Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

martes, 26 de agosto de 2014

El masaje tántrico al detalle

Pareja disfrutando de un masaje mutuo
Pareja disfrutando de un masaje mutuo

¿Qué es el masaje tántrico? ¿Qué tipos de masajes tántricos existen? ¿Cuáles son sus beneficios? Puede que en alguna ocasión estas y otras preguntas similares hayan pasado por su mente. A continuación vamos a intentar darles respuesta y revelar algunos aspectos desconocidos del masaje tántrico.

Qué es el tantra


El tantra es una forma de entender la vida, de desarrollarnos como personas y de relacionarnos con el mundo. Se trata de una tradición filosófica que surgió hace 5.000 años, en torno a los territorios que hoy ocupa la India. A través del tantra la persona aprende a realizarse, a alcanzar su camino personal, utilizando su energía y el deseo sexual.

Con el masaje tántrico se puede alcanzar el placer máximo
A través del conocimiento de los Chakras, las personas pueden conocerse a sí misma y relacionarse con el orbe. El sexo, como energía espiritual, se convierte en una herramienta para alcanzar la perfección integral del ser humano. La mayor parte de la energía de nuestro cuerpo no se utiliza, está en estado latente. Sin embargo, utilizando el placer y los masajes eróticos, como instrumentos y motivación, podemos evolucionar, conocernos a nosotros mismos, conocer mejor a nuestra pareja y disfrutar plenamente del sexo.

En qué consiste el masaje tántrico


El masaje tántrico es una de las herramientas utilizadas por el tantra para alcanzar la plenitud personal. Se trata de masajes eróticos que despiertan el deseo sexual y vigorizan las relaciones de pareja. El tantra considera que el cuerpo humano es un templo sagrado y el sexo la expresión del coito divino. El masaje tántrico ofrece la posibilidad de alcanzar el placer, propio y de la pareja, de una forma rápida y eficaz.

Joven dando un masaje en los pies a su chica
Joven dando un masaje en los pies a su chica

Gracias a los masajes realizados en zonas eróticas del cuerpo se llega a un estado de relajación física y espiritual, además de un profundo sentimiento de bienestar. El sexo es el camino hacia la relajación y el descubrimiento de uno mismo, una forma de encuentro con lo sagrado a través del placer.

Dentro de los masajes eróticos existen dos tipos: el masaje lingam, que hace referencia al pene, y el masaje yoni, que debe su nombre al sexo femenino. En el masaje tántrico es una forma de practicar sexo que fortalece los vínculos de la pareja; rompiendo las barreras, miedos y obstáculos que pudieran existir entre los dos.

Lingam, masaje tántrico para hombres


Masaje lingam es el nombre sánscrito para llamar al masaje realizado al hombre. Se trata de un masaje erótico destinado a impulsar el deseo sexual y aumentar el placer. El masaje lingam no persigue el orgasmo o la eyaculación, sino una forma de placer basado en la activación de las zonas erógenas masculinas a través de masajes eróticos.

Cómo hacer un masaje lingam


Previamente a la realización del masaje lingam, el hombre ha de ejercitar la meditación y relajación de cuerpo y alma. En esta preparación es fundamental la ayuda de la pareja. Se debe crear un ambiente íntimo, con velas aromáticas y música relajante. El hombre se recuesta entre cojines, desnudo, mostrando su sexo. La pareja comienza a aplicar suaves caricias por todo el cuerpo: torso, brazos, piernas... hasta alcanzar la zona genital.

Un masaje erótico en el que puedes conocer mejor a tu pareja
A continuación comienza el masaje erótico propiamente dicho. La pareja realiza caricias en torno a la zona genital, incluyendo el pirineo. Este punto es muy importante en el masaje lingam, de hecho se le conoce como punto sagrado. A él volveremos frecuentemente, alternando con caricias del pene y los testículos. Habrá que variar la frecuencia, presión e intensidad de las caricias. El sexo del hombre debe ser tratado como un fruta madura, acariciando y tocando con fuerza y suavidad alternativamente.

Durante el tiempo que dura el masaje lingam es posible que se pierda un poco la erección, sin embargo esto no debe preocuparnos, es normal debido a los cambios de presión. Lo importante es mantener el clímax y las miradas. Hay que recordar que el objetivo del masaje lingam no es la eyaculación, sino que se alcance un elevado nivel de éxtasis y placer. Para alargar el momento del orgasmo se puede recurrir a la zona perineal, realizando caricias en forma de círculos y aplicando suaves presiones.

Mujer dando un masaje en ropa interior a su chico
Mujer dando un masaje en ropa interior a su chico

Todas estas caricias y tocamientos en las diferentes zonas genitales del hombreconcluirán definitivamente con el orgasmo. Cuando este se produzca es importante mantener las miradas y que el hombre mantenga una respiración suave. Se trata de que sea un momento extremadamente placentero.

Yoni, el masaje tántrico para la mujer


La mujer tiene más zonas erógenas que el hombre, por lo que el masaje yonies diferente. En este masaje tántrico se procura la liberación mental de la mujer, lo que se consigue aplicando caricias y excitando a la pareja. Al igual que en el masaje lingam, el orgasmo no es el objetivo, sino una consecuencia deseable.

Cómo realizar un masaje yoni


En el masaje yoni el cuerpo ofrece más zonas eróticas, por lo que se comienza realizando masajes y caricias por el abdomen, pechos y muslos de la pareja. Esta debe permanecer desnuda y recostada, en un ambiente íntimo, con una luz suave y un hilo musical de fondo.

Para evitar que la sequedad vaginal pueda producir irritación se pueden utilizar aceites o lubricantes durante el masaje yoni. Con su ayuda se acaricia el yoni, vagina, realizando círculos y movimientos sinuosos que activen el sexo femenino. Una vez que el flujo de la pareja permita más movimientos se puede continuar acariciando los labios interiores, con mucho cuidado.

El masaje yoni es la modalidad del masaje tántrico creado para la mujer
Aunque no es usual, se permite que la mujer se toque y acaricie los pechos mientras su pareja la masajea e introduce poco a poco los dedos dentro de ella, acariciando el interior de la vagina. Durante el masaje modificaremos la velocidad e intensidad de las caricias, controlando de esta forma la excitación de la mujer.

El Punto Sagrado de la mujer es el denominado punto G, muy importante en el masaje yoni. Para alcanzarlo hay que girar la mano, colocando la palma hacia arriba, e introducir el dedo corazón en la vagina. El punto sagrado es una zona esponjosa que se puede detectar con el dedo por la diferencia de textura. Una vez localizado se aplican suaves movimientos circulares con el dedo.

Llegado a este momento es posible que la pareja tenga un orgasmo. Si fuera así se debe mantener un movimiento suave para alargarlo al máximo y acrecentar la excitación, al tiempo que se mantiene la mirada con la pareja.

Beneficios del masaje tántrico


El masaje tántrico, lingam y yoni, reactiva la energía del cuerpo y aumenta el apetito sexual. Además permite conocer nuevas zonas erógenas y romper fronteras en la pareja, creando fuertes vínculos afectivos. Los masajes eróticos ayudan a disfrutar del sexo, a relajar el cuerpo y la mente y a mantener el control sobre uno mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario