Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 19 de abril de 2014

La Biblia del sexo: Fetichismo

Fetichismo, el deseo sexual puesto en un objeto

El estímulo sexual suele motivarse volcando los cinco sentidos hacia las partes del cuerpo, aunque a veces éstas son sustituidas por prendas u objetos, llegando a ser la única manera de obtener satisfacción. Quien así vive su sexualidad es llamado fetichista.
Fetichismo, el deseo sexual puesto en un objeto
En nuestros días no resulta raro o extraño conocer las distintas maneras que tiene el ser humano de lograr susatisfacción sexual más allá de la relación íntima tradicional. Estas prácticas reciben el nombre parafilias, y los sexólogos han catalogado más de 130 categorías distintas en este rubro (casi todas ellas de exclusiva práctica masculina), entre las que pueden mencionarse como las más recurrentes:
  • Acrotomofilia. El orgasmo es proporcionado por contacto, frotación o penetración de algún miembro amputado de la pareja.
  • Autonepiofilia. Cuando se representa el papel de un bebé y la pareja lo trata como tal.
  • Coprofilia. Identifica la excitación erótica motivada por el olor o contacto con excrementos.
  • Formicofilia. Es cuando se tiene contacto con pequeñas criaturas, como caracoles, ranas, hormigas u otros insectos que se deslizan, arrastran o mordisquean partes genitales y pezones.
  • Frotteurismo. El placer deriva de rozar, o ser rozado, en el área genital, en un acto en donde interviene otra persona; es indispensable que se lleve a cabo sin su consentimiento, por ejemplo, en una multitud.
  • Gerontofilia. Excitación sexual con una pareja de la misma edad de los padres o abuelos.
  • Klismafilia. El placer y el orgasmo se logran cuando la pareja se somete a un enema (introducción por el ano de líquido para limpiar recto y estómago).
  • Masoquismo. Cuando se es sometido a prácticas que generan dolor, el cual se transforma en placer.
  • Muerte autoerótica. Ocurre cuando una persona decide masturbarse y, al mismo tiempo, trata de autoestrangularse o autoelectrocutarse.
  • Narratofilia. La excitación se obtiene al utilizar palabras o contar historias calificadas comúnmente como sucias, pornográficas u obscenas en presencia de la pareja.
  • Necrofilia. Tener sexo con cadáveres.
  • Paidofilia. Espiar, tocar o abusar de los niños.
  • Sadismo. Producir deliberadamente dolor a la víctima para sentir placer.
  • Travestismo. Vestir prendas, especialmente interiores, del otro sexo.
  • Troilismo. Observar a la propia pareja con una tercera persona mientras realizan actividades sexuales en las que se incluye el coito.
  • Urofilia. La persona con esta disfunción siente placer cuando bebe la orina de otra persona, o cuando permite que orinen sobre ella.
  • Voyeurismo. La satisfacción se deriva de observar, a escondidas, un acto sexual o a la persona deseada.
  • Zoofilia. También conocida como bestialismo, es sexo hecho con animales, que en algunos casos son entrenados para eso.
Algunas resultan verdaderamente raras, por no decir aberrantes, ¿no cree usted?; si bien varias de ellas se disparan completamente de lo que para muchos es el sentido común y requieren de atención por parte de psicólogos o psiquiatras, hay una parafilia más que ha sido motivo de estudio por sinnúmero de investigadores, el fetichismo, del cual se estima que 99% de los casos se presenta en varones.

Más que una fascinación

La palabra deviene del francés fètiche, que en latín significa "ficticio" o "artificioso", y de ismus, también del latín, e indica "estado" o "condición". Lo que para muchos es una perversión, consiste en el uso de partes del cuerpo (ajenas al propio) u objetos que en sustitución de los genitales de la pareja se tornan indispensables para provocar el orgasmo. En otras palabras, la utilización de manos, pies, senos, nalgas, piernas y más, de otras personas para alcanzar la satisfacción sexual; pero igualmente participan prendas de vestir, guantes, medias, pieles, zapatos, cinturones, bufandas, ropa interior y lo que la imaginación permita, siempre y cuando sean o hayan sido parte de la indumentaria de un ser deseado.
Esta patología se define como una fantasía sexual que adquiere su significado erótico/psicológico cuando el fetichista toma una prenda para reemplazar al ser humano y transformarlo en un objeto de deseo. Se trata, por lo regular, de cosas que por su suavidad y calidez evocan la primer infancia de alguien que vivió una educación con cánones marcados por represión sexual y en quien el sexo es visto como una falta o pecado.
Como es de suponer, el perfil de un fetichista es el de un individuo solitario y reprimido, cuyos sentimientos no son compartidos con nadie y quien evita el encuentro sexual con una pareja, pues el contacto físico le causa angustia.
La explicación que dan los investigadores sobre el hecho de que el fetichismo se presenta casi únicamente en varones, es que para excitarse sexualmente el hombre no requiere necesariamente de caricias y muestras de afecto como la mujer, ya que responde más fácilmente a estímulos sexuales. Ello aclara también porqué el fetichista quiere poseer los objetos de su deseo con los cinco sentidos, no sólo viéndolos, sino también tocándolos, acariciándose con ellos, oliéndolos y hasta metiéndoselos en la boca.
Ahora bien, dentro del fetichismo hay también clasificaciones, de ahí que podamos identificar a la dorafilia, que consiste en la excitación sexual proveniente del tocar pelo o cabello, piel, cuero y pieles, no sólo humanas sino en ocasiones animales. Igualmente, y dentro de la amplia gama de fetiches el calzado tiene un lugar especial, al grado que si se trata de cualquier tipo o modelo la parafilia se llama retifismo, o, yendo más allá, si el objeto de deseo son zapatos de tacón alto, se identifica como altocalcifilia.
Es posible que a estas alturas de la lectura todo esto le parezca una locura, pero detrás de lo anterior hay nuevamente una explicación científica que argumenta que el bebé jugando sobre la alfombra solo percibe los zapatos de la gente que lo rodea, con lo que este objeto se transforma en símbolo de afecto en esta etapa, es decir, lo amado y lo que le da protección.

¿Hasta dónde es sano?

Como sucede en mucha parafilias, mientras el objeto se utiliza como algo externo y complementario a la relación, puede jugar un papel importante y enriquecerá ésta; pero si el fetiche es el único medio para lograr la satisfacción sexual estamos ante un problema que requiere ayuda profesional.
En otras palabras, el fetichista puede llegar a ser alguien que enfoca su sexualidad en objetos más que en personas. De ahí que también los aparatos diseñados con el propósito de estimular a los genitales, como los dildos o vibradores, sean catalogados como fetiches.
El fetichismo en este extremo requiere tratamiento integral en donde se busque controlar la angustia que lo lleva a desencadenar la parafilia, al tiempo que el paciente pueda establecer relaciones de pareja.
Se ubican también dentro de la categoría fetichismo:
  • Estigmatofilia. La pareja tiene un tatuaje, cicatriz o perforaciones en el cuerpo por el uso de joyería, especialmente en la región genital, que incitará a la práctica sexual.
  • Misofilia. El orgasmo se consuma al oler o masticar ropa sudorosa o sucia, o artículos para higiene íntima femenina.
  • Olfatofilia. El orgasmo deviene de olfatear olores emanados de las diferentes partes del cuerpo, especialmente de las áreas genitales y adyacentes.


Es importante aclarar que si bien algunos tenemos objetos que hacen las funciones de amuletos y les atribuimos cualidades específicas que sólo a nosotros son aplicables, eso no nos hace fetichistas en el sentido estricto de la palabra, pues lo anterior implica connotaciones eminentemente sexuales.

El amor y los Kilos

En las primeras semanas de un noviazgo es normal perder unos cuantos kilos, después de todo, el apetito casi desaparece por la adrenalina, y el sexo también ayuda a quemar algunas calorías. Sin embargo, los próximos meses de relación desafortunadamente te ayudan a ganar esos mismos kilos que perdiste y tal vez unos más, ¿a qué se debe?
Según un estudio hecho por la Universidad de Carolina del Norte, después de dos años en una relación, las mujeres a sus veintitantos suben más de peso que la mujer normal. Y entre más fuerte sea el vínculo, el peso será mayor. Las chicas que viven con su pareja suben un kilo y aquellas que se casan 3.

Cuando estás enamorada, te la pasas viendo a los ojos a tu amor mientras comes; además está confirmado que se puede consumir hasta un 35% más de alimentos cuando estás con alguien que te gusta, sin mencionar que las actividades que hacen juntos involucran comida: cine/cotufas, fiesta/tragos y pasapalos, cena/vino, etc. Desafortunadamente, todas estas opciones le dan calorías a tu cuerpo y eliminan tu fuerza de voluntad para deshacerte de ellas más adelante.
Por si fuera poco, prefieres saltarte tu hora del gimnasio para verlo y además te preguntas: “¿Por qué no ir a comer hamburguesas si tanto quiere?”
Pero hay una razón para esto, después de estar enamorada por 6 meses o más, la hormona del amor, la oxitocina, hace acto de presencia y aparecen los antojos que tanto detestamos así que empiezas a pensar en chocolate, el helado, el dulcito, la pizza y más… Tanto así, que tu galán no será capaz de decirte que ‘no’ y engordarán juntos.

Aprendiendo a ser yo.

Yo he querido aprender lo impredecible, he querido justificar lo injustificable, he luchado por lo imposible, he deseado lo que jamas podre tener, he sufrido lo inaguantable por el simple hecho de querer complacer a todo el mundo, mientras yo me hacia infeliz, he postergado mi placer para que otros disfrute, he sacrificado mi juventud para que otros presumieran, he sido fiel aun cuando no se lo merecían, he sacrificado mi bienestar y mi felicidad para que otros fueran felices a causa de mi sufrimiento... ¿a valido la pena? no nadie agradece nada, el egoísmo muchas veces nos impide ver mas haya de lo que tenemos enfrente, por eso soy de la que opinan que siempre hay que luchar por la felicidad verdadera que esta dentro de cada ser, No cambie por nadie, hazlo por ti si siente esa necesidad... Aprende a conocerte, a valorarte, a saber lo que quieres en esta vida, disfruta de tu soledad cuando la tenga explora hasta el sentimiento mas tonto que haya dentro de ti, quierete, mimate y sobre todo se tu misma/o no pretenda usurpar la personalidad de nadie, cada uno de nosotros es un ser único que esta aquí para cumplir una gran misión eres parte importante del universo sin ti nada seria igual, a cada día de tu vida un día único e inigualable, tu puedes y debes ser feliz contigo misa@s sin pensar en los demás recuerda somos aves de paso que no estaremos aquí para siempre.  Tengo grandes conocimiento de la vida porque he aprendido de los millones de errores que he cometido, hoy he decidido
enfrentarme a mi vida, resolver mis problemas centrarme en mi y olvidarme de los demás, voy a luchar por la felicidad que merezco, voy a ser feliz como he soñado, sin redil cuenta a nadie...  Ha llegado el momento de dejar de ser esta gran astrid para ser simplemente yo...

viernes, 18 de abril de 2014

secretos de los senos

Senos, pechos, tetas, lolas, boobs … parece que nunca podemos tener suficiente de ellas o dejar de hablar de su tamaño o aparienciaCaptura de pantalla 2013-12-24 a la(s) 16.59.05
De hecho, hay un sinnúmero de estudios dedicados a desenterrar el misterio de su encantadora belleza, con algunas investigaciones que proporcionan una visión particularmente cómica en nuestra percepción de los senos y nuestras preferencias personales. Mientras que la legitimidad de muchos de estos llamados “descubrimientos científicos” es cuestionable, aquí va una lista de los estudios más extraños sobre las boobs.
1 . A los hombres de bajo nivel socioeconómico les gustan los senos grandes, mientras que los hombres con estabilidad financiera prefieren senos más pequeños.
De acuerdo con la revista Psychology Today, la cantidad de dinero que gana un hombre tiene mucho que ver con el tamaño de los senos que prefiere. El estudio, realizado por dos psicólogos, se propuso a explorar el vínculo entre la seguridad financiera y las preferencias de tamaño de pecho en los hombres.
El estudio determinó que los hombres más pobres, o bien, los hombres que experimentan “inseguridad de recursos” prefieren los senos más grandes, mientras que los que eran financieramente estables preferían las boobs pequeñas. Por otra parte, el estudio sugiere que el punto de vista sobre tamaño de los senos es que actúa como una “señal de las reservas de grasa, que a su vez anuncia mayor acceso a recursos económicos”.
2 . Los hombres con hambre desean senos grandes mientras que los hombres satisfechos prefieren un pecho más pequeño.
En un segundo experimento a raíz del estudio anterior, el objetivo fue determinar si la “seguridad alimenticia” jugó un papel importante en las preferencias de tamaño de los senos. Los investigadores encontraron que los hombres hambrientos prefieren senos grandes a aquellos cuyos estómagos estaban llenos. Los resultados fueron compilados mediante la comparación de las clasificaciones de tamaño de pecho de 66 hombres hambrientos vs 58 hombres saciados.
3 . Los hombres no interesados ​​en la paternidad encuentran a los senos más grandes, menos atractivos.
De acuerdo con la revista Psychology Today, los investigadores Christopher Burris y Armand Munteanu realizáron un estudio basado en un “punto de vista evolutivo en el tamaño de los senos ” pidiendo a 67 hombres de la universidad acerca de su deseo de ser padre. Sus respuestas se midieron en una escala. A partir de entonces, se les pidió a los hombres que ajustaran los tamaños de senos, caderas y las proporciones de las mujeres ‘en un programa de animación por computadora de acuerdo a sus preferencias ideales. Los resultados revelaron que los hombres que deseaban permanecer sin hijos prefieren senos más pequeños, mientras que los hombres que preferían los pechos más grandes tenían mayor deseo de convertirse en padres.
4 . Acariciar y apretar los senos puede prevenir el cáncer de mama.
Buenas noticias para los hombres – en verdad podrían estar salvando la vida de su chica cada vez que tocan sus senos. De acuerdo con la Universidad de Berkeley y el Laboratorio Nacional de Lawrence Berkeley, apretar los senos puede prevenir el cáncer de mama. Aparentemente las fuerzas mecánicas y la aplicación de presión física en los senos, puede detener el crecimiento de cáncer y prevenir que las células de control se tornen malignas .
5 . Las mujeres con implantes de senos son tres veces más propensas a suicidarse.
Según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, los implantes mamarios son ahora el procedimiento cosmético número uno en E.U.A. y Latinoamérics. Es irónico entonces que un procedimiento que se lleva a cabo para supuestamente mejorar la autoestima de las mujeres, ha dado lugar a la constatación de que las que reciben los implantes mamarios son al menos tres veces más propensos a cometer suicidio. Loren Lipworth del Centro Médico de la Universidad Vanderbilt monitoreó a 3,527 mujeres que se habían sometido a la cirugía de aumento de mama entre 1965 y 1993, y encontró que 24 de esas mujeres se habían suicidado después de un promedio de 19 años, el riesgo de suicidio en este mismo grupo se triplicó en comparación y a la población promedio.
6 . Los hombres sexistas prefieren los senos grandes.
Según un estudio realizado por la Universidad de Westminster, los hombres que exhiben actitudes sexistas hacia las mujeres, también tienden a tener una preferencia por los senos grandes. En la investigación, que muestra una conexión entre el sexismo en los hombres y la preferencia en tamaño de senos, participaron 361 hombres de 18-68 años de edad, expuestos a modelos 3D de las mujeres con diferentes rangos de tamaños de senos. A los hombres se les pidió identificar a qué mujeres que encontraban más atractivas después de lo cual, a cada uno se le dio una encuesta para medir la hostilidad y sus actitudes hacia las mujeres, las relaciones, el sexismo benevolente y cuánto objetivaban a las mujeres.
7 . Los bras aceleran la flacidez.
Según un estudio francés realizado en los últimos 15 años en mujeres de edades comprendidas entre 18 a 35, usar bra es completamente inútil para las mujeres y de hecho puede causar más daño que bien. El estudio afirma que las mujeres que no usaban un brassiere en realidad se beneficiaron a largo plazo, ya que fueron capaces de desarrollar más tejido muscular, lo que proporcionó apoyo natural.
8 . Los hombres que gustan de boobs pequeñas prefieren una pareja sumisa.
Según el psicólogo, Stuart Fischoff,  a los hombres que les gustan las mujeres con senos pequeños, generalmente buscan una pareja más sumisa y menos amenazante. “El hombre puede obtener la sugerencia psicológica de que ella no está tratando de competir con otras mujeres que tienen pechos más grandes, y por lo tanto, ella serás más fiel”
9 . Mirar fijamente los senos de una mujer puede extender la vida de un hombre casi cinco años.
Un estudio realizado en Alemania, que ha estado circulado en Internet desde hace años, afirma que mirar los senos de las mujeres “por diez minutos al día”, puede prolongar la vida de un hombre por casi cinco años. De acuerdo con el “autor, el Dr. Katren Weatherby mirar fijamente lo senos de una chica por diez minutos al día se dice es igual que hacer 30 minutos de ejercicio aeróbico debido a los cambios que produce en la presión arterial y los biorritmos del corazón.
10. Existe el fetichismo de senos.
El fetichismo de senos es un interés sexual en los senos femeninos, en su forma, movimiento o tamaño. Como cualquier otro fetichismo sexual o parafilia, esta preferencia quizás llegue a ser psicológicamente problemática cuando se convierte en una fijación fuerte y llega a ser el único medio de despertar el deseo sexual.
Debemos destacar que resultó notablemente ausente en estos estudios sobre senos, el papel que juega la personalidad de una mujer en la atracción. Por otra parte, independientemente de cualquier estudio, cuando se trata de boobs – ya sean pequeñas, medianas o grandes – la mayoría de los hombres tan sólo son felices por tener a una mujer encuerada en su cama. Después de todo, la belleza está en el ojo del espectador, y no en los pechos que está viendo.

martes, 15 de abril de 2014

Las mejores posiciones para tener sexo anal

Las mejores posiciones para tener sexo anal




No es lo mismo jugar con nuestra cola o con el de la pareja si estamos acostados de espaldas, en cuatro patitas, o de pie. Debido a la característica anatomía del ano, dependiendo de la postura podremos ejercer mayor o menor presión sobre las paredes anales.
EL MISIONERO
Esta postura es la más fácil, la más cómoda y la ideal para iniciados. En esta postura se consigue una mayor relajación del músculo puborrectal, facilitando la penetración. Además, si se elevan las piernas o se cruzan los pies, elevando el culo, el pene se adapta perfectamente a la curvatura del recto. Si resulta cansador, con colocar la almohada debajo del culete... listo.

LA CUCHARA
Acostados de lado, esta postura es la que utilizan los médicos, ya que se consigue una buena relajación. Adelantando una pierna, o levantándola, el culo queda expuesto y totalmente relajado. También bastante fácil de realizar. Perfecta para iniciados.

POR DETRÁS
Si nos acostamos boca abajo y colocamos la almohada debajo del vientre, conseguimos que la cola sobresalga. Es tan sencillo como pasar de la posición anterior a esta, dejándonos caer... Esta postura es algo más difícil que las anteriores, puesto que el chico debe controlar la profundidad de penetración, ya que si nos descuidamos, podemos penetrar demasiado. Cuidado los inexpertos, porque las paredes se encuentran muy contraídas, y se siente mucho la penetración.

EL PERRITO
El estilo perrito es la primera postura que te aparece en mente cuando hablas de sexo anal, pero no es de las mejores. Esto es porque en esta posición, aunque el culo esté expuesto y listo para ser abordado, se encuentra muy tenso, y puede dificultar la dilatación. Además de que nada más penetrar, nos encontramos con la primera curva del recto, lista para cortarnos el paso, y nos hacemos daño. Por lo cual, si nos decidimos a probar esta postura, hay que hacerla muy muy despacito y con cabeza. Olvídate del porno que hayas podido ver... ¡Cuidado con la profundidad de las penetraciones!

LA VAQUERA
Ella sentada encima. Esta postura tampoco es la más idónea para empezar... puesto que también se encuentran los músculos tensos. Eso sí, si ya tienen práctica en el sexo anal, en esta postura el receptor puede controlar la velocidad y profundidad de la penetración.

Ahora a probar y a disfrutar, siempre con mucho lubricante. Eso sí, si ven que una postura no sale bien o no están cómodos, no insistir nunca. Puesto que la cola puede resentirse y cerrarse por banda. Darle tiempo y probar otro día con más cuidado.

lunes, 14 de abril de 2014

Guia Para el mejor sexo anal

Mientras que más del 50% de mujeres informan haber probado el coito anal, sólo aproximadamente el 10% se involucra regularmente en él. Siendo la razón, que muchas lo hallan incómodo o doloroso. Si el mismo porcentaje de mujeres perdiera el interés en el coito vaginal por ser incómodo o doloroso al principio, tampoco habría muchas parejas teniendo coito vaginal.También es fuerte el prejuicio de que es indebido.

El sexo anal tiene mucha estigmatización negativa asociada a él. Se nos enseña desde pequeñas que nuestro ano es muy sucio y puerco. Adquirimos sentimientos muy negativos sobre los movimientos del intestino. Nuestros padres estaban ávidos para que nosotras estuviésemos entrenadas en ir solas al baño para no tener que enfrentar más los pañales sucios. Como adultos, estamos normalmente muy incómodas con la idea de tocar nuestro ano, o con alguien más tocándolo. La mayoría de las personas tienen miedo de entrar en contacto con su propio excremento o el de su compañero. Las bacterias presentes normalmente no suponen un riesgo con tal de que nosotros estemos con buena salud y practiquemos buena higiene. Podemos adquirir SIDA y hepatitis de un compañero infectado, así que el sexo seguro y con una buena higiene siempre es importante.

A pesar de muchos sentimientos negativos hacia nuestro ano, muchas personas encuentran que les da sensaciones agradables y gratas cuando es tocado y acariciado. Mientras parece perverso, muchas personas disfrutan la sensación de mover el intestino. ¿Cuántos suspiran con alivio después de mover el vientre?. Probablemente una chica esté más consciente de su ano antes de su vagina porque ella lo usa diariamente. El ano es rico en terminaciones nerviosas; no es ninguna maravilla que tantas personas, quizás calladamente, hallan el estímulo anal agradable. A veces la preocupación de nuestros padres por la higiene apropiada puede producirnos una fijación anal.

Mientras que el ano es muchas veces muy sensible al estímulo sexual, no está diseñado para la inserción de nada. Es una salida. No se lubrica a sí mismo como la vagina, y puede contraerse violentamente causando espasmos musculares dolorosos cuando se insertan cosas. De aquí la necesidad de mucha lubricación y paciencia. La lubricación permite que las cosas resbalen y se introduzcan sin irritar los delicados tejidos anales y rectales. Se requiere paciencia porque muchas veces los músculos anales deben condicionarse lentamente a no producir espasmos cuando algo está entrando, en lugar de saliendo.El ano de una mujer puede permitir a un dedo o al pene erecto entrar rápidamente con la adecuada lubricación,la vaselina sólida es económica y sirve muchísimo!

Cómo comenzar:

Métanse juntos en la ducha y lávense y estimúlense. Usen jabón y agua corriente para lavar el ano. Suavemente inserte una punta de los dedos para lavar el interior del ano. Jueguen entre sí. Resbala tu dedo lubricado en el ano muy despacio y suavemente y verifique cualquier materia fecal restante. Puedes usar guantes de caucho o látex para hacer esto. De encontrar alguna puedes usar una pequeña enema de agua tibia.Medio litro de agua es todo lo que se requiere para lavar el recto. Las enemas compradas en la tienda son demasiado duras e irritantes para uso sexual; un envase o botella plástica apropiada puede ser conveniente si sus contenidos se reemplazan por agua corriente. Cuando ambos compañeros se sienten limpios y preparados, encuentren un lugar cómodo y tibio para relajarse y explorar.

Masaje Anal.

Los primeros pasos involucran el masaje anal. Normalmente cuando el ano se toca la primera vez se contrae, impidiendo la entrada. Se necesita conseguir que los músculos anales se relajen antes de cualquier inserción. Muchas personas se sienten incómodas con alguien tocando su ano y exigen tiempo para aprender a relajarse y disfrutarlo.

Primero lubrica tu ano con un lubricante de base acuosa o saliva. Suavemente haz un masaje al anillo anal con ligeros masajes circulares.

Empuja suavemente sobre el anillo anal, pero no penetres aún... Con tiempo debes sentir que los músculos se relajan y el ano abre. A menudo ayuda realizar el masaje anal acariciar la vulva o realizar el cunnilingus (sexo oral.)

El masaje anal puede mejorar el cunnilingus y el masaje genital, y la excitación sexual y placer pueden distraer a la mujer de concentrarse en el estímulo anal. Es necesario para ambos compañeros estar relajados y cómodos. Si estás apresurada o presionado no funcionará. Puede tomar varias sesiones o semanas antes de que la mujer esté cómoda con cualquier forma de estímulo anal.Hay que hacerlo lentamente..

Una vez que la mujer está acostumbrada al estímulo anal y de que su ano está relajado, y no tensionado, se puede empezar a explorar la penetración anal. El ano y el recto son muy delicados así que asegúrese de insertar sólo objetos lisos que no tengan ningún borde afilado. Arregla tus uñas.

Usar guantes de goma o látex hará más fácil la inserción de sus dedo(s). Date un masaje al anillo anal y espere que él se relaje y se abra. Una vez que se ha abierto, comience presionando la punta de un solo dedo ligeramente en el ano. 

Si lo encuentras tenso, deténte y retira tu dedo, y reanuda el masaje anal durante un par de minutos. Cuando tu ano se ha relajado de nuevo, despacio inserta la punta de los dedos de nuevo.

Al principio inserta sólo tu dedo sin moverlo,prueba con un consolador y disfrutarás la sensación de tener algo dentro de tu ano cuando tengas un orgasmo.

Una vez que puedas insertar dos dedos,es bueno adquirir un par de "Butt Plugs" para ayudar a lograr una dilatación mayor.

Los Butt Plugs:

Los "Butt Plugs" son dildos de diámetro gradual con una base ensanchada. La graduación le permite dilatar el ano lentamente. La base ensanchada le impide resbalar accidentalmente dentro del recto. Los Butt Plugs vienen en muchos tamaños, desde el tamaño de un dedo delgado, hasta el tamaño de un puño grande. Para la mayoría de las personas, un Butt Plug tamaño chico o mediano, con diámetros de 0.5 a 1.5 pulgadas (1,3 a 3,8 cm), hará el trabajo.
Para mujeres que gustan de la intensa sensación de ser penetrada por objetos grandes, el cielo es el límite. Los dildos de silicona son la mejor opción porque son suaves, flexibles, y fáciles de limpiar. Son más caros, pero a la larga le servirán, lejos, mejor. También es una buena idea poner un condón en el butt plug, o dildo; hará la limpieza más fácil, y protege los juguetes que no son de siliconas.

Como usar el Butt Plug:

Para usar un Butt Plug, dé masaje y dilate lentamente tu ano primeramente con tu(s) dedo(s). Una vez que ya puedes insertar uno o dos dedos cómodamente, pon el Butt Plug pequeño en su apertura anal, entonces con un solo dedo, apriétalo poco a poco muy lentamente.

Luego permite a tu ano empujar el Butt Plug hacia afuera. Entonces apriétalo de nuevo.

Acaricia tu clítoris mientras haces esto. Con paciencia el Butt Plug debe resbalar en toda su longitud y al final permanecer en el lugar, debido a su adelgazamiento en la base. Una vez que el plug está adentro, déjalo solo y hágan el amor.Que él te realice el Cunnilingus y tengan coito vaginal.

Muchas mujeres pueden disfrutar la sensación del Butt Plug cuando se inserta. Está bien dejarlo adentro por periodos más largos de tiempo si estás cómoda. Una vez que hayan terminado, desliza despacio el Butt Plug hacia afuera, lávalo y sécalo dejándolo listo para la próxima vez.

Para la preparación del sexo anal es bueno elegir un dildo o consolador del tamaño del pene de tu pareja

Deja una tarde entera o día para esta ocasión especial.Tú debes tener el control de la inserción de su pene y sobre los movimientos de sus cuerpos.Debes agacharte o empujarte hacia atrás: hacia su pene. 

Debes abrirte y ser receptiva Una vez que la cabeza de su pene esté dentro,debes detenerse y relajarte durante un par de minutos, para acostumbrarse a la dilatación; y sentir su calor del cuerpo.

Comienza a moverte lentamente hacia adelante y hacia atrás o de arriba abajo.Las sensaciones pueden ser muy intensas. Ayuda si mientras haces todo esto, un masaje de clítoris y/o pechos,tuyo o de tu pareja.

Puedes estimular tu ano mientras te masturbas.Algunas mujeres suelen encontrar que el estímulo anal es la llave para sentir y gozar de un orgasmo.Prepara tu cuerpo para tu compañero y sorpréndelo gratamente disfrutando ambos del sexo anal.

Comparto con ustedes chicas esta guía para gozar del sexo anal.Es cierto que es un poco extensa pero si la leen con detención verán que cada punto es muy importante!
Saludos,un beso para tod@s y a disfrutar!

Masaje Anal o Prostatico

...masaje anal y prostático 
 
 Porque hacerlo?: para los hombres, la glándula próstata es comparable al punto G. Si recibe un adecuado masaje, la próstata incita al hombre al orgasmo. 
sin embargo, él no puede estimularse a sí mismo tan fácilmente, ya que su punto g está dentro del recto, por lo tanto será necesaria mi colaboración. El orgasmo que se puede obtener es algo distinto a lo habitual y es para volverse loco de placer. 
 
Grandes desconocidos: no es un secreto que estos órganos son tabú para muchos hombres. Desde luego, el colectivo gay lleva ventaja en cuanto a las posibilidades que ofrecen, respecto a los hombres heterosexuales, que tienen mucho miedo de que les exploren esas partes por cuestiones físicas (miedo al dolor) o psicológicas (pérdida de la hombría). Dejando eso a un lado, la cuestión es que la estimulación anal y prostática puede ser muy placentera para algunos y a otros puede no gustarles, como todo. Por tanto tampoco hay que emperrarse en hacerlo si a ti no complace. 
 
el ano y la próstata: el ano, sensible y abundante en terminaciones de nervios, es el "vecino" más cercano a los genitales, y durante el orgasmo, se contrae en un ritmo relacionado a lo que hacen los músculos pélvicos. Al bulbo del pene que produce un fluido eyaculatorio. La próstata es una fuente de placer para muchos hombres algunos llegan a tener orgasmos como resultado de la estimulación de la próstata  y atención puesta a esta glándula puede aumentar el gozar de la estimulación genital. 
 
el culo ha de estar bien limpio, utilizando jabones suaves (para higiene íntima, por ejemplo) aplicados directamente al orificio anal y por las partes más externas del resto. No basta con que resbale agua jabonosa, no, hay que lavar bien. Además, el recto ha de estar desocupado, por lo que igual es buena idea aplicarse un pequeño enema previo. Las manos del que actúa, por supuesto, también han de estar limpias y considerar el uso de un guante de látex (esto es lo más adecuado para el masaje anal-prostático). Al estimular el ano,la clave es usar mucha lubricación y hacer despacio, siempre poniendo atención a lo que dice la persona recibiendo la penetración. 
masaje prostático: el masaje de este punto se hace metiendo un dedo, entre 5 y 7 centímetros dentro del ano, y frotar hacia el frente del cuerpo. Tanto para la próstata como el punto G, el dedo que acaricia llega tocar mejor el área si está de una posición con curva. Cuando un hombre está excitado, la próstata se hincha y se endurece, volviéndose más receptiva a la estimulación directa y firme. 
atrévete 


El deseo sexual de hombres y mujeres es diferente

"La curva femenina y masculina sobre motivación y deseo sexual son completamente diferentes. Autores de prestigio han presentado estudios donde se describe el deseo sexual en las mujeres vinculado generalmente con emociones románticas y en percepción de la pareja; mientras que en los varones, la sexualidad se relaciona más directamente con el placer. En el caso de los hombres, el apetito sexual comienza en la pubertad y aumenta hasta alcanzar su desarrollo máximo alrededor de los 30 o 35 años. En el caso de la mujeres, el apetito sexual comienza más tarde, alcanzando su desarrollo máximo cerca de los 30 años y resurgiendo como segundo máximo a los 40 años, manteniéndose a ese nivel alrededor de las dos décadas siguientes, etapa en la cual las mujeres viven un desarrollo sexual equilibrado y placentero sumado a ello la experiencia de años anteriores, que les proporciona una mayor seguridad y conocimiento de su propio funcionamiento y la autosuficiencia que les permite verbalizar sin pudor lo que quieren. 

Por su parte, en los hombres a partir de los 50 años y cuando comienza a descender progresivamente la concentración de testosterona el apetito sexual disminuye".

En conclusión la curva de la mujer a partir de los 30 años es ascendente y la curva del hombre a partir de los cuarenta 60 años es descendente. Que horror!!! 

En mi opinión la cuestión es ¿si las curvas naturales de deseo sexual son diferentes entre hombres y mujeres y deseamos tener parejas estables, por naturaleza no necesitaremos alguna vez en nuestra vida ayuda extra? y si lo consideramos y lo llevamos a cabo estaremos trasgrediendo reglas divinas?

Y cuando las curvas de deseo sexual se presentan completamente antagónicas en casa con tu pareja y no por la naturaleza misma(sin importar la edad ni el nivel hormonal), sino porque las circunstancias y la forma de ser de las personas no coinciden, puede haber amor pero no acuerdo frente a las necesidades físicas de cada quien? Trasgredimos también?

Yo considero que este es un tema donde los valores, los principios y la naturaleza física humana tienen una complejidad ilimitada y no solo es cuestión de conciencia, la vida en pareja la constituyen muchos elementos todos igual de importantes y cuando uno de ellos no esta presente es necesario romper con todo y herir?
Las relaciones frecuentes y apasionadas del principio a menudo pierden importancia, con la llegada de los hijos y las preocupaciones de la vida, a un ritmo atenuado, basado en la complicidad.
 - La sexualidad y el paso del tiempo
Es un hecho probado, el deseo y la vida sexual evolucionan con el transcurso del tiempo, en función de la fluctuación de las hormonas y de la duración de la vida útil de la pareja. Las relaciones frecuentes y apasionadas del principio a menudo pierden importancia, con la llegada de los hijos y las preocupaciones de la vida, a un ritmo atenuado, basado en la complicidad.
1. Edad y sexualidad

> La sexualidad de la mujer en el tiempo
Una mujer está fisiológicamente preparada para tener sus primeras relaciones sexuales en la pubertad, cuando las primeras reglas han mostrado que podrá tener hijos, hacia los 12 - 13 años. Pero esto no significa que psicológicamente esté preparada. De hecho, según las estadísticas, el inicio de su vida sexual se sitúa hacia los 17 años y medio.Sin embargo, una mujer no adquiere su madurez sexual plena hasta los treinta años, con la experiencia. A lo largo de la vida de una mujer, la intensidad de su deseo está sometida a las fluctuaciones hormonales. A menudo disminuye con la menopausia, en el momento en el que el índice de estrógenos y de testosterona disminuye. Del mismo modo, la líbido evoluciona cada mes con el ciclo, alcanzando normalmente su paroxismo en el momento de la ovulación.
> ¿Y las seniors?
Menopausia y baja de las capacidades físicas no significan forzosamente la detención completa de toda actividad sexual en la pareja. Más bien al contrario, las mujeres, al tener más tiempo para pensar en ellas mismas y en su pareja, dejan más sitio a su vida sexual. Este período de la vida de una mujer a menudo marca un renacimiento del deseo. En el seno de la pareja, el saber hacer amoroso, constituido con el tiempo, puede hacer nacer una nueva intimidad, alimentada por una rica historia común.

2. Sexualidad y vida de pareja
> Amor fusión, amor pasión
Durante los dos a cinco primeros años de vida, una pareja tendría de media 13 relaciones sexuales al mes. Es el tiempo de la pasión, del descubrimiento del cuerpo del otro. Este descubrimiento está basado en la seducción y en la sensación de que el otro podrá colmar todos los deseos y expectativas.La entrada en la intimidad de una vida de pareja pasa por una fase fusional, particularmente fuerte en el nivel sexual. Durante esta fase, el cerebro segrega feniletilamina, una hormona que contribuye en el mantenimiento de esta impresión embriagadora de haber encontrado “el alma gemela”.
> Cuando la pasión cae, la sexualidad se profundiza
A partir de los cinco años de vida, la pareja conocería una estabilización de 9 relaciones sexuales al mes. La vida en común y el inevitable hecho de tener los pies en la tierra permiten aprender a conocer a la pareja por lo que verdaderamente es. La complicidad erótica está basada en lazos más fuertes y el placer puede ser más intenso, ya que está basado en una relación más completa.
> ¿Padres y amantes?
El asentamiento a menudo coincide con la llegada de un bebé. ¡Evidentemente se puede seguir siendo amantes cuando se es padre! Además, el cuerpo de la mujer ha cambiado durante el embarazo y la pareja debe tomar nuevas marcas, controlar un nuevo estatuto. Una vez más, el tiempo y el diálogo suelen permitir salir adelante. La vida diaria, las inquietudes y el cansancio provocados por los hijos, que pueden hacer disminuir el deseo, también representan la ocasión de afianzar lazos todavía más fuertes. Construir una familia juntos sólo se puede hacer cuidando la salud de la pareja, lo que se traduce en una gran atención en la vida sexual, en los pequeños rituales eróticos que hay que reinventar, e incluso inventando.

Ustedes que opinan?