Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 2 de agosto de 2014

Infecciones por clamidia

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual común causada por una bacteria. Usted puede contraer clamidia durante el sexo oral, vaginal o anal con una persona infectada. Tanto los hombres como las mujeres pueden tenerla.
La clamidia no suele causar síntomas. Pero cuando sí se presentan, pueden aparecer como una sensación de ardor al orinar o una secreción anormal por la vagina o el pene.
La clamidia puede provocar una infección urinaria tanto en hombres como en mujeres. En las mujeres, una infección en el sistema reproductivo puede conducir a una enfermedad inflamatoria pélvica, la cual puede conducir a infertilidad o problemas serios con el embarazo. Los niños que nacen de madres infectadas pueden tener infecciones oculares y neumonía por clamidia. En los hombres, la clamidia puede infectar el epidídimo, que es el conducto que lleva el esperma. Esto puede causar dolor, fiebre y, en raros casos, infertilidad.
La clamidia se diagnostica a través de análisis de laboratorio. El tratamiento consiste en antibióticos. El uso adecuado de preservativos de látex (condones) reduce en gran medida el riesgo de contraer o diseminar la infección aunque no elimina el riesgo totalmente. Los especialistas recomiendan que las mujeres de menores de 25 años que son sexualmente activas se realicen pruebas de clamidia todos los años.

¿Caules son los síntomas?

Los síntomas pueden empezar un par de semanas después de haber sido expuestos a la clamidia y pueden ser menores. Sin embargo, la mayoría de las personas con clamidia no presentan ningún síntoma ni saben que la tienen.

Las mujeres pueden sentir:

  • Descargas inusuales vaginales
  • Ardor y dolor al orinar
  • Si la clamidia se extiende a los órganos reproductivos (como los tubos de Falopio) una mujer puede sentir dolor en el abdomen o espalda baja, dolor durante el sexo, fiebre y sangrado entre periodos.

Los hombres pueden sentir:

  • Descargas o flujo saliendo del pene
  • Ardor al orinar
Los hombres o las mujeres que practican el sexo anal también pueden contagiarse de la clamidia y sentir dolor, descarga u hasta sangrado del recto.

Exámenes/Diagnostico

Hay varios examines de laboratorio que son confiables. Algunos se realizan con la orina (tan simple como una prueba de orina en un vaso) mientras que otros requieren una muestra extraída del pene o la cérvix. Pregúntele a su proveedor de cuidado de salud si tiene preguntas sobre las opciones de diagnóstico.
Todas las mujeres menores de 25 años que sean sexualmente activas deben realizarse pruebas para la clamidia al menos una vez al año. Las mujeres embarazadas y mayores de 25 con factores de riesgo (una nueva pareja, más de una pareja, o que tienen relaciones sexuales sin protección) también deben realizarse pruebas. Cualquiera con síntomas genitales (tales como flujo, ardor al orinar u sangrado) deben ver a su médico y ser evaluados para ETS.

Tratamiento

La clamidia se cura fácilmente con antibióticos. El tratamiento puede ser una sola dosis de antibiótico o varias dosis durante una semana.
Para asegurarse de que la clamidia se ha curado:
  • Todas las parejas se deben realizar pruebas y ser tratados
  • Se debe tomar toda la medicina
  • La reinfección es común, así que se debe realizar otra prueba tres meses después de haber sido tratados (especialmente si no está seguro si su pareja ha realizado el tratamiento)

¿Qué pasa si no se trata la clamidia?

En las mujeres, la clamidia que no se ha tratado puede causar:
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP). Esta enfermedad se presenta cuando la infección se extiende al útero o tubos de Falopio. Si no se trata, la EIP puede causar dolor pélvico crónico y embarazos ectópicos. La EIP puede causar daño a los órganos reproductivos y hacer muy difícil que una mujer tenga un bebé. La clamidia también puede facilitar la infección de VIH.
  • No es común que los hombres tengan complicaciones con la clamidia, pero algunas veces la infección no tratada puede llevar a más infecciones y dolor en el tubo por el que viaja el espermatozoide desde los testículos. Raramente, esto puede dificultar la capacidad para dejar a una mujer en embarazo.
En las mujeres embarazas, la clamidia se puede contagiar a los bebés y causar serios problemas en el recién nacido (por ejemplo neumonía e infecciones visuales). Es más probable que las mujeres embarazadas que sufran de clamidia tengan bebés prematuros.

Reduzca el riesgo

Hay varias cosas que pueden disminuir el riesgo de contagiarse de clamidia y otras ETS:
  • Use condones u otra barrera de látex (como las dentales) para cada acto sexual (oral, anal y vaginal). La barrera se debe poner antes de que ocurra cualquier contacto sexual.
  • Tener sexo con una sola pareja (que solo tiene sexo con usted)
  • Los exámenes y tratamiento apropiados. Hable con su proveedor de cuidado de salud para saber que pruebas de ETS se recomiendan para usted.
Puede ser difícil decirle a su pareja que tiene clamidia, pero tenga en cuenta que su pareja también puede estar contagiada y no saberlo. Cuénteselo a cada pareja sexual reciente para que se realicen las pruebas necesarias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario