Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

jueves, 5 de mayo de 2016

Hábitos que matan las pasiones en la pareja

 Definitivamente, existen hábitos que pueden echar a perder la relación con nuestra pareja, y por otro lado, éstos pueden afectar a parejas nuevas y a las que llevan ya mucho tiempo juntas
problemas-sexuales-700x325

Seguramente escuchaste alguna vez el término “matapasiones”, o incluso tal vez, hasta lo has puesto en práctica. Definitivamente, existen hábitos que pueden echar a perder la relación con nuestra pareja, y por otro lado, éstos pueden afectar a parejas nuevas y a las que llevan ya mucho tiempo juntas.

Lo peor es que en la mayoría de las ocasiones, se trata únicamente de actitudes que tenemos y proyectamos de una manera automática, sin siquiera saber que para nuestra pareja pueden resultar molestas e incómodas, y así, pueden ir matando poco a poco la relación. No sólo afecta a una persona que tenga una relación sentimental con nosotros, también puede afectar la que tengamos con amigos muy cercanos. Va una lista de las “matapasiones” más comunes, para que tengas mucho cuidado y trates de evitarlas.

►Celos excesivos. Si bien sentir que somos importantes para la otra persona es estimulante, el exceso, como todo en la vida, puede acabar afectando demasiado la relación. En su faceta más negativa, los celos desmedidos provocan roces, malentendidos, dudas, etc., y esto puede acabar con la relación, definitivamente. Estar revisando correos y celulares, lo único que conseguirá será alejar a nuestra pareja o amigo para siempre de nuestro lado.

►Ser demasiado natural. Estamos de acuerdo que no podemos estar de etiqueta en todo momento. Dejar de repente a un lado el maquillaje no está mal, pero caer en el extremo de no arreglarnos ni siquiera un poco, es pésimo. No hay nada mejor que arreglarnos para lucir lindas y atractivas para la pareja, y para vos inclusive; esto, por otro lado, ayuda a incrementar la seguridad en ti misma. Si descuidas demasiado tu persona, segura estoy de que afectará la imagen que él tiene de ti.

►Demasiada sinceridad. Una comunicación clara y honesta es la base de cualquier buena relación. Sin embargo, debes de tener cuidado; puede que tu pareja o amigos no estén siempre en el mood para escuchar tus comentarios tan directos y puedes resultar demasiado molesta. Trata de tener la sensibilidad suficiente para saber cuándo hablar y cuando callar.

►Poner la relación siempre por encima de todo. Es importante que nunca desaparezca el “tú” y el “yo” por el “nosotros”. Esto último no es la clave para ser felices, al contrario; los integrantes de la relación deben manejar siempre su individualidad, lo que los ayudará a crecer como pareja, a alcanzar sus metas personales y a prosperar. De lo contrario acabarán por asfixiarse. El tener asuntos independientes que resolver, logrará que en la pareja crezca la autoestima y generará energía y admiración entre los integrantes de la misma.

►Matapasiones cotidianas. Aunque son actitudes producidas más por un descuido que por otra cosa, no dejan de ser importantes. Algunos ejemplos son: eructar frente a tu pareja, soltar gases sin el menor desenfado solo porque hay confianza, dejar malos olores en el baño, dejar que te vean vomitando como resultado de que se te pasaron las copas, dejarte ver con tratamientos de belleza, ropa interior sucia, mal aliento, limpiarte los dientes o revisar si tienes un granito en la cara, ¡cuando estás en la mesa!…

No hay comentarios:

Publicar un comentario