Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

viernes, 20 de junio de 2014

Los peores besos

sev-3-Control-Your-Tongue-makeout-030411-mdn

Disfrutar de un buen beso, puede ser una de las mejores sensaciones que experimentamos, sin embargo, no todos los besos cumplen ese cometido. De hecho, así como un buen beso puede ser lo mejor; pocas cosas son peores que un beso mal dado.

Seguramente todas hemos pasado por ese momento donde sentimos la química, la persona se acerca poco a poco, nuestro corazón empieza a latir más rápido, no podemos aguantarnos más, nos besan, y sólo con esos primeros segundos, lo único que queremos es separarnos y que se acabe ese momento, de lo malo que fue el beso.

Si esa ha sido la experiencia, aquí te dejamos una lista para ver con cuál te identificas de los siete peores tipos de besos.

  • La boca de payaso: aunque suene divertido, no lo es. Es ese beso donde la persona tiene el labio tan grande que no lo sabe controlar y lo usa demasiado mientras te besa, tanto así que sientes que estás dentro de su boca.
  • El pájaro loco: es cuando la persona no usa su lengua para besar, solo da besos cortos y piquitos.
  • El ataque: su nombre lo explica todo, es cuando la persona es agresiva, no respeta el espacio personal, y parece que nunca tuviera necesidad de respirar.
  • El esgrimista: todo parece estar bien, se ve dulce, respetuoso, el primer beso está bien, todo hasta que mete la lengua y pareciera no saber controlarla.
  • El que muerde: no tiene nada de malo un mordisco suave y sexy en el labio, pero esta persona parece no saber besar, sino morder.
  • El perro: esta persona no besa, no muerde, tiene complejo de perro y sólo se dedica a lamerte la boca y sus alrededores.
  • El tocón: se están besando, el beso es bueno y todo hasta los momentos va bien, hasta que de la nada, te recuesta contra una pared, te empieza a tocar brusca e inesperadamente, como si no tuviera control de sus manos y no te deja salirte de ahí.

jueves, 19 de junio de 2014

Te gusta la forma de besar de tu chico?

Un beso puede definir el comienzo de una relación o ser precisamente la cláusula que rompa el contrato y haga que no quieras ver al tipo ni en pintura. Pero ¿qué pasa si somos nosotras las que no besamos bien? (Pff, obvio no) Pero siempre esa área se presta a inseguridades porque no es algo que podamos medir por nuestra cuenta o consultárselo a alguien que no sea el que nos besa o nos dejó de besar. Hay quienes afirman que saber besar es una ciencia, para otros es más un tema de energía y química, pero no hay que negar que un buen beso nos da como un sacudón, una sensación de que te elevas y que el tiempo se detiene… pero antes de ponernos hot o cursilonas, vamos al grano. Si aún no te han dicho que tus besos son irresistibles o inolvidables, acá te enseñamos la forma de averiguarlo:
Tu novio no te suelta: Te pide un beso y otro, y otro, y otro. Si no puede dejar de besarte, es porque hay algo que estás haciendo muy bien. No babeas: Hay gente que cuando besa, se babea y eso es asqueroso. No hay nada peor que tener que secarte la barbilla después de un beso largo que tuviste que haber disfrutado. Hay gente que no lo controla su salivación para nada y en vez de sentir que te acaban de besar, sientes que estabas tomando agua de un bebedero. No hay pelea de nariz: No es lo ideal que sus narices choquen: duele, distrae, hay risa incómoda y no lograron besarse como querían. Usualmente, cuando hay química, son pocos los besos que te toman por sorpresa… uno como que siente que por ahí vienen, así que no debería existir una colisión nariz-nariz, si pasa, hay algo mal. Cuidas tu boca: Labios hidratados, sin pellejitos, dientes limpios para las sonrisas pícaras, nada de residuos de comida, buen aliento. Son cosas básicas, pero que al momento de un beso, ¡se agradecen demasiado! Por muy sexy que se vea una boca de lejos, si al abrirla parece una cueva de murciélagos, Sanseacabó. Tienes buen ritmo: Si hay sincronía: si él intensifica y tú intensificas o ambos le bajan dos a la pasión al mismo tiempo, el beso es divino. Esto es, quizás, lo más difícil de alcanzar; en algunos casos contados sucede desde su primer encuentro. Si es así, ¡no sueltes a ese hombre y tú continúa así! Tienes claros los agarres: ¡Ojo, no pienses mal! Los agarres de pelo, de cuello, la mano en el pecho… son movimientos que se te dan y que tienes fríamente calculados. Aprovecha y sigue tus instintos. Estás segura: Si estás convencida de que besas bien, lo vas a proyectar y le vas a plantar el beso de su vida a ese hombre. Cuando uno tiene las cosas claras, transmite demasiada confianza y eso es sexy, sexy, sexy.

miércoles, 18 de junio de 2014

¿porque somos infieles?

1. Nos sentimos devaluados

Terminado el enamoramiento, enfrentamos a la pareja real y olvidamos a la idealizada, y sus conductas no siempre placenteras en la convivencia defraudan nuestras expectativas. Si la pareja nos abandona al centrarse sólo en sus objetivos personales y no en los de ambos, y al mismo tiempo nos relacionamos con una persona distinta que nos hace sentir más valorados, la elegimos inconscientemente como nueva compañera. Principalmente para las mujeres, es muy importante sentirnos bellas y deseadas por nuestro hombre. Si no se cumple nuestro objetivo, sentimos una gran frustración y se devalúa nuestra autoestima. Una forma de sentirnos de nuevo atractivas y deseadas, es siendo cortejadas en una relación extramarital.
2. La monotonía. 

Cuando nuestra pareja descuida el tiempo en común por sus actividades personales y deja de tener detalles cariñosos con nosotros, sentimos que el amor se acabó, se produce un distanciamiento y nos empezamos a sentir encadenados a pasar el resto de nuestros días en una relación que ha perdido su encanto. Un matrimonio sumido en la rutina y en el aburrimiento se puede venir abajo a causa de un encuentro con un intruso que llegue y nos aborde con el misterio, encanto y riesgo de los que carece nuestra relación.
3. Una vida sexual deficiente.
El sexo es un elemento esencial en la pareja y si éste es defectuoso, quien se siente insatisfecho tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja. Si a pesar de sentir un gran amor por la pareja, en la cama no encontramos nada excitante, nos vengamos teniendo relaciones sexuales con otra persona, porque estamos enojados con nuestra pareja que no quiere hacer el amor o no quiere llevar a cabo nuestras fantasías sexuales.
4. Dependencia emocional de los padres.
Si nuestra pareja no es emocionalmente independiente de sus padres y no establece límites respecto a ellos, esta conducta infantil nos hace sentir sin su apoyo, y nuestra necesidad insatisfecha de ser escuchados y atendidos nos impulsa a buscar una relación extramarital.
5. Buscamos nuevas sensaciones.
Si se acaba la seducción del enamoramiento y se vive en el hastío de una relación, hay quienes necesitan seguir satisfaciendo su necesidad de seguir enamorados. La curiosidad de experimentar el sexo con otras personas y de vivir la aventura es un fuerte motor para buscar un affair.
    6. Idealizamos a la pareja. 

    Para continuar idealizando a nuestra pareja, muchas veces elegimos como amante a una persona totalmente opuesta. Hay quienes llevan a cabo todas sus fantasías sexuales con el amante y no con la pareja para sentir que la siguen manteniendo en el concepto de ?decente?.
    7. La pareja lo permite. 

    Se dan casos en que la pareja está de acuerdo en que tengamos relaciones extramaritales, porque es consciente de que necesitamos satisfacer las deficiencias que existen en nuestra propia relación.
    8. Sentimos amenazada nuestra libertad.
    Cuando la pareja es asfixiante o nos da pavor perder nuestra independencia y quedar atrapados en una relación, intentamos sentirnos libres cometiendo actos de infidelidad.
    9. Alarde de poder. 

    Por haber obtenido poder, dinero y una posición social, hay quienes sienten que se han ganado el derecho a tener un mayor potencial sexual con el sexo opuesto.
    La infidelidad es un síntoma de la serie de crisis por las que atravesamos como pareja. Si buscamos en el fondo, descubriremos que somos infieles cuando no encontramos en nuestra pareja lo que buscamos y nuestra relación no satisface completamente nuestras necesidades. Sin embargo, superar la crisis dependerá de la forma en que podamos comunicarnos como pareja.


martes, 17 de junio de 2014

Terapias Tantricas

Si hablamos en términos de TANTRA, el tantra se puede trabajar de forma Terapéutica, no cabe ninguna duda, se puede guiar tanto a hombres como a mujeres en la época actual más que nunca, pero el verdadero guía, está dentro de cada uno de nosotros; NO EXISTEN GURUS NI MAESTROS TANTRICOS que puedan hacer el trabajo por ti, cuanto más tardes en abrir los ojos, mayor será la caída. El Tantra para parejas, es una herramienta muy valiosa para profundizar en el respeto mutuo y en el conocimiento individual. Y Sobre todo el TANTRA es un modo de espiritualidad diferente de no reprimir, no juzgar y disfrutar de lo único que te pertenece tu sexualidad en estado puro.
El objetivo de este Terapia tantra es experimentar un estado de relajación total, gracias a caricias aplicadas muy suavemente por la totalidad de tu cuerpo.
Experimentarás como crece tu placer tanto corporal como mental.
Cita previa

20 razones para la ruptura.

cada pareja es un mundo, e infinitas las causas que las unen o la separan. Medio centenar de personas resumen en unas pocas frases lo que fue su vida junto a otra: la infidelidad, el hastió y el paso del tiempo son los motivos mas recurrentes.
1. Porque con 22 años pensaba que podía cambiarte y con 40 me di cuenta que la que había cambiado era yo.
2. Se nos acabo la pasión. y no soportaba mas que se dejara abierto el bote del champú.
3. Decidí divorciarme el día que me di cuenta que echaba mas de menos a Madona que a mi mujer.
4. Supe que ya no quedaba nada masque intentar para salvar nuestra pareja.
5. Me dijo que prefería tomarse un tiempo y la verdad es que, aunque yo no quería me vino de maravilla: conocí a otra persona y estoy mucho mejor el quiso volver pero su tiempo había acabado.
6. Era una relación a distancia. Todo iba bien hasta que empezó a vigilarme por facebook. un día le escribió a un conocido que relación tenia conmigo. Fue la gota que derramo el vaso y rompí con el.
7. Debería haberme dado cuenta de que no funcionaria cuando me entere de que el anillo de compromiso era el mismo que regalo a su ex... las señales no podían ser mas clara.
8. Porque apareció otro con el que pensaba que iba atener una vida trepidante de viajes, pasión, novedades. Y fue cierto pero un rato. al final para nada.
9. Eres la mujer de mi vida pero te dejo porque no me siento amado. Cuando lo escuche pensé que era la peor excusa después del clásico no eres tu soy yo. Es complicado que alguien que asegura quererte sea incapaz de hacer acuse de recibo de lo que tu le das. Mas absurdo aun me sigue llorando y me lo hace saber, ¿Enganchado al desamor? Agradecería la explicación que el no fue capaz de darme. ¿como gestionarlo con desconfianza?
10. Para tomar oxigeno.
11. Te doy 12 horas para que recojas tus cosas y perderte de vista, pero para siempre y así fue se llamaba Niko y era un bombom y con una cabeza increíble, fueron su afán de posesiones y celos lo que pudieron conmigo. Cuando se metió en casa duro 2 meses no le eche de menos nunca.
12. En nuestra generación se nos inculco que el sexo era algo tabú, de lo que no se hablaba y que nunca nos ayudaron a entender. Esto hizo que existiera una distancia muy grande en algunos matrimonios como el mio. Nunca disfrutamos del sexo ni tuvimos complicidad, siempre nos sentimos un poco extraños. Con el tiempo acabamos divorciandonos.
13. No me sentía querida, cuidada ni valorada y el ambiente en casa era desagradable siempre estaba sola con mi hija. Tenia alguien a mi lado que huía de la familia y no quería hacer de padre ni de marido. Ademas, al final se obsesiono con la religión y todavía tenia menos tiempo para nosotras. mas vale solas que mal acompañadas.
14. Era totalmente dependiente de su madre, me daba la impresión de que me había casado con ella y con toda su familia. llegue un punto en que me agobie muchísimo y pedí el divorcio.
15. Para saber quien esta a tu lado no basta con vivir con el. hay que tener hijos. Entonces me di cuenta de que era lo mas insolidario que había conocido. Debía hacerme cargo de ellos sola. Si ademas se cruza alguien en tu camino que te entiende y en quien encuentra consuelo... hizo que no quisiera estar mas con el y me divorcie.
16. Cuando te casa joven con 23 años, la personalidad todavía estas sin hacer. Es curioso como puede vivir con alguien y evolucionar en sentido opuesto. Al cabo de 20 años no teníamos nada que ver uno con el otro.
17. Uno no se separa por un motivo, si no por muchos. en mi caso el que mas peso es que estaba como una cabra.
18. Mi marido se lió con otra , y su pareja vino a mi casa y me lo dijo, entonces entendí porque había cambiado su numero de teléfono sabia que querían llamarme para contármelo.
19. Me separe porque me puso los cuernos. Estaba embarazada de seis meses pero le dije o la otra o yo y decidió irse con ella pero no me arrepiento.
20. Era un maltratador. al principio el miedo te paraliza y no reaccionas. Pero cuando decide separarte no hay marcha atrás.

domingo, 15 de junio de 2014

El temor a estar sola.

Las mujeres solemos aguantar tantas cosas por amor, por temor a estar solas, por acabar con la supuesta unión familiar, nos no damos cuenta que es un gran error, comenzamos a deteriorar nuestra relación, con gritos, peleas, inconformidades y lo que callamos y que nunca decimos por temor al vacío.
Caso terapéutico:
María era consciente de que Alberto la engañaba, su relación cada día era más fría, todo lo que hacía o decía le sentaba mal a su pareja pero ella callaba, en realidad estaba buscando la oportunidad de acabar con esa relación que no hacía más que causarle un grandísimo estrés. Pero se paraba a pensar que era lo que iba hacer sola, ya no tenía edad para comenzar de nuevo  a su 35 años se creía que nadie más podía quererla.
Alberto vivía en su mundo virtual, quedando con chicas a través de página de citas, se encontraba poderoso a su 40 años, su mujer no le atraía para nada, no la deseaba como antes, pero si ella no le dejaba el jamás daría ese paso, el quería otras cosas vivir el amor como ahora, a través de las redes, quería estar con chicas diferentes, se excitaba más con las prostituta y estaba plenamente feliz porque ahora tenía lo que deseaba, pero si dejaba a María todo iba a cambiar ella le lavaba  y planchaba la ropa, le hacia la comida, mantenía la casa limpia cuidaba a los niños y además quedaba estupenda en sus reuniones de negocios era la mujer perfecta, pero no la amante perfecta.
María acudió a terapia no sabía que hacer, necesitaba acabar con esa relación pero tenía mucho miedo  a estar sola.
- María no hay que tener miedo al vacío está con un hombre, que no te quiere, te engaña, no te valora, te usa, te menosprecia y tu cree que eso es lo que tu mereces? Tu puedes optar por algo mejor y no estar estar un tiempo sola dedicarse a una misma es maravilloso, buscar nuevas metas, sacar adelante a tus hijos sabiendo que no depende de nadie, mi consejo no es que te divorcie si no quieres pero si que cada uno se dé un tiempo para que se recuente con su propio ser y después que sepa lo que quieres entonces toma la desicion correcta aunque es difícil, nunca se es ni demasiado vieja, ni demasiado joven para tomar el timón de tu vida y luchar por tu felicidad que depende sólo de ti.
Pasado unos meses María comenzó a disfrutar de su libertad, de alcanzar nuevos proyectos, de vivir sin estrés, de amar a sus hijos ya Alberto no era parte de su vida y se sintió liberada del sufrimiento.
Alberto al ver a María tan segura de sí misma, tan cambiada volvió a desearla y a querer estar con ella, entonces comprendió " que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"