Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 28 de junio de 2014

Diferencia entre amor y enamoramiento

Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos
sentimos atraídos y dejamos caer frente a
el o ella las barreras que nos separan de
los demás.
Cuando compartimos con esa persona
nuestros sentimientos y pensamientos más
íntimos, tenemos la sensación de que, por
fin, hicimos una conexión con alguien.
Este sentimiento nos produce gran placer,
hasta la química de nuestro cuerpo cambia,
dentro de el se producen unas sustancias
llamadas endorfinas.
Nos sentimos felices y andamos todo el día
de buen humor y atontados.
Cuando estamos enamorados nos parece que
nuestra pareja es perfecta y la persona
más maravillosa del mundo. Esa es la
diferencia entre enamoramiento y el amor.
Empezamos a amar cuando dejamos de estar
enamorados.
¿Que? Así es.
El amor
requiere conocer a la otra persona,
requiere tiempo, requiere reconocer los
defectos del ser amado, requiere ver lo
bueno y lo malo de la relación.
No quiere decir que enamorarse no es
bueno, al contrario es maravilloso. Sin
embargo es solo el principio.
Muchas personas son adictas a estar
enamoradas. Terminan sus relaciones cuando
la magia de haber conocido alguien nuevo
desaparece; cuando empiezan a ver defectos
en la otra persona y a darse cuenta que no
es tan perfecta como pensaban.
El verdadero amor no es ciego.
Cuando amas
a alguien puedes ver sus defectos y los
aceptas, puedes ver sus fallas y quieres
ayudarle a superarlas.
Al mismo tiempo esa
persona ve tus propios defectos y los
entiende.
El amor verdadero esta basado en
la realidad, no en un sueño de que
encontraste a tu príncipe azul o a tu
princesa encantada.
Encontraste a una persona maravillosa, de
acuerdo, pero no es perfecta ni tu
tampoco.
Encontraste a tu alma gemela, pero también
los gemelos discuten y también tienen
diferencias.
Amar es poner en una balanza lo bueno y lo
malo de esa persona y después amarla. El
amor es una decisión consciente.
Muchas veces oímos de personas que dicen
que se enamoraron de alguien y que no
pueden evitarlo.
Que se supone que es una cuestión de
suerte?
Que se supone que amamos por arte de
magia?
Que se supone que alguien mas tiene poder
sobre nosotros?
De ninguna manera. Puedes sentir una gran
admiración por alguien, puedes desear
tener una relación con alguien, puedes
estar muy agradecido por lo que alguien ha
hecho por ti, pero... no la amas.
El amor nace de la convivencia, de
compartir, de dar y recibir, de intereses
mutuos, de sueños compartidos.
Tu no
puedes amar a alguien que no te ama, o que
no se interesa en ti. El amor verdadero es
reciproco.
Recibes tanto como das.
Si en este momento, tu mismo tienes un
"amor imposible" debes estar molesto
conmigo tal vez estas pensando: Como es
posible que me digas esto? Que no ves que
es amor lo que siento?
No te culpo, yo también tuve alguna vez
amores imposibles y también sentí la
frustración de que esa persona no me
hiciera caso o me abandonara. Pero te
repito. No puedes amar a alguien que no te
ama.
Haz este experimento: Llena el espacio en
blanco con el nombre de tu "amor
imposible"
*Amo intensamente a________________ aunque
no muestre el más mínimo interés en mi.
*Nunca voy a estar con_______________ pero
lo amaré por siempre.
*Voy a amar a ____________ sin importar
que me trate mal o no me haga caso.
*Si no tengo el amor de ____________ no
amare a nadie más.
Como te sientes? Alguna de estas frases te
suena familiar?.
Las frases anteriores no hablan de amor
verdadero, hablan de lo siguiente:
*Baja autoestima: tu no mereces ser
ignorado por nadie, mucho menos ser
tratado mal.
*Temor de hacerte responsable de tus
sentimientos: si te aferras a alguien
que sabes no podrás conseguir, te evitas
el trabajo de buscar a alguien que te haga
caso.
*No hacerte responsable de ti mismo: Si le
das a alguien mas poder sobre ti, evitas
tomar tus propias decisiones.
*Miedo: que tal si en lugar de estar
sufriendo por esta persona en particular,
te olvidas de ella y te pones a buscar
alguien con el que si puedas tener una
relación?
Lo has intentado verdad?, pero no puedes.
Ahora llena las siguientes frases
con el mismo nombre:
*Pienso que__________ es maravilloso(a)
pero como se que hay pocas probabilidades
de que exista algo entre nosotros, buscare
alguien que este disponible para mi.
*Veo que____________ no puede ver lo mucho
que valgo, buscare alguien que pueda.
*Yo soy un ser humano digno de amor y
respeto, si__________ no me lo da,
alguien mas lo hará.
*Me amo, así que nunca mas permitiré
que__________ me menosprecie.
Las frases anteriores si hablan de amor
verdadero. Amor por ti mismo, que como ya
dijimos es la base del amor.
En resumen:
*El enamorarse no es lo mismo que amar.
*Tu decides a quien amar.
*No puedes amar a quien no te ama.
*El amor esta basado en la realidad.
*El amor no es ciego.
*Si, el amor esta basado en la realidad,
pero también tus sueños los puedes
alcanzar.
*Por eso analiza y busca la forma de
encontrar el amor en la persona de tus
sueños.
"Empezamos a amar no cuando encontramos
una persona perfecta, sino cuando
aprendemos a ver perfectamente una persona
imperfecta."

Las 7 etapas del enamoramiento.

1. Enamoramiento o fusión (del primer mes a los 18 meses, máximo 30 meses).
Quieren estar todo el tiempo juntos; se sienten unidos y están extasiados el uno con el otro. La pareja tiene la sensación de afecto mutuo y de reciprocidad. Además, se vive especialmente el deseo y la pasión, con o sin actividad sexual, pero con una intensa fantasía.
2. Relación y vinculación (18 meses a 3 años).
Los integrantes de la pareja se muestran afectivos el uno con el otro, pero también empiezan a mostrar su autonomía. La pareja diferencia el “yo-tú” del “nosotros” y se empieza a mostrar más manejable. La relación ya no es tan pasional, sino más compañera; deja de ser tan simbiótica y trasciende el dormitorio. Se puede pasar de crear un vínculo amoroso a vivir juntos o proponerse crear un hogar.
3. Convivencia (2º y 3° año).
El nivel sexual baja, se manifiesta el amor con más compañerismo y el nido o el hogar. Se decora la casa, se hace confortable. Aquí el amor se alimenta con el compañerismo y el apego amoroso. Pueden surgir los problemas por la familiaridad y la rutina y esto puede crear molestias, irritación y enfados.
4. Autoafirmación (del 3° al 4º año).
Es el momento de sentirse lo suficientemente seguro para hacer actividades por separado. Si no se tienen en cuenta las necesidades individuales, se crea resentimiento y problemas de identidad de los miembros de la pareja. Hasta aquí la pareja se fijó en las cosas que tenían en común; ahora se empiezan a fijar en las diferencias, pero se tienen que sentir lo suficientemente cómodos para poder hacer actividades independientes.
5. Colaboración (del 5º al 15º año). 
Si la pareja ya se unió para hacer proyectos juntos, como los hijos, y éstos ya empezaron a ser independientes puede ser un momento mucha fricción. Esto puede ser debido a que los hijos adolescentes causan tensiones o a que cada uno quiere tener un proyecto propio y la pareja se resiente.
6. Adaptación (del 15º al 25º año).
En esta etapa las parejas deben adaptarse a los cambios externos: hijos, “achaques”, familiares en la vejez. Éste es el momento en que las fantasías o ilusiones de cómo podría ser la pareja se desmoronan y se ve la realidad de frente. Con la madurez y la conciencia de cómo pasa la vida hay algunas personas que tienen miedo de perder el tren y, si coincide con la crisis de la mediana edad o la siguiente, puede ser un momento en que la pareja o bien se rompe, o se consolida en las nuevas rutinas sin hijos.

jueves, 26 de junio de 2014

Señales de alarma en la relación.


     Sería importante para las parejas que están por casarse, o por iniciar una convivencia, conocer posibles señales de alarma, que abordadas a tiempo por la pareja, podrán evitar conflictos o rupturas en un futuro.
    Generalmente las relaciones de pareja no se van a pique por un hecho puntual y explosivo, se acaban poco a poco como si fueran resbalando por una pendiente de reproche, sospechas y actitudes  defensivas o de aislamiento hasta que llegan a un punto desde donde es difícil volver atrás. Las señales que aparecen con más frecuencia son las siguientes:

1.      Agendas diferentes. Ambos reconocen, que desde hace tiempo, cada cual lleva su propio calendario de actividades. Sin que la pareja lo note, y aunque parezca casual, los programas de ambos comienzan a tornarse incompatibles. Cuando él vuelve de la oficina, ella se va a su clase de yoga. Los sábados, cuando ella vuelve de su caminata por el parque, él va a su clase de teatro, y después a practicar fubol. Suelen dar mas importancia al trabajo, los hijos, (si los hay), los parientes, los amigos, las actividades personales. El tiempo compartido, el estar juntos,  solos en casa, el salir juntos solos, no figura en la agenda de cada uno.

2.      No respetar el tiempo del otro. Sucede cuando no se toma en cuenta al otro. Si al comienzo de la relación, alguno de los dos llega tarde a cenar, el otro lo tolera. Pero si con el tiempo el señor se acostumbra a llegar tarde sin avisar, si se demora, mientras la comida se enfría, los chicos lloran,  ella concluirá que él es un egoísta, que solo piensa en sí mismo, o sospechará que alguien más importante que ella y los niños, lo retiene.

3.      Ausencia de caricias. Al principio de la relación, los dos se tocan, se  besan y miman mucho. En algunas parejas con el tiempo esto va desapareciendo, Ya no se ríen de cosas que solo ellos dos saben, no se piropean, no hay seducción, no se sorprenden uno al otro, solo se hacen regalos para los cumpleaños o aniversarios.

4.      Falta de comunicación. En una  reciente entrevista con una pareja, la mujer no me supo decir cual era el mejor compañero de trabajo de su marido, ni él cual eran las preocupaciones actuales de ella.

5.      Rencor reprimido. A él, le gusta ver televisión mientras cenan. Ella pide dialogar. A pesar de que ella se lo ha pedido infinidad de veces, y ha fundamentado su pedido, diciéndole que ella quisiera contarle sus anécdotas cotidianas, y saber como él pasó su día, el no cambia su actitud. Con el tiempo, el no cede, ella ya no protesta.
Una familia que consultó años atrás, me relataban la señora y los hijos, que el padre manejaba con exceso de velocidad cada domingo a la vuelta del country. Cada fin de semana todos protestaban, y el señor seguía manejando igual, zigzagueando en ocho entre los coches,  para llegar un poco más temprano. Todos estaban asustados por los riesgos innecesarios que corrían. El decía que no manejaba rápido, sino que su andar era “dinámico”. Sólo modificó su actitud, luego de meses de tratamiento. Si estas, y otras cuestiones cotidianas, no son escuchadas y negociadas, se instala el rencor, y al tiempo, esta situación podrá desembocar en un estallido, o en un abandono.

6.      Pérdida de deseo. Cuando uno ó los dos pierden el interés en los encuentros sexuales, que se van espaciando, y a veces desaparecen

7.      Criticarse ácidamente en público y en privado. Este habito, sostenido en el tiempo, va escribiendo el certificado de defunción de la relación.
Día a día va carcomiendo la autoestima de cada uno de ellos, y los cimientos de sus proyectos de vida en común.

8.      Ser excesivamente complaciente. El consulta: ¿Vamos al cine o al teatro? Ella contesta: Donde vos quieras. El pregunta ¿Saco para viernes o sábado? Ella contesta: Lo que vos quieras... No tener opiniones propias, ver siempre por los ojos del otro, termina aburriendo al compañero. A veces, el que no elige, además reprocha. “Deberías largar un rato el control remoto de la relación”, pedía días pasados un paciente a su pareja. Ella le contestó: ”Para que, si cuando te lo doy, no sabes que hacer con él, y me lo devuelve”

9.      Ser excesivamente dominante. Darle continuas instrucciones al otro, sobre como hacer cada cosa, sin que el se lo pida, (como vestirse, como hablar con el jefe, como discutir con un pariente). Controlar hasta sus silencios (¿En qué estás pensando?). Algún día, el otro puede sentirse muy invadido, y partir para siempre.

10.  Los simbióticos, o pegados con poxipol. Van a todos lados juntos, siempre. No se sabe si es tanto lo que quieren estar juntos, o tienen miedo a estar solos. Si a una reunión festiva de trabajo, el otro no es invitado, no va ninguno. Puede ocurrir que un día, uno de ellos viaja, y el otro entra en colapso, parece un alma en pena. Es recomendable que en la pareja haya amigos y espacios comunes, pero que cada uno cultive intereses personales


ACTITUDES QUE PUEDEN FAVORECER EL REENCUENTRO:

1) Dialogar con cortesía y respeto, sin desafíos, ni reproches. Un paciente me relató que quiso un día comunicar el dolor que sentía al quedar excluido. Ella estaba amamantando al bebé, en la cama matrimonial, con el hijo mayor sentado al lado de ella. Él llegaba recién de la oficina, después de un día de terribles presiones, y necesitaba afecto y contención. En vez de reprocharle a ella, le dijo: “Me estoy compadeciendo de mí mismo”. No necesitó decir más. Ella comprendió, y al rato lo abrazó estrechamente.
2) No esperar. Los problemas no se arreglan solos, si los dejamos macerar, empeoran. Si un de los dos detecta una señal de alarma, comunicarlo a su pareja sin demoras, y sin reproches. Decirle ”No me gusta lo que nos está pasando últimamente, ¿Hablamos?”
3) No culpar, pedir ayuda y resolver juntos. Eliminar la culpa. En vez de decir ”Estoy harto de lo mal que me tratas, (Que inunda de culpa a su compañera), o quedarse mudo una semana, decirle: ”Me molesta esto o aquello, ¿que crees que podamos hacer?”
4) Ser flexible. Se alivian las tensiones, si cada uno cede algo. Si nadie cede, se llega fácilmente a un divorcio, y a un divorcio controvertido, que suelen durar años.
5) Consultar. Si solos no pueden, animarse a una terapia de pareja.  Cada vez más parejas consultan, para mejorar la relación y salvar al amor

Preparada para una nueva relacion

  1. Define tus sentimientos. Debes saber qué es lo que sientes para saber que puedes dar y que no. Si estás confundida, reconócelo y date tiempo para desenvolver ese “costal de anzuelos” que tienes en la cabeza.
  2. Hazte preguntas: ¿Me imagino en un futuro al lado de esta persona? ¿Me siento atraída por él? ¿Esa atracción es suficiente para que nazca una relación? Apela a tu sabiduría interna, ello te ayudará a disipar las nubes y a mirar con menor confusión la situación.
  3. ¿Miedo a qué? ¿A quién? Identifica tus miedos y enfréntalos antes de acercarte de una forma más profunda a otra persona. Cuando guardamos los miedos del ayer, los volvemos a materializar con la relación del mañana. Reconoce tus miedos y domínalos: si no dominas tus miedos, son ellos quienes te dominarán a ti.
  4. Las situaciones negativas no tienen por qué repetirse. Si en el pasado te mintieron,  te traicionaron, te usaron,  te hirieron, eso no quiere decir que vaya a repetirse. Afortunadamente no todas las personas son iguales, ahora estas ante un ser diferente, no quieras asemejarle a otras personas que han estado en tu vida.
  5. Dialoga con tu nuevo hombre. Cuéntale de tus sentimientos, de tus expectativas, de tus frustraciones… seguro que si la posible relación parte de un entendimiento mutuo, tendrá más probabilidades de prosperar.
  6. Ve paso a paso. No te presiones, no te dejes presionar. Muchas relaciones inician con el pie izquierdo simplemente porque una de las partes impone su voluntad, puesto que pareciese ir en un monoplaza de la fórmula uno. El amor necesita de tiempo, no alteres tu ritmo, si necesitas tiempo para pasar al siguiente nivel, has que tu pareja lo sepa, si te ama sinceramente lo entenderá e incluso disfrutará de ello.
  7. Conoce para, llegado el caso, decir “no gracias” con fundamentos. Muchas veces se nos escapan seres maravillosos de nuestras vidas por andar con prevenciones vanas que buscan a un príncipe inmaculado. Los demás no tienen que ser como tú quieras que sean, conoce y luego evalúa.
  8. Sólo importas tú y lo que piensas y sientes. No te angusties por el qué dirán, nunca tendrás a todos satisfechos, así que ni te preocupes por ello. Haz lo que piensas, di lo que sientes y camina por el sendero que crees más pertinente.
Inicias una nueva página de tu vida, llénala con un episodio lleno de amor que se dibuja con la tinta de la esperanza. Y si es adecuado para ti, comprométete, enamórate y defiende con el alma al ser que cada vez que te mira convierte sus ojos en dos luceros de indescriptible brillo, a través de los cuales te dice que te amaría de una y mil formas por incontables primaveras.

martes, 24 de junio de 2014

consejo para superar una separación.

1.  En primer lugar debes saber que perdiste un amor, pero no el amor. Este esta siempre contigo.
2. No pienses en buscarlo/a. Definitivamente no. olvídate de el/ ella. Tu mereces ser feliz.
3. Es imprescindible afrontar que la relación llego a su fin, si mantienes la esperanza de recomponer la relación solo te causara mas daño y se convertirá en algo traumatico.
4. Perdónalo/a por todo y perdonate a ti mismo/a. De lo contrario no podrás liberarte del dolor, que producen los recuerdo.
5. Déjalo/a libre. Si es para ti volverá y si no lo mejor es vivir separados.
6. Analizate para determinar que fue lo que provoco la separación. Toda causa tiene su efecto. La separación es el efecto y la causa se haya en el interior.
7. Deseale lo mejor desde el fondo de tu corazón. No importa si no se lo dices. Solo basta con imaginarlo.
8. Disfruta de tu propia compañía. Si te sientes bien contigo mismo/a no necesita tener otra persona a tu lado.
9. Sonreír es muy importante para mantener la autoestima. Cuando sonreímos aunque no sentimos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal que todo va bien.
10. Concéntrate en el presente. Ayer estuviste con esa persona. Mañana quien sabe. los problemas solo existen en el tiempo, lo único real es ahora, y debes aprender a sentirte bien ahora, cualquiera que sea la situación que atraviese.


El quiebre de una relación amorosa es una situación sin duda estresante para ambos miembros de la pareja, sin importar si llevaban juntos una semana o un año, así como tampoco la razones que desencadenaron la ruptura. Lo cierto es que "terminar" no es nada de fácil. 

El problema es que en el afán por sobreponerse a esos sentimientos y seguir adelante, los involucrados fácilmente pueden caer en conductas poco saludables, como automedicarse o en los casos más extremos- recurrir a soluciones evasivas como las drogas o el alcohol. 




lunes, 23 de junio de 2014

Terapia Tantrica para el control de la eyaculacion precoz

El tantra y la eyaculacion precoz están muy ligados entre sí para dar con una solución. El tantra es un arte de paciencia y sensualidad. Gracias a la sabiduría que el tantra posee, se pueden deducir algunas técnicas para poder excitar a una mujer facilmente, en este caso en una conversación.
Sabías que con sólo 5 minutos de conversación puedes excitar a una mujer? De esta manera podrás tenerla haciendo lo que tu desees. Sigue estos 3 tips para que puedas tener a tu mujer directamente bajo tus sábanas y además te daré un EXTRA TIP para cuando estén a punto de gozar y puedas durar lo que tu creas conveniente.
 3 TIPS provenientes del Tantra para excitar a una mujer:
1. Susúrrale en el oido.
Cuando estés conquistando a una nueva chica, debes ser audaz de subir los escalones para dejar de ser “el buen amigo” a  ser su “potencial pareja de sexo” . La mejor manera para dejar claro tu posición, es dejar de hablar de frente “cara a cara” e iniciar a susurrar al oído.
Usa la excusa de que el bar está muy ruidoso y vete acercando poco a poco en los siguientes minutos de la conversación.
2. Mantén tu voz relajada.
No grites. No hables muy rápido. Habla lentamente y con seguridad. Relajar tu voz, tiende a relajar a la otra persona. Esto es muy importante. Repito MUY IMPORTANTE: Deseas cambiar el estado que ella posee de insegura, asustada y nerviosa hacia a ti, a un estado de confianza y relajamiento. Da espacio entre tus palabras. Y trata de susurrarle al oído frases cortas cuando entren en confianza.
El tantra nos enseña que todo debe ir a su tiempo. Cuando estés en confianza y sobre todo tú relajado, notarás que cuando lleguen a la cama la eyaculación precoz va a ser un problema menos.
3. Haz el truco “boob touch”
Para realizar este tip debes tener en cuenta lo siguiente: ella debe estar en calma y sobre todo en CONFIANZA, confianza que te has ganado a lo largo de la noche. El “boob touch” es una poderosa técnica para calentarla psicológicamente. Lo que vas hacer es que vas a tomar el vaso de tu bebida y la vas a apoyar contra tu pecho. Cuando vayas a susurrarle algo a su oído “accidentalmente” roza tus nudillos contra los pechos de ella. SUTILMENTE! 
Talvez ella no lo note a la primera vez. Lo va a persivir como un pequeño accidente.
Lo vas a repetir un minuto luego. Seguidamente otra vez. Muy sutilmente, respetando el espacio que ella te conceda. En cuestión de minutos notarás que ella misma va a estar buscando tus nudillos cuando trate de responder tus preguntas. Trata de hacerle bastantes.
Recuerda, durante esa conversación, es mucho más importante lo que se está sucediendo, a lo que se está diciendo. El hecho que estés susurrándole al oído y calentándola con tu voz relajada es lo que cuenta.
Tu tarea es mantener la conversación fluida, sea cual sea la dirección que tome. Con esto cumplido, ella estará esperando más atención física, como besos, abrazos y caricias.
En este punto sabrás que ella está ardiendo por ti. Está todo listo para que la lleves a tu cama y complacerla.
Cuando llegues hasta acá, tienes una tarea mucho más importante. Una donde siempre quedarás juzgado en el recuerdo de ella y solo existen dos tipos de recuerdos: El bueno o el malo.
Hablo precisamente de complacerla, darle todo el sexo que le prometiste psicológicamente durante toda la noche. Y la eyaculación precoz no es una opción. El tantra te da una solución a esto.
En el principio se escribió que además de los 3 tips iniciales, habría uno adicional para tener una noche llena de pasión. Ese tip es el siguiente:
IR AL BAÑO. Pero a diferencia a muchos mitos urbanos que existen para que un hombre dure más en el sexo, NO vas a ir al baño a masturbarte (NO FUNCIONA). Vas a ir al baño a orinar. Todo esa gran cantidad de líquido que consumiste en el bar mientras seducías, está acumulado en tu vejiga presionando a tu próstata, causando que sea mucho más sencillo tener una eyaculación precoz.

domingo, 22 de junio de 2014

Descubre si eres adicto al sexo

Los adictos al sexo desarrollan un comportamiento compulsivo, y les resulta muy difícil controlar su deseo, por lo que necesitan satisfacerlo con inmediatez, y no son conscientes de los problemas que les puede acarrear su actitud, o asumen las consecuencias de sus actos con tal de conseguir lo que quieren en ese momento.
Este trastorno interfiere seriamente en la vida cotidiana del que lo sufre, porque afecta a todos los ámbitos, desde las relaciones personales con la pareja, familia y amigos, hasta la actividad profesional, que con frecuencia se dejan en un segundo plano cuando se trata de mantener relaciones sexuales.
¿Quieres saber si tienes un problema de adicción al sexo? Responde a las preguntas del test y comprueba si sabes controlar tus impulsos sexuales, o son estos los que te controlan a ti:


  1. Cuando tengo ganas de mantener relaciones sexuales:
    1. Las mantengo si puedo en ese momento y, si no, espero sin especial malestar.
    2. Tiene que ser aquí y ahora. 
    3. Intento tenerlas cuánto antes, pues de lo contrario estoy incómodo.
  2. El grado de control que tengo sobre mi impulso sexual…
    1. Es nulo, no puedo controlarlo
    2. Creo que es adecuado.
    3. Es más bajo de lo que me gustaría.
  3. ¿En qué medida la necesidad por mantener relaciones sexuales te ha supuesto un problema en tu vida cotidiana (por ejemplo en el trabajo, con tu pareja, etcétera)?
    1. Nunca o casi nunca.
    2. Frecuentemente.
    3. Muchas veces o a menudo.
  4. Mi pareja considera que la frecuencia de relaciones sexuales que yo necesito para estar a gusto…
    1. Es adecuada.
    2. Es excesiva y no asumible.
    3. Es alta.
  5. ¿Con qué frecuencia utilizas material pornográfico (revistas, videos, etcétera)?
    1. Una vez a la semana o menos.
    2. Varias veces en el mismo día.
    3. Todos los días.
  6. Si tengo un asunto pendiente que terminar (por ejemplo un trabajo, una cita…) y siento deseos de mantener relaciones sexuales…
    1. Lo termino y a veces se me pasan “las ganas”.
    2. Intento darme prisa para acabar cuánto antes y mantener así las relaciones sexuales o masturbarme lo antes posible.
    3. Dejo de hacerlo para mantener relaciones sexuales o masturbarme sin importarme las consecuencias.
  7. ¿Con qué frecuencia te masturbas?
    1. Varias veces en el mismo día.
    2. Todos los días.
    3. Una vez a la semana o menos.
  8. De 0 a 10, ¿qué grado de placer sientes siendo infiel?
    1. No he sido infiel o no creo sentir un especial placer más allá de lo que supone lo prohibido.
    2. Entre 7 y 9.
    3. Un 9 o un 10.
  9. ¿Con qué frecuencia mantienes encuentros sexuales con desconocidos o prostitutas?
    1. Algunas veces.
    2. No lo hago o lo he hecho de manera excepcional.
    3. Siempre que puedo o me apetece.
  10. ¿Te gusta mantener prácticas sexuales poco convencionales (por ejemplo sadomasoquismo, voyerismo, exhibicionismo?
    1. Sí.
    2. Algunas sí o son una fantasía.
    3. No.
  11. Cuando reflexiono acerca de mi comportamiento sexual:
    1. Creo que es adecuado y que lo controlo.
    2. Creo que he perdido el control sobre mis impulsos sexuales o siento culpa o vergüenza.
    3. Pienso que a veces se me va de las manos.
  12. ¿Con qué frecuencia recurres al sexo para aliviar un malestar (por ejemplo ansiedad, estrés, ira, tristeza, etcétera) más que en busca de placer?
    1. Muy a menudo.
    2. Alguna vez.
    3. Frecuentemente.

Prevención de la eyaculacion precoz

La prevención de la eyaculación precoz está íntimamente ligada a la psicología del paciente. Es importante mantener la calma durante las relaciones sexuales sin crearse ningún tipo de expectativas.
La mayoría de los hombres cree que el pensar en otras cosas durante el coito retrasa la eyaculación; sin embargo, no se ha demostrado científicamente que esto sea cierto. Por el contrario, puede ser una fuente de frustraciones, no solo por no conseguir el objetivo perseguido, sino porque no permite al varón centrarse y disfrutar con el sexo. La mente percibe, gestiona y canaliza la excitación sexual y, por tanto, al pensar en “otra cosa” solo se consigue disminuir la capacidad de control sobre la respuesta eyaculatoria.
Anteriormente hemos citado las causas más frecuentes que pueden producir disfunciones sexuales en el hombre. Por lo tanto, se deberán evitar esos factores de riesgo como el alcohol, el tabaco, o las drogas.
No existe en realidad ningún método exacto para prevenir la eyaculación precoz, tan solo pueden darse algunos consejos básicos a seguir:
  • Mantener unas relaciones sexuales sanas y sin presiones.
  • Tener confianza y una buena comunicación con la pareja.
  • Realizar cambios de ritmo durante el coito.
  • Practicar juegos preliminares antes del coito sin prisa.
  • No obsesionarse si a la mujer le cuesta llegar al orgasmo con la penetración. Emplear otros métodos y alargar los juegos preliminares para conseguir una mayor excitación que le facilite alcanzar el clímax.
  • Hacer ejercicio con regularidad, seguir una dieta equilibrada y evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Los problemas de estrés, ansiedad o depresión, deben tratarse adecuadamente porque pueden ser el motivo de la eyaculación precoz.
  • Evitar los malos hábitos masturbatorios en los que se intenta alcanzar el orgasmo lo más rápidamente posible.
  • Acudir enseguida al especialista si un “episodio aislado” de eyaculación precoz se repite.