sexuales. Estadísticas aparte, cada persona ha de decidir si se encuentra o no preparada para este paso. Para ello existen una serie de conocimientos y habilidades que deben ser conocidas y controladas antes de los primeros contactos sexuales. Hacerlo de esta forma no solo facilita la mayor seguridad posible, sino que permite acercarse a las relaciones de pareja sin miedos y de una forma progresiva y satisfactoria.
1) Riesgo de embarazo no deseado: si existe algún contacto entre el semen o el líquido preseminal y la vagina existe casi siempre un cierto riesgo variable de embarazo. Existen protocolos para intentar reducir o solventar este problema. En todo caso es fundamental una respuesta rápida y decidida. Es fundamental acudir a cualquier servicio de salud o centro de planificación familiar. Los remedios caseros y la automedicación pueden ser peligrosos para la salud y poco útiles sin el asesoramiento adecuado. Todo lo anterior es aplicable también para el riesgo de enfermedades de transmisión sexual (ETS)
2) Dolor, sangrado u otras patologías médicas: Cualquiera de estos síntomas indican que algo no funciona bien. Es un mito que las primeras relaciones tengan que ser dolorosas o que deba haber sangrado. No es normal la aparición de estas señales y es prioritario detener de inmediato la actividad sexual y consultar lo antes posible con los servicios sanitarios.

¿Cuál es la mejor forma de acercarse a las primeras relaciones sexuales?
Con información, consentimiento mutuo, responsabilidad (conocimiento y preparación ante las consecuencias) y comunicación con la pareja.
Con seguridad: conocimiento, acceso y uso correcto de los métodos anticonceptivos y de protección ante las ETS.
De forma progresiva.
A pesar de la importancia que tiene en la vida de todos/as, y de la necesidad y normalidad de hablar del tema, existen pocos lugares donde se puede hablar de sexualidad de manera íntima y abierta. La razón por la que las personas no hablan de sexualidad se debe, entre otras, a que todavía existen muchas creencias erróneas y prejuicios, miedos, tabúes, etc., que impiden hablar del tema en un ambiente de confianza y, especialmente de confidencialidad, es decir, donde la privacidad de la información y el respeto por las opiniones del otro/a sea lo fundamental.
Aunque cuando la familia tiene un rol formador muy importante en los primeros modelos que la niña o el niño puede percibir sobre sexualidad, muchas personas reciben las primeras informaciones de sexualidad en los medios de comunicación (libros, diarios, televisión), o con sus amigos/as. La familia debería transformarse en un espacio, de apertura y entendimiento en lo referente a la sexualidad humana de manera creativa, pero muchos padres y madres no han tenido educación en esta materia o tienen miedo de hablar de estos temas con sus hijas e hijos. Por esto, las familias deberían ser apoyadas a cumplir con esta importante misión.

Forma posible de relaciones sexuales.
En general, cualquier contacto que suponga excitación sexual con o sin orgasmo.
-Abrazos, masajes, caricias o besos en el cuerpo pero no en los genitales.
-Caricias en La zona genital.
-Sexo oral.
-Penetración (con o sin eyaculación dentro de la vagina).
Elementos necesarios para mantener una relación sexual satisfactoria y con seguridad.
-Voluntariedad y consentimiento mutuo y consciente en cualquier momento de la relación. Control sobre cualquier actividad sexual. Posibilidad de parar o variar cualquier actividad sexual no deseada o no satisfactoria.
-Ausencia de presiones externas y de conflictos sociales o personales.
-Responsabilidad sobre las consecuencias fisiológicas, psicológicas, sociales y de relación con la pareja.
-Comunicación. Objetivos comunes, compartidos o conocidos.
-Conocimiento básico sobre la fisiología y la sexualidad humanas.
-Seguridad: conocimiento sobre los riesgos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y cómo protegerse.
-Conocimiento sobre los riesgos de embarazo no deseado y cómo protegerse.
-Acceso y conocimiento del uso adecuado de medios de protección.
-Periodo de excitación adecuado.


El orgasmo en las relaciones sexuales
-El fin de la relación sexual puede ser conseguir un orgasmo, pero no siempre es así. Existen otras muchas formas de satisfacción en la relación de pareja, como la excitación sexual, la intimidad, la comunicación o el descubrimiento mutuo.
-El no conseguir el orgasmo durante una relación sexual no es un fracaso.
-Es muy difícil conseguir un orgasmo simultáneo (los dos miembros de la pareja al mismo tiempo). Intentarlo por encima de todo puede dar lugar a problemas innecesarios de insatisfacción en la pareja.
-Es difícil o imposible llegar al orgasmo cuando existen preocupaciones o tensiones producidas por: desconocimiento, miedos (al embarazo o a la transmisión de enfermedades), falta de lubricación, falta de excitación, momentos o lugares inadecuados y/o consentimiento forzado o dudoso.
1 ¿Qué es un orgasmo?
Un orgasmo es la respuesta culminante de un encuentro sexual placentero, o satisfactorio.
Caso terapéutico.
¿Qué es un orgasmo y que se siente?
Apena comenzó mi vida sexual activa sin embargo no sé si he tenido un orgasmo, ¿En qué consiste o que se siente o cuando debe ocurrir? Y también ¿sabe mi pareja si lo tuve o no? ¿Qué es un orgasmo en la mujer desde el punto de vista científico? ¿Y qué es lo que se supone que ambos sienten en sus genitales? es decir cuando ocurre un orgasmo en la mujer durante la relación sexual como es que los hombres se dan cuenta y como es que las mujeres se dan cuenta de que han tenido un orgasmo.  Quizá tú tengas las respuestas a mis preguntas. Gracias
Muchas mujeres con vida sexual activa y otras que todavía no la inician, se preguntan ¿qué es el orgasmo? y la verdad no es fácil dar una respuesta, así que voy a mencionar los principales aspectos del orgasmo femenino.
Para empezar, diré que para iniciar una situación sexual, todo empieza con estímulos que entran por los sentidos, por ejemplo:
· Vemos a alguien, que nos parece agradable a la vista, o nuestra pareja se bien ese día, y solo empieza una leve sensación de agrado.
· Nos dicen algo que nos gusta.
· Nos tocan de una manera que nos agrada.
· La otra persona huele bien.
· Sus besos nos hacen sentir en la gloria, nos produce un cosquilleo, etc.
A esto le llamamos estimulo sexual efectivo, pero todo esto se encuentra en la parte psicológica de las personas, ya que no a todos nos gusta el mismo estímulo, o lo que para una persona es atractivo, para otra no, así que los estímulos se vuelven atractivos para cada persona en particular.
Posteriormente, el cuerpo y la mente se unen para dar paso a lo que conocemos como fase de Excitación, en esta fase existen muchos cambios a nivel del organismo, por ejemplo, en la mujer se produce la lubricación y en el hombre la erección, se aumenta el calor del cuerpo, se aumenta el ritmo cardiaco, cambia el ritmo de respiración, se enrojece la piel, etc.
Al seguir con los estímulos sexuales, por ejemplo las caricias, los besos, las miradas, las palabras, etc., la excitación va subiendo hasta que aparecen las ganas en el hombre de penetrar y en la mujer las ganas de ser penetrada, para este momento las caricias, los besos, las palabras y todas las acciones sexuales ya son muy intensas. Esta fase se conoce como Meseta.
El siguiente momento sexual es el del Orgasmo, para posteriormente entrar en la etapa de volver todo a las condiciones en que se inició un evento sexual.
Esta es una explicación muy breve de la respuesta sexual de una persona, solo para ubicar en el contexto adecuado al orgasmo.
Pero y ¿qué es el orgasmo? Puedo iniciar diciendo que es un proceso complejo que involucra la mente y el cuerpo.  Como ya les he explicado, la mente de la persona recibe estímulos sexuales y su cuerpo reacciona, los estímulos se procesan tomando como base lo que se ha aprendido durante su vida (tanto lo bueno como lo malo) y la capacidad sexual causa que el cuerpo responda a esos estímulos.
A través del cerebro, se inicia el proceso de excitación sexual como respuesta a los pensamientos sexuales, a los estímulos visuales (viendo a la pareja, o parte de su cuerpo), estimulas auditivos (escuchando las palabras de la pareja, o su respiración), estímulos del olfato (el olor del cuerpo de la pareja, o su perfume) y gustativos (el sabor del cuerpo de la pareja, que empieza con el sabor de su boca). Posteriormente las caricias se ubican más hacia los genitales, senos, piernas, cadera…., ya con la intención de provocar una sensación de placer, usando todo tipo de estímulos, tratando de conseguir el placer propio y el de la pareja.
Para lograr que el orgasmo se produzca es indispensable que la mente y el cuerpo trabajen juntos. Esta es una de las bases que no siempre permiten el orgasmo, en otras palabras, es cuando el cuerpo está en un lugar, pero la mente no se concentra, lo cual no permite lograr el orgasmo. Es más, muchas mujeres con solo el pensamiento puede lograr llegar al orgasmo, pero el orgasmo es una sensación corporal, lo que quiere decir que si bien está en la mente, se siente en el cuerpo. La estimulación y la excitación pueden originarse en la mente o en el cuerpo, pero el orgasmo toma lugar en los dos, principalmente en sensaciones en el cuerpo.
Uno de los grandes enemigos del orgasmo en la mujer, es que al llegar a la adolescencia, en ocasiones sin saber cómo ni porque, pero ya saben que cualquier respuesta sexual es mala, lo cual se aprendió a través de mensajes directos o indirectos que reprimen la sexualidad de la persona. Hay mujeres que por cuestiones educativas, religiosas, sociales, etc., pueden estar aisladas de su propia sexualidad física que incluso no advierten cuando están sexualmente excitadas, o no saben ni cómo manejarlo. Sin darse cuenta, se van poniendo etiquetas que permiten que las propias adolescentes se cataloguen de chicas buenas y malas y por supuesto entre más malas, son las catalogadas de tener sexo.
Muchas mujeres, tanto adolescentes como adultas, pueden no permitirse estar en situaciones que las hagan sentirse sexuales, si le dan categoría a esa sensación como mala. Pueden percibir la excitación sexual, siempre y cuando estén enamoradas, incluso confunden la excitación con el enamoramiento.
Muchas mujeres pueden descartar cualquier sensación sexual, negando que ocurras o pueden responder de manera negativa a los estímulos sexuales. En ocasiones incluso la penetración no se puede lograr por el dolor que provocan las contracciones musculares de la pelvis que son inconscientes y que solo producen una intensa sensación de dolor en la penetración, lo relaciona con las disfunciones sexuales técnicamente conocidas como “vaginismo o la dispareunia”.
Cuando la mujer logra no tener muchos sentimientos negativos hacia el sexo, generalmente son mujeres con buena apertura hacia el sexo y son personas que disfrutan de estar excitadas y buscan estímulos sexuales sin sentir culpas. No le dan mucho espacio a los prejuicios de qué o quién les provoca sentirse excitadas, sólo lo disfrutan como un estímulo agradable.
El orgasmo para la mujer puede ser más una percepción mental que una experiencia física, mucho más que para los hombres, como resultado de las mayores restricciones sexuales impuestas sobre la mujer.
Para las mujeres la excitación y el gozo sexual puede ser el sinónimo de una mujer fácil, lujuriosa o el tipo de mujer que es para pasar el rato mas no para una relación seria. Esto quizá explica por qué las mujeres a menudo son menos orgásmicas que los hombres porque uno tiene que especular que ambos son igualmente orgásmicos al nacer.
Puedo afirmar que el orgasmo llena el cuerpo de la mujer de sensaciones y se denominan sensaciones subjetivas y están centradas en la región pélvica, en el hombre en el pene, en la próstata y en las vesículas seminales y en las mujeres en el clítoris, en la vagina y el útero.
El orgasmo dura unos cuantos segundos (entre 10 y 12), con una intensidad difícil de explicar en palabras. La forma de lograrlo es a través de las caricias directas al clítoris. Para hacerlo, es necesario que se conozca por parte de la persona que lo acaricia, el conocer bien el clítoris.
Espero que esta descripción les ayude a entender un poco más del orgasmo y que a través de esta lectura puedas ubicar y definir si sientes o no el orgasmo, ya que el no sentirlo es un causante de insatisfacción, que en muchas ocasiones presenta molestias hacia la pareja de manera inconsciente y por lo tanto va causando problemas en la relación, los cuales en muchas ocasiones aparecen como problemas que no son fáciles de identificar y por lo mismo, solo se siente la incomodidad y se ven sus efectos, pero no se reconocen las causas.
Recomendaciones para tener un buen orgasmo.
* El precoito o preámbulo. Esto tiene que ver con todo lo que se pueda lograr desde el punto de vista fantasioso, corporal y placentero antes del coito.
* Para lograr un buen orgasmo la mujer debe tener una buena excitación y para eso necesita las caricias, las palabras y fantasías, entre otros detalles.
* Es muy importante que la mujer tenga muy definido lo que es un orgasmo, porque muchas ignoran sus características.
* No necesariamente para sentirse bien durante el sexo hay que tener un orgasmo. La mujer debe bajar el estado de angustia para obtener placer, algo que puede lograr aún sin un orgasmo. 
Autor Clarys De La Cruz...
Quieres saber mas: NO TE QUEDE SIN EL TUYO...

martes, 12 de abril de 2016

Quieres un entrenamiento sexual

Entrenamiento Sensual sexo Fusión es para los solteros adultos y parejas de todas las orientaciones sexuales y géneros en todos los tipos de relaciones.
  • Trastornos sexuales masculinos, por ejemplo, eyaculación precoz, disfunción eréctil
  • Trastornos sexuales femeninos, dificultades orgásmicas, por ejemplo, la falta de deseo
  • Orgasmos múltiples, diferentes tipos de orgasmo, y la exploración de la zona erógena
  • La superación de la timidez sexual
  • Mejora de la comunicación sexual
  • Conflictos en las relaciones
  • Kink exploración
  • La salud sexual y sexo seguro
  • Padres e hijos sexo comunicación
  • El sexo durante el embarazo 

lunes, 11 de abril de 2016

Masturbacion sin manos

¿Necesitas abrir los límites de tu sexualidad? ¿Te metes en la cama con tu pareja y te aburres como una ostra? La solución es empezar a experimentar con cosas nuevas para sacudirte de encima del aburrimiento ¿Por qué no pruebas con técnicas de masturbación sin manos? Te sorprenderás
¿Sin manos? Parece que la masturbación está directamente asociada con el fin de nuestras extremidades superiores, pero no siempre hay que ceñirse a lo que ya conocemos porque se pueden aprender cosas nuevas cada día...
Puedes masturbar a tu pareja no sólo con las manos sino con otras partes del cuerpo. De hecho puedes intentar no utilizarlas a posta para que sea más divertido...El pecho, los pies, la boca... ¡Ábrete a nuevas posibilidades!

Conquista a tu pareja te enseño a seducirlo!!!

Conquista a tu pareja, aprende a seducirlo  Consulta ubicada en
 Boadilla del Monte.

Los problemas sexuales, tienen un pronóstico muy favorable si se tratan bajo una perspectiva pluridisciplinar. En muchas ocasiones, el aspecto social interfiere en la necesidad de pedir ayuda en este tipo de trastornos por miedo al rechazo, a la burla, o simplemente a reconocer un problema. En cambio, una vez localizado, evaluado el problema, y habiendo descartado cualquier tipo de problemática fisiológica, la terapia cognitivo conductual integrado en un abordaje multidisciplinario, resulta muy eficaz en el tratamiento de estos problemas. 
Existen varios factores que mantienen directamente esta problemática. En consulta es importante localizarlos para poder trabajarlos individualmente, y así, lograr una evolución completa. Estos factores suelen estar relacionados con los diversos entornos del paciente, desde estrés o frustración laboral, problemas específicos en las relaciones sociales, conflictos de pareja, traumas o un autoconcepto deteriorado. El objetivo de la terapia consiste en abordar y trabajar dichos factores, paralelamente al problema sexual específico que se presente.
Trabajar el patrón cognitivo, pues éste puede estar generando una serie de ideas irracionales que sujetan el problema y dificultan la evolución. 
Abordar la conducta directa que el paciente emite con respecto a su problema. Eliminar las conductas de evitación y generar programas conductuales específicos a cada problema. 

En general, la terapia se centra en dotar al paciente de recursos y estrategias, tanto conductuales como cognitivas para que afronte el problema de forma directa y evolucione adecuadamente. 
Es el momento de que mantenga una plena vida sexual llámame: .
Realizo tratamiento también a domicilio.