El 94% de los hombres y el 85% de las mujeres reconoce que se masturba habitualmente. Entre ellos, casi la mitad admite hacerlo a diario. Superados viejos mitos que convirtieron una práctica natural en algo pecaminoso, la medicina sostiene que la práctica del onanismo brinda grandes beneficios para la salud. Y si es una al día, como la Micebrina, mejor que mejor.
La masturbación es una práctica que ayuda mucho porque se aprende a conocer el propio cuerpo y las cosas que más gustan, también sirve para mantener el sistema en marcha. Se eyacula antes porque no hay ningún pensamiento negativo que interfiera en el viaje de las sensaciones hacia la médula espinal, todo fluye como tiene que ser. El abandono es perfecto y masturbarse una vez al día es lo menos que puede hacerse. Y tampoco es verdad que si te masturbas pierdes las ganas, es al contrario, te dan más. Se pierden las ganas cuando no se hace nada.
Estos son cinco beneficios para la salud del hombre que se masturba a menudo, segúnMen’s Health:
1. Previene el cáncer
Un estudio australiano de 2012 concluyó que los hombres que eyaculan más de cinco veces por semana tienen un tercio menos de probabilidad de desarrollar cáncer de próstata. Las toxinas que causan la enfermedad se acumulan en tu tracto urogenital y cuando eyaculas, expulsas los invasores fuera de tu cuerpo.
2. Incrementa la potencia sexual
A medida que envejeces vas perdiendo tono muscular… también ahí abajo. La práctica regular del sexo o de la masturbación potencia los músculos de tu suelo pélvico para prevenir la disfunción eréctil y la incontinencia. Según la sexóloga clínica Gloria Brame, citada en Men’s Health, la masturbación “mantiene el ángulo de erección”, y debe practicarse de 3 a 5 veces por semana para conseguir un resultado sólido como una roca.

3. Te ayuda a durar más
Al contrario de lo que afirma la sabiduría popular, la masturbación es un buen entrenamiento para el sexo en compañía. Masturbarte una hora antes de una cita te confiere un mayor control, tal y como aprendimos en ‘Algo pasa con Mary’, con los resultados de todos conocidos. Ava Cadell, fundadora de loveologyuniversity.com, recomienda prolongar poco a poco la paja para mitigar la eyaculación precoz: “Si sólo duras dos minutos, intenta que sean tres la próxima vez. Cuenta cuántas sacudidas necesitas para eyacular: si alcanzas  50, intenta llegar a 60”. La mayoría de los hombres, concluye Cadell, son capaces de duplicar las sacudidas en sólo un mes.
4. Potencia tu inmunidad
La eyaculación aumenta los niveles de la hormona cortisol, según explica en MensHealth Jennifer Landa, especialista en terapias hormonales. El cortisol, a pesar de su mala fama como hormona vinculada al estrés, también ayuda en pequeñas dosis a regular y mantener tu inmunidad. “La masturbación puede puede producir el entorno adecuado para fortalecer el sistema inmune”, asegura Landa.
5. Mejora tu estado de ánimo
Masturbarte libera un río de neuroquímicos que producen bienestar, como la dopamina y laoxitocina, que elevan tu espíritu, potencia tu satisfacción y activa los circuitos de recompensa de tu cerebro. “Un orgasmo es el subidón de dopamina más potente que conocido, al margen de las drogas. Un escáner cerebral de alguien durante el orgasmo recuerda al de un adicto a la heroína”, afirma Brame.
mastubacion
Además de las cinco señaladas por la publicación masculina, hay una sexta razón de peso nada desdeñable: si te masturbas y te abstienes de practicar la caídita de Roma esquivas una infinidad de enfermedades de transmisión sexual… incluyendo el embarazo.