Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Juegos sexuales con la boca

Investigadores de la Universidad de Texas descubrieron la relación entre un beso y el placer; y es que cuando se da o recibe un beso el cerebro aumenta su producción de dopamina -hormona asociada al deseo- y serotonina -hormona asociada a lo que sentimos por otras personas-.

Así que ¿por qué no dejar que estos sentimientos los explotemos al máximo en al intimidad con nuestra pareja? Te presentamos unos juegos sexuales que puedes usar como previos para calentar motores.

juegos sexuales con la boca 650

Chupetones

Forzar la zona a estimular con tus labios proporciona casi el mismo estímulo que lamer el área. Puedes jugar además con la cantidad de humedad y fuerza; previamente habla con tu pareja sobre ello.

  • Puedes jugar con diversas partes del cuerpo, salvo por zonas como el ano y la oreja, donde sólo se puede besar debido a su forma

Lamer

  • Acariciar con tu lengua diversas partes del cuerpo puede ser bastante provocativo, sólo que algunas requerirán más humedad que otras para elevar el placer. Por ejemplo, los pezones son una zona que puedes humedecer poco y luego soplar para jugar y excitar a tu pareja con el cambio de temperatura.
  • La estimulación puede ser con movimientos rápidos o lentos, ejerciendo poca, mucha o nada de presión; el chiste es jugar con ella, ver como reacciona tu pareja y seguir.
  • Las zonas más susceptibles a este juego son: cuello, pecho, torso, glúteos, el glande del pene, clítoris, labios menores, periné y el ano

Mordida

  • Los dientes son una de las armas que tenemos para dar placer, pero es importante saber que las mordidas se deben dar con cuidado, ya que el momento de pasión puede hacer que no nos controlemos y provoquemos lesiones.
  • Las zonas para morder y excitar a la pareja son: orejas, labios, cuello, pezones y genitales.
  • Las mordidas provocan placer ya que se ha comprobado que el dolor se origina en la misma zona del cerebro que el placer.
  • Un tip súper funcional es morder, sin ejercer presión, el pene de tu chico mientras le das sexo oral, ¡se volverá loco! Recuerda hacerlo muy suave para no provocarle dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario