Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Tecnicas de control y Masaje tantrico.-

Técnicas para combatir la eyaculación precoz 

RELAJACIÓN

Los hombres suelen mantener su cuerpo tenso mientras la eyaculación se acerca. Esto es un reflejo involuntario y natural, pero aplicando deliberadamente alguna de las técnicas de relajación que detallamos más abajo, usted puede convertirse en un experto en retener su eyaculación y hacer que su cuerpo permanezca flojo incluso durante los niveles más altos del despertar sexual.

Masajes

Pocas cosas permiten que un hombre s relaje tanto como un masaje erótico y cariñoso en todo el cuerpo. Las mujeres suelen ayudar a que los hombres se relajen dándoles un masaje previo al acto sexual. La mayoría de los hombres notarán una mejora significativa en su capacidad a retrasar la eyaculación después de recibir un masaje. La ayuda del masaje no sólo relaja el cuerpo, también abre el flujo de energía de modo que la pulsión s! exual no se almacene solamente en sus órganos genitales.

Pare y vuelva a seguir, o desacelere el ritmo:

Antes de llegar al punto de “no hay vuelta atrás”, trate de parar o desacelere el ritmo. Esto generalmente funciona. Espere para que la energía y el entusiasmo se desplomen y entonces puede volver a empezar y así retardar la eyaculación. 

Respire lento y profundo:

Cuando usted esté cerca de llegar al clímax, cambie toda su atención lejos de sus órganos genitales y céntrela en su respiración. Tome aire lentamente hasta llenar sus pulmones. Exhale mientras esté inhalando por última vez. Deje que su cuerpo se afloje. Abra los ojos y mantenga un contacto visual con su pareja. Intente respirar en un ritmo conjunto. Continúe respirando de esta manera hasta que su energía sexual se haya calmado.

Evite estimular el frenillo:

El frenillo se encuentra debajo de la cabeza del pene en la superficie inferior del mismo. Este punto e! s fácilmente excitable y puede estimular al hombre rápidamente! para ll egar a la eyaculación. Permanezca lejos de este punto para evitar la eyaculación involuntaria. 
Tres dedos presionando el perineo:

Cuando usted alcanza un punto alto y sabe que la eyaculación está cerca, su pareja o usted mismo puede presionar la zona del perineo, el estiramiento de la piel entre el ano y el escroto. En la prep! aración para usar está técnica durante un acto sexual, intente tocar ese punto cuando la eyaculación comienza y sentirá las vibraciones, generalmente alrededor del punto de la glándula de la próstata. Así usted sabrá donde presionar. 

Note dónde las vibraciones son más fuertes – generalmente en la zona media del perineo. Para retrasar la eyaculación, cuando usted esté seguro de que vendrá la eyaculación, presione firmemente en esa área con los primeros tres dedos de cualquier mano. Usted lo puede hacer por sus propios medios o su pareja puede hacerlo por usted. Sostenga los dedos así hasta que se desplome el impulso eyaculatorio.

TRASLADANDO SU ENERGÍA SEXUAL

Aprender a hacer circular su energía sexual no es realmente difícil, pero requiere de cierta disciplina y práctica. Después de varios días de práctica de algunas de las técnicas que se encuentran abajo, usted notará probablemente una mejora en su capacidad para retrasar la eyaculación. Aunque! la maestría sexual verdadera para hacer circular la energía, ! sin emba rgo, puede tomar varios meses y hasta años. Pero a continuación le brindamos algunas ayudas para poder lograrlo.

El “bombeo PC”
:
PC es la sigla con que se conoce al músculo pubo-coccígeo. Este músculo es realmente un grupo de músculos que juntos forman el diafragma pélvico que se extiende del hueso púbico al cóccix. Incluye los músculos usados en los movimientos urinarios y de intestino, músculos alrededor del ano, testículos, pene y perineo. El bombeo del músculo PC es una de las maneras más fáciles, más simples y más rápidas de aprender a mudar y mover la energía y retrasar la eyaculación. El bombeo de este músculo significa exprimir o contraer el músculo y después permitir que se relaje en varias ocasiones. Alternativamente usted puede contraer el músculo y después eliminar. Usted puede hacer el bombeo rápida o lentamente.


Cuando usted exprime el músculo PC usted bombea la energía sexual caliente de sus órganos genitales hacia la parte supe! rior del cuerpo. Esto evita que la energía sexual aumente hasta la eyaculación involuntaria. Si usted puede permanecer relajado y lejos del movimiento de la próstata, usted puede retrasar la eyaculación mientras lo desee. Esto es la manera como los practicantes del sexo tántrico son capaces de ampliar el acto sexual por 6, 8 o más horas. A propósito, la consolidación de su músculo PC resulta generalmente que sus eyaculaciones sean más fuertes y más largos cuando las tenga.

Agregue el bombeo PC a su rutina sexual. Aumente hasta varios cientos de apretones por día sobre un período de dos semanas y aumente eventualmente a 1000 o más por día. Esto puede sonar como mucho, pero usted puede hacer 100 apretones del PC en algunos minutos. Usted inclusive no necesita encontrar una hora específica para hacerlo, inténtelo cuando usted esté parado, conduciendo su coche, etc. 

Movimientos de manos:

Mueva sus manos por su cuerpo, o dígale a su pareja que mueva las manos por su cuerpo desde los genitales a la cabeza del pene, en el pecho o la espalda, es una manera asombrosamente simple pero eficaz de mover energía. Usted y su pareja pueden hacer esto en varias ocasiones a través de lo que dure el acto sexual.

La gran respiración:

Usted puede alternar la relajación de su cuerpo con una contracción consciente de su cuerpo – la gran respiración. Respire muy profundamente y rápidamente por alrededor de un minuto en el momento en el que está por eyacular. Después lleve a cabo su respiración y apriet! e cada músculo de su cuerpo. Apriete los puños. Encréspese los dedos del pie. Cierre fuertemente sus dientes. Apriete sus nalgas, abdomen, brazos, piernas, pecho, etc. Si usted está recostado sobre su espalda(recomendado para hacer la gran respiración) empuje hacia arriba con sus nalgas y cuello, mientras que arquea su parte posterior. Esto fuerza la energía sexual para arriba y conduce a menudo un orgasmo explosivo sin ninguna eyaculación. Usted puede también experimentar estados alterados de sentido con esta técnica de gran alcance.

APRENDER A TRAVÉS DE LA MASTURBACIÓN

La masturbación es una manera excelente de llegar a ser un experto en durar un rato largo. Seleccione un lugar privado, cómodo, seguro para su práctica donde sepa que no será interrumpido. Una variante muy satisfactoria es que su amante mire mientras usted lo hace. De esta manera usted puede demostrarle cómo le gusta y dónde le gusta que lo toquen. Pero primero inténtelo solo antes de most! rarle a su amante.

Construya su despertar al aproxima! damente 75% del punto del no retorno. Mientras usted consiga mejorar, podrá llegar hasta el 90% o más. El punto del no retorno es ese punto en el cual la eyaculación llegará a ser involuntaria, donde usted eyaculará en segundos, o minutos. Pare lo que está haciendo. Utilice algunas de las técnicas descriptas arriba para lograr relajación y permita que su entusiasmo se desplome. Su erección debe también desplomarse antes de que usted comience otra vez. Esto permite que la vieja sangre se mueva del pene, y toma con él los residuos. 

Cuando usted comienza a reconstruir su despertar la sangre nueva llegará a su pene y le dará una nueva erección. Esta nueva sangre lleva con ella una fuente fresca de oxígeno y de hormonas que traen fuerza, vitalidad y virilidad. Muchos hombres eyaculan porque no permiten que su erección disminuya cada 30- 45 minutos – el pene se agota y la eyaculación involuntaria viene rápidamente.

Repita este proceso de masturbación al aproximadamente ! 75% de su punto de no retorno, entonces pare, relájese y hágalo otra vez, por cualquier número de veces que quiera. Note como se siente su cuerpo mientras que usted consigue estar cada vez más cerca del orgasmo. Note que su cuerpo le da la señal sobre cómo y cuándo está cerca de la eyaculación, usted está con calor y dureza en su erección, su respiración, una cierta tensión muscular, etc. 

En detalle busque las sensaciones en su área genital en la glándula de la próstata. Allí es como la cocina de presión. Cuando la presión está muy alta, los músculos entran en espasmo involuntario, forzando la eyaculación. Si usted presta atención sentirá ciertamente algo en la próstata cuando está cerca de la eyaculación involuntaria. Tan pronto como usted sienta esta sensación, en vez de encenderse para terminar la eyaculación, usted va a parar la estimulación. Note como su cuerpo se siente mientras que usted se relaja y deja que la energía(y la erección) se desplome. Una vez qu! e usted puede controlarlo mientras se masturba también lo podr! á hacer durante el acto sexual, incluyendo una cópula activa con su pareja. 

OTRAS TÉCNICAS PARA DOMINAR LA EYACULACIÓN

Posiciones:

Cambie las posiciones sexuales con frecuencia. Experimente con varias posiciones para descubrir si usted puede retrasar la eyaculación más fácil con alguna de ellas. Hay una variedad infinita de posiciones en las categorías siguientes: cara a cara, frente con espalda, acostados, estando uno parado arriba, sentados, entrada posterior, y de lado. Algunos hombres dicen que es más fácil para ellos tardar más si la mujer está arriba.

Comuníquese con su amante:

Usted debe comunicarle su estado a su amante. Si su despertar sexual va creciendo demasiado rápido, pídale a ella que cambie lo que está haciendo, que pare o que lo retras! e. Dé sus especificaciones acerca de lo que usted desea y porque deseó parar. Sea consciente de decirlo de una manera amorosa, respetuosa y juguetona. Algunas mujeres creen que los hombres no son felices con el acto si no acaban. Hágale entender que usted está pasando un grato momento y que desea compartir su placer con ella.

Examine sus creencias y asunciones sobre las mujeres y el sexo:

Generalmente cuánto más usted sepa, respete y admire a las mujeres, más fácil será aprender la eyaculación voluntaria. Por otra parte, mientras más aversión tenga más difícil será. La razón simple de esto es que usted tendrá prisa cuando tenga sexo si a usted le disgustan cosas de la mujer. El sexo tenderá a ser una tarea de mantenimiento para liberar tensiones. 

Con un cambio sutil de la manera en la que piensa, quizás usted pueda comenzar a hacer el amor más que a tener sexo. Abrase en dar y recibir placer más que en intentar realizarse. Abra su corazón. Permít! ase amar a su pareja y ser amado por ella. Permítase sentir em! ociones además de placer físico. La eyaculación rápida es una de las maneras del hombre de negarse al placer y de evitar intimidad. El acto sexual extendido, requiere entregarse y ser vulnerable a su pareja. Muchos hombres encuentran que cuando pueden manejar y tener todo bajo control, incluyendo el acto, su respuesta a la eyaculación se hace mucho más manejable. Es irónico que menor control represivo de sensaciones significa más control o la respuesta de la eyaculación precoz. 

LA PRÓSTATA DOLORIDA

Si después de practicar las técnicas para lograr una eyaculación retrasada, usted experimenta que su próstata duele, esto significa que la energía sexual se está acumulando en sus órganos genitales más rápido de lo que usted puede expulsarla. Esto no es peligroso, simplemente incómodo. Usted puede relevar ese malestar inmediatamente eyaculando para liberar toda la presión. Si no sale se malestar, esto puede significar algún problema médico, tal como una infección de la ! zona urinaria, entonces es mejor consultar un especialista.

MASAJE TANTRICO

Cuando el deseo sexual parece refrenarse, muchas parejas comienzan a buscar alternativas para revivir el goce de una buena relación sexual. Y si bien el mercado puede ofrecer innumerables alternativas, lo cierto es que muchas veces su eficacia no está realmente comprobada. 

No es esto lo que sucede con los aceites y bálsamos, con los que se tiene la seguridad de que, aplicándolos por medio de masajes eróticos y juegos corporales, pueden ser una maravillosa y emocionante forma de lograr que el sexo con su pareja sea mucho más sensual e intenso, mejorando así la relación global de la pareja. 

Ideales para los aniversarios, las celebraciones, o simplemente los momentos a solas, estos bálsamos y aceites son una forma excelente de mejorar la vida sexual, y un obsequio nada "tabú" para los aniversarios de pa! reja, que sin dudas ambos podrán disfrutar. 

Masajes “al aceite”

Si bien esta no es la mejor opción para masajear absolutamente todas las partes del cuerpo, sí puede ser la más apropiada para los masajes genitales, o para los masajes en las áreas pequeñas y concentradas como los senos, las nalgas, los muslos y los brazos.

Algunos aceites entibiados no se pueden utilizar con productos de látex (asegúrese leyendo primero la etiqueta del envase del producto, antes de utilizarlo), y tampoco son apropiados para el uso interno, por lo que no se los debe utilizar para la penetración vaginal ni anal. Sin embargo, sí se los puede aplicar en la superficie de los genitales.

Tenga en cuenta que parte de los compuestos que llevan al calor podrían llegar a irritar la piel, por lo que debería hacer una prueba en un área pequeña de la piel antes de utilizarlo durante la relación sexual o en los genitales, pues podrían terminar siendo más calientes y fuertes de lo que usted pensó.


Los aceites y lociones para masaje son realmente espléndidos para mejorar la relación sexual, pues pueden agregar mucha excitación a aquellas noches donde uno o ambos miembros de la pareja se encuentran extenuados, prestando una nueva dimensión sensual para superar las viejas rutinas, reducir las fricciones, y mantener los cuerpos bien sedosos y resbaladizos. 

Para utilizar estos aceites, se debe verter una cantidad pequeña en la palma de la mano, frotar luego ambas manos, y aplicarlo suavemente sobre el cuerpo de su amante. Nunca vierta el aceite directamente en el cuerpo de su pareja, pues lo sentirá frío y desagradable.

Siéntase libre para frotar el aceite en varias áreas del cuerpo de su amado/a, como la espalda, los brazos, las piernas, las nalgas, el pecho y el cuello, pero manténgalo lejos de los genitales, a menos que el envase del mismo señale específicamente que la loción es segura para su uso interno.

E incluso aunque esta inscripción afirme que es seguro, pruebe ap! licando primero una pequeña cantidad en la piel, para asegurar! se que s u amante no tendrá ninguna reacción alérgica ni se irritarán sus partes íntimas.

Tenga en cuenta que los aceites y lociones para masajes no son seguros para usar con látex (material con el que se fabrican los condones), a menos que el envase diga específicamente lo contrario. 


Aceites entibiados 

Los aceites que se entibian funcionan casi del mismo modo que los aceites para masaje, es decir vertiendo una pequeña dosis en una mano, para luego frotarla con la otra y distribuirla con ambas, formando delgadas capas en las áreas deseadas. 

Tenga en cuenta frotarlos suavemente en la piel, aplicando tanto como sea necesario para recubrir las partes deseadas. Así, a medida que continúe dando estos masajes, el aceite comenzará a entibiarse, causando en su pareja una sensación muy cálida y agradable. 

Un secreto: sople sobre la piel humedecida por el aceite, para que su pareja experimente un fabuloso contraste de frío y calor. 
Bálsamos, polvos, y juegos corporales


Estas pociones y lociones son de lo más interesantes e innovadoras para quienes buscan realzar su vida sexual. Existe una gran variedad de tipos, que incluyen pinturas para el cuerpo, esencias corporales, polvos de miel, cremas para pezones y todo tipo de geles. Los bálsamos para el cuerpo son un agregado extremadamente creativo y placentero para cualquier persona que busque placer. 

Cuando se utiliza cualquier clase de bálsamo corporal, debe sin embargo tener algo en cuenta:

La mayoría de los ungüentos sensuales contienen aceites, lo cual significa que los mismos mancharán casi cualquier tela con la que entren en contacto. 

Asimismo, como los juegos corporales pueden ser muy "desordenados", todo esto podría poner en peligro las sábanas, ropa, alfombrados, felpas, o tapizados, por lo que se recomienda utilizar toallas para cubrir ciertas áreas, o utilizar un conjunto viejo de sábanas para la cama. 

Masaje tantrico profundo

Yoni es una palabra de origen sánscrito, utilizada para referirse a la vagina y que puede traducirse como “sitio sagrado”. Desde el punto de vista tántrico, la vagina es vista como un sitio de amor y respeto. 

La utilización del masaje Yoni va mas allá de la búsqueda del placer genital para la mujer. En realidad, es una forma de crear un espacio de relajación para la mujer, que es quien lo recibe, amen de generar el placer de ser parte de un momento maravilloso y capaz de producir placer en su compañera, en el hombre. La mujer entrará, con este masaje, si es utilizado correctamente, en un estado de elevación y sentirá gran placer.

Si logramos dominar el masaje Yoni y otras técnicas Tantra, lo cierto es que nuestra vida sexual se vera inmensamente enriquecida, además de que aprenderemos muchísimo sobre la sexualidad femenina, y esto se trasladará a nuestra vida como pareja en general.

Es, además, una alternativa de sexo seguro, tomándose los recaudos necesarios (guantes de látex). Y, principalmente, es una forma de crear intimidad y confianza en la pareja. 
La búsqueda 

En el masaje que estamos proponiendo, la liberación debe ser total y las presiones no existir. La búsqueda en el masaje Yoni no es el orgasmo, efecto totalmente aceptable y deseable, pero no ultimo para el éxito de nuestros esfuerzos. En realidad, lo único que se busca con esta técnica es poder dar placer y el masaje en sí mismo.

Por esto es que ambas partes pueden relajarse, dejando de lado las presiones que pueden significar la necesidad de alcanzar el clímax sexual. Pero, como decíamos, no es que el orgasmo sea algo a despreciar durante el masaje. Mas bien es un plus que se agrega. Además, el orgasmo durante un masaje Yoni suele ser más satisfactorio, completo, intenso y placentero, una experiencia maravillosa nada censurable.

Por otro lado, aquel que esta dando el masaje no d! ebería esperar nada como retribución, mas allá del placer prop! io de es tar dando y compartiendo el momento con la persona amada. La actividad sexual más genital puede venir a continuación del masaje, pero esto debe ser una elección de la persona que recibe el masaje, no una imposición o una devolución de “favores”. El masaje debe realizarse por el placer que se consigue del acto en sí mismo, no como una forma de asegurarse otra actividad sexual.

Esta perspectiva abre la mente a un nuevo tipo de sexualidad, además de crear, como se ha dicho anteriormente, un nuevo nivel de confianza e intimidad en la pareja. 

Preparación 

Debemos preparar la situación para el masaje, lograr que el ambiente sea el indicado, mediante la utilización de todos los sentidos. Para esto, debemos preparar el cuarto donde realizaremos el masaje.

Este debe ser un espacio tranquilo, con música suave, velas, almohadones, luz tenue, etc. En definitiva, un sitio que nos permita sentirnos cómodos y seguros, relajados y en contacto con nosotro! s mismos. Además, bañarse antes de la realización del masaje es algo recomendable, ya que es una primera relajación, tanto para el que dará el masaje como para quien lo recibirá.

El proceso lleva su tiempo y este tiempo debe ser respetado. No se puede apurar el masaje, sino que se le debe dar todo el tiempo necesario para que sus efectos sean todo lo poderosos que deseamos.

Por supuesto, debemos eliminar toda posibilidad de interrupción (llamados telefónicos, gente que pueda tocar la puerta, etc), especialmente las necesidades fisiológicas, ya que, en realidad, se obtienen mejores resultados si realizamos el masaje con la vejiga y los riñones vacíos.

Debemos conectarnos con nuestra pareja, mediante el contacto físico, abrazándonos, sosteniéndonos, acariciándonos, mirándonos a los ojos o cualquier forma que consideremos la más correcta en nuestra relación para llegar al lugar cálido y seguro del que hablábamos anteriormente.

Vale la pena remarcarlo una vez mas: debemos estar, los dos, tan relajados c! omo sea posible. 

La posición 

La mujer debe recostarse sobre su espalda, en una posición confortable, sobre una cama o en el suelo, sobre una colchoneta, con una almohada bajo su cabeza, en posición tal que pueda mirar hacia la zona de sus genitales y, a la vez, a su compañero.

Otra almohada debe ir bajo su cintura, preferentemente cubierta con una toalla o algo por el estilo. Las piernas deben estar abiertas, ligeramente doblados las rodillas, exponiendo sus genitales tanto como es posible. Por supuesto, cuantas más almohadas podamos usar para hacer la posición lo mas cómoda posible, mejor.

El dador debe sentarse entre las piernas de su pareja, también en una posición cómoda, con las piernas cruzadas, y también sobre un almohadón o almohada, o como se encuentre más cómodo.

Lo importante es que la posición en que se encuentre el dador sea una en que pueda tener completo accesos al Yoni, así también como a las otras partes del cuerpo de su compañera. 

Respiración 

Antes de comenzar, ambas partes del masaje, el dador y el receptor, deben respirar profundamente, una respiración relajante y que los prepara para la tarea a realizar. 

Importante: Durante todo el proceso del masaje, tanto el dador como el receptor deben recordar mantener una respiración profunda, lenta y con una relajación absoluta. 

El dador debe recordar esto especialmente, y hacérselo recordar a la receptora, en caso de que esta deje en algún momento de respirar correctamente o deja de hacerlo totalmente. La respiración profunda es muy importante, así como también lo es evitar la hiperventilación. 

El masaje 

Bien, finalmente esta todo listo y en orden, y podemos comenzar a dar placer a través del masaje.

Para empezar, masajeamos las piernas, el abdomen, los muslos y los pechos de nuestra pareja, en forma gentil y muy suavemente, creando mediante el toque suave un preludio relajant! e al momento en que entraremos en contacto con el Yoni propiam! ente dic ho.

Ahora necesitaremos un aceite de alta calidad o un lubricante, del cual colocaremos una pequeña cantidad en el montículo del Yoni. La cantidad debe ser precisa, no demasiado ni muy poco, lo justo para que se derrame sobre el labio exterior y cubra la totalidad de la parte externa de la vagina. Lubricantes de alta calidad pueden encontrarse en el mercado, especialmente fabricados para este tipo de actividad. Pueden conseguirse en sex-shops, revistas especializadas, por Internet, negocios de ropa erótica, etc. 

Importante: Nunca mezclar productos que tengan como base el aceite con látex 

Comenzamos masajeando suavemente el montículo del Yoni, así también como los labios externos. Con mucha suavidad, teniendo en cuenta que es una zona especialmente sensible del cuerpo de la mujer, tomamos el labio exterior entre nuestro pulgar y nuestro índice, apretando apenas, con mucha delicadeza, y recorriendo todo su largo en forma ascendente y descendente, a! lo largo de los dos labios. Sin apurarse.

Luego hacemos lo mismo con los labios interiores, en la misma forma, y aun con mas suavidad. 

Atención: Es importante, como se pueden imaginar, no apurarse, sino tomarnos el tiempo necesario. Debemos relajarnos y disfrutar el masaje, de otra forma no tiene sentido lo que estamos haciendo. Dar el masaje debe ser un placer tanto para la mujer como para el hombre. 

La persona que esta recibiendo el masaje puede simplemente relajarse y dejarse fluir, o puede tener un papel mas activo, masajeándose a sí misma los pechos. Siempre debe recordar mantener la respiración profunda y continua, sin interrumpirla en ningún momento, siempre relajada y relajante.

Para aumentar las sensaciones y el vinculo que se crea entre dador y receptor, estos deben mirarse a los ojos tanto como sea posible, manteniendo la relación tan activa como sea posible.

La receptora puede, por supuesto, comentar al dador las s! ensaciones que percibe y como el masaje la esta afectando, dic! iéndole si la presión, velocidad, suavidad, profundidad, etc, son las correctas o como hay que modificar, aumentar o disminuir cada variable. 

Importante: Por mas que se pueda hablar, deberíamos mantener la conversación al mínimo, simplemente tocando los temas referidos a las sensaciones placenteras que provienen del masaje en sí mismo. El foco debe permanecer en él, ya que de perderlo, también se pierde el foco de las sensaciones y el efecto del masaje disminuye considerablemente. 

Luego de terminar con los labios, pasamos a masajear el clítoris, con movimientos suaves y controlados, tanto en el sentido de las agujas del reloj como en el opuesto, dando pequeños golpecitos de vez en cuando. Tomamos el clítoris suavemente entre nuestros dedos y lo presionamos suavemente. Esto, sin dudas, excitara a la receptora, pero debemos recordarle que se mantenga relajada y respirando regularmente.

Con muchas suavidad, introducimos nuestro dedo medio de la mano derecha dentro del Yoni. Con mucha delicadeza, exploramos, masajeando suavemente, el interior de la vagina. Nos tomamos nuestro tiempo, lo hacemos con calma, no hay porque apurarse ni aumentar la velocidad enloquecidamente. Hay que ir variando la velocidad, la fuerza, la forma y la presión de los movimientos que vamos realizando.

Recordar siempre que lo que estamos haciendo es un masaje, y que la idea principal es nutrir y relajar el Yoni. 

Importante: debemos usar la mano derecha, no la izquierda. Recordar esto, ya que se relaciona directamente con la polaridad en el Tantra y es de suma importancia para el buen resultado final. 

Giramos nuestra mano, haciendo que la palma quede mirando hacia arriba, siempre con el dedo medio dentro del Yoni. Entonces movemos nuestro dedo medio, como si estuviésemos pidiendo a alguien que se nos acerque, llevándolo desde la posición extendida hacia la palma de nuestra mano, doblándolo lentamente y sin hacer excesiva fuerza. Este movimiento nos debería permitir ubicar una zona de tejido esponjoso que se encuentra justo debajo del hueso pélvico y detrás del clítoris.

Este es el famoso punto G, conocido en el tantra como punto sagrado. Sobre el tema se han escrito muchos libros muy buenos y que nos pueden dar mucha información confiable al respecto.

En este momento, nuestra pareja puede sentir placer, dolor, ganas de orinar, etc. Debemos, nuevamente, ir probando y cambiando el tipo de movimiento que realizamos con nuestros dedos, así también como la velocidad, la presión y el patrón. Podemos hacerlo en círculos, de adelante hacia atrás o de un lado hacia el otro.

También podemos insertar el dedo que se encuentra al lado del medio, pero siempre con el consentimiento de nuestra pareja, para todo lo que hagamos. En general, esto no debería ser un problema y la estimulación de dos dedos sólo debería ser un mayor nivel de placer y excitación para la mujer.

Como siempre, nos tomamos nuestro tiempo, sin apurarnos y realizando todos l! os movimientos con suavidad y mucho cuidado, de la forma lo más gentil posible, o aun más.

Podemos seguir estimulando el clítoris con el dedo pulgar de la mano derecha mientras hacemos esto.

Otra posibilidad, que también deberemos consultar con la persona que esta recibiendo el masaje, es introducir el dedo chiquito de la mano derecha en su ano, mientras seguimos con el masaje como se ha indicado. Si lo desea, podemos hacerlo, pero debemos tener claro que no deberemos introducir luego este dedo en su vagina, no después de haber pasado por el ano. Además, debemos usar lubricantes y ser aun más gentiles que antes.

Mientras que realizamos todo esto con la mano derecha, podemos utilizar nuestra mano izquierda para masajear sus pechos, caderas, muslos o clítoris. Si decidimos hacer esto ultimo, lo mejor es apoyar nuestra mano en el monte, masajeando esta zona con la palma, y estimular el clítoris solo con nuestro pulgar, con movimientos ascendentes y d! escendentes, suaves.

Esta estimulación dual es sin lugar a dudas la que causara mas placer a la receptora. 

Atención: No es recomendable usar la mano libre para estimularnos nosotros mismos a la vez que la estimulamos a ella, ya que, sin lugar a dudas, perderemos el foco de lo que estamos haciendo con nuestra pareja. Además, recordemos que la idea de este masaje era darle placer y un lugar propio a ella, no para nosotros mismos. Gran parte de los beneficios de este tipo de masajes provienen de la atención que ella recibe. 

Continuamos con el masaje, probando diferentes estilos, movimientos, velocidades y presiones. Sigan mirándose a los ojos tanto como sea posible, manteniendo el vinculo activo. Respiren correctamente todo el tiempo, siempre relajados y con profundidad. Sean gentiles. Muchas mujeres han sufrido de compañeros sexuales totalmente egoístas y la atención brindada puede ser un poderoso bálsamo. Fuertes emocione pueden desatarse durante el procedimiento del masaje. El valor para ella de esto puede ser inculpable. 

El final 

Lo cierto es que el orgasmo puede ocurrir durante el masaje. Es mas, varios orgasmos pueden ocurrir, cada uno mas fuerte que el anterior, en lo que en Tantra se conoce como “tomar la ola”. 

Atención: Muchas mujeres pueden aprender a ser multiorgasmicas mediante el masaje Yoni, si tienen la suerte de tener un compañero dedicado y paciente, que les dé toda la atención que necesitan y merecen. 

Si esto sucede, debemos lograr que nuestra compañera siga respirando con regularidad, sin perder el foco en ningún momento.

Seguimos masajeando hasta que ella nos pide que nos detengamos. Una vez que hemos parado, con mucha suavidad y delicadeza, retiramos nuestras manos de dentro del Yoni. Todo lo hacemos con mucho respeto y tratando de no molestarla de ninguna forma.

La dejamos reposar en el sitio, tranquila, simplemente disfrutando de lo que ha dejado el masaje Yoni detrás de sí. también podemos abrazarla y si
mplemente quedarnos allí juntos. 

Si logramos dominar! el masa je Yoni y otras técnicas Tantra, lo cierto es que nuestra vida sexual se vera inmensamente enriquecida, además de que aprenderemos muchísimo sobre la sexualidad femenina, y esto se trasladará a nuestra vida como pareja en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario