Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Las peleas de pareja disminuyen tu salud

Pelear con la pareja no sólo disminuye el estado de ánimo sino que puede traer problemas para la salud a largo plazo.

¿Crees que una relación conflictiva puede aportar algo positivo a un ser humano? La respuesta parece obvia. Pero en nuestro entorno podemos constatar que las parejas que pelean todo el tiempo están más cerca de lo que pensamos.  Incluso tú misma puedes estar envuelta en una relación donde las discusiones y las agresiones son pan de cada día. 

Lo malo es que no todo se olvida con la reconciliación: el cuerpo y la mente de una persona inmersa en una relación conflictiva van acumulando todo ese desgaste emocional hasta llegar a enfermarse física y psicológicamente.

 A esa conclusión llegó un estudio llevado a cabo en la Universidad de Washington, cuando un grupo de investigadores evaluó en un laboratorio  parámetros como la respiración, el ritmo cardiaco, el nivel de sudoración y la emisión de hormonas en parejas enfrascadas en una discusión.

Las reacciones corporales de la pareja en conflicto no se hicieron esperar:   como consecuencia inmediata de la discusión, se presentaron en ambos miembros de la pareja una elevación significativa  de la sudoración y la adrenalina, aumento del ritmo cardiaco y  de la presión arterial, movimientos nerviosos, contracción del estómago, parálisis del cuerpo y de la mente.  A largo plazo, se concluyó que las parejas conflictivas tenían problemas de estrés crónico, deficiencias en su sistema inmunológico, problemas en el sistema nervioso autónomo, problemas de ansiedad, depresión, adicciones, trastornos psicosomáticos, entre otros.

Claves para mejorar la relación de pareja

Como ves, tener problemas con tu pareja no sólo puede entristecerte, sino enfermarte. Para que la pareja no sea una carga  sino un respaldo para sobrellevar los momentos difíciles de la vida, te aconsejamos.
1. Hablar: Muchas peleas y discusiones en pareja empiezan por un malentendido. Para evitar las peleas, lo mejor es comunicarse, hablar y tratar de encontrar la solución a los conflictos.
2. Respetar: Por más acalorada que se presente la discusión, el respeto debe permanecer. Ninguno de los miembros de la pareja debe permitir insultos o agresiones físicas o verbales.

3. No convertir las discusiones en el medio para llegar a un acuerdo: muchas parejas creen que para tomar una decisión se debe primero pelear y confrontarse.  Ese no es el camino: se puede hablar, razonar y llegar a acuerdo sin necesidad de crear conflictos innecesarios.4. Resolver los problemas del pasado: muchas parejas creen haber superado sus problemas, pero a la hora de la verdad el rencor y la falta de perdón se hacen presente en cada discusión en forma de reclamos e indirectas. Perdona, y sobre todo olvida, las heridas del pasado para que tu relación tenga futuro.

5. Acude a terapia de pareja cuando los conflictos, las peleas, los gritos y los insultos parezcan no tener solución. Un tercero puede ser de gran ayuda para una pareja que hace del conflicto su forma de relacionarse.
Para conocer más sobre el tema de los conflictos en la vida de pareja, haz clic aquí.

¿Crees que una persona puede en realidad enfermarse por causa de sus problemas con su pareja? Cuéntanos tu caso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario