Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

martes, 1 de julio de 2014

Infección vaginal

4 señales de que tienes una infección vaginal

Desde pequeñitas, las madres nos inculcan el cuidado y el aseo casi religiosos de esa parte tan importante de nuestro cuerpo que es la vagina. Como uno de los centros que define nuestra feminidad desde el punto de vista físico, la salud de la vagina es clave para nuestro bienestar y para el buen estado de nuestra vida sexual. Y una de las afecciones vaginales más comunes, y también de la que menos conocemos, es lavaginitis, que es el término médico para lainfección vaginal.
Causas de la infección vaginal
Existen muchas causas, pero las tres infecciones más comunes son las provocadas por hongos, la vaginosis bacteriana y la tricomoniasis(causada por un parásito). Cada tipo de vaginitis debe recibir un tratamiento diferente, por eso es importante que veas a tu médico si notas alguna señal de infección. Hay casos en que las infecciones no muestran síntomas algunos, y solo son detectadas por el médico durante un examen regular, pero en muchas ocasiones las secreciones vaginales son el primer signo delator. Aunque las secreciones generalmente son algo normal, cualquier cambio que estas experimenten puede ser señal de alarma.
Es posible que tengas una infección vaginal si:
  • Tienes secreciones diferentes a tus secreciones normales
  • Sientes ardentía o picazón vaginal
  • Experimentas dolor o irritación cuando orinas o cuando tienes relaciones sexuales
  • Detectas un fuerte e inusual olor vaginal
Cómo prevenir la vaginitis
Volviendo al inicio de esta nota, una vez más nuestras madres tienen la razón: la mejor manera de evitar una infección vaginal es manteniendo la higiene. Sin embargo, en una zona tan delicada, no se trata simplemente de limpiar por limpiar. Estos son algunos tips clave para el aseo adecuado de la vagina:
  1. Di no a las duchas vaginales, que alteran el equilibrio natural de los organismos de la vagina y pueden incluso agravar una infección. En lugar de eso, debes lavarte la parte externa con jabón y secarte bien.
  2. Evita los jabones, baños de burbujas, tampones, talcos y desodorantes vaginales perfumados, que pueden provocar irritación y llevar a una infección.
  3. Para combatir la humedad y sentirte más fresca, elige ropa interior de algodón en lugar de sintética. ¡Y nunca te pongas ropa interior mojada o demasiado ajustada!


No hay comentarios:

Publicar un comentario