Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Las edades en que experimenta mayor deseo sexual

En esta nota, se derriba el mito y explica porqué las mujeres maduras son más pasionales que las más jóvenes
deseo sexual
Las mujeres solemos creer que, a medida que avanzamos en edad, el deseo disminuye; muchas, incluso, damos por sentado que el arrebato sexual es una pasión reservada para las más jovencitas.
Sin embargo, la ciencia acaba de demostrar cuán equivocadas podemos estar, y que la madurez viene acompañada de una lujuria burbujeante y supercaliente.
En la Universidad de Texas, un psicólogo llamado David Buss realizó un estudio para saber a qué edad las mujeres tienen mayor deseo sexual. Y los datos fueron sorprendentes: las mujeres de entre 27 y 45 años resultaron ser mucho más activas sexualmente y fantasiosas que las mujeres más jóvenes, echando así por tierra la imagen hipererotizada de las estudiantes en minifalda.
Por contraste, el interés sexual de los hombres, usualmente medido por el número de orgasmos semanales, alcanza su máximo durante la adolescencia y la juventud temprana, y se estabiliza (en un promedio de tres orgasmos semanales) en los años subsiguientes.
¿Y por qué razón las mujeres más maduras resultan ser las más hambrientas de sexo? Los científicos creen que la respuesta está en la evolución. Vamos a remontarnos a la época de las cavernas… En aquellos tiempos, nuestros ancestros femeninos tenían que enfrentar la dura experiencia de que muchos de sus hijos murieran antes de ser capaces de reproducirse. Según los científicos, este trauma nos dejó una impronta psicológica que nos impulsa a dar a luz la mayor cantidad de niños posible (aunque ya seamos madres). Pero quedar embarazada es algo relativamente fácil para una mujer en sus tempranos veinte, por lo cual tiene que hacer menos intentos para lograrlo, y no es necesario que le dedique mucho tiempo al sexo.
La cosa cambia a partir de los 25, cuando el embarazo se vuelve una empresa un poco más costosa. ¿Y qué hacemos entonces las mujeres? Pues lo intentamos con más ganas y más deseo, ¡teniendo más sexo que antes!
Y atención, chicas: porque no solamente queremos y tenemos más sexo entre los 27 y los 45, sino que además fantasiamos más, con más intensidad, y no necesariamente estimulándonos con nuestras parejas, sino que somos más proclives a fantasear con otros. La noticia es buena, pero seguramente muchas de ustedes pueden estar pensado: “Muy linda la teoría, pero eso no es lo que me sucede a mí. Desde que me casé y tengo niños, ¡cada vez tengo menos deseo sexual!”. Esto nos lleva a pensar en el terrorífico poder que puede tener la rutina sexual en nuestro deseo, que hace que la monotonía se vuelva aún más poderosa que el poderosísimo instinto de reproducción…
Así que chicas, una vez más, es hora de poner a trabajar nuestra imaginación erótica y de despertar esa maravillosa lujuria dormida, ¡que la evolución y el instinto están de nuestra parte!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario