Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 17 de mayo de 2014

Sexo para disfrutar en cuerpo y alma

Es cierto que no existe una formula exacta para el disfrute porque todos tenemos gustos diferentes, pero si podemos desarrollar habito y descubrir lo que a todos nos causa placer a la hora de disfrutar del sexo con totalidad, desde la esfera fisiológica y corporal hasta la emotiva y psicológica, abandonando perjuicios y falsos mitos. Quiero guiarte hacia el verdadero arte de disfrutar, mi deseo es que te acepte tal cual eres y que aprenda a explotar la gran energía sexual que hay dentro de ti, te invito a disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja… vamos a dejar atrás los tabúes que no hacen más que ponernos limitaciones, te invito a que haga realidad todas y cada una de tus fantasías, puedes hacerlo, que nadie te detenga, lo mereces  y debes aprovechar esta oportunidad para conocerte más y mejor  y que tu mundo interior se ilumine para que puedas descubrir todo lo maravilloso que hay en tu sexualidad.
Quiero compartir contigo mi querido lector este libro que es una guía del amor sexual y que te servirá como un orientador a la hora de buscar ese cambio soñado, te ayudara a  resolver tus problemas, útil y práctica, aquí voy a  analiza todo y cada uno de los problemas relacionado con el sexo y voy a revelar todo lo que hay que saber para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales, solo o en pareja, hay que darle rienda suelta a la imaginación.
Quiero guiarte a lo largo de este libro por camino desconocido, si me lo permites te ayudare a reconstruir o remodelar la pasión de tu relación… Aprende a disfrutar te encantara, no te limite.
Si desea aprender más del sexo no dudes en mandarme tus opiniones o consulta a mi e-mail personal con gusto te guiare personalmente y si tienes problemas en tu relación o contigo misma/o no dudes en visitar mi consulta.

 @clarysexologa o @doctorasexual1.
 Clarys de la cruz psicoterapeuta.


viernes, 16 de mayo de 2014

Identificate con tu vibrador.

Vibrators
Una vez que deciden comprar algún “sex toy”, y finalmente se atreven a probarlo… La mayoría de las personas lidia con la idea (matizada de culpa y vergüenza) de sacarle el mejor provecho posible al preciado aparato. En principio; por la inversión, y también por la fantasía de prolongar su magia y novedad por mucho más tiempo.
Por eso, antes de lamentar tu impulso de compra, considera estas ideas y redimensiona siempre tu experiencia lúdica:
  •  Cada “sex toy” puede ser utilizado para estimular cualquier parte del cuerpo, porque la textura generalmente esta diseñada para generar un roce suave y delicado. Así que, cualquier juguete puede usarse para satisfacer a cada miembro de la pareja, en cualquier región de su mapa erógeno, desde la cabeza y hasta la punta de los pies.
  • Si ya probaste los beneficios en pareja, dedica un rato a solas para explorar tu cuerpo con este complemento. También, pueden dedicar sesiones alternas donde cada uno recibe la estimulación del juguete de forma exclusiva. Con esta idea las invito a pensar, que los juguetes también pueden ser disfrutados por los hombres; ya que resulta un mito y una verdadera perdida de oportunidad,  la idea de asociar únicamente “sex toy” con penetración.
  •  En relación con la idea anterior, a menos que se trate de un “sex toy” con vibración y forma fálica; la mayoría de los hombres acceden a probar el juguete, quizá especificando ciertas condiciones previamente. Pero, está comprobado, empíricamente, que todo aquel que prueba los beneficios de un “sex toy”, se convierte en un nuevo seguidor de las tendencias y adelantos en la industria de los juegos y juguetes sexuales.
  • Además, si deseas prolongar la vida útil de tu juguete recuerda usar siempre preservativo y lubricante a base de agua; así como también lavarlo con agua y jabón líquido (cuidando no mojar las baterías), antes y después de cada sesión erótica.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Consejos para vivir la sexualidad después de los 40 Es un mito que las mujeres no requieran más de tener encuentros sexuales al llegar a los 40.

La realidad indica que la intimidad después de los 40 no es como antes. Vivimos en un mundo que nos hace creer que envejecemos demasiado rápido , y si a eso le sumamos que las jóvenes empiezan cada vez antes su actividad sexual, nos encontramos con una línea de razonamiento que implica que la mujer después de los 40 no tiene vida sexual o es insuficiente.

Ese pensamiento no podría ser más erróneo. Envejecer conlleva ciertos cambios, pero no excluyen una sexualidad plena y satisfactoria en la mujer.
Existe el mito erróneo de que después de los 40, la sexualidad desaparece en las mujeres . Y es que en esta edad la menopausia comienza a aparecer, y la lógica parecería ser que ya que la mujer no puede procrearse, ¿por qué habría de necesitar relaciones sexuales? Intimar con otra persona no es una necesidad como comer o tomar agua, pero eso no quita que sea algo que la mujer sigue precisando.

Es importante aceptarse a una y sus deseos

Parte de empezar a vivir mejor la sexualidad cuando se es adulto es aceptar que la precisamos, que el deseo de sexo existe, es natural y saludable. Luego la expresión de los deseos liberados es inevitable. Si la mujer niega esa necesidad, nunca podrá complacerla. Debe aceptarla y seguir experimentando . A veces es la mujer misma quien se está imposibilitando de obtener placer.
Otro problema con el que se encuentran las mujeres a esta edad es que no se sienten sexualmente apetecibles . Creen que su pareja ya no las mira con los mismos ojos o que no son tan sexys como antes . Sus cuerpos han cambiado, es cierto, pero la sensualidad y el deseo radica en la actitud que le proporcionemos a nuestros cuerpos. La mujer será sexy si ella cree serlo.

Aburrirse también depende de una misma

También está el desgaste que se va dando en las situaciones que antes encontraban excitantes. Pero ese no es un problema de la edad, sino de las relaciones de largo plazo. Ante eso, sólo puedes atreverte más, probar situaciones y cosas nuevas. Probando novedades nunca te aburrirás y siempre encontrarás desafíos excitantes.
En síntesis, no hay ninguna causa física o biológica para que la mujer no disfrute o viva a pleno su sexualidad después de los 40 . Son casi todos problemas de actitud o pensamiento que deben ser cambiados.

martes, 13 de mayo de 2014

Diez hábitos para ser feliz en pareja

Diez hábitos para ser feliz con tu pareja


Con el paso del tiempo, la monotonía tiende a asentarse en la vida de pareja, y poco a poco el aburrimiento puede ir ganando terreno. Pero, a pesar de que no es un tarea fácil, es posible vivir una vida de pareja feliz. La clave está en el deseo de la pareja de permanecer unidos y de querer ser realmente felices, estableciendo como prioridad indiscutible la relación entre ambos.

Dicho así suena sencillo, ¿Verdad? Pero, ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo conseguir que la relación de pareja sea nuestra prioridad teniendo que ocuparnos del trabajo, de los niños, de los abuelos, de la casa, de pagar las facturas y de quedar bien con las amistades y la familia, entre otras cosas?
#1 - Irse a la cama al mismo tiempo: Esto, que es bastante habitual hacerlo al principio de la vida en pareja, tiende a desaparecer con el tiempo, es necesario mantener esta costumbre para mantener encendida la llama del deseo.

#2 - Cultivar intereses comunes: Pasada la pasión inicial, muchas parejas descubren que tienen poco en común. Por este motivo es necesario encontrar algo que hacer juntos, algo en lo que involucrarse. Esto no significa que haya que hacer todo con la pareja. Basta con encontrar algo que interese a los dos, sin dejar de tener por ello otros intereses propios.

#3 - Caminar juntos de la mano: Es un gesto sencillo y común al principio de un relación, pero que con el tiempo se pierde. ¿Te has fijado en lo tierno que resulta ver pasear a dos ancianos de la mano?

#4 - Confiar y perdonar: Discutir en pareja es algo normal, pero hay que saber gestionar los conflictos que surjan adecuadamente. Si hay confianza mútua y perdón sin rencores es mucho más fácil gestionar estos conflictos y crecer como pareja.

#5 - Centrarse en lo positivo: Centrarse en las cualidades positivas del otro en vez de en sus defectos es la clave para mantenerse enamorado. Nadie es perfecto, pero, “todo depende de lo que quieras buscar”.

#6 - Abrazarse: "nuestra piel tiene una memoria de ‘buenas caricias’ (amor), `malas caricias’ (abuso) y ‘sin caricias’ (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por `buenas caricias’”. No necesitas un motivo para dar un abrazo.

#7 - Decir “te quiero” y  “que tengas un buen día” todas las mañanas: Estas palabras son un estímulo para empezar bien el día y ayudan a limar cualquier aspereza que haya surgido.

#8 -  Decir “buenas noches”: Con este sencillo deseo la pareja reafirma su relación cada noche, a pesar de las dificultades y altibajos emocionales del día. “esto le dice a tu pareja que aún quieres estar en la relación. Dice que lo que ambos tienen es más grande que cualquier incidente perturbador”.

#9 - Llamar o enviar un mensaje durante el día: Esto supone preocuparse por el otro. Es una llamada de rutina para saber si todo va bien, para seguir conectados.

#10 - Sentirse orgullosos de mostrarse como pareja: Esto es tan sencillo como besarse, tocarse o abrazarse en público, mostrar complicidad y permanecer juntos.

lunes, 12 de mayo de 2014

Verdades y mentiras del matrimonio

Mitos de los Matriomonios


Capítulo 1: Marido y mujer deben ser los mejores amigos 

Mitos del Matrimonio 

Sería equivocado ser amigos íntimos en el matrimonio. En la amistad se comparte toda la intimidad y es raro que dos amigos vivan bajo el mismo techo. Con la convivencia se sobrecarga el sistema. 
Los amigos enfatizan las necesidades individuales en cambio durante el matrimonio el interés se centra en la familia. 
En la amistad genuina se vive un clima de libertad. Se expresan libremente todos los pensamientos y sentimientos. Uno es transparente, no se reprime ni niega la rabia. No hay competencia. Cada uno se alegra con lo bueno que le pasa al otro. 
Ciertas fantasías tienen impacto negativo en la relación de pareja por lo tanto no son convenientes contársela a la pareja. 
En la amistad se puede contar de la A a la Z y es mejor que sea del mismo sexo. En la pareja se debe contar de la a la W. 


Capítulo 2: El amor romántico crea un buen matrimonio 

El romance se nutre de las barreras, frustraciones, separaciones y demoras. Si eliminamos los obstáculos se destruye la pasión extática. 
Entonces aparece la rutina tan poco interesante para la vida diaria. 
El matrimonio es una relación práctica y seria. La persona que espera tener un prolongado romance se desilusionará. 
Muchos se divorcian porque creen en estos mitos. El amor romántico no puede ser mantenido para siempre. 

En el matrimonio debe existir: 
· Bondad y amabilidad 
· Consideración 
· Comunicación 
· Ajuste armónico mutuo de los hábitos de cada uno 
· Participación conjunta en distintas actividades 
· Consenso en valores y temas importantes 
· Reciprocidad en lugar de coerción y 
· Clara evidencia de respeto mutuo
 


Capítulo 3: Una relación extramatrimonial destruye un matrimonio 

mitos 

Que haya un amante no implica que algo ande mal en la pareja o que falla. La búsqueda de una aventura es una expresión de curiosidad, deseo de emociones o un antídoto para el aburrimiento. 
Lo que se debe hacer es evitar futuras relaciones como si fueran tortas adornadas con arsénico. 
Algunas relaciones extramatrimoniales mantienen funcionando un matrimonio, en otros casos no le hace nada y en otros casos puede ser destructivo. 
En realidad una relación extramatrimonial no destruye un matrimonio ni son prueba de que algo anda mal en la pareja. 


Capítulo 4: Si te sientes culpable confiesa 

matrimonio 

Se debe decir de la A a la W . Hay parejas que pueden mantener vínculos con matrimonios abiertos. Es preferible no hablar de ciertas cosas con la pareja. Determinadas fantasías que algunas personas puedan poseer es preferible no revelarlas a la pareja. 
Si se siente culpable porque ha tenido una aventura cuéntesela a cualquiera menos a su pareja. 


Capítulo 5: Marido y mujer deberían hacer todo juntos 

Se pueden tomar decisiones unilaterales. El casamiento no es esclavitud. No es necesario pedir permiso. 

Se dice: 
· El casamiento sucede por una falta de juicio 
· El divorcio por falta de paciencia 
· La reincidencia por una falta de memoria
 

Cada uno debe poder hacer lo que desea y no impedir que el otro haga lo que desea. 
No se debe ejercer presión sobre su pareja, cada uno debe hacer lo que tenga ganas. Si cada uno tiene libertad aparece menos el conflicto lográndose mayor proximidad afectiva. 


Capítulo 6: Hay que luchar por el matrimonio 

Es falso si esto implica hacer lo que el otro quiere sin pensar en sus propias necesidades. 
El matrimonio requiere adaptaciones y readaptaciones permanentes. Todo buen matrimonio está basado en concesiones mutuas. 
En realidad se comparte la vida pero no se la dirige. Se debe negociar. Uno tiene que dedicarse al matrimonio pero nunca éste debe ser un trabajo duro. Se deben emplear métodos constructivos para llegar a acuerdos específicos, desarrollar convenios contractuales, evitar saboteos ocultos y formalizar negociaciones sinceras. 

1. nunca criticar a la persona, solo criticar aspectos específicos de su conducta. 
2. no viole la mente de su pareja (no decir lo que éste está pensando o sintiendo) 
3. evite decir "Tú siempre.....Tú nunca" sino ser específico 
4. evite categorías de cierto/falso; bueno/malo. Busque la transacción en los desacuerdos. 
5. diga "yo siento" en vez de "tú eres" 
6. sea directo y honesto. Diga y sienta lo que diga. 
7. yo estoy bien, tú estás bien, yo cuento tú cuentas.
 

Se deben negociar las cosas que a uno le gustan y al otro no le gustan. 

Reglas que no aseguran un buen matrimonio si no hay amor: 

EVITAR: etiquetar, culpar, juzgar, acusar, buscar defectos, exigir, ignorar, atacar. 
INCLUIR: elogios, felicitaciones, escuchar, razonar, agradar, ayudar, perdonar.
 

No es cuestión de que sea un trabajo duro. Se tiene que dejar que la cosa fluya. 


Capítulo 7: Una buena pareja requiere total confianza 

Todos los extremos son malos. Confiar demasiado es desastroso. La falta de confianza total puede salvar a un matrimonio. 
Los buenos matrimonios no se fundamentan en una confianza total sino en un cierto matiz de inseguridad. 
Estar absolutamente seguro de la fidelidad, lealtad, devoción de nuestro cónyuge es como tomar a la otra persona como desvalorizada y darla por sentada. 
Demasiada seguridad engendraría una total falta de respeto. Es más realista creer que nuestra pareja es fiel pero falible, que puede sucumbir a la tentación bajo ciertas circunstancias. 
Si ve a su pareja muy casera eso le dará seguridad y falta de respeto. Si nota que atrae a los del otro sexo aumentará su inseguridad. 
El matiz de inseguridad mantiene el matrimonio viable, hasta excitante. Nos previene de dar las cosas por sentadas, volvernos gordos y descuidados. 
Estimula y mantiene el nivel de amor e interés afectuoso que invita a preservar el matrimonio. 


Capítulo 8: Debes hacer feliz a tu pareja 

Nadie puede hacer feliz a otro. La felicidad no se consigue cuando uno quiere conseguirla. La felicidad es un subproducto de otras actividades. Los que son felices se hacen responsables de sus propios sentimientos y buscan actividades placenteras. Cada uno es responsable de su propia felicidad o infelicidad. 
En realidad no estamos influenciados por los eventos sino por la interpretación que le demos a los mismos. 
"Me vuelvo infeliz a mí misma porque mi esposo me rebaja ante los otros" mejor que decir "mi esposo me trastorna porque me rebaja ante los otros". Nos alteramos a nosotros mismos ante las acciones de los demás. 
Creer que los otros podrán brindarte felicidad es someterse a una situación de pasividad y letargo que nos lleva a la depresión. 
Como la felicidad es un subproducto de otras actividades perseguir la felicidad te lleva a la frustración. La acción no siempre trae felicidad pero sin acción no hay felicidad. La felicidad se logra por pequeños avances día a día. 
La mayoría de los individuos son tan felices como sus mentes se lo permiten. 
Los otros pueden poner obstáculos en el camino, pero tenemos que sortearlos. No nos perturbamos por los eventos sino por la interpretación que hacemos de ellos. Y saber que no hay que esperar nada de nadie. 
Tenemos que hacernos cargo de nuestra propia gratificación. Nadie puede socavar nuestra gratificación. 


Capítulo 9: Las buenas parejas descargan todo 


Es una idea errónea porque trae consecuencias deplorables. Se debe ser espontáneo, compartir sentimientos, ser franco e informal. Pero se debe mantener el decoro y el buen gusto. 
Trate a su cónyuge al menos con el mismo respeto que trataría a un extraño. Hay que decidir cuando estar cortés o descortés, tranquilo o irascible. 
El verdadero amor implicaría nunca tener que disculparse. Pero también uno tendría que aprender a pedir disculpas. 


Capítulo 10: Los buenos maridos reparan la casa y las buenas mujeres lavan la ropa 

pareja 

Si estas tareas no se cumplen al cabo de un tiempo hay que llamar a alguien para que solucione el problema. No tienen que estar predeterminadas las tareas en el hogar y si uno quiere el fin de semana quedarse tranquilo jugando con sus hijos debe hacerlo. 
Y si uno hace algo, la pareja no tiene ningún derecho a criticarlo. 


Capítulo 11: Tener un hijo mejora un mal matrimonio 

esposo 

Un hijo puede traer a la vista conflictos que estaban ocultos hasta el momento del nacimiento. Pueden aparecer diferencias importantes de opinión aunque antes la pareja había funcionado bien. Antes de tener un hijo se deben acordar aspectos como el cuidado, la disciplina y la educación. 
Acá el problema surge entre las ambiciones personales y el bienestar de la familia. 


Capítulo 12: El matrimonio tiene que ser una sociedad 50% 

matrimonios

Cualquier combinación puede ser mejor. Otras proporciones pueden traer mejor equilibrio y armonía. Se han debilitados los roles rígidos de los hombres y las mujeres. Los seres humanos somos iguales en valor pero diferimos el uno del otro. Así es que en diferentes situaciones 60-40, 70-30, 75-25, puede ser mejor que 50-50. 
Cuando uno realmente ama a la otra persona disfruta haciendo cosas para esa persona; es un placer y un deleite. Por lo tanto no hay que ir sacando cuentas de lo que hace uno y otro. 

Capítulo 13: El matrimonio puede realizar todos nuestros sueños 

Lo negativo en la relación es el enlace simbiótico. "Tú representas todo para mí". Esto genera una dependencia malsana. El más fuerte se siente atrapado y ansioso. Manipula al otro. Lo ideal es poder sentir cada uno "puedo vivir contigo y sin ti". Prefiero vivir contigo porque te quiero. Mantener al otro sin amor es terrible: "Eres mío y nunca te dejaré" 
Es falso creer que el matrimonio es todo para nuestra vida. 


Capítulo 14: Los que quieren de verdad adivinan lo que el otro piensa y siente 

Decir "yo te conozco mejor de lo que tú te conoces" es un disparate. Esto es una violación mental. Nunca le digas al otro lo que ella o él están pensando o sintiendo. 
Es un mito creer que la pareja tiene que adivinar lo que a uno le gusta, tanto en el sexo como en los demás ámbitos de nuestra vida. Nadie puede interpretar los sentimientos ajenos. 
Los seres humanos tenemos pocas tendencias básicas (hambre, sed) y reflejos (succión, deglución, respiración) y todo lo demás es aprendido por ensayo y error. 
Es importante poder decirle a nuestra pareja "Me gusta cuando haces tal cosa" en ves de decirle "si no haces tal cosa es porque no me quieres" o "hiciste esto para lastimarme" 
Sería bueno decir: "Si haces X me siento Z" este sería un buen formato. 
Los cónyuges tienen que enseñarse mutuamente a llevarse mejor. Esto excluye la adivinación mental, la violación mental y cualquier otra práctica que disminuya lo que el otro está expresando. 

DIGA LO QUE SIENTA, SIENTA LO QUE DIGA Y NO DEJE QUE SU PAREJA LEA SU MENTE. 


Capítulo 15: Un matrimonio infeliz es mejor que un hogar roto 

Lo peor que nos puede ocurrir es estar juntos sin amor, permaneciendo juntos por miedo, culpa o deber. 
Cuando se dice que es por el bien de los chicos, en este caso los chicos quedan desamparados. De esta manera no se atienden las necesidades básicas de los chicos. Es hipocresía social. Muchos se aferran a los hijos por razones egoístas y rencorosas. 
Con una buena terapia del divorcio se previene la amargura y el daño para los hijos. 


Capítulo 16: Las aspiraciones del marido están por encima de la vocación de la mujer 

El bienestar psicológico de todo individuo requiere que él o ella se ocupen de actividades gratificantes. En nuestra sociedad la "masculinidad" se equipara con la búsqueda del poder y la "femineidad" con el afecto y la solicitud. 
Muchas veces somos víctimas de la creencia de que es bueno buscar una carrera rentable y productiva. Aún existen quienes dicen que una mujer solo tiene que ser esposa y madre. Las mujeres no pueden creer en una vida de pasividad y dependencia. Es verdad que muchas mujeres logran ser felices estando en el hogar a tiempo completo. 
De la misma manera hombres como mujeres son capaces de cuidar a sus parejas, ocuparse del hogar y ser compañeros manteniendo sus identidades profesionales. Las mujeres más que los hombres pueden tener su hogar y una carrera al mismo tiempo sin descuidar ninguno de los roles. 
Esto ocurre porque nuestra sociedad tiende a entrenar a los hombres como independientes y autónomos y a las mujeres se les enseña a comunicarse emocionalmente con los demás. 
Es un error creer que es bueno que las mujeres descuiden su carrera por su pareja, y luego terminen resentidas por esta causa. Es aún peor cuando los maridos no reconocen la importancia de las carreras de sus mujeres diciendo que sus carreras son más importantes. 


Capítulo 17: Si tu pareja te quiere dejar préndete y lucha 

Si te sucede que tu pareja tiene un amante lo peor que puedes hacer es impedirle que siga con esta pareja o chantajearlo para que no continúe con ella. 
Déjalo que concrete la convivencia y verás que rápidamente ese romance muere de muerte natural. Si esto no sucediera sería mejor para ti ya que para qué quieres tener a tu lado a alguien que no te ama. Deja que tu pareja conviva con el/la otra por lo menos tres meses y verás lo que sucede. 
Si pones obstáculos reincrementa el encanto del romance y simultáneamente disminuye tu propio valor. Tu autoestima disminuye y eso es lo peor que nos puede pasar. 

NO VAYAS A DONDE NO TE QUIEREN Y NO TE QUEDES DONDE NO TE QUIERAN. 

No debemos estar en ninguna relación donde solo estamos meramente tolerados, compadecidos o sufridos. 
Tenemos que saber muy bien que el amor nunca se reenciende una vez que se apaga. 


Capítulo 18: Un amor muerto puede revivir a veces 


Nadie puede por voluntad enamorarse o desenamorarse de alguien. Cuando muere el amor ya no hay nada que hacer. 
En los matrimonios exitosos, los cónyuges se ajustan a sus problemas o encuentran métodos para resolverlos a medida que estos van surgiendo. 
Nadie puede hacer que alguien te ame. Cuando el amor muere está muerto para siempre. 
En este caso hay que diferenciar bien si el amor murió o si uno tiene tanta bronca que hace que el odio tape el amor. En este caso hay que consultar con un profesional para poder discriminar. 


Capítulo 19: La competencia estimula al matrimonio 

La competencia mata al amor. Disminuye la reciprocidad, los esfuerzos conjuntos y las metas comunes que caracterizan las interacciones de pareja. 
Un buen matrimonio depende de determinados niveles de funcionamiento colaborativo, cooperativo y unificado. Tienen que ser buenos compañeros de equipo. Y estar juntos para pelear contra el afuera. 
Nuestra sociedad nos da mensajes contradictorios; se nos dice que tenemos que ganar, avanzar y competir pero también tenemos que ser rectos cooperativos y efectivos miembros de equipo. La confusión surge en la decisión de competir o cooperar. 
La pareja que compite se pregunta ¿dónde fallamos? 
Es muy mala la contienda del ego, esta lucha hace que cada miembro insista en sus derechos. No confían en nada que provenga del otro. Hasta los signos de afecto son vistos con sospecha. Las parejas competitivas apelan a conductas intimidatorias o amenazantes. 

Sólo una relación no competitiva hace que ambos miembros de la pareja tengan la suficiente confianza como para mostrarse auténticos. 


Capítulo 20: Debes transformar a tu pareja en alguien mejor 

Las personas que consideran que su propia perspectiva del mundo es la mejor y la verdadera son arrogantes. Y muchas veces están decididos a imponer esa perspectiva en los demás. 
Es sabido que lo que anda mal antes del matrimonio, luego del mismo tiende a empeorar. 
Con la fantasía de rescate, el rescatador, parece tener más carencias emocionales que el propio rescatado. 
Cuando la relación se constituye con esta asimetría cuesta el reajuste posterior a una situación de igualdad. 
El salvador siente que tiene el derecho a una gratitud eterna y los que han sido "salvados" se resisten a tener que seguir toda la vida agradecido. 

Moraleja: Cásese basándose en los fundamentos de la compatibilidad y la solicitud, sabiendo que poseen actitudes e intereses compartidos. Si se cuenta con esto pueden surgir conflictos menores que se arreglan con ajustes menores. Recuerde que los grandes cambios en el otro nunca suceden y deje a los guarda vidas, a los bomberos y a los médicos para salvar a alguien. 


Capítulo 21: Los opuestos se atraen y se complementan 

Se pueden atraer y enamorar pero es casi seguro que luego en la convivencia, es posible que choquen sus diferentes estilos de conducta y se enfrenten con las diferencias fundamentales que pueden existir entre ellos. 
Por ejemplo el flirteo de ella irrita y las conductas serias y predecibles de él aburren. Entonces él se retrae y ella se siente rechazada. 
Los polos opuestos pueden percibirse como muy atractivos, fascinantes y placenteros al principio pero esto dura poco tiempo. Las relaciones a largo plazo tienden a fortalecerse cuando prevalece lo similar. 
Un matrimonio feliz presupone que las similitudes básicas sobrepasen las disimilitudes. 
Si las diferencias no son tan extremas a veces pueden resultar enriquecedoras, estimulantes y hasta excitantes. 


Capítulo 22: Las parejas no deben revelar sus problemas a extraños 

mitos 

El no revelar intimidades implica temor a mostrarse frente al otro tal cual somos apareciendo el temor a desagradar. Puede surgir el temor de que los otros, al saber datos íntimos, puedan usarlos de una manera destructiva. 
Son personas que muestran fachadas falsas y que ocultan su yo con varias máscaras. 
En general es de gran utilidad compartir los problemas maritales con parejas de amigos 


Capítulo 23: No tengan sexo si están enojados 

matrimonio 

Muchas veces el sexo es usado como poder y control y esto nunca es bueno. 
Los que solamente quieres sexo exquisito estarán siempre famélicos y desnutridos. 
El sexo disminuye la rabia. La situación es vista de otra manera después del orgasmo. 
Es recomendable no quedarse nunca discutiendo hasta altas horas de la noche porque nunca se llega a nada. Mejor irse a dormir y no seguir peleando. Luego de algunas horas de descanso se ven las cosas de otra manera, en general se las ve mejor. 
El amor y el sexo no necesariamente tienen que ir juntos. Se puede amar a una persona y no sentir atracción física y viceversa. Puede suceder que cuando amo a una persona puedo sentir calidez, preocupación, protección, vulnerabilidad que hace que mi excitación sexual se diluya. Los mensajes de amor y los sexuales no son sinónimos. 


Capítulo 24: Confórmese con lo que tiene 

Cada cual es como es pero a veces se producen situaciones muy desagradables que pueden mejorarse. Existen incontables matrimonios que pueden enriquecerse y realizarse significativamente transformando uniones fastidiosas en algo plenamente vital y satisfactorio. 
Con una buena terapia marital se puede ayudar a que estas relaciones se transformen. 

Capítulo 25: ¿Qué hacer al respecto? 

A modo de síntesis: 
- Un matrimonio exitoso hace que los cónyuges no estén pegoteados, debiendo poseer espacios ambos espacios de libertad propios. 
- Desean afecto conyugal en vez de la exaltación romántica eterna. 
- No se dan por satisfechos y con seguridad plena existiendo siempre un dejo de inseguridad. Consideran que el otro puede resultar atractivo para otra persona y por lo tanto se cuida él mismo para agradarle a su pareja. 
- Tiene que existir capacidad de negociación, transigir cuando sea necesario y evitar los roles muy rígidos o imperativos categóricos. 
- No esperar que el otro lo haga feliz. Cada uno debe hacerse cargo de su propia felicidad. 
- No hay que tratar de interpretar lo que el otro siente o piensa y no tratar de convertirlo en una persona mejor
 


mujer