Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Besos, abrazos, caricias disfruta del sexo y entrénate para mejorar

Con tu boca y con tus manos, te guiamos para que puedas recorrer el cuerpo de tu amante, sin olvidar las zonas más eróticas. Hay consejos para mujeres y hombres… ¡Imperdibles!

besos

Las caricias y los besos son tan importantes como el cunnilingus o la felatio. La estimulación de los labios y de la mucosa oral induce un fuerte sentimiento de conexión.

Cerrar los ojos durante el beso ayuda a concentrarse en las sensaciones que produce, condición necesaria para adentrarnos en la primera dirección que tiene el vínculo sexual: conectarnos con nosotros mismos. La atención autoerótica en el adulto reproduce el desarrollo de la sexualidad desde el comienzo de la vida: descubro y reconozco mis placeres para luego abrirme al otro. En esta interacción dinámica entre uno mismo y el otro se basa todo vínculo sexual.

El refinamiento de la conexión incluye dar y recibir con un conjunto de prácticas que nos complace y complace al otro. Cuando se abandona este delicado equilibrio y la balanza se orienta hacia los extremos, la conducta varía entre el egoísmo (estar centrado en el propio placer) y la necesidad por complacer (centrado en el placer del otro).

Revanchas: cuando la cama es un ring

Escuchamos de muchas mujeres casadas o en pareja: “él no me besa”. Así como de ellos nos llega el clásico: “no quiere que le bese los pechos, y ni hablar de pedirle que me bese el pene”. Cuando investigamos en detalle la intimidad de la relación sexual nos damos cuenta que las diferencias no solo se asientan en inhibiciones personales, sino también, y en gran medida, en la revancha por no hacer lo que al otro le gusta: “si no me besás no te hago sexo oral”.

Una cosa trae la otra, sobre todo cuando en las relaciones sexuales se dirimen cuestiones de poder que no pueden resolverse fuera de la cama. El encuentro íntimo puede convertirse en el Edén del placer (con manzana de la tentación incluida) o en un ring donde se ajustan temas de dominación y resistencia a la sumisión. En un escenario de acuerdo, tanto la mujer como el hombre, alternan sus roles para dar y recibir placer.

Consejos para el hombre

* Recorrer suavemente, primero con los dedos y luego con la mano, las diferentes partes de la región pelviana (la entrepierna) de la mujer, sugiriendo empezar de afuera hacia adentro: desde la cara interna de los muslos hasta los labios mayores, desde el abdomen hasta el monte de Venus (sobre la pelvis, el sector que se cubre de vello).
Las caricias pueden acompañarse con besos en la boca, en el cuello, recorrer los senos, la areola mamaria y los pezones.

* La mujer puede invitar, con movimientos corporales, gemidos o palabras, a que el hombre permanezca en esa zona por el placer que le produce. La lubricación femenina ayuda a recorrer los labios menores, el clítoris y a la exploración suave con los dedos del interior de la vagina.

* El clítoris debe ser estimulado desde la base y no desde la punta, porque la alta sensibilidad de la zona puede generar irritación.

* El uso de lubricantes íntimos a base de agua, sean los comunes o los que poseen L-arginina (son vasodilatadores, dan calor y mayor sensibilidad), ayudan al contacto, sobre todo en aquellas mujeres con problemas en la lubricación.

* La introducción de los dedos en la vagina, o el uso de un dildo (consolador), haciendo presión en la parte superior de la vagina puede provocar el orgasmo por acción sobre el punto G.

* No debemos olvidar la región de la nuca, la espalda, los glúteos y la parte dorsal de muslos y pies.

* El ano también puede recibir los beneficios de las caricias. El esfínter y la mucosa anal están muy inervados, por lo que su estimulación despierta sensaciones muy placenteras. El camino intermedio entre la vagina y el ano es también una zona muy sensible a los estímulos táctiles y orales, tanto en la mujer como en el hombre.

Consejos para la mujer

* Podés montarte sobre él, besarlo, recorrer con tu lengua su cara, cuello, tórax, abdomen, mientras tus dedos acarician sus muslos hasta acercarse a los testículos y al pene.

* Los hombres también tienen una alta sensibilidad en los pezones, en las axilas, la cara interna de los muslos, entre otras áreas. Es importante detenerse en esas zonas corporales y variar la presión y el ritmo para provocar distintas sensaciones.

* Más allá de la felatio (sexo oral) y el recorrido genital, el intermedio entre los testículos y el ano puede generar mucho placer. Para algunos hombres el ano es zona vedada al placer por la connotación homosexual que aún posee. No saben lo que se pierden por prejuiciosos y por sostener esa pauta absurda del machismo. Si la mujer se aventura en esos terrenos y el hombre permite tan grata intromisión, el placer obtenido puede ser superior a otras prácticas, tanto para el hombre como para la mujer. ¿Por qué decimos esto? Por lo menos existen dos motivos fundamentales: el goce que deriva de la sensibilidad de la región y la ruptura de un mito que ayuda a disipar las diferencias que interpone la virilidad a ultranza. La mujer que estimula a su hombre en el ano y este disfruta, tiene que tener también la “cabeza abierta” para no detenerse en falsas creencias.

Rápido, lento, suave, fuerte…

Las caricias por todo el cuerpo deben cambiar de intensidad a medida que el juego progresa y los niveles de excitación aumentan. Y como “sobre gustos no hay nada escrito” a algunos/as les gusta más suave, a otros más fuertes y están los que combinan las intensidades pasando del frenesí a la calma placentera.

Los momentos de calma permiten encontrar pausas dentro del juego erótico, sin perder nada de lo que se viene logrando. Por el contrario, un recurso valioso es suavizar para brindar placer y rotar la experiencia para que cada uno disfrute de las sensaciones brindadas por el otro.

Las caricias en los genitales recorriendo cada una de sus partes anatómicas introducen a los amantes en la dimensión de un goce alto. Dependerá de las habilidades de cada uno para convertir estas regiones del cuerpo en fuente de exquisito placer.


lunes, 12 de diciembre de 2016

Como dar un masaje Tantra y sus Beneficios

Qué es un masaje tántrico, tiene más de 5000 años de historia un masaje que sirve para potenciar nuestra capacidad sensorial, el masaje tántrico es famoso por su vinculación con la sensualidad y el erotismo, pero va mucho más allá. Se practicaba ya en el antiguo Oriente, el masaje servía entre otras cosas para relajar los órganos a la vez que la mente. El masaje tántrico busca desactivar, relajar la mente para abrirnos a un mundo donde cuenta cada roce, cada sensación y cada instante. Las sensaciones toman el poder sobre los pensamientos. Un masaje que busca despertar la energía interior a través de la meditación en el propio cuerpo y en el de la pareja. El masaje tántrico puede resultar excitante sin embargo no busca el sexo, busca potenciar las sensaciones. Se logra desconectar de los problemas a mismo tiempo que se fomentan las sensaciones. Una vez que logramos desactivar estos pensamientos, y dedicarnos a sentir es cuando se descubre la plenitud en cada sensación. El masaje logra eliminar el estrés y la negatividad acumulada y conduce a la persona hacia una gran sensación de paz. 

El masaje tántrico entiende que cada persona tienen un ritmo natural. Al principio puede ser difícil relajarse y entregarse a las sensaciones, pensamos que perder el control nos hará débiles. Sin embargo quienes han probado este masaje hablan de obtener sensaciones muy placenteras. Aunque el masajista puede hacer movimientos más lentos o rápidos son los lentos los especialmente recomendados. TIPOS MASAJES TANTRICOS Dentro del masaje tántrico tenemos:

 El masaje tántrico para mujeres El masaje tántrico para hombres masaje tántrico La base de este masaje está en que nuestros pensamientos están invadidos de preocupaciones que interrumpen nuestra tranquilidad. El masaje tántrico busca desvincular estos pensamientos de la capacidad de sentir. masaje tántrico 

MASAJE TÁNTRICO PARA HOMBRES Comienza dando un masaje por todo el cuerpo, evitando la zona Lingam. De este modo el hombre puede relajarse del todo y estar preparado para el momento en el que llegues al Lingam. Echa una pequeña cantidad de aceite sobre el Lingam y los testículos y comienza a masajear suavemente sus testículos. A continuación pasa a masajear con movimientos suaves la zona del hueso púbico por encima del Lingam, y después el área entre los testículos y el ano, conocida como perineo. Pasa ahora a al Lingam, pellizca suavemente la base con la mano derecha y sube por el tronco. Retira la mano y haces lo mismo con la mano izquierda. Debes hacer estos movimientos durante un tiempo. Coge ahora el Lingam por la parte superior, deslizando hacia abajo el eje, y repitiendo después el proceso con la mano izquierda. Debes tener cuidado con la cabeza del Lingam que es muy sensible. Masajea con suaves movimientos circulares. Debes evitar que el hombre llegue al orgasmo ya que es fácil que suceda con estos movimientos. Si consigue aguantar, podrá controlar mejor su eyaculación y con ello va a tener más orgasmos y más placenteros. Mientras sigues masajeando su Lingam puedes buscar el lugar sagrado (pequeño orificio ubicado entre los testículos y el ano). Debes masajear suavemente e ir aumentando levemente la presión. Quizás se sienta algo incómodo al comienzo pero gracias a esta presión podrá controlar mejor sus orgamos. Si se acerca a la eyaculación puedes aplicar presión aquí y con ello aumentará la intensidad de su orgasmo. 

MASAJE TÁNTRICO PARA MUJERES Comenzamos echando una poco de aceite o lubricante en el montículo del Yoni, y que gotee por los labios mayores. Tenemos que masajear cada labio externo lentamente entre el pulgar y el índice, y para hacerlo bien has de deslizar los dedos hacia arriba y hacia abajo toda la longitud del labio. Debes ir con cuidado no ejercer demasiada presión y con ello hagas daño a tu pareja. Haz mismo con los labios internos de la Yoni. Observa a tu pareja y tomate tu tiempo hasta que se relaje. El clítoris de la mujer es mucho más sensible que el Lingam masculino, de modo que es el epicentro del masaje. Debes comenzar acariciando suavemente en el sentido de las agujas del reloj, y luego al contrario. Aprieta suavemente entre el pulgar y el dedo índice, centrándote en ejercer la presión necesaria para producir placer sin llegar al orgasmo. Inserta ahora el dedo corazón de la mano derecha y masajea suavemente el interior. Debes colocar la palma hacia arriba. Comienza a doblar el dedo corazón (dentro) hacia la palma. Notarás una área esponjosa justo debajo del hueso púbico, y que es el famoso “punto G”. Masajea suavemente aquí, en círculos, adelante y atrás, de lado a lado. Si lo deseas puedes introducir también el dedo anular. Además de ir haciendo estos movimientos en el interior del Yoni, puedes acariciar con el pulgar la zona del clítoris. No es necesario que la mujer llegue al orgasmo, pero puede suceder y con ello habrás conseguido que se relaje por completo. 

BENEFICIOS DEL MASAJE TÁNTRICO – La cadencia lenta de cada movimiento realizado en el masaje puede resultar muy sensual, potenciando nuestra parte sensorial. Se potencia el sentido háptico. – Proporciona sensación de paz, regulariza el ritmo cardíaco y logra reducir la presión arterial – Se estimula la circulación oxigenando la sangre, se estimula la circulación del tejido linfático que nos permite eliminar productos de desecho. – Durante el masaje tántrico el cuerpo libera endorfinas de forma natural, lo que proporciona sensación de bienestar y de alivio del dolor. – Se logra un alivio del estrés, disminuyen sustancias químicas asociadas al estrés como la adrenalina y el cortisol. 

CÓMO SE DESARROLLA UNA SESIÓN DE MASAJE TÁNTRICO La persona o la pareja, generalmente habla con el o la masajista que le explica en qué consiste el masaje. El masajista le enseñará técnicas físicas sencillas sobre la respiración y sobre sus propia sensaciones. El uso de ciertos músculos. El propósito de todo esto es lograr una mayor sensación de placer. El masaje puede realizarse dejando partes del cuerpo desnudas que el masajista trabaja de tal forma que la persona se vaya abandonando a sus propias sensaciones. La duración puede ser desde 1 hora hasta las dos horas. Aunque el masaje tántrico se relaciona con el masaje erótico, en realidad el concepto de tántrico se dirige hacia el bienestar. Que la sexualidad se potencia debido a estas caricias es una consecuencia, sin embargo la satisfacción sexual no es la meta del masaje tántrico. Este masaje permite que lamente del cliente se libere de ataduras, de su monotonía y pueda disfrutar de toda una experiencia sensorial. 

TÉCNICAS PARA HACER MASAJES TÁNTRICOS masaje tantrico Dentro de los tipos de masajes eróticos o masajes tántricos que existen en la actualidad se mezclan con otras técnicas que se van adaptando al tipo de persona y a lo que necesite. La realidad es que cada masajista va a definir el tipo de técnica de masaje que se debe dar. En muchos casos se mezclan las técnicas par que el masaje tántrico sea mucho más placentero. Amasamiento: Este tipo de técnica de masajes tántricos es el que se utiliza en zonas en donde hay músculos como son por ejemplo las caderas, nalgas o muslos. Para ello, lo que se hace es que se levanta, se aprieta la piel y se enrolla para poder amasarla con el pulgar y los dedos del resto de la mano haciendo que se pase la piel de un lado a otro con la otra mano. Si el efecto que quiere darse es un efecto un poco más relajado porque puede llegar a ser un poco molesto a veces, el movimiento se debe hacer de forma lenta para que la persona no sufra. Posteriormente se puede ir avanzando en la velocidad. Masajes ondulados: En este tipo de técnica lo que se debe hacer es cerrar la mano para que quede con forma de puño y mantener la mitad de los dedos haciendo que presione la piel. Desde allí se hacen pequeños movimientos circulares. Este tipo de técnica de masaje tántrico es muy buena para algunas zonas como por ejemplo los pies o los pechos al igual que los hombros y las palmas de la mano. masaje tantrico tecnica Ventosa: Se trata de una técnica un poco más fuerte en la que se dan unos golpes suaves sobre el cuerpo de la persona alterando las manos. Estos movimientos deben hacerse de forma rápida y ligera y estimular así poco a poco la piel para hidratarla con los aceites que se tengan en la mano. Golpes pequeños: Para la técnica de masaje tántrico se debe hacer uso en las zonas más musculares. Para ello se cierra el puño y se van dando pequeños golpes con mucha energía sobre la piel alternando tanto la parte del anverso y reverso del puño. Esta técnica se recomienda que sea la ultima del masaje porque es la que permite que la persona se quede más relajada y excitada a la vez como para poder pasar posteriormente a otro tipo de actividad si lo desea.


miércoles, 7 de diciembre de 2016

Entrenamiento sexual para que quemes grasa y defina tu cuerpo mientras explota de pasión

Te propongo un plan de entrenamiento de 6 días para que pierda peso y disfrute de un placer intenso.
Unos músculos firmes garantizan un mejor sexo. Te comportó unos cuantos sexejercicios para que potencie tu nivel de forma sexual. Hasta el punto que tus orgasmos sean más frecuentes, más intensos y más duraderos. Te propongo una rutina en la cual no tienes que ir a ningún gimnasio💪🏾💪🏾
Día uno.
Trabajar tus músculos PC.
No importa cuantas veces hagas ejercicios a la semana, ni cuántos abdominales puedes hacer seguido, tampoco cuanto peso puedas levantar, nunca trabaja lo suficiente los músculos necesarios para el sexo. Los músculos PC ( Pubococcigeos) un grupo de músculos que extienden desde tu pubis hasta el espinazo.
Una mujer con unos músculos pubococcigeos fuerte puede sujetar el pene de su pareja y jugar con el contrayendo y relajando su músculos. Llevando el acto sexual más alla del sexo cotidiano. Un hombre con músculos PC firme puede ser el amo y señor de sus propias erecciones, eyaculando y aguantando tanto como el desee. Sin ejercicios, PC están fofos.
Puedes contraerlos mientras vas al trabajo, mientras espera en una cola, mientras está tumbada/o en el sofá. Mientras sea capaz de borrar esa sonrisa placentera de tus labios nadie sabrá lo que está haciendo 😊😊.
Trabajar estos músculos exige muy poco esfuerzo. Para hacerlo contrae los músculos que controlan el flujo de la orina. Mantén las piernas ligeramente separadas en lugar de juntar los músculos mientras aprietas. Haz estos unas 20 veces (aproximadamente 1 contracción por segundo), exhalando cuando tenses los músculos, no empujes al soltar simplemente relajado. Haz dos serie de 20 contracciones cada día, aumentando poco a poco hasta conseguir una serie de 75.
Para tener unos músculos sexuales de oro haz una contracción larga, aguanta la contracción muscular durante 3 segundos y relaja entre contracciones. Practica hasta que pueda mantener la contracción 10 segundos y relaja durante otros diez, comienza con una serie de 20 hasta que alcances las 75.
Caliente, 🔥🔥🔥 existen pesas diseñadas para ejercitar los músculos PC de las mujeres, se venden en tiendas eroticas y sexshops. Los modelos más habituales son huevos suaves de diversos tamaños ( fabricados en maderas o piedras pulidas) y alteras diminutas. Las mujeres deben introducir los juguetes en su vagina y luego expulsarlo usando los músculos PC.
Continúa durante una semana ahora pon en práctica los siguientes 5 ejercicios que describiré en mi página de fans de Facebook Doctora sexual Clarys De la Cruz... y siente la diferencia 💕💕

domingo, 4 de diciembre de 2016

Guía sexual la Biblia del sexo, conócela y disfruta

Este libro puede cambiar tu vida sexual. Si eres de las mujeres que algunas veces a mirado a tu amante en medio del coito deseando estar en alguna otra parte, en otra postura  o con otra persona porque quieres aprender a disfrutar y a hacer disfrutar este libro es para ti.
La postura favorita de la mayoría de los hombres y mujeres es el misioneros (el hombre encima) llamada así porque los primeros misioneros enviados a civilizar otros países creían que esta era la única forma aceptable de disfrutar del sexo. Así pues sumamos 1 + 1 ¿y que obtenemos? exacto la postura del misionero tal vez no sea la mejor para avivar el fuego en una cama.

En el misionero, el hombre se sube encima, introducir su pene en la vagina de la mujer y entra y sale unas cuantas veces Petróleo blanco genial para el, ¿pero no te excitante para ella? ¿donde está el romanticismo? ¿dónde está la postura? y lo más importante… ¿Dónde está el clítoris? no sólo el botón de amor permanece intacto, tampoco la profundas cometida de el hacen mucho por la vagina.
¿Que puedes hacer?
Cambia de postura cada día para que no caiga en la rutina, juega a excitarlo.
Enciende tu vida sexual. Hazlo aunque no conozca la pauta básicas del sexo. En contra de la creencia popular, un poquito de conocimiento no es peligroso cuando se trata de práctica, y nunca viene mal aumentar el repertorio sexual. Después de todo, quien no ha caído alguna vez en una rutina aburrida y ha necesitado añadir un poco más de huyyyyyyyy, ooooooh,  a sus orgasmos este libro sele a tu rescate con una nueva perspectiva del acto sexual, mostrándote postura quedarán un nuevo sentido a tu prácticas sexuales, además de aumentar la posibilidades de disfrutar de un orgasmo de verdad. Experimenta si está deseando poner en práctica esto sex experimento bajo la sábana hay muchas posturas que no requieren más que ganas de aventura. Si te gusta la emoción, no tendrá ningún problema para encontrar postura que suba tu tensión arterial, Y para las principiantes y acróbatas hay instrucciones sencillas acompañada de consejo y precauciones que te ayudarán a evitar situaciones embarazosa.

Adelante con ello!!!

jueves, 1 de diciembre de 2016

Como seducir a un hombre en la cama

Las mujeres también tenemos grandes deseos sexuales, pero poco se habla de eso y la manera de cómo seducir a un hombre. Te voy a enseñar alguna manera de hacerlo. Aprende cómo seducir, exictar y satisfacer sexualmente a cualquier hombre.
❤️ Átalo: toma el control sobre el y luego átalo a la cama. A todos los hombres les encanta ser dominados y una vez haga esto, seguro notara el aumento de su deseo sexual hacia ti.
❤️Mójate: a los hombres les encanta ser seducido bajo la ducha. Así que porque no lo ensayas. Bésalo en la ducha seguramente entenderás el fuego que lo exictara a ambos. Toma el jabón y sensualmente baña todo su cuerpo y deja que el también te lo haga a ti  esto lo dejara bastante fresco para lo que sigue.
❤️Tócalo:  deleita a tu hombre y a ti misma acariciandose mutuamente en el sofá hasta que ambos estén excitados y listo para una larga relación sexual.
❤️ Utiliza ropa interior de encaje: utiliza ropa interior de encaje y camina por la casa delante de tu hombre a él le encantará verte en ese estilo y solo será cuestión de tiempo para que se encienda y le entren unas locas ganas de hacerte el amor.
❤️ Baila: si baila lenta y eróticamente, esto será una herramienta de seducción para tu hombre así que solo disfrútalo el sentirá un gran apetito sexual y te llevará a la cama para tener sexo imparable.
❤️ Reflejo exacto: entrénate en aprender el lenguaje del cuerpo para que le expresé que está interesada en tener sexo. 
❤️Da masajes: ha que se acueste en la cama aplica aceite calenté y dale un masaje perfecto, haz movimientos sensuales por su espalda y bajando por sus piernas asegurándote que su cuerpo se relaje. 
❤️En el exterior: no te límite a la habitación a los hombres también le gusta tener sexo al aire libre. Planea hacer el amor bajo las estrellas para que disfruten del sexo y el romance.
❤️Conversación sexy: a los hombres les encanta hablar un poco travieso. Así que síguelo susurrándole cosas dulces al oído, murmurarle las cosas que te gustaría hacer con el de una manera sensual y perversa también puedes utilizar la opción de enviarle un mensaje bien caliente.

Mis queridas chicas si quieren seducir a un hombre aquí tienen algunos consejos  para activar sus vidas sexuales  disfruten de los grandes placeres en la cama  con sus parejas... Aprendan y practiquen bastante para que sean una Diosas sexuales 

lunes, 14 de noviembre de 2016

Importancia de tomarse un tiempo en la pareja

A veces la rutina, los problemas diarios y el escaso entendimiento por etapas que se pasan hace que la mejor decisión que se pueda tomar sea tomarse un tiempo en la pareja


pareja con problemas

Lo cierto es que a veces para que una pareja funcione hay que hacer cosas que parecerían ser justo lo contrario a lo que hace falta. De hecho, en algunas ocasiones es necesario precisamente dejar la relación, tomarse un descanso y repensarlo todo para que las cosas vuelvan a su cauce. La rutina, el desgano, las cosas del día a día, y en muchos casos el estrés al que estamos sometidos por la situación actual de la economía doméstica hace que en muchos casos nos sintamos sin fuerzas para continuar, pero antes de tirar la toalla del todo por esa relación, lo mejor es darse un tiempo mutuo en el que cada cual debe pensar bien lo que supone estar sin el otro. Porque a veces, son los detalles los que denotan la diferencia, y los que de verdad nos muestran, cuando no los tenemos que nos hacen falta.

Tomarse un tiempo no es en ningún caso una ruptura, ni debe ser asumida como tal. Un tiempo es un tiempo, y en muchos casos, precisamente no estar a la altura de las circunstancias hace que la relación se rompa antes de lo previsto. Si pedimos un tiempo, nos lo piden, o acordamos entre ambos tenerlo, hay que tomarse las cosas como son. Ese tiempo es para pensar en lo que tenemos, en lo que queremos y en lo que nos compensa y en lo que no. En definitiva para sacar conclusiones y también para evitar que la rutina de todos los días nos haga tomar decisiones que no son las adecuadas. Así que no hagamos un drama de algo que puede ser positivo.

Tan positivo que muchas parejas aseguran que tras tomarse un tiempohan descubierto el valor que tenía el otro en sus vidas, y han sabido apreciar cosas que hacían por ellos que por el estrés diario y la rutina de la convivencia no eran capaces de ver. Está claro que de tomarse un tiempo una pareja solo puede sacar ventajas, porque o bien se descubre que el otro no es con quién queremos compartir la vida, o bien re-descubrimos a la persona que tenemos al lado como el compañero ideal. Y aunque está claro que la primera de las opciones puede doler mucho ¿no es mejor parar las cosas a tiempo cuando una historia de pareja se tiene que romper?

domingo, 13 de noviembre de 2016

Todo lo que las mujeres deben saber sobre sexo

Dicen que en el sexo los gustos son muy personales, pero siempre hay algunas cosas que todos debemos de saber. En este caso recopilamos una lista de 18 cosas que toda mujer debe saber sobre sexo


Pareja sexy_5

1. Toda mujer tiene una posición eficiente, encuentra la tuya. En otras palabras, cada mujer puede llegar al orgasmo mediante cierta posición. Así que prueba sitios diferentes, movimientos o lo que necesites para que el clímax no se te escape.

2. La posición puede cambiar. Tal vez antes todo era acrobacias e intentar cosas nuevas, pero ahora buscan una conexión más íntima (o tal vez es al revés), pero lo que quieres física y mentalmente cambia con el tiempo. Pon atención a lo que sientes y adáptalo con tu pareja.

3. Él no tiene un defectómetro. Esa serías tú buscando hasta el más mínimo defecto en tu cuerpo, pero ellos no se fijan en eso. Durante el acto sexual, los hombres experimentan un coctel neuroquímico tan fuerte, que están atrapados en el acto, según el sexólogo Ian Kerner. Así que olvídate de tus traumas y disfruta el momento.

4. El sexo en una cama suave y cómoda está subestimado. Sabemos que quieres experimentar en la cocina, en las escaleras, en el baño o donde sea, pero no tiene nada de malo disfrutar de una buena cama.

5. Los clichés sexuales existen por una razón: funcionan. Vayan a un hotel, tengan una cita romántica, tomen un baño de tina, usen velas aromáticas ¡o lo que se les ocurra!

6. Los demás no tienen más ni mejor sexo que tú. No hay un número normal de veces para tener relaciones al mes, más bien debes preguntarte ¿estás teniendo suficiente sexo para ti?

7. Pedir lo que quieres vale la pena la vergüenza. Que no te importe decirle a él lo que te gusta o lo que quieres en ese momento. Además de que él lo hará, tu placer se elevará por completo. Además, no tienes que decirlo tantas veces, con una o dos él entenderá el mensaje.

8. Dale un espacio al sexo. Todo el mundo está ocupado, en el trabajo, con la familia, etc., pero siempre es importante que le des unos minutos a ese momento placentero con tu pareja.

9. Entre más sexo tengas, más querrás. Es simple, entre más memorias placenteras tengas, querrás tener más acción. Pero cuidado porque también funciona al revés, entre menos sexo tengas, tal vez te vayas olvidando de él.

10. La masturbación no es sólo para ellos. En primer lugar es pura diversión y en segundo, ¿Cuándo fue la última vez que quedaste decepcionada de ti misma?

11. Preocuparte por el orgasmo hará que nunca llegue. Cuando sólo piensas en el clímax y no sucede tú te sientes mal y él piensa que no fue bueno. Enfócate en las sensaciones y verás que será más sencillo.

12. El sexo planeado puede ser mejor que el espontáneo. Nos referimos a que un buen juego previo puede desembocar en el mejor sexo del mes, aunque claro un rapidín también tiene su chiste.

13. Sí, también puedes darle una mano. Tocarte a ti misma puede ser apreciado por tu pareja, sobre todo si él no logra llevarte al clímax, créeme que no se va a enojar, al contrario.

14. Él no necesita que hagas cosas muy extremas. Hay muchas formas de que él llegue al orgasmo, asegura Kerner. Mientras pongas atención a sus reacciones y pruebes cosas nuevas él no tendrá quejas.

15. A veces tu cuerpo necesita un descanso. Tal vez no tengas ganas o simplemente ella está muy seca. El trabajo, la familia o cualquier cosa puede ser el culpable, no pasa nada, ya habrá más oportunidades.

16. A veces simplemente hacerlo funciona. Si esperas tener un impulso de sexualidad y no llega, intenta hacerlo y verás que tu cuerpo y tu pareja cederán.

17. Los ejercicios kegel son claves. Estos ejercicios donde aprietas tus músculos pélvicos te darán más control al tener un orgasmo. Para hacerlos aprieta como si no quisieras hacer pipi, luego suelta.

18. Los juguetes pueden ser útiles. Vibradores, plumas, almohadas, etc. Cualquier objeto que puedan usar para reír, acomodarse o sentir más placer encenderá la relación.

jueves, 3 de noviembre de 2016

10 formas de saber que tú fuiste la persona tóxica en la relación

El problema de terminar una relación es que no quieres ser la mala persona. Intentas enmendar los errores y hacer que el daño sea siempre menor. Terminar con alguien que amas es horrible, pero darte cuenta que tú fuiste quien llevó todo a una espiral de destrucción y que por tu culpa ambos terminaron lo que la gente llama una “relación tóxica” es insoportable. Juraste amar, confiar, crecer y hacer feliz a tu pareja, pero ahora encuentras el reflejo de lo que fueron y quieres justificar, sin embargo no tienes los argumentos para hacerlo. Asumir la responsabilidad nunca será fácil, menos cuando se trata de algo de lo que ni siquiera tú serías capaz de hacer, pero si tienes ciertas actitudes y te das cuenta, aún estás a tiempo de transformar tu manera de ser y pensar. No sigas una senda de la que no hay regreso. Las personas tóxicas alejan a sus parejas, después a sus amigos e incluso a familiares; quedando solos en una mezcla de ira y depresión por su incapacidad de perdonar y más importante, perdonarse. No sabes asumir la responsabilidad. Siempre que hay una discusión es natural buscar ganarla, lo cual lleva a culpar a la pareja por sus faltas, pero si nunca aceptas haber cometido un error, es una alerta roja. Nadie es perfecto, por lo que suponer que nunca has hecho algo malo es una de las formas más sencillas de menospreciar las acciones de la persona que dices amar y comenzar a deteriorar la relación. Evitas la confrontación. Si los problemas son tantos que no sabes cómo empezar a lidiar con ellos, lo peor que puedes hacer es esconderlos bajo la alfombra. Hablar nunca será fácil si las cosas son delicadas, pero es mejor la prueba y el error en esas conversaciones, siempre de manera honesta, que buscar la forma de hacer que los problemas queden en el pasado sin siquiera intentar resolverlos. Te das cuenta del daño que le hiciste a la otra persona. Este es uno de los peores momentos, cuando dices algo tan grave que en cuanto terminas de decir la última palabra, te das cuenta que nada volverá a ser igual. Como si tu vida acabara, en un segundo rememoras todas las veces que tú fuiste la causa de su dolor y descubres que la persona tóxica en verdad existe y eres tú. Cambiaste a tu pareja. Siempre buscamos estar con alguien que nos acepte como somos y que no busque cambiar nuestra esencia. Luchamos por mantenernos fieles a lo que somos, incluso hay peleas por eso, pero también cabe la posibilidad de que tú seas quien cambió a la otra persona. Tal vez te preguntas por qué ya no sonríe, ya no sale con sus amigos y ya no disfruta el tiempo contigo; puedes estar seguro de que nunca le pediste que lo hiciera, pero tu forma de ser fue la que terminó por hacerlo. Culpas por todo a tu pareja. Si llegó tarde, culpas su impuntualidad, si no recordó un aniversario culpas su memoria, si te hizo enojar culpas su forma de ser; pero nunca te preocupar por tus errores. Si a ti te reclaman algo, tienes lista la defensa y el contraataque para demostrar que eres siempre quien hace todo bien.  Siempre encuentra el otro lado de la historia. Si las cartas están en tu contra, encuentras la forma de hacer que la otra persona tenga la culpa. No soportas la idea de ser tú quien hizo las cosas mal y juzgas a los otros por tus errores. Peor aún, si haces algo mal distorsionas la verdad para que tus fallas y errores no salgan al descubierto. Te obsesionaste con los aspectos negativos. Lo bueno siempre debe pesar más que lo malo. Enfocarse en lo malo de una relación hace que poco a poco olvides la verdadera razón por la que estás con alguien. Ya que terminan y estás en una depresión profunda es cuando recuerdas los buenos momentos, pero ya no son agridulces, solamente producen más dolor por saberse imposibles de recuperar. Juegas al papel de víctima. Hay veces que sí llegas a aceptar la culpa, pero en lugar de enfrentar las consecuencias buscas que los demás se compadezcan de ti. Ser la víctima es algo que muchas veces hacemos de manera inconsciente, pero en cuanto notes eso, debes cambiar tu actitud, pues ese papel es el menos adecuado para ti en ese momento. Necesitas validación de tu pareja. Preguntar todo el tiempo si te aman, cuestionar cada pequeño detalle y vivir a expensas de la otra persona también es algo tóxico. Está bien que desees crear un vínculo profundo, pero convertirte en la otra persona y vivir bajo su sombra es una de las peores cosas que se pueden hacer en una relación. No eres capaz de terminar si las cosas están mal. Tal vez ya sabes que no se llevan bien, que los buenos días quedaron atrás y que los caminos deben separarse, pero no eres capaz de aceptar eso. Te aferras a una mala relación con tal de que la gente crea que todo está bien en tu vida y por no dejar que esa persona sea feliz con alguien más. No significa que seas una mala persona. Algunas veces la relación es el único sitio en el que tu persona se transforma y ni siquiera tú sabes qué pasa contigo. La relación puede estar condenada al fracaso, pero si ya no funciona te darás cuenta muy pronto que dejarse fue lo mejor que les pudo haber pasado y tal vez así puedas encontrar la paz que creías perdida. 

domingo, 30 de octubre de 2016

Sexo Tantra

Tantra es una palabra que viene del sánscrito y significa “ entrelazados”. Los practicantes del hinduismo y de la meditación budista usan la unión sexual como una metáfora en donde se entrelaza el aspecto físico y el espiritual. El propósito principal de esta práctica sexual es volverse uno con Dios. La forma occidental de tantra invita a la relación sexual lenta y sin orgasmos. Las parejas que practican el sexo tántrico cultivan en su relación un gran placer sensual, donde ambos se desenvuelven en el otro con profundidad y amor. El objetivo principal de esta práctica es la iluminación.  En el mundo actual vivimos vidas que van muy rápido y pocas veces ponemos atención a nuestra pareja. Practicar el sexo tántrico puede mejorar su relación sentimental y sexual , al mismo tiempo que mejoran la habilidad de disfrutar del placer. El sexo tántrico es ideal para comprender mejor a la pareja y explorar de forma sensual la mente y cuerpo de del amado. Si tú y tu pareja están interesados en el sexo tántrico y quieren integrarlo a su repertorio sexual. Es importante que antes de empezar reserven el tiempo necesario para el encuentro sexual. Limpien el espacio en el que van a estar, pueden usar inciensos, luz tenue. Lo importante es que se sientan muy cómodos. Relajen su mente. Es importante que cuando estén practicando sexo tántrico olviden sus preocupaciones y ansiedades. Comiencen por mirarse el uno al otro a los ojos –con la ropa puesta-. Es importante centrarse en la mirada del otro, esto mantiene la intimidad expuesta. Algunas parejas miran hacia un lado o hacia el otro porque sienten incomodidad, pero eso es incorrecto. Los ojos son la ventada del alma, así que si tú estás viendo el alma de tu pareja, tu pareja también verá la tuya.
Lo siguiente que deberán hacer es sincronizar su respiración. Inhalen juntos y exhalen juntos. Después intercambien el orden de la respiración: cuando tú inhales tu pareja deberá exhalar y viceversa. Practiquen este paso por lo menos 10 minutos. Para llevar esta práctica al plano sexual, hagan el mismo ejercicio, pero esta vez siéntate en el regazo de tu pareja frente a él y con tus piernas envuelve su cintura. Realicen el cambio de respiración, bésense y acaríciense. Esto lo deberán hacer con la ropa puesta. Mantengan el contacto visual.  Una vez que dominen estas prácticas con ropa podrán hacerlo desnudos. La idea es que prologuen lo más que puedan las caricias y juegos previos antes del coito. Una vez que empiece la penetración es importante que sigan conservando la respiración sutil y los movimientos lentos . Cada vez que sientan que van a alcanzar el orgasmo, paren y empiecen de nuevo. Continúen impidiendo el orgasmo hasta que no puedan controlarlo más. Aquí es donde las cosas se ponen interesantes; a medida que se hacen más expertos en estos ejercicios podrán desarrollar la capacidad para el orgasmo prolongado. Tanto para las mujeres y los hombres, esta es una variación de orgasmos múltiples; permanecerán en la cima de placer extático sin clímax. La posición recomendada para el sexo tántrico es sentados, la mujer sobre el regazo y viéndose el uno al otro de frente.

viernes, 28 de octubre de 2016

El amor según las parejas con éxito amoroso

La importancia del placer físico entre dos personas que se aman es incuestionable. Lo que realmente vale, es aprender a diferenciar entre los breves intercambios de pasión entre dos cuerpos que se desean por el mero goce de la piel y la creación de puentes que fortalecen conexiones mientras experimentan un estado de satisfacción permanente donde las mentes se empalman. 

Las parejas que han logrado establecer esta diferencia y llevarla a la práctica con éxito, tienen ciertos comportamientos que permiten afianzar aún más el amor luego del acto sexual. Esto debes tener en cuenta para conseguirlo:

Los más profundos estudios sobre el comportamiento humano,  han delimitado ciertos umbrales de trascendencia en el plano amoroso según tres aspectos: 

  1. El tacto fuera de la práctica sexual.
  2. El intercambio visual prolongado.
  3. La conversación.

Es interesante, ya que la mayoría de las parejas tienen en cuenta estos aspectos instintivamente: comparten caricias, se miran a los ojos y, en ocasiones, hablan, de temas que serían tabú si se tocaran en otro momento.

Estas señales, que nacen de hábitos silenciosamente adoptados, hacen la diferencia entre encuentros casuales y vínculos que cultivan el amor, lo que convierte al momento post-coital en uno de los preferidos por las parejas que se aman:

La piel dice más de lo que aparenta

En un ambiente donde predomina el amor y la confianza, el cómo somos tocados intensifica su cualidad positiva a partir del quién nos toca. Las parejas que se aman lo saben y por eso intercambian caricias y roces después del sexo, ya no con el objetivo de un nuevo encuentro sexual sino con el fin de hacer que el otro sienta, piel con piel, la propia felicidad, gratitud y alegría.

El lenguaje de las miradas

Mirar directo a los ojos a quien amamos en una actitud franca y serena es, en cualquier contexto, una forma de navegar en sus sentimientos y manifestar los propios, a veces de manera tan inexplicablemente perfecta que no hace falta pronunciar palabra alguna. Pero hacerlo justo después de haber compartido el placer del cuerpo encierra cierta magia, pues la noción de desnudez parece trasladarse de la piel a la mirada y aquello resulta en un desnudo distinto, un desabrigo mental que no da frío. 

Las conversaciones son mejores sobre sábanas

Para dos personas que se aman, las sábanas, lejos de perder importancia después del sexo, se convierten en el refugio perfecto para la confesión de secretos y emociones intensas que, a menudo, desbordan la capacidad de las palabras. 

Más allá de los Te amo que suelen deslizarse por los bordes de la cama, el intercambio de ideas y pensamientos que se da justo después del encuentro sexual se desenvuelve sobre un hilo de emociones de tal magnitud que la pareja comúnmente se descubre develando sueños, miedos, angustias y esperanzas con una libertad absoluta. La plenitud que el sexo en soledad no alcanza, pero el amor sí conquista. 

Si no le has sacado todo el provecho al “después de”, es hora de considerarlo seriamente. En el amor se valen tantas cosas como sea posible imaginar, siempre y cuando respetes tu integridad y la de tu pareja. La salud emocional abarca todos los aspectos de la relación afectiva y contempla a cada miembro de ella por separado y como una unión, sin lugar para exclusiones.

martes, 18 de octubre de 2016

Dale un giro a tu vida sexual

La imaginación durante el sexo es ilimitada, desde poses que salen de lo rutinario hasta el uso de objetos que ayudan a mantener la pasión en la cama, para beneficio de ambos, claro si los dos están de acuerdo.
A estas nuevas formas de obtener mayor placer con la pareja   agrega este divertido juego  para dar un giro a su encuentro sexual  y que encenderá  a un más la fogosidad: amarrarse el uno y el otro. Para esta práctica pueden usar diferentes herramientas que no son peligrosas: Cinturones, Bufandas, Mascadas, Medias, Corbatas y  esposas. Este juego puede llevarse desde lo más inocente hasta una verdadera sesión sadomasoquista. Lo importante antes de embarcarte en esta  aventura es hablarlo con tu pareja, si esta dispuestos a dejarse amarrar o  vendar.
Si te interesa realizar esta actividad, te doy algunas ideas:
Manos y pies atados: Puedes atar las manos de tu pareja a la cabecera de la cama o los pies al final de la cama, con esto tienes el total control sobre su cuerpo. También puedes atar manos y pies de pie, al clóset o un mueble, esto puede ser con las manos abiertas o cerradas y las piernas abiertas o cerradas. Con estas posiciones puedes practicar la penetración o una excelente sesión de sexo oral en la que la persona atada no tiene nada de control sobre lo que pasa en su cuerpo.
Ojos vendados: Si están listos para dar el siguiente paso pueden además vendar a su pareja para que no sepa nada de lo que está pasando hasta que ustedes lleguen a su cuerpo. Esto lo pueden hacer con manos atadas, pies atados o sin nada más que los ojos vendados.

Lugares para disfrutar nuevas sensaciones sexuales.
Los lugares públicos son una elección un tanto riesgosa, pero a la vez excitante. Una vez que se  descubre el placer del sexo,  las ganas por volver a vivir esta experiencia de intercambio de emociones y caricias aumentan a tal punto que las inhibiciones pueden quedar en un segundo plano, sin importar el lugar  para tener un encuentro íntimo. Para ese momento, cuando las ansias son muchas y no pueda controlar el deseo, los lugares públicos son una elección un tanto riesgosa para dar rienda suelta a su apetito sexual, pero a la vez excitante, claro si ambos están dispuestos a disfruta nuevas sensaciones. Si eres de los que gusta vivir una sesión improvisada y ardiente llena de adrenalina, tendrás tiempo para elegir entre estos lugares: 
Ascensor. Esta experiencia erótica es popular en las películas y series de televisión, pero súper complicada en la vida real porque no solamente tienes que encontrar el ascensor perfecto sino que también tendrás que trabajar en tu flexibilidad, resistencia y fuerza.
Oficina. Si tienes tu propia oficina será fácil que durante la hora de la comida o después de la hora de salida, cuando ya no hay ni un alma, te encierres con esa persona a disfrutar de una sesión exprés de sexo.
Coche. Si ya no aguantan las ganas, qué mejor que aprovechar tu coche; sólo tengan cuidado de estacionarse en un lugar poco transitado.
Hotel. Después de todo es el lugar ideal para romancear e intimar con tu pareja ya que es práctico, nadie te molesta, no tienes que hacer el aseo y tienes servicio a la habitación.
Cine. Este lugar es muy barato y siempre está disponible. Puede ser una increíble experiencia, pues es cómodo, público y probablemente nadie te vea en la oscuridad de la sala.
Boda. Se ha vuelto una práctica muy usual tener relaciones en una boda, especialmente porque se llevan a cabo en hoteles y residencias con habitaciones así que, ¿por qué no aprovecharlos?
Clóset. No importa cual elijas, el punto es dejarse llevar por las emociones, sensaciones y el placer que sienten gracias a la adrenalina.
Probadores. Lo mejor de este lugar es que no hay cámaras que te puedan sorprender. Aprovecha esa oportunidad y lleva a tu galán a quitarte la ropa, el espejo hará de ese momento el más sensual.
Baño. Del cine, oficina, tienda, etc. El chiste es encontrar un sanitario solitario para dejar volar tu imaginación, pero la adrenalina se incrementa cuando empiecen a llegar personas al lugar.
Gimnasio. Vas al gym a hacer ejercicio, y el sexo ¡es ejercicio! Así que no estarías fuera de contexto. Los vestidores y baños son los mejores lugares para un sexo fugaz.


Renunciemos a lo que nos hace daño


RENUNCIEMOS A LO QUE NOS HACE DAÑO
En mi opinión, a veces tardamos demasiado en deshacernos de ciertas cosas que nos perjudican.
No sé si es falta de resolución, si es pereza, o si es masoquismo. Cada uno sabrá o averiguará, si es honrado, cuál es su razón o su excusa.
Pero renunciar a lo que nos hace daño debiera ser un asunto prioritario.
Si nos hace daño o nos molesta mucho, que viene a ser lo mismo cómo nos trata alguien, tenemos la opción de hacérselo saber y pedirle que reconsidere el modo en que lo hace y rectifique.
Si nos hace daño la desatención de alguna persona, se lo podremos decir.
Si nos hace daño nuestra propia pereza o desorden, la falta de voluntad o nuestro carácter; si es la relación con alguien con quien estamos por motivos de trabajo o familiares; si es… sea lo que sea, casi siempre es posible remediarlo.
Para ello es conveniente usar la asertividad  que es "la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás y negociando con ellos su cumplimiento"-.
Cada uno tiene sus derechos como los tienen los otros y exigir, o, cuanto menos solicitar que sean respetados es un potestad inalienable de cada Ser Humano.
Es bueno, y loable, acostumbrarse a solicitar los derechos personales en vez de quedarse en la rabia silenciada que provoca quedarse callado y soportando que los otros pisoteen los derechos propios.
El respeto a la propia dignidad personal es un derecho que debiera ser irrenunciable.
Y esto conviene tenerlo claro: respeto por parte de los otros y respeto, también, por parte de un mismo.
Los derechos de uno terminan donde comienzan los derechos de los otros. Y, por supuesto, y esto es muy importante, viceversa.
No se han de invadir ni deshonrar los derechos de los otros, así como también se ha de ser bastante riguroso en la exigencia de que los otros hagan lo mismo.
Hay que cuidar mucho la dignidad personal en esto insisto mucho pero es que para mí es muy importante-.
En otra ocasión escribí que: “La defensa del honor, y la consideración por y hacia uno mismo, comienza por defender y proclamar una situación irrenunciable al respeto ajeno y el autorespeto propio.
Podemos llamar dignidad personal a los principios que uno tiene como normas propias y derechos, y también a la defensa de los mismos, a la integridad, y a la consideración y el respeto que toda persona requiere y merece.
Por nobleza y honradez, uno ha de alcanzar en el mundo un puesto que sea intachable, y luego ha de defender lo con las únicas fuerzas de su honestidad y la aseveración cuando sea preciso defendería.
La obediencia a la dignidad personal requiere de toda nuestra autoestima, del amor propio, y del convencimiento de que tenemos que defender, por encima de cualquier cosa, lo que somos, lo que queremos seguir siendo, y ese reducto inviolable donde se asienta nuestro espíritu personal”.
Es por ello que ante cualquier atentado hacia ese reducto casi sagrado que es la dignidad, nos hemos de mostrar irreductibles: es lo más decente que hay en nosotros y lo que debemos mantener intachable e inmaculado.
Por autorespeto y amor propio, por nuestra honra y honor, y por la paz y Autoestima que ello aporta, debiéramos rechazar lo que nos hace daño y cortar de raíz cualquier cosa desagradable que atente contra nosotros.
Con firmeza.
Desde ahora mismo.


jueves, 13 de octubre de 2016

Beneficios del sexo según su frecuencia.

Beneficios del sexo según su frecuencia.
Cómo beneficia el sexo a la salud según las veces por semana que lo practiques. Son muchos los estudios que han llegado a la conclusión de que el sexo es beneficioso para la salud. Se dice que el sexo es el mejor aliado del cutis, que reduce el estrés, que adelgaza, que aumenta la esperanza de vida, que las personas que mantienen relaciones sexuales tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer de mama… el sexo es muy saludable. Tener relaciones sexuales es bueno para el cuerpo pero los beneficios dependen de la frecuencia con la que lo practiques. Descubran cómo beneficia el sexo a la salud según el número de veces por semana que lo practiquen.
Una vez por semana. El mayor beneficiado de tener relaciones sexuales una vez por semana es nuestro peso. El sexo hace que el cerebro libere oxitocina, la cual promueve el sueño. Como más tiempo duerman, más calorías queman por lo que se dice que el sexo adelgaza.
Dos veces por semana. El beneficiado de practicar sexo dos veces por semana es el sistema inmunológico ya que con la actividad sexual se generan un 30% más de proteínas inmunoglobinas, las cuales nos protegen de posibles enfermedades y nos mantienen saludables.
Tres veces por semana. Practicar sexo tres veces por semana es beneficioso para el corazón ya que el sexo mejora el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre. Las parejas que tienen relaciones sexuales tres veces a la semana tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Cuatro veces por semana. Mantener relaciones sexuales cuatro veces por semana es tener una vida sexual bastante activa. Esto tiene efectos muy positivos sobre la piel ya que el sexo oxigena el tejido cutáneo.
Cinco veces por semana. El gran beneficiado de tener sexo cinco veces por semana son ustedes mismas. Es la mejor manera de aliviar el estrés y generar sensación de bienestar. La actividad sexual segrega estrógenos, endorfinas y oxitocinas que nos harán ir a dormir muy relajadas y de buen humor.
Seis veces por semana. Tener relaciones sexuales de forma tan regular aumenta la capacidad cerebral, concretamente beneficia la memoria y el aprendizaje.
Siete veces por semana. El beneficiado es nuestro estado de ánimo. Mantener relaciones sexuales a diario con nuestra pareja es sinónimo de que la relación marcha a la perfección por lo que el estado de ánimo aumenta considerablemente. Además, el sexo regular reduce la ansiedad y produce endorfinas que son las hormonas de la felicidad.
Así que, aunque no necesiten ninguna razón extra para tener relaciones sexuales, practicar sexo es una actividad que tiene muchos beneficios directos para la salud, especialmente si se realiza con una alta frecuencia.