Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 4 de abril de 2015

CUANDO EL SEXO DURA DEMASIADO

Una relación sexual excesivamente larga es como un vídeo porno malo, se convierte en algo mecánico, en una sesión de ejercicio físico en un gimnasio barato de barrio.
bqjjhh1398850377144
Uno de los aspectos relativos al sexo que, generalmente, más se tarda en descubrir es el de la duración, porque ya sabemos que el cine y los vídeos –únicos canales de información disponibles para muchos– alargan y reducen la vida real a su antojo. Las breves y esporádicas clases de educación sexual que mi generación tuvo y que consistían en la proyección de diapositivas alegóricas –una espiga mecida por el viento que desprendía su semilla, o una pareja que caminaba de la mano hacia el ocaso–, no hacían nunca referencia al tiempo que duraba el asunto y, si algún compañero, en un arrebato de valentía, se atrevía a preguntarle al profesor al respecto, éste siempre contestaba con un vago: “depende de muchos factores. Ya hablaremos de ello más adelante”. Así que uno seguía con la duda, ¿sería cosa de horas, minutos, la noche entera? Lo que siempre intuíamos era que si la cosa pintaba tan bien, cuanto más durase mejor. Pasada ya la preadolescencia, incluso en la edad madura, muchos siguen pensando aún que el sexo escapa a esa regla universal que sentencia que la calidad y la cantidad nunca pueden ir unidas. Todavía hay tipos que, sin necesidad de estar frente a la barra de un bar, ni tomarse un sol y sombra, presumen de ser muy duraderos; aunque no faltan los que justifican una velocidad similar a la de la luz en base a lo excitados que estaban. Lo cual también parece ser motivo de orgullo. El ego masculino, que al contrario que el femenino, ha sido fabricado a prueba de bomba y sin obsolescencia programada. Para acabar con el dilema de los tiempos del sexo, el año pasado un estudio sentó las bases científicas de lo que debía durar un buen revolcón.
Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad Estatal de Pensilvania o Penn State, efectuaron una encuesta a 50 miembros de la Sociedad para la Terapia y la Investigación Sexual (SSTAR, según sus siglas en inglés), que incluía a psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas matrimoniales y de familia y enfermeras que habían tratado a miles de pacientes durante varias décadas.
El objetivo del estudio era clasificar el tiempo empleado por las parejas para sus relaciones sexuales, contando desde el momento de la penetración hasta la eyaculación, para así determinar la media de un coito y establecer diversas categorías.
Los resultados sorprendieron a muchos porque llegaban a la conclusión de que el buen sexo debe durar entre 7 y 13 minutos –lo que la gran mayoría consideraba muy breve–. Un coito demasiado corto era el que cronometraba de 1 a 2 minutos; uno adecuado, entre 3 y 7, y uno demasiado largo tardaba entre 10 y 30 minutos. A primera vista parece que la investigación estuviera hecha para consolar a los eyaculadores precoces, pero hay que tener en cuenta que contabilizaba solo el tiempo de la penetración, siempre que ésta sea continuada y constante, y que la sensación de lo que tardamos en la cama es siempre muy difusa y subjetiva. Esto se debe a la excitación y al hecho de que por relación sexual, generalmente entendemos algo más extenso que el coito y que abarca también los preliminares y juegos eróticos. Los propios autores del estudio se justificaban con declaraciones, que recogía EFE, de esta manera: “Con este estudio esperamos disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos realistas sobre lo que es un acto sexual aceptable, evitando así que experimenten decepciones y disfunciones sexuales”, señalaba el autor principal, Eric Corty, profesor asociado de Psicología.
Una relación sexual excesivamente larga es como un vídeo porno malo, se convierte en algo mecánico, en una sesión de ejercicio físico en un gimnasio barato de barrio. Nadie puede mantener el nivel de excitación óptimo durante tanto tiempo, y es muy probable que algún miembro de la pareja, sino los dos, se empiecen a aburrir. Además, afecta también al grado de lubricación de la mujer, que empieza a ser incapaz de generar la humedad necesaria para un sexo placentero. Uno de los causantes de que la cosa se prolongue más de lo deseado es la eyaculación retardada, un trastorno que crece más cada día, en palabras de Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga, directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona y directora del Instituto Iberoamericano de Sexología. “Generalmente, las mujeres necesitan más tiempo para llegar al orgasmo que los hombres”, comenta esta experta, “pero últimamente empezamos a ver cada vez más casos en los que ellos tardan mucho en eyacular o no lo hacen. Aunque también puede ocurrir lo que se conoce como eyaculación retrógrada, cuando no sale fuera sino que se va a la vejiga, pero esto ocurre en personas operadas de cáncer de próstata. Claro que en este caso, el hombre y su pareja lo saben y lo viven con normalidad”.
Las causas de no poder acabar o emplear demasiado tiempo en hacerlo, pueden deberse a factores físicos, las más comunes, como apunta Molero, “son consecuencia de la toma de determinados antidepresivos, especialmente los inhibidores de la recaptación de serotonina; el consumo de alcohol o drogas; aunque también pueden haber detrás problemas de próstata, diabetes o infecciones urinarias. Cuando no hay ninguna de estas patologías, uno de los motivos más comunes es una determinada practica masturbatoria. Cuando estos casos empezaron a llegar a las consultas de sexología, hace unos años, los profesionales empezamos a observar que había un perfil muy claro en este tipo de paciente con eyaculación retardada: tenían cierta edad, no vivían en pareja –muchos se habían divorciado– pero tenían una relación, aunque no compartían casa con su actual pareja. Entraban dentro de la clasificación de personas con miedo al compromiso, pero luego se empezó a ver que este tipo de pacientes solían masturbarse en casa viendo vídeos porno. Es decir, empleaban siempre la misma estrategia a la hora de proporcionarse placer: unos estímulos muy fuertes, como son las imágenes pornográficas, y un ritmo más acelerado que el que suele haber en una situación de sexo compartido, por lo que a la hora de mantener relaciones con alguien tardaban más tiempo que en solitario”.
La idea equivocada de que los mejores en la cama son los que más duran entronca con otra fantasía, muy extendida, de que hay llegar al clímax a la vez. Lo que hace que muchos hombres retarden intencionadamente sus orgasmos para coincidir en el tiempo con los de su pareja. Un altruismo excesivo, que puede tener resultados no siempre deseados. “Estar excesivamente pendiente del otro durante una relación sexual, no es aconsejable”, comenta Molero, “un cierto egoísmo, entendiendo el término entre comillas, es sano porque además, controlar o estar pendiente del otro, en exceso, es contrario a la mecánica del orgasmo, que exige un dejarse llevar, una desconexión, un no control”. Cuando el motivo de la eyaculación retardada no obedece a ninguna causa fisiológica, la única manera de volver a la normalidad es, según Francisca Molero, a base de “un proceso de desensibilización y descondicionamiento, que pasa por buscar nuevos estímulos y estrategias para la actividad sexual, para no repetir y crear una pauta única que limite las vías para llegar a la excitación”.
La pornografía tiene múltiples beneficios, pero como ocurre con el cine, debería ser más una forma de inspiración que un modelo a imitar fielmente; y las largas secuencias coitales no tendrían que hacernos pensar en términos de tiempo. “Muchos pacientes llegan a la consulta quejándose de eyaculación precoz, cuando en realidad su duración entra dentro de la media normal”, cuenta Molero. Como en cualquier ejercicio físico, cuanto más se entrena y más calentamiento se hace, antes de cada sesión, mejor resultados se obtienen. Algunos/a logran escapar a la formula de “lo bueno y breve dos veces bueno”, pero son pocos. Si tiene la suerte de encuentrarse con alguno de estos raros especímenes, mi consejo es que no lo pierda de vista.


viernes, 3 de abril de 2015

“TICKLING”: LOS SECRETOS DE LA NUEVA FORMA DE GOZAR

Es una técnica erótica que se popularizó en los últimos tiempos. Parte esencial de “la previa”, estimula las zonas erógenas, aumenta la sensibilidad y prepara el camino hacia un orgasmo inolvidable. ¿Te animás?
Sexo terapia antiedad
El sexo es salud. Y la risa, también. Entonces, ¿por qué no unirlos en busca del placer? En esto consiste el “tickling”, una técnica que, a través de cosquillas eróticas, lidera el camino hacia un orgasmo explosivo y suma carcajadas al clímax.
Pero más allá de lo puramente sexual, esto tiene una justificación científica. El cosquilleo produce risa, lo que -a su vez- genera endorfinas (la “hormona de la felicidad”) y estimula las áreas del cerebro que se vinculan al goce y el deseo. Por eso, incluir esta práctica en el franeleo previo es casi una obligación entre las sábanas.

¿CÓMO HACERLO?

Para empezar, no hay un área del cuerpo definida. Todo puede convertirse en una gran zona erógena sensible, del cuello o los pezones a la punta del pie, todo vale. Y lo más importante: que cada uno descubra su propio “punto débil”, algo que también puede ser una parte esencial del juego.
Una vez que descubrieron juntos los puntos más calientes de cada uno, manos a la obra. Y nunca mejor dicho. Pueden hacerse mutuamente las clásicas cosquillas con los dedos, apostar por la sutileza y pasar delicadamente las yemas o… ¡Jugar con plumas!
A todo esto le podés sumar algunos complementos hot como vendar los ojos, atar las muñecas o todo lo que los excite para aumentar la pasión.
Parte esencial de la previa, es fundamental dedicarle tiempo y ganas de descubrirse juntos. ¿Te animás a usar el plumero y conseguir orgasmos inolvidables?   

lunes, 30 de marzo de 2015

Claves para mejorar la relacion

La pareja: Claves para mejorar la relación. 

Las relaciones de pareja suelen comenzar como historias maravillosas en las que todo parece ser color de rosa, pero con el tiempo la rutina y las pequeñas dificultades diarias pueden deteriorar esa unión si no se las maneja adecuadamente. 

En general cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos ponemos en juego todo nuestro abanico de técnicas de seducción, orientando nuestros comportamientos a conquistar el corazón de la persona elegida. Si lo logramos, comienza entonces una relación de pareja en la cual durante el primer tiempo cuidamos cada detalle y revivimos mentalmente una y otra vez los momentos agradables vividos junto a esa persona. Esto potencia la relación, la nutre y aumenta nuestros deseos de compartir nuestro tiempo con la persona en cuestión. 

Al principio, cuando algo nos molesta, solemos dejarlo pasar, preferimos concentrarnos en los recuerdos gratos, pero llega un momento en que la suma de pequeños problemas y desencuentros traen consigo consecuencias que en ocasiones pueden resultar nefastas. 

Suele ocurrir entonces que lentamente pasamos de revivir los momentos agradables para rememorar las dificultades. Es muy útil en estos casos revisar nuestros recuerdos para rescatar intencionalmente aquellos instantes placenteros en que nuestro corazón se aceleró marcadamente sólo con un beso, o algún gesto de amor nos estremeció al punto de dejarnos atónitos. Esa es la estrategia que usan quienes viven enamorados, se concentran casi constantemente en los buenos momentos vividos junto a la persona amada. 

La mayoría de los problemas de pareja pueden ser entendidos como problemas de comunicación, es frecuente creer que el otro debería saber lo que necesitamos aún sin que se lo digamos. Mientras esta creencia persista estamos condenados a la decepción, esperando algo que probablemente nunca llegará, pero no por falta de comprensión de nuestro compañero, sino porque nunca se los pedimos adecuadamente. 

Hay ciertas áreas que suelen ser puntos de conflicto, por lo cual es conveniente asegurarse de que se ha llegado a un acuerdo satisfactorio para ambos en estas. Éstas son: las relaciones con la familia allegada, los intereses individuales, el dinero y la sexualidad. 

Si cada uno puede expresar sus deseos y preocupaciones abierta y honestamente muchos inconvenientes podrán ser resueltos. Para esto es condición necesaria que ambas partes se escuchen y sean lo suficientemente flexibles como para aceptar el punto de vista del otro, que no tiene porqué coincidir con el propio. 

Esta forma de proceder, si bien puede ser muy efectiva, entraña un riesgo, y es que nuevamente aparecerán las dificultades, ya que estas forman parte de la vida misma, y habrá que resolverlas de modo que no afecten a la pareja o lo hagan en el menor grado posible, para esto puede ser de gran utilidad reflexionar sobre algunos puntos.

20 cosas que las parejas que tienen una relación sólida hacen de manera diferente

20 cosas que las parejas que tienen una relación sólida hacen de manera diferente 

Ser parte de una unidad puede ser diferente: Tomas decisiones pensando en alguien más, Tienes que tener cuidado con los sentimientos de otra persona, Y al mismo tiempo, debes hacerte feliz a ti mismo. 

Cuando finalmente encuentras a esa persona que hace que todo parezca sencillo, sabes que tienes la base para crear algo bueno. 

Las parejas sólidas son, antes que todo, individuos sólidos. Son personas seguras que pueden permitirse ser vulnerables en una relación. Una vez que tienes ese tipo de aceptación tan especial de la otra persona, tu fortaleza se refuerza. Las relaciones sólidas dependen del entendimiento y la apreciación que dos personas tienen la una de la otra. 

info


Aquí te mostramos 20 cosas que las parejas sólidas nunca harían: 

1. Evitan darle celos a su pareja 

Cuando tienes una relación sólida y recibes suficiente atención y cuidados, no sientes la necesidad de buscar una ración adicional de atención a través de los celos. 

Es cierto que mantener a tu pareja atenta no es algo malo, pero hacer que se pregunte qué tan comprometido estás con toda la relación es diferente. Los celos generan inseguridad y eso no es lo que queremos tener en una relación. 
celos


2. No le revisan el teléfono al otro 

Tener la urgencia de revisarle el celular a tu pareja es una señal de que no confías en él o ella. Una vez que comienzas a tener este tipo de conductas todo empeorará y cualquier mensaje de texto se convertirá en una posible pelea

No digas a través de los mensajes de texto algo que no te atreverías a decir en voz alta, de esta manera, no tendrás que disculparte después. 

parejas 
relacion


3. No son complacientes con la relación 

Incluso las parejas más sólidas comprenden que hay que trabajar duro por una relación. 

Las parejas sólidas se esfuerzan todos los días. Están agradecidos de tener a la otra persona, le dan espacio al crecimiento y se dicen ‘te amo’ sintiéndolo de verdad. 
pareja


4. No comparan su relación con las relaciones anteriores 

Cuando comparamos dos cosas, siempre habrá un ganador y un perdedor. Todas las relaciones son diferentes, y lo que hace que una sea especial puede que no sea importante en otra. 

Es posible tener más de una relación exitosa en la vida. Las parejas sólidas se centran en la relación en la que están, no en las que tuvieron antes
relacion de pareja


5. No ponen el estado de su relación en Facebook 

Si de verdad le pones tanta importancia a las redes sociales como una forma de validar el estado de tu relación,entonces probablemente no seas lo suficientemente maduro para tener una relación real

20 cosas que las parejas consolidadas hacen diferente 
info


6. No insisten en estar todo el día con la otra persona 

Las parejas sólidas no necesitan estar las 24 horas del día y los 7 días de la semana juntos. De hecho, no quieren pasar todo el tiempo juntos. Saben que es importante mantener su independencia y otros intereses que tengan. 

Eso significa ver esa película que quieres con tus amigos o ir al gimnasio sola. Tu pareja quiere disfrutar su propia vida. Y quiere que hagas lo mismo también
celos


7. Evitan quejarse constantemente de los defectos del otro 

Las parejas sólidas conocen las debilidades de la otra persona, y en vez de hacerlos sentir mal por eso, los apoyan. 

Puede que sea malo con las sorpresas y quizás tú no sirves para ser organizada, pero entre los dos lo hacen funcionar porque se tienen el uno al otro para apoyarse
parejas


8. No intentan convertir al otro en algo que no es 

Te enamoraste de tu pareja por una razón, no porque los vieras como un proyecto. Las parejas estables no intentan cambiar la apariencia de la otra persona. O hacer que sean más expresivos. O menos habladores. 

Las parejas felices se enamoran de la persona que tienen en frente tal y como es

relacion 
pareja


9. Nunca competirían con el otro 

Es diferente desafiar a tu pareja que competir con ella. Cuando propones un desafío, ambos crecen como personas. Cuando compiten, alguien pierde

No se trata de quién compró la cena un día o quien propuso el último plan, se trata de hacerse felices y caminar juntos.
relacion de pareja


10. No se prohíben cosas 

Las restricciones limitan el crecimiento en las relaciones. Las supuestas ‘reglas’ que les prohíben hacer ciertas cosas sólo generarán resentimiento. 

Sabemos que preferirías no vernos salir con shorts muy cortos de la misma manera que no queremos saber que te juntarás a tomar café con tu ex, pero ambos somos lo suficientemente seguros como para no restringirnos. 
20 cosas que las parejas consolidadas hacen diferente


11. No endulzarán la verdad 

Son una pareja sólida porque construyeron juntos la fortaleza que tienen. Eso significa siempre ser honestos con el otro incluso si es algo que no quieres escuchar

A veces, de verdad no quiero admitir que siempre seré la más desordenada dentro de la relación, pero de la nada aparece toda mi ropa sucia apilada sobre la cama y ya sé lo que tengo que hacer. 

info 
celos


12. Nunca insultan a la familia de su pareja 

Sentirse lo suficientemente cómodo como para insultar a la familia de tu pareja es como pensar que es aceptable comentar en el peso de tu pareja. Sólo está bien si tu pareja lo hace. 
parejas


13. No están constantemente preguntándose dónde está la otra persona 

Las parejas sólidas no necesitan un contacto constante. No los consume la idea de qué es lo que la otra persona está haciendo ni desconfía de los lugares a los que va. 
relacion


14. No se emborrachan para que el otro les parezca más atractivo 

Puedes disfrutar de alguien estando totalmente sobrio. Qué revolucionario, ¿cierto? 


pareja


15. No necesitan estar todo el tiempo juntos 

Sólo porque pasen todos sus segundos juntos no significa que tengan una relación sólida. De hecho, la habilidad de separarse hace que su unión sea más fuerte

A nadie le gusta esa pareja que no puede estar separada, es demasiado. No se siente verdadero. Tan importante como mantener tu relación es mantener tu relación con tus amigos y familia
relacion de pareja


16. Nunca niegan el afecto físico 

El componente sexual de la relación tiene un valor igual de importante que el emocional

Debería de parecerte imposible resistirse a tu pareja. 
20 cosas que las parejas consolidadas hacen diferente


17. Nunca humillarían a su pareja públicamente 

Humillar a tu pareja, especialmente frente a otras personas, es una razón para terminar con la relación. Hay maneras para expresarte y también hay maneras para, bueno, no hacerlo. 

El único momento en el que está bien avergonzar a tu pareja es tirarte un pedo muy fuerte en un lugar en silencio. 


info


18. No comparan su relación con la de otros 

No sólo existe una manera de amar a alguien. Cuando comparas lo que tienes siempre habrá momentos en los que parece que ‘tienes menos.’ 

Las parejas sólidas son fuertes porque no se valoran tomando en cuenta el mundo exterior, se centran en ellos mismos y saben que lo que tienen es bueno
celos


19. No se enojarán sin explicar por qué 

Las parejas exitosas pueden hablar sin tener miedo de cómo reaccionará el otro. 

Enojarse sin darle la oportunidad a tu pareja de explicarse no es justo para nadie
parejas


20. Nunca se acuestan solos 

Incluso si no están físicamente juntos, están juntos en el corazón
relacion 
pareja

Hábito para evitar infecciones vaginales

Más vale prevenir que curar, y esto toma especial relevancia cuando se trata de mantener en perfectas condiciones nuestra salud íntima y protegida ante el acecho de bacterias y hongos que puedan ocasionarnos una infección vaginal. Este padecimiento no solo afecta a nuestra vida sexual, sino que también nos genera molestias y una gran incomodidad que nos impide realizar nuestras actividades cotidianas con total normalidad. Quiero ayudarte a evitar su desarrollo, mostrándote algunos hábitos sencillos que puedes llevar a la práctica en tu día a día y que te servirán para prevenir las tan temidas infecciones vaginales. ¡Descúbrelos a continuación!

Higiene íntima

Mantener una buena higiene íntima diaria es la mejor práctica para prevenir infecciones vaginales y proteger la flora natural de esta zona tan delicada. La limpieza es básica y sencilla, solo tienes que lavar el área externa con un jabón íntimo especial de ph neutro, enjuagarla y secarla bien con una toalla. Deja de lado las duchas vaginales frecuentes, que alteran el equilibrio normal de microorganismos en la vagina, y no uses jabones perfumados, baños de espuma, desodorantes vaginales, polvos de talco o cualquier otro producto que pueda aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de infecciones. Asimismo, también es esencial reparar en la limpieza íntima cuando vamos a orinar. Para no trasladar bacterias de la zona rectal hacia la vagina, se recomienda secar el área con un trozo de papel desde delante hacia atrás (nunca a la inversa).

¡Cuidado con el uso de compresas y tampones!

Estos productos de higiene femenina son nuestros mejores compañeros durante los días de lla menstruacion pero rápidamente pueden convertirse en enemigos, causándonos una infección vaginal, si no los usamos correctamente. Es importante mantener la zona íntima seca, por lo que no debes olvidar cambiar las compresas y los tampones con regularidad. Sobre todo, no mantengas el mismo tampón por más de 4 o 6 horas (según la abundancia de flujo menstrual) y no pienses en dormir con él puesto. Lo ideal es limitar su uso para ocasiones de emergencia, como para ir a la playa, a la piscina, al gym o si vas a llevar falda o un pantalón muy claro.

Ropa interior de algodón

utiliza ropa interior de algodon
Las braguitas de 100% algodón absorben muchísimo más la humedad y favorecen la ventilación de la zona, algo vital para evitar las infecciones vaginales. Por el contrario, esto no se consigue con la ropa de interior de materiales sintéticos ni con las braguitas tipo hilo dental que comprometen la buena higiene íntima. Lo mismo ocurre con los pantalones demasiado ajustados, y es que acaban ocasionando una sudoración excesiva en la zona que puede crear el ambiente perfecto para la proliferación de bacterias y hongos que causan las infecciones vaginales.

Mantente siempre seca

Ya lo hemos mencionado, pero mantener la zona íntima siempre seca te ayudará a prevenir posibles infecciones vaginales y te permitirá disfrutar de tu bienestar en todo momento. Cuando vayas a la playa, a nadar, practiques deportes de agua o hagas ejercicio, es fundamental que te quites el traje de baño o cualquier prenda de ropa mojada lo antes posible para evitar la humedad e irritaciones en esa área tan delicada.

Protégete en tus relaciones

Hay muchísimas infecciones de transmisión sexual que pueden poner en riesgo tu salud íntima y general de forma grave. Y para evitar el contagio, nada mejor que el uso de métodos anticonceptivos seguros como el preservativo al mantener relaciones sexuales. Es recomendable también higienizar previamente los juguetes eróticos si vas a usarlos, así como extremar las medidas de higiene personal antes de tener un encuentro sexual.
Espero que esta información te sea útil y te sirva de ayuda para gozar de una excelente salud íntima. Comparte con nosotras tus impresiones dejándonos un comentario.


Lo que usted debe saber sobre los problemas de ereccion

Hablar sobre los problemas de erección puede ser incómodo para usted, pero si sufre de problemas para lograr o mantener una erección, usted tiene buenas razones para hablar con un médico
Foto thedoctorstv.com

Los problemas de erección no sólo interfieren con su vida sexual, también pueden ser un síntoma de otros problemas de salud.
Los problemas de erección pueden ser un síntoma de que sus vasos sanguíneos están obstruidos, o de que ha sufrido daño en los nervios a causa de la diabetes. Si usted no consulta a su médico, no recibirá tratamiento para estos problemas y su salud podrá verse afectada.
La disfunción eréctil es un problema médico. Su médico puede ayudar.
En el pasado, a los problemas de erección se los denominaba “impotencia”. Ahora el término más común es “disfunción eréctil”. A veces se utilizan sólo las iniciales ED (por sus siglas en inglés: “erectile dysfunction”).
El médico puede ofrecerle varios tratamientos para la disfunción eréctil. Para muchos hombres, el tratamiento es tan sencillo como tomar una pastilla. Otros hombres tienen que probar dos o tres opciones antes de encontrar el tratamiento que les da resultado. No se dé por vencido si el primer tratamiento no le da resultado. Encontrar el tratamiento adecuado para usted puede tomar algún tiempo.

¿CÓMO SE PRODUCE UNA ERECCIÓN?

Las hormonas, los vasos sanguíneos, los nervios y los músculos deben trabajar en conjunto para producir una erección. La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene, en respuesta a una estimulación sexual. Algunas posibles causas de la estimulación sexual son
  • caricias
  • cosas que ve o escucha
  • pensamientos o deseos sexuales
nerveSignals
La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene.
Las señales nerviosas llevan a que se relajen los músculos del pene. Esto permite que la sangre fluya dentro del tejido esponjoso en el pene. La sangre se acumula en este tejido como agua que llena una esponja. El pene se agranda y se vuelve más firme, como un globo inflado. Luego, las venas se cierran para evitar que la sangre salga del pene.
Después del orgasmo, o cuando termina la excitación sexual, las venas vuelven a abrirse y la sangre sale y fluye nuevamente hacia el cuerpo.
crossSection

Para lograr una erección se necesitan vasos sanguíneos sanos.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

Distintas afecciones pueden dar lugar a la disfunción eréctil. La mayoría de estas afecciones son problemas de salud que afectan al corazón y los vasos sanguíneos y que requieren tratamiento médico, a fin de ayudar a prevenir problemas de salud más graves.
  • la presión arterial alta
  • el colesterol elevado
  • la diabetes
Los hábitos nocivos también pueden contribuir a la disfunción eréctil. Todo lo que es malo para su corazón también es malo para su salud sexual.
  • el consumo abusivo de drogas y alcohol
  • fumar
  • comer en exceso
  • la falta de ejercicio
El daño a los nervios por varias causas puede interferir con las señales nerviosas que producen una erección.
  • lesión de la medula espinal
  • tratamientos para el cáncer de próstata, inclusive la radioterapia y la cirugía de extirpación de próstata
  • la esclerosis múltiple y otras enfermedades que afectan al sistema nervioso
Algunos medicamentos por prescripción médica, como algunos antidepresivos o medicamentos para la presión arterial alta, pueden causar disfunción eréctil. Su médico puede cambiar su tratamiento con medicamentos. Nunca deje de tomar un medicamento que le fue recetado sin hablar primero con su médico.
Una pequeña cantidad de casos de disfunción eréctil son causados por un nivel reducido de la hormona masculina llamada testosterona.
Los médicos solían pensar que la mayoría de los casos de disfunción eréctil eran problemas mentales o emocionales. Ahora sabemos que la mayoría de los casos tiene una causa física. Sin embargo, la depresión, las preocupaciones o la ansiedad también pueden causar disfunción eréctil. Del mismo modo, la disfunción eréctil por causas físicas puede llevar a la depresión y la preocupación, empeorando la disfunción eréctil.
No se debe suponer que la disfunción eréctil es parte del proceso normal de envejecimiento. Es muy probable que la causa sea otra.

¿QUÉ SUCEDERÁ EN EL CONSULTORIO DEL MÉDICO?

Hablar sobre la disfunción eréctil puede ser incómodo. Cuando consulte a su médico trate de usar frases como “he tenido problemas en el dormitorio últimamente” o “he tenido problemas de erección”. Recuerde que una vida sexual sana es parte de una vida sana. No sienta vergüenza de buscar ayuda. La disfunción eréctil es un problema de salud y su médico trata problemas de salud todos los días.
Si la conversación con su médico no lo hace sentir cómodo, pida un referido a otro médico. Su médico tal vez le recomiende que consulte a un urólogo, que es un médico que se especializa en problemas sexuales y urológicos.
Quizá su pareja quiera acompañarlo a la consulta con el médico. Muchos médicos afirman que la disfunción eréctil es más fácil de tratar cuando se involucran ambos integrantes de la pareja.
Para determinar la causa de su disfunción eréctil, el médico tomará sus antecedentes médicos completos y le hará un examen físico.

ANTECEDENTES MÉDICOS

El médico le hará preguntas generales sobre su salud. También le hará preguntas específicas sobre sus problemas de erección y la relación con su pareja. Lleve un listado de todos los medicamentos que toma o lleve los medicamentos para mostrárselos al médico. Informe al médico sobre cualquier cirugía a la que se haya sometido.
El médico le hará preguntas sobre sus hábitos, tales como el consumo de alcohol, si fuma o no y el ejercicio físico que realiza.
Puede que el médico le haga otras preguntas, por ejemplo
  • ¿Cual diría usted es su nivel de confianza en cuanto a lograr y mantener una erección?
  • Cuando logra erecciones mediante estimulación sexual, ¿con qué frecuencia son lo suficientemente duras como para la penetración?
  • Durante las relaciones sexuales, ¿con qué frecuencia puede mantener su erección luego de haber penetrado a su pareja?
  • Cuando intenta mantener relaciones sexuales, ¿con qué frecuencia son satisfactorias para usted?
  • ¿Cómo calificaría su nivel de deseo sexual?
  • ¿Con qué frecuencia puede llegar a tener un orgasmo y eyacular?
  • ¿Tiene una erección al despertar en la mañana?
Las respuestas a estas preguntas ayudarán a su médico a comprender el problema.

EXAMEN FÍSICO

Un examen físico puede ayudar al médico a encontrar la causa de su disfunción eréctil. Como parte del examen, el médico examinará sus testículos y su pene, tomará su presión arterial y examinará cómo están sus reflejos. Le extraerá una muestra de sangre para analizar si tiene diabetes, su nivel de colesterol y otras afecciones que puedan estar relacionadas con la disfunción eréctil.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO PARA LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

El médico puede ofrecerle una serie de tratamientos para la disfunción eréctil. Puede que usted desee hablar con su pareja sobre qué tratamiento puede ser mejor para los dos. La mayoría de las personas desean el tratamiento más sencillo posible. Tal vez necesite intentar varios tratamientos antes de encontrar el que le dé el mejor resultado.

CAMBIOS DE ESTILO DE VIDA

Para algunos hombres hacer más ejercicio, dejar de fumar, bajar de peso y reducir el consumo de alcohol, puede resolver los problemas de erección.

ASESORAMIENTO

Si bien la mayoría de los casos de disfunción eréctil tiene una causa física, el asesoramiento puede ayudar a las parejas a manejar los efectos emocionales. Algunas parejas descubren que el asesoramiento contribuye al tratamiento médico, al fortalecer su relación de pareja.

MEDICAMENTOS INGERIDOS POR VÍA ORAL

Desde 1998, los médicos tienen la opción de recetar una pastilla para tratar la disfunción eréctil. Las marcas actuales son Viagra, Levitra y Cialis. Si su estado de salud general es bueno, su médico puede recetarle uno de estos medicamentos. Si toma nitratos, un tipo de medicamentos para el corazón, no debe tomar ninguna de las pastillas que se recetan para la disfunción eréctil. Todas estas pastillas funcionan aumentando el flujo sanguíneo hacia el pene. No causan erecciones automáticas. Hable con el médico acerca de cuándo tomar la pastilla. Puede que necesite experimentar para descubrir qué tan pronto surte efecto.
Aunque tomar la pastilla posiblemente resuelva su problema de erección, también debería prestar atención a los demás problemas de salud identificados como posibles causas de su disfunción eréctil.

INYECCIONES

Tomar una pastilla no da resultado para todos. Muchos hombres usan medicamentos que se administran directamente en el pene. Caverject y Edex se inyectan en el cuerpo del pene con una aguja. MUSE es una pastilla muy pequeña que se inserta en la uretra, en la punta del pene. Estos medicamentos normalmente provocan una erección en minutos. Estos medicamentos pueden tener mucho éxito, incluso si otros tratamientos fracasan.

DISPOSITIVO DE VACÍO

Otra forma de producir una erección es utilizar un tubo de vacío especialmente diseñado. El pene se introduce en el tubo, que se conecta a una bomba. A medida que se bombea el aire hacia afuera del tubo, la sangre fluye hacia el pene y lo agranda. Entonces, se desplaza un anillo elástico especialmente diseñado desde el final del tubo hacia la base del pene, para evitar que la sangre vuelva a salir.
pump

Cuando se bombea el aire fuera del tubo, la sangre fluye hacia el pene y produce una erección.

IMPLANTE PENEANO

Cuando las demás opciones fracasan, algunos hombres necesitan cirugía para tratar la disfunción eréctil. Un cirujano puede implantar un dispositivo que se infle o enderece para producir una erección. Estos dispositivos no interfieren con la forma en que se siente una relación sexual.
Las operaciones de implantes peneanos no se pueden revertir. Una vez que un hombre tiene un implante peneano, tendrá que usar el dispositivo para tener una erección. Hable con su médico sobre las ventajas y desventajas de tener un implante peneano.
implant

Una bomba implantada por debajo de la piel llena dos varillas con líquido para producir una erección.

PUNTOS A RECORDAR

  • Los problemas de erección pueden ser un signo de problemas de salud.
  • Un médico puede ayudarlo a resolver sus problemas de erección.
  • Fumar, tener sobrepeso, beber demasiado alcohol y no hacer ejercicio, pueden contribuir con los problemas de erección.
  • La mayoría de los casos de disfunción eréctil tienen una causa física, pero el asesoramiento puede ayudar a las parejas a fortalecer su relación.
  • Muchos hombres pueden tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil. De todos modos, estos hombres deben tratar los problemas de salud que causaron la disfunción eréctil.
  • Tomar una pastilla no da resultado para todos los hombres.
  • Los hombres que toman cualquiera de los medicamentos llamados nitratos no deben tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil.
  • Los tratamientos adicionales para la disfunción eréctil incluyen inyecciones, supositorios uretrales, un dispositivo de vacío y un implante quirúrgico.