Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

viernes, 25 de julio de 2014

Magreo, petting, franelear…

kellan2

Aunque la mayoría de las personas cree que se trata de una practica sexual confinada a la época de la adolescencia, la verdad es que cada vez mas adultos, y expertos en la materia erótica dedican más tiempo a estas sesiones cargadas de sensualidad, en las que se vale todo menos la penetración.

Los italianos rebautizaron esta practica con el termino karezza, aludiendo al principal gesto que comparten los amantes, a través de las caricias. Y la intención esta centrada en el tocamiento sexualmente explicito de los cuerpos, incluidos los genitales y el resto de la anatomía; preferiblemente se comienza vistiendo todas las prendas de ropa, hasta que logren quedar completamente desnudos, y satisfechos a punta de caricias que buscan activar, excitar y relajarlos hasta alcanzar los orgasmos.

Originalmente, esta practica sexual fue una técnica de intervención de la sexología popularizada por Master y Johnson, ellos la nombraron sensate focus; así que goza de fama reconocida para ayudar a las parejas a superar dilemas sexuales tales como; la eyaculación precoz, dificultades con la  erección, bajo deseo sexual, dificultades en la excitación, y anorgasmia en el caso de la mujer.

Aparentemente estas sesiones resultan más poderosas y efectivas para alcanzar el placer, porque para ambos miembros de la pareja representa la liberación de los principales temores asociados a la sexualidad.

En el caso de los hombres, dejan de preocuparse por el tamaño del pene, el tiempo de erección ya no representa el finito de la relación sexual, tampoco se impacientan si eyaculan antes de tiempo, porque la mirada esta puesta en todo su cuerpo, y el pene deja de ser el centro de atención y criticas.

Por su parte las mujeres, finalmente obtienen sin presiones de tiempo los deseados juegos previos que tanto anhelan, sienten mayor conexión emocional con la pareja, y pueden ser capaces de experimentar el desarrollo de su propia respuesta sexual, sin la presión de concentrarse más de la cuenta para preparar a la vagina para la penetración.

Además, ambos gozan del beneficio que se trata de una práctica sexual con bajísimo riesgo de infecciones de transmisión sexual y nula posibilidad de embarazos no deseados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario