Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

viernes, 3 de octubre de 2014

Como superar una mala experiencia sexual

Más allá de tenerle miedo, todas las personas tenemos un pasado sexual. Una historia, que en muchos casos determina la manera en la que se vive y disfruta del sexo; sin embargo, ¿es posible superar las cicatrices que dejan las experiencias sexuales negativas?
 
41963
Éstas no sólo están presentes en un acto en el que hubo violencia y fue encontrar de la voluntad de uno de los miembros, también se pueden hallar en el sexo consensual. De acuerdo con Mantak Chia, maestro taoísta y autor del “El hombre multiorgásmico”, las experiencias negativas pueden quedarse grabadas en el libido y volver en momentos de intimidad años después.
Para empezar a superar tus heridas del pasado, te ofrecemos algunas recomendaciones:
1. Concéntrate. Prestar cuidadosa atención a las sensaciones corporales, tanto positivas como negativas, es mucho mejor que permitir que los pensamientos divaguen o se eleven por encima del cuerpo, lo que te convierte en un observador en lugar de un participante.
2. El sonido. Sea en forma de mantras o gemidos, es otro elemento que ayuda a limpiar la mente de distracciones que te regresen al pasado.
3. Pensamientos positivos. También te ayudarán a estar presente. Recuérdate todas las veces que necesites dónde estás, con quién estás y lo bien que te sientes. Cuando surjan viejos sentimientos, generalmente es mejor detenerse y compartir lo que sucede con tu pareja.
4. Dile adiós a silencio. Si no te sientes cómodo comentando tus traumas sexuales con tu pareja, como puede suceder en el caso de un compañero nuevo, debes decirle qué es lo que deseas que haga a continuación. Si hace algo incómodo o con lo que no te sientas bien, díselo, pero es preferible señalar lo que deseas en lugar de criticar lo que esté haciendo. Recuerda, no es sanar el alma lastimando al otro.

RESTABLECE EL CONTACTO SEXUAL ENTRE TU PAREJA Y TÚ

El maestro Mantak Chia recomienda una meditación del contacto especial para restablecer la intimidad cuando se encuentra alterada de alguna forma:
1. Siéntense  uno frente al otro con las piernas cruzadas o sobre los talones. Las luces deben ser tenues; es preferible usar velas.
2. Usando ambas manos, comienza a tocarte el cuerpo de la cabeza hacia los pies (Evita las partes del cuerpo que no quieres que tu compañero te toque y, en general, evita los genitales o déjalos para el final).
3. Tu pareja debe seguir tus manos con las suyas, tocándote en cada lugar en el que tú te acabes de acariciar.
4. Cambia y haz que tu compañero use sus manos para presentarte su cuerpo, siguiéndolo tú con las tuyas.
5. Abrázalo mientras ambos sientes su respiración.
Si tus experiencias sexuales poseen un daño que no puedes controlar es preferible que acudas con un experto. El conocimiento es la base del placer, no lo olvides. ¡Cuídate!

No hay comentarios:

Publicar un comentario