Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

jueves, 3 de septiembre de 2015

El masaje tantrico te ayudará a despertar tu sensualidad, exacerbar tus sentidos y erotizar tu vida sexual.

El origen
Como su nombre indica, el masaje tántrico es uno de los rituales enseñados en los tantras; los libros sagrados esotéricos han acabo convirtiéndose en una de las formas del hinduismo. Sufre la influencia de las tradiciones milenarias indias y chinas. Respecto a las enseñanzas sobre la sexualidad tántrica, constituye un intercambio amoroso sutil.
Actualmente, se practica lejos de los spas y otros centros clásicos de masaje, en pareja. Su carácter fuertemente erótico hace difícil, incluso imposible, encontrar a un terapeuta.

Al contrario de otras técnicas de masaje, ésta no cuenta con normas establecidas. A la vez sensual, envolvente y energizante, el masaje tántrico consiste en grandes movimientos de unión entre todas las partes del cuerpo y el tacto sobre los 7 chakras (puntos de energía). Los movimientos de masaje, de presiones ligeras y, sobre todo, de roce son suaves y lentos, hasta tal punto que es difícil seguirlos mentalmente. Las manos del masajista se deslizan de los pies a cabeza de su compañero, como si sobreestimara sobre su cuerpo. La idea es introducir en el cuerpo un estremecimiento, una vibración que hace difícil cualquier pensamiento.El protocolo
El masaje tantrico se practica totalmente desnudo (sin toalla ni tanga en los genitales). El masajista utiliza un aceite caliente.

La zona sexual no se excluye del masaje: las manos la tocan regular y ligeramente, pero sin masturbación.
A lo largo del masaje tántrico, la respiración es la esencial: profunda, efectuada por el diafragma, tiene como objetivo aflojar la masa, desbloquear las emociones para permitir acceder a las sensaciones benéficas del tacto.
Los beneficios del masaje tantrico
Particularmente sensual, el masaje tántrico tiene como primer objetivo la conciencia del cuerpo, fuera del control del mental, lejos de los gestos y comportamientos automáticos de la vida diaria.
En la tradición tantrista, estos movimientos despiertan la inspiración en la mujer y las fuerzas vitales en el hombre. Aunque pueda realizarse sin acto puramente sexual, es perfecto para los hombres y mujeres que necesitan hacer circular su energía sexual, erotizar su relación.
Para los adeptos a esta filosofía, el masaje tántrico es una experiencia sensual y espiritual al mismo tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario