Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Sexo anal sólo para hombre

El sexo anal para hombres tiene premio. Sí, la naturaleza nos ha dotado de una zona especialmente sensible. Esa zona se llamapróstata y es una glándula

prostata2
La próstata es un órgano glandular del aparato genitourinario masculino con forma de castaña, ubicada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoidescontenidos en el semen. Wikipedia dixit. Más información aquí
Además de esta maravillosa función la próstata da placer. Y no es un placer precisamente pequeño. Eso sí, para disfrutar de él es necesarioquitarse algunos prejuicios de encima.
Para conseguir una estimulación eficaz necesitamos acceder a la próstata desde el ano. Eso implica introducirse uno mismo o pedir a tu pareja que te introduzca un dedo o un juguete.
¡Con el santo macho hemos topado! A estas alturas de la lectura seguramente habrás pensado “a mí no me meten nada por el culo, eso es de gais” o algo así.
Acceso a la próstata desde el ano

Vamos a ver, la homosexualidad es una orientación sexual. Es decir es la preferencia por tener relaciones eróticas con personas del mismo sexo. Eso no tiene nada que ver con que disfrutes o no de una parte de tu cuerpo.
De hecho el sexo anal no es la práctica más frecuente entre los gais, acostumbran a disfrutar mucho más del erotismo oral o del manual. Esas también son técnicas que usan los homosexuales y a ti no se te ocurriría pensar que disfrutar de una buena mamada te vaya a convertir en gai.
¿Por qué? Por que a ti te gusta el sexo oral cuando te lo hace tu chica o una chica que te guste, no el sexo oral con cualquier persona ¡Es quién deseas quién te haga y no qué te hace lo que define tu orientación!
Fíjate en una cosa. En las películas porno no acostumbra a verse esta práctica ¿Por qué será? A mi entender es consecuencia de loesteriotipado que está este tipo de cine. Como la mayoría de los hombres heteros lo considera tabú, símplemente no se incluye en el guión.
Por supuesto existe la posibilidad de estimular la próstata usando el pene de un compañero. Eso sí sería una relación entre personas del mismo sexo. Tan normal y legítima como decidan los participantes.
Quitados los prejuicios pasemos a describir la técnica:
1. Como en todas las prácticas anales deberás tener primero unabuena higiene. Más información aquí.
2. Para acceder a la próstata túmbate boca arriba como si fueras un bebé al que van a cambiar los pañales.
3. Antes de empezar lubrica (con lubricante para sexo anal) tanto el ano como el dedo. La lubricación no debe perderse nunca durante toda la práctica.
4. Ponte un guante de látex en la mano que vas a utilizar para el estímulo de la próstata. Esto suaviza mucho el contacto durante la penetración y la hace más agradable, aunque es algo opcional. Lo que no es opcional es llevar las uñas bien cortas, es una zona muy delicada.
5. Masajea el perineo y los bordes del ano para relajar el esfínter.
6. Introduce el dedo orientado con la yema hacia arriba unos cinco centímetros (hasta la segunda falange como máximo), no más.
7. Flexiónalo como si quisieras decirle a alguien “ven” con el dedo. Ver imagen.
8. Cuando detectes la presencia de la próstata masajéala suavemente ¡Suavemente!
9. Sigue masajeando hasta obtener el orgasmo.
10. Si no lo consigues en un plazo deseado puedes acompañar el estímulo con la masturbación.
Esto mismo puede hacerte otra persona si se coloca de rodillas al lado de tu cadera. Además ella puede combinar esta práctica con la masturbación o la felación. Esta última combinación es muy, muy, muy placentera. Es más, recomiendo que sea otra persona porquepara autoestimularse bien se debe tener cierta flexibilidad.
img_como_usar_los_estimuladores_de_prostata_16625_orig
Por último te propongo usar juguetes especialmente diseñados para estimular la próstata. Son seguros y están diseñados para sacar el máximo placer de esta práctica. Si vas a hacerlo solo, te lo recomiendo, es mucho más fácil. Aquí tienes un ejemplo:



viernes, 19 de septiembre de 2014

Posiciones para ellos

Aunque el placer durante el sexo es cosa de dos todas conocemos cierta posición que parece agradarle más a nuestra pareja. Para consentirlo de vez en cuando o para noches especiales te dejo estas 5 posturas que se que los vuelven locos.

1. Toma el control


Ponte un poco ruda y toma el control en la cama. Colócate sobre él y no dejes de dominar la situación. Esta posición les gusta por 2 razones: primero porque perder el control es sexy y segundo porque les das una vista perfecta (funciona mejor si lo recargas sobre una almohada). Es especialmente buena después de una gran cena porque, además, nos toca hacer todo el trabajo.

x


2. La silla 


Otra pose que los deja ver todo el espectáculo sin hacer mucho esfuerzo. El ángulo permite la penetración profunda pero te da más cercanía que la primera posición. Lo puedes abrazar, besar y acariciar (y él también puede explorar). Sólo te recomendamos poner una almohada en su espalda para que no se raspe con el movimiento (claro que esto depende mucho de la silla).

x


3. El perro parado


Una variante del perrito que, si no usas con frecuencia, será excitante para él por muchas razones. Recárgate sobre un mueble que te llegue un poco más abajo de la pelvis. Esto le permite a tu chico estar parado mientras te penetra (especialmente buena para los que sufren de dolor de rodillas) y lo pone por completo en control. Puntos extra si el mueble en el que te recargas tiene espejo.

x


4. La cruda


A esta posición le llamamos así porque, después de una noche de excesos, es el acomodo perfecto para curarse la cruda sin moverse demasiado. Es ponerse de cucharita y subir una pierna por encima de las suyas para dejarlo penetrarte sin mucho esfuerzo. No es profunda ni terriblemente apasionada, pero definitivamente te hará sentir mejor (y a él también) cuando la mañana lo amerita.

x


5. La mesita 


Otra posición que les permite estar parados sin cargar nuestro peso. No tienes que estirar las piernas como si estuvieras en exhibición de yoga, con acercarte a la orilla del mueble y sostenerte de sus caderas con los muslos es suficiente. Combina la aventura de hacerlo en un lugar diferente con la sensualidad de una vista perfecta.
 
x


¿Cuál es la favorita en tu casa?

Belleza íntima

Belleza íntima

Cuando hablamos de belleza, nos enfocamos en aquellas partes de nuestro cuerpo que suelen permanecer al descubierto. Pero y qué pasa con aquellas áreas que no suelen salir a la luz pública (salvo en temporada de bikinis) pero que sí podemos ver nosotras y nuestro ser especial?
También hay que cuidarlas y embellecerlas. Por eso dedicaremos este artículo a la belleza íntima. Comencemos!
Cuidado del busto 
El cuidado de la piel del busto es tan importante como el del rostro, eso lo notas cuando vas a hacerte un facial, tratamiento que se enfoca en la piel del rostro, del cuello y del busto.
Piel del busto
La piel del busto suele ser muy delicada, por lo cual hay que tratarla gentilmente. Para mantenerla joven y tersa, es recomendable:
  • Exfoliar suavemente cada dos días
  • Untar una crema hidratante a diario
  • Masajearlos con aceite de vitamina E dos veces por semana
  • Usar protección solar si llevas escote en días de verano, así como evitar broncear el área ya que esto hace que la piel pierda su tersura y se envejezca más rápido
Firmeza
Para unos senos firmes, el agua fría será uno de tus mejores aliados. Dúchate con agua fría en el área del busto (incluso en invierno) o simplemente frótalos con una toallita empapada con agua helada o con cubos de hielo. De esta manera contribuyes a combatir los efectos de la gravedad.
Estrías por cambios de peso y embarazo
Si subes o bajas de peso muy drásticamente corres el riesgo de que aparezcan estrías, los cuales son signos de que la piel ha sido dañada y casi siempre el daño suele ser irreversible.
Durante el embarazo puede que tus senos se agranden con rapidez. Toma precauciones desde el primer mes de embarazo para mantener la elasticidad de la piel con estas recetas:
  • Sumerge 2 motitas de algodón en leche entera y aplícala por toda el área de los senos y el pecho. Déjala puesta por media hora y luego enjuaga tus senos con agua tibia y luego con agua fría.
  • Otra opción es la de batir un huevo y untar al mezcla en tus senos, en especial en la parte inferior. Dejar secar también por media hora y luego enjuagar con agua tibia y luego con agua fría.
Ejercicios
Los ejercicios pectorales como las pechadas y la mariposa pueden ayudar a mantener los senos en posición elevada. Otro ejercicio buenísimo lo puedes practicar cuando vas de fiesta: CON LAS MANOS ARRIBA!! Sí, ese movimiento de los brazos hacia arriba como si estuvieras empujando una cajeta son buenísimos para tus senos.
El sostén
Como bien lo dice su nombre, el sostén le da el soporte adecuado a tus senos para mantenerlos “arriba”. Para que realmente hagan su trabajo, debes asegurarte de usar la talla adecuada y de ajustar las tiras para que las mantengan elevadas.
A la hora de elegir el sostén adecuado, es conveniente realizar una medida de tu busto. Hoy en día las demostradoras en tiendas de ropa interior suelen ofrecer este servicio generalmente sin costo y de esta manera sabrás exactamente la talla y la copa que realmente le sentará bien a tu busto y a tu cuerpo.
Aprende a medir tu busto siguiendo estos pasos. Necesitarás una cinta métrica y la ayuda de una amiga o familiar que te mida.
  • Párate recta y pídele a tu amiga que coloque la cinta alrededor de tu torso, justo debajo de los senos y apunte la medida.
  • Al número que salga debes agregarle 5 pulgadas. Por ejemplo, si la medida que te dio es de 29 pulgadas, quiere decir que tu talla será 34.
  • Ahora, pídele que coloque la cinta alrededor del área más grande te tus senos (generalmente en el centro) y apunta la medida.
  • Si por ejemplo ahora la medida te dio 36 pulgadas, quiere decir que son 2 pulgadas más que tu talla, es decir que tienes una copa B. Si fuera una pulgada más entonces eres copa A y así sucesivamente.
Un sostén muy grande no le dará el soporte adecuado a tus senos y unos muy apretados pueden ocasionarte problemas de circulación, es sumamente incómodo y te deja marcas.

CUIDADO DEL ÁREA PÚBICA
Esta es una de las áreas más ignoradas de nuestro cuerpo. Dedicarle tiempo será beneficioso para tu salud y tu autoconfianza.
Piel del área púbica
La piel del área púbica también es delicada y por ser negligentes con ella tiende a resecarse lo que puede avejentarla prematuramente.
Es importante exfoliar (sí exfoliar) e hidratar el área, desde el vientre hasta la ingle. Así minimizarás las manchas y mantendrás la piel más joven. Usa una crema hidratante sin perfume preferiblemente en esta área.
Los vellos
Es conveniente recortar, rasurar e incluso depilar los vellos para mantener el área fresca y también suave al tacto.
Si tienes problemas de vellos incrustados, puedes optar por depilación con crema o cera así como el uso de una pinza para sacarlos y evitar que se formen las molestas bolitas.
Higiene
Para mantener el área fresca es muy recomendable:
  • Ducharte con un jabón PH neutro sin perfume ni detergentes
  • Evitar lavar el área con geles de baño o jabones perfumados, ya que suelen causar irritación y al combinarse con el sudor provocan olores non gratos
  • También puedes optar por un desodorante íntimo, pero sólo debes usarlo sobre la piel y no en el órgano en sí
  • Durante el día puedes usar una toallita húmeda de esas que usan para bebés para refrescar el área
  • Evita el uso de talco que tiende a resecar la piel y el área en general
Ropa interior
Las bragas (panties) de algodón son mucho más saludables y frescas que las de otros materiales. Claro, no siempre son tan sexys, así que puedes usar una de otro material pero asegúrate que el área entre las piernas sea de algodón.
También procura usar faldas y pantalones holgados más a menudo para ventilar el área. Los pantalones ajustados pueden causar molestias, roces que te irritan e incluso si aprietan demasiado en el área del vientre pueden afectar tus órganos reproductivos.


Se un galan en tu primera sita

¿Lograste que la chica que te roba el sueño te de un sí para conocerse mejor? Bravo! Aquí te van unos consejos para que esa primera cita sea todo un éxito.
Organiza algo inolvidable.  Sabes que la primera impresión es la que cuenta, así que sería imperdonable que cuando la vayas a buscar, lo primero que preguntes es adónde le gustaría ir. Mejor sería que tuvieras preparada una velada romántica para los dos. No tienes que complicarte, lo que importa es que te hayas tomado la tarea de organizar algo. Puede ser la clásica cena romántica, pero para hacerlo más íntimo puedes elegir una parte del restaurante donde haya menos gente. Así no habrá ruido y podrán conversar a gusto. O algún punto alto de la ciudad donde tengan una hermosa vista. Sé creativo.
Deslúmbrala.  Al igual que ustedes, a nosotras nos encanta que quien camina a nuestro lado sea atractivo. Por lo tanto, para esta cita especial elige un atuendo que te haga destacar y que muestre que te esmeraste por ella.
 
Una camisa y pantalón bien planchados, zapatos lustrosos, estar bien afeitado y peinado, además de una fragancia agradable será todo lo que necesites.
Presta atención. La primera cita es una gran oportunidad para conocerse mejor y algo muy importante para una mujer es que la sepan escuchar y muestren interés. Nada de estar mirando a otras chicas en su presencia. Además, es crucial que prestes atención a detalles como cumpleaños, nombres de conocidos o familiares o cosas que le gustan. Así si todo sale bien y se vuelven a ver podrás sorprenderla con su rosa favorita o invitarla al restaurante que siempre ha querido ir.
Haz buena conversación. Sé sincero desde el principio, no hace falta tratar de impresionar con algo que no es cierto. Cuéntale qué has hecho hasta ahora en cuanto a estudios y carrera, así como tus planes y metas, tus intereses, con seguridad y naturalidad. Algo que debes evitar a toda costa es hablar sobre tu ex novia o cualquier tema personal que pueda ser incómodo para ella y que por ende te reste puntos.
Sé humilde. Si tu chica aceptó salir contigo es porque le atraes y quiere conocerte mejor. Y aunque suene un poco típico, esperamos que nos traten como princesas, por lo tanto si te la pasas hablando sobre tí y mostrando que eres lo máximo, casi como si le estuvieras haciendo un favor, lo que ella querrá es salir corriendo. Sé todo un galán haciéndole sentir que te importa y que ambos harían una buena pareja.
Encárgate de la cuenta. Eso de cuentas separadas es demasiado moderno, en especial en la primera cita. Pagar la cuenta reconfirma que eres un caballero y le demuestra que su compañía fue valiosa para ti, además de hacerle sentir que cuidarás de ella siempre.
Mantén tu distancia. Como apenas se están conociendo, puede ser algo imprudente acercarte demasiado o abrazarla constantemente. Y qué decir de comer de su plato o algo así, es demasiado temprano. A menos que ella se muestre a gusto, guarda el acercamiento para la última parte de la cita para ver si realmente hay química entre ustedes y hazlo de manera sutil. Tómala de la mano o acaricia su cabello y mira cómo reacciona. Así sabrás si hay segunda cita.
La despedida. Al final de la cita asegúrate de llevarla de vuelta a su casa o al menos a un lugar seguro. Si la cita no fue lo que esperabas, sé sincero y hazle saber. Algo como: “Gracias por acompañarme. Fue un placer conocerte” es un mensaje claro y honesto. Si la pasaste muy bien y ya estás pensando en verse de nuevo, entonces díselo con una sonrisa: “La pasé genial contigo esta noche” y dale un abrazo. ¡Con suerte te ganarás un beso!
¿Cuál ha sido tu primera cita más memorable?


Preocupaciones sexuales de las mujeres

La larga convivencia con el estrés la llevamos a todas partes, incluida la cama, que para muchas chicas no es solo el sitio de descanso, sino también el lugar donde deben ejercer como diosas del sexo y perfectas amantes. ¿Se puede imaginar algo más estresante que estar bajo presión a la hora de intentar disfrutar?
mujer preocupada
La ansiedad por lograr una actividad sexual placentera siempre había sido privativa del territorio masculino, pero las mujeres hace tiempo que se han apuntado a la carrera, y esto ha hecho que el sexo se ha convertido en otra causa de estrés, en lugar de ser una práctica para conseguir intimidad y placer con la pareja.
Veamos cuál es el top ten de las preocupaciones sobre sexo de las mujeres:
1. Nunca he llegado al orgasmo con el coito. Es el problema sexual femenino universal . Algunos estudios apuntan que un 75 por ciento de las mujeres no consiguen el orgasmo con la penetración, y otro 15 por ciento no lo consigue nunca, de ninguna manera. De hecho, hasta hace poco se cuestionaba la existencia del orgasmo vaginal.
Si estás en el 25 por ciento de las mujeres que alcanza habitualmente el orgasmo puedes considerarte afortunada. Pero si no es así, el primer paso es quitarse de la mente la idea de que el orgasmo es una leyenda urbana, que no existe o que no es para ti. También hay que dejar de pensar que es la única forma de disfrutar. El consejo de los sexólogos es relajarse y disfrutar con otras técnicas de la intimidad de la pareja, seguramente el día menos pensado te sorprenderá un orgasmo.
2. No luzco bien desnuda. La imagen corporal es un elemento clave de la autoestima e impacta directamente en la vida sexual. De acuerdo con las investigaciones de la doctora en Psicología Jennifer Haststein, aproximadamente el 61 por ciento de las mujeres está pensando en cómo lucirá su cuerpo desnudo en medio de una jornada de sexo. En 2011 un estudio de Fitness Magazine reveló que el 51 por ciento de las mujeres renunciaría un año al sexo por estar delgadas durante ese año.
Sobra decir que sentirse poco atractiva (y evitar posturas que crees que no favorecen tu aspecto) es un tiro de gracia para las ganas y la disposición de tener sexo. Para estos casos, los terapeutas desaconsejan forzar la máquina e intentar tener sexo aunque no apetezca demasiado. En su lugar, los expertos creen que es mejor hacer algo que te haga sentir sexy, quizás clases de yoga, salir una noche con amigos o regalarte un buen masaje. El placer siempre mejora la autoestima y la confianza en uno mismo.
Un buen amante sabrá esperar a que llegue el momento, así que no te sometas a presiones que serán a largo plazo contraproducentes.
3. No tengo una vagina “normal”. Este sentimiento erosiona la confianza sexual y lleva a muchas mujeres directas al quirófano, guiadas por dudosos criterios estéticos o de lo que es normal o dejar de serlo. Dicen que la culpa es de la industria del porno que ha creado una imagen concreta de “vagina deseable” como un canon estético más al que deberíamos someternos sin chistar.
4. Soy mala en la cama. Es cierto que el sexo mediocre no es divertido para ninguna de las partes implicadas. Pero antes de disponerte a cargar con todas las culpas, ten en cuenta que el buen sexo tiene mucho más que ver con cuanto de compromiso por dar y disfrutar haya en las dos partes que con acrobacias o técnicas sexuales.
El mal sexo puede tener varias causas. Por ejemplo, no estar cómoda con tu pareja o que estés en un proceso de aprendizaje sobre las cosas que te gusten y te excitan. En cualquier caso, con la persona adecuada y un poco de experimentación todos podemos ser estelares en la cama. Es una cuestión de construir confianza e intimidad con la otra parte, y por supuesto, como en cualquier otro ámbito de la vida, la práctica hace la excelencia.
5. Me aburre el sexo con mi pareja. Contrario a la creencia popular, las parejas casadas reportan tener sexo más frecuentemente de lo que se cree y mayores niveles de satisfacción sexual que los solteros o las parejas que no conviven. Esto puede ser una muestra de que el sexo dentro de una relación estable no tiene por qué ser monótono. Y en algunos casos, puede ser el mejor sexo posible. Hay un nivel máximo de intimidad y comodidad. Además ambos se conocen y saben muy bien lo que quiere el otro.
Es cierto que el deseo sexual en las mujeres decrece gradualmente cuando están en una relación larga. Si es ese tu caso, o mejor es tratarlo abiertamente con tu pareja y probar nuevas cosas que te abran el apetito sexual.
6. No tengo ganas. Si ese es tu problema, no estás sola. Una entrevista realizada en 2008 con más de 30.000 mujeres encontró que era un problema bastante frecuente, incluso en la franja de edad comprendida entre los 18 y 44 años.
Es importante que no te sientas culpable. El bajo nivel de deseo sexual puede ser una consecuencia del consumo de determinadas píldoras anticonceptivas, de la falta de sueño o de algunos antidepresivos. Si no estás segura de qué puede estar afectando tu deseo sexual, es conveniente que hables con tu ginecólogo. La buena noticia es que hay varios métodos para estimular la libido.
7. He tenido demasiadas (o muy pocas) parejas sexuales. Algunas personas han experimentado diferentes tipos de sexo, y otros solo han tenido un tipo de experiencia sexual. Esto quiere decir que lo que es normal para unos no tiene que serlo para otros. Lo ideal es crecer a partir de la propia experiencia sexual y no someterse a nada por obligación, solo para complacer a tu pareja. El sexo es cosa de dos.
8. Tengo una enfermedad de trasmisión sexual (por ejemplo, un herpes genital). Es un tema peliagudo de tratar con una pareja potencial, pero hay que hacerlo. Y n tiene por qué ser una sentencia de muerte para tu vida sexual. Tu puedes sentirte estigmatizada por tu problema, pero quizás sea más tu actitud que la realidad y el comportamiento del otros contigo. Si estás nerviosa, lo mejor es buscar ayuda. Pero nunca consideras la posibilidad de engañar al otro.
9. Ya no tengo vida sexual (ni creo que vuelva a tenerla). Si tienes la impresión de que a tu alrededor todo el mundo tiene orgasmos múltiples y locas noche de pasión, mientras tú te consumes en un limbo sexual, recuerda las estadísticas que hablan de que la mitad de la población considera que no está satisfecha con su vida sexual. Si estás pasado tu particular travesía del desierto, recuerda que todos han pasado por ahí antes que tú. Relájate y espera a estar en una mejor disposición para el amor.
10. Me excitan cosas que realmente no querría hacer en la vida real. Los terapeutas insisten en comparar el sexo femenino con los mandos de un avión, sofisticado, complejo y con un montón de misterios. Mientras el masculino se compara con las marchas de un coche, mucho más sencillo de conducir. Se sabe que la capacidad de excitación de las mujeres es más fluida que la de los hombres y que puede excitarse con una variedad de estímulos. Por otra pare, los terapeutas advierten de que en cuestiones de sexo muchas veces el cuerpo y la mente no se ponen de acuerdo.
Por ejemplo, si tienes una fantasía de dominación sado maso que no se aviene con tus valores feministas, no montes un drama con ello. Recuerda que el deseo no es racional ni lógico ni moral, y mucho menos políticamente correcto.

Exitarse sin usar las manos

Usa la imaginación y déjate llevar por el placer sin usar las manos.
No es necesario que tú o tu pareja usen las manos para que logres excitarse.
images-424
A continuación te presentamos la técnica ‘Clittage’, para estimular tu clítoris sin la necesidad de usar las manos.

Se llama así a la estimulación del clítoris y labios menores, por medio de un masaje con el pene de tu compañero, los movimientos se hacen con la cadera.
El hacer estos movimientos dejando fuera las manos ayuda a que se estimulen otras zonas erógenas del cuerpo como los pechos, piernas, cuello o brazos.
Cómo hacerlo
-No olvides la protección, ya que como en toda relación sexual hay intercambio de fluidos que pueden derivar en contagios o embarazos no deseados; los condones texturizados son una buena opción.

-Hínquense cara a cara para que sus pelvis queden a la misma altura, si eres más bajita ponte unas almohadas para quedar al mismo nivel.
-Acércate a él y deja que se coloque entre tus piernas, su pene deberá rozar tus labios menores y tu vulva.
-Él debe comenzar a moverse rítmicamente acariciando con su miembro toda tu zona íntima. El lubricante del condón ayudará a que haya un suave movimiento lleno de sensualidad.
-Con la separación de tus rodillas podrás nivelar que tanto quieres estimularte.
Puedes hacer el ‘Clittage’ como un previo a la penetración o llegar al clímax con esta técnica, ya que estarás en plena lubricación, hiper sensible y con el flujo sanguíneo a todo lo que da.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Iniciate en el sexo tantrico


  • Apertura mental


    El sexo tántrico no se trata de decir: ¡listo, vamos!, requiere preparación mental y apertura, siendo más simple la iniciación para quienes están vinculados con las prácticas de meditación y relajación. La meta final de este tipo de encuentro no es el orgasmo si no el reconocimiento del otro a nivel espiritual, el viaje completo, por lo que al comienzo puede ser difícil de practicar, pero algunas claves te ayudarán
  • El tiempo es necesario


    La práctica del sexo tántrico toma su tiempo, por lo que debes preparar el ambiente, crear un entorno relajado propicio para desconectarse y comenzar el viaje de sensaciones, no es una práctica para un encuentro al estilo "rapidito". Además para dominar este arte puedes tardar meses e incluso años, todo dependerá de la evolución de ambos
  • Concéntrate en la respiración


    Para comenzar siéntense uno frente al otro y comiencen a concentrarse en sus respiraciones, buscando la relajación. Mientras uno inhala el otro exhala, sintiendo como la energía fluye por el cuerpo de ambos, dominar la respiración es vital para cualquier tipo de meditación incluyendo el sexo tántrico
  • El arte de acariciar


    La exploración es básica dentro del sexo tántrico, por eso comienza acariciando a tu pareja suavemente, recorriendo todo su cuerpo sin ningún tipo de prisa, da y recibe fomentando el erotismo y la pasión mediante el tacto. Usar aceites balsámicos facilita el trabajo, también puedes recurrir a otras técnicas como el uso de plumas para crear nuevas sensaciones
  • Besos sin límites


    Besar suele ser una práctica olvidada por las parejas tras mucho tiempo juntos, el sexo táctrico recupera su poder. Recostados o de frente dedicate a besar a tu pareja, disfrutando de la sensación, en la boca, en sus zonas erógenas, sin prisa siente y has sentir al otro todo el poder del deseo sexual mediante tus labios
  • Penetración controlada


    Tras largas caricias y deliciosos besos ambos se encontrarán muy excitados, llega el momento de la penetración, pero no de manera habitual. El hombre penetra a la mujer y una vez adentro no hay movimientos, solo se siente el pene dentro de la vagina mientras las caricias continúan, se debe contener el impulso de tener sexo convencional. El pene sale y entra en medio de juegos, besos y tacto que pueden durar muchos, pero muchos minutos, incluso horas
  • Contener la eyaculación


    La meta final del sexo tántrico es controlar y aprovechar al máximo la energía sexual, por ello se debe evitar la eyaculación el mayor tiempo posible. Durante las rondas de penetración ambos deben controlarse para no llegar al orgasmo y disfrutar del placer del momento, intercalen con besos y caricias y aumenten la concentración, este paso es uno de los más difíciles y posiblemente tomará mucho tiempo lograrlo, pero con trabajo y meditación se puede alcanzar la meta de disfrute sin eyacular
  • El pico del placer


    Tras muchos minutos, en los niveles más avanzados horas, de besos, caricias y penetraciones tántricas, ambos llegarán a un nivel en el que la energía vendrá de golpe, el pico del placer que acompaña al orgasmo recorrerá todo su cuerpo y no solo se quedará en el área genital, proporcionando un disfrute como pocos. Esto es lo que hacer que muchas parejas recurran una y otra vez a este tipo de sexo
  • La orientación


    El sexo tántrico no es una práctica sencilla, por eso se recomienda la orientación, ya sea mediante libros, clases o consultas, la idea es avanzar por un camino que les permita disfrutar al máximo de su energía sexual como pareja, alcanzar un nivel por encima de la media, y comenzar a disfrutar del sexo desde otra perspectiva. Si quieres saber más consulta nuestros artículos acerca de las mejores posturas sexuales para el sexo tántrico y las claves para evitar la eyaculación.