Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

domingo, 4 de octubre de 2015

Perfil de la mujer infiel

Aunque es difícil que coincidan todos los parámetros o características, es cierto que cometer infidelidades, o al menos ser más propenso a hacerlo viene definido por un perfil específico de personalidad.

infiel
Estos días hemos hablado en Intimo Centro Mujer acerca de las infidelidades. Y realmente reconocemos que los cambios han llegado al mundo de las mujeres en ese sentido. De hecho, si la igualdad parece haberse convertido en la consigna de nuestras vidas, la igualdad también ha llegado a este ámbito. Y casi somos tan infieles como ellos. Al menos eso es lo que dicen todos los estudios que se han publicado en los últimos años al respecto. Y algunos, pretenden ir un poco más allá, como es el caso del que publicó recientemente el portal de citas extramaritales Victoria Milan, en el que pretenden crear el que sería el perfil de la mujer española que es infiel.
Aunque todo este tipo de cosas son siempre muy relativos, y dependen de la personalidad de cada cual, sí que es cierto que hay algunas características que parecen repetirse en quién busca algo más allá de la relación que tiene. Eso no significa que toda mujer que cumpla los requisitos vaya a ser infiel por naturaleza, ni tampoco que la que no los cumpla está exenta de poder tener una aventura. Sin embargo, todos esos rasgos que tienen en común las que de forma más corriente tienen una relación fuera de la pareja habitual, significan también muchas cosas que analizamos en el último párrafo.
El estudio al que estamos haciendo referencia hoy afirma que en realidad las mujeres infieles son por lo general aquellas que rondan los 36 años, que tienen estudios universitarios y que actualmente están empleadas en su sector. Tienen una amplia independencia económica y se consideran a sí mismas cálidas, apasionadas y muy divertidas. Un perfil independiente que busca en las relaciones fuera de la pareja habitual más sexo, juegos preliminares, sexo oral o pasar un buen rato con todo tipo de juguetes sexuales. Es decir, lo que la mueve a la infidelidad es puramente el sexo.
El hecho de que la mujer infiel sea económicamente independiente, tenga su trabajo al que se dedica profesionalmente, y una vida social propia no es casual. Ese tipo de mujer es el que han alcanzado por decirlo de alguna manera el mismo estatus que el hombre, y puede por lo tanto tener las mismas exigencias que él al moverse en un mundo que antes era solamente masculino. Y aunque a ellos no les guste, la igualdad parece haber llegado a todos los ámbitos, y para quedarse.

Masturbalo... Sabes cómo?

Cuando de sexo se trata, no hay límites para la imaginación y mucho menos si se trata de complacer a tu pareja. Aunque no lo creas, en esta época todavía existe cierto tabú en relación a la masturbación. De allí la necesidad de hablar abiertamente del tema y por qué no, de incluirlo dentro de nuestras practicas sexuales.
caricias-extasis
Bien dicen los expertos que en el sexo no hay nada malo, todo depende de lo que le guste a los miembros de la pareja y en lo que ambos estén dispuestos a experimentar. La próxima vez que estés en la intimidad con él no lo dudes más, mastúrbalo ¡atrévete! Y verás lo gratificante que esta experiencia va a resultar para los dos.
Te imaginas como vibrará él al sentir tus manos acariciando su zona sur. De por sí, los hombres están habituados a esta practica, ahora te toca a ti demostrarle el placer que eres capaz de darle.
Técnicas
No podemos decirte que hay forma exclusiva, pues cada hombre siente de manera diferente, le gusta que lo toquen en distintas partes del cuerpos y por ende, la masturbación que cada uno prefiere será diferente.
Muchas mujeres piensan que no saben masturbar correctamente a su pareja, porque no tienen practica en ello. La verdad es que cualquiera de nosotras puede llegar a ser una experta en esta técnica, todo es cuestión de poner atención en lo más le gusta a ellos cuando están en la cama, preguntar, sin pena alguna, dónde y cómo les gusta que le toquen. De allí en adelante, el calor de la acción nos dirá qué hacer.
Técnica 1:
Sujeta su pene y colócate sobre su pelvis, de manera que con tu clítoris puedas acariciarle el glande. De esta forma, ambos podrán explotar de placer.
Técnica 2:
Esta es la forma más tradicional de hacerlo. Rodea con tu mano el cuerpo del pene y muévelo de arriba hacia abajo. Dependiendo de la reacción que observes en él, puedes aumentar la velocidad del movimiento y la intensidad con la que se lo aprietas.
Técnica 3:
Ubícate boca abajo sobre él, aplícate lubricante en el espacio que hay entre tus senos y colócate entre ellos su pene. Luego, muévete de arriba hacia abajo. Verás como delira con este método nuevo de
estimulación.
Técnica 4:
Masturbarlo no significa que tienes que centrarte solamente en su pene. Acariciar suavemente los testículos también es una excelente idea.¡No olvides la zona ubicada entre estos y el ano! Esta demostrado que puede ser una zona muy susceptible al placer.
Técnica 5:
Busca el área del frenillo, ubicada debajo del glande y estimulala con uno de tus dedos. Es recomendable lubricar primero. Aumenta el ritmo a medida que vayas viendo que él se acerca al orgasmo.
Técnica 6:
La sensualidad de los aromas es ideal para desarmarlo en la cama. El olor puede provocar grandes niveles de excitación, puesto que la erección se relaciona con los nervios que relacionan el pene al cerebro. Durante varias semanas utiliza el mismo perfume exclusivamente cuando tengan sus encuentros candentes. De esta manera podrá relacionar tu aroma con el sexo.
Consejos
Estos tips te ayudarán a tu hazaña. De esta forma, él se hará completamente adicto a tus técnicas.
-Para masturbarlo no tienes porque concentrarte solamente en su pene. Recuerda que a lo largo de su cuerpo te toparás con zonas muy sensibles a las caricias, aprovéchate de eso para darle el máximo placer. ¡Busca sus zonas erógenas!
-Presta atención a la forma en que tu pareja se masturba. Esto te puede ayudar para el momento en que la responsabilidad de la masturbación este en tus manos, pues sabrás con antelación cuáles son esos lugares que a él le gusta estimular.
-Nada de prisa. Debes estar relajada para que le transmitas a tu pareja tranquilidad, además a nadie le gusta sentir que le están haciendo algo apurado. Dedícate a estimularlo, tampoco busque que llegue al clímax con rapidez, déjalo que disfrute tus caricias.
-Puedes perfectamente incluir juguetes sexuales. Sorpréndelo con algún vibrador que le brinde otro tipo de estimulación.
-Aunque no lo creas, el ambiente también es importante. Llévalo a un lugar acogedor, agradable que los invite a dar rienda suelta a su imaginación de manera que pueda sentir más placenteras tus caricias.
Puedes incluir el olor de las velas aromáticas, escuchar una música suave y romántica, colocar alguna película que los estimule aún más o hacer participe del acto a algún alimento afrodisíaco de tu preferencia.
-La lubricación es muy importante. Lo ideal es utilizar un lubricante a base de agua, ya que estos evitan las irritaciones. La crema para las manos es resbaladiza y luego se limpia con facilidad. La vaselina funciona bien lubricando, pero es pegajosa y difícil de quitar. El jabón puede causar irritación con el movimiento y resequedad agrietando la piel del pene por varios días.
Beneficios
1.- Ayuda a relajarlo y liberarse del estrés
2.- Te permite conocer a la perfección sus zonas erógenas
3.- Te desinhibe frente a tu pareja
4.- Eleva el autoestima de ambos
5.- Contribuye a desaparecer la eyaculación precoz
6.- Aumenta la satisfacción con la pareja