Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

domingo, 30 de octubre de 2016

Sexo Tantra

Tantra es una palabra que viene del sánscrito y significa “ entrelazados”. Los practicantes del hinduismo y de la meditación budista usan la unión sexual como una metáfora en donde se entrelaza el aspecto físico y el espiritual. El propósito principal de esta práctica sexual es volverse uno con Dios. La forma occidental de tantra invita a la relación sexual lenta y sin orgasmos. Las parejas que practican el sexo tántrico cultivan en su relación un gran placer sensual, donde ambos se desenvuelven en el otro con profundidad y amor. El objetivo principal de esta práctica es la iluminación.  En el mundo actual vivimos vidas que van muy rápido y pocas veces ponemos atención a nuestra pareja. Practicar el sexo tántrico puede mejorar su relación sentimental y sexual , al mismo tiempo que mejoran la habilidad de disfrutar del placer. El sexo tántrico es ideal para comprender mejor a la pareja y explorar de forma sensual la mente y cuerpo de del amado. Si tú y tu pareja están interesados en el sexo tántrico y quieren integrarlo a su repertorio sexual. Es importante que antes de empezar reserven el tiempo necesario para el encuentro sexual. Limpien el espacio en el que van a estar, pueden usar inciensos, luz tenue. Lo importante es que se sientan muy cómodos. Relajen su mente. Es importante que cuando estén practicando sexo tántrico olviden sus preocupaciones y ansiedades. Comiencen por mirarse el uno al otro a los ojos –con la ropa puesta-. Es importante centrarse en la mirada del otro, esto mantiene la intimidad expuesta. Algunas parejas miran hacia un lado o hacia el otro porque sienten incomodidad, pero eso es incorrecto. Los ojos son la ventada del alma, así que si tú estás viendo el alma de tu pareja, tu pareja también verá la tuya.
Lo siguiente que deberán hacer es sincronizar su respiración. Inhalen juntos y exhalen juntos. Después intercambien el orden de la respiración: cuando tú inhales tu pareja deberá exhalar y viceversa. Practiquen este paso por lo menos 10 minutos. Para llevar esta práctica al plano sexual, hagan el mismo ejercicio, pero esta vez siéntate en el regazo de tu pareja frente a él y con tus piernas envuelve su cintura. Realicen el cambio de respiración, bésense y acaríciense. Esto lo deberán hacer con la ropa puesta. Mantengan el contacto visual.  Una vez que dominen estas prácticas con ropa podrán hacerlo desnudos. La idea es que prologuen lo más que puedan las caricias y juegos previos antes del coito. Una vez que empiece la penetración es importante que sigan conservando la respiración sutil y los movimientos lentos . Cada vez que sientan que van a alcanzar el orgasmo, paren y empiecen de nuevo. Continúen impidiendo el orgasmo hasta que no puedan controlarlo más. Aquí es donde las cosas se ponen interesantes; a medida que se hacen más expertos en estos ejercicios podrán desarrollar la capacidad para el orgasmo prolongado. Tanto para las mujeres y los hombres, esta es una variación de orgasmos múltiples; permanecerán en la cima de placer extático sin clímax. La posición recomendada para el sexo tántrico es sentados, la mujer sobre el regazo y viéndose el uno al otro de frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario