Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

lunes, 23 de junio de 2014

Terapia Tantrica para el control de la eyaculacion precoz

El tantra y la eyaculacion precoz están muy ligados entre sí para dar con una solución. El tantra es un arte de paciencia y sensualidad. Gracias a la sabiduría que el tantra posee, se pueden deducir algunas técnicas para poder excitar a una mujer facilmente, en este caso en una conversación.
Sabías que con sólo 5 minutos de conversación puedes excitar a una mujer? De esta manera podrás tenerla haciendo lo que tu desees. Sigue estos 3 tips para que puedas tener a tu mujer directamente bajo tus sábanas y además te daré un EXTRA TIP para cuando estén a punto de gozar y puedas durar lo que tu creas conveniente.
 3 TIPS provenientes del Tantra para excitar a una mujer:
1. Susúrrale en el oido.
Cuando estés conquistando a una nueva chica, debes ser audaz de subir los escalones para dejar de ser “el buen amigo” a  ser su “potencial pareja de sexo” . La mejor manera para dejar claro tu posición, es dejar de hablar de frente “cara a cara” e iniciar a susurrar al oído.
Usa la excusa de que el bar está muy ruidoso y vete acercando poco a poco en los siguientes minutos de la conversación.
2. Mantén tu voz relajada.
No grites. No hables muy rápido. Habla lentamente y con seguridad. Relajar tu voz, tiende a relajar a la otra persona. Esto es muy importante. Repito MUY IMPORTANTE: Deseas cambiar el estado que ella posee de insegura, asustada y nerviosa hacia a ti, a un estado de confianza y relajamiento. Da espacio entre tus palabras. Y trata de susurrarle al oído frases cortas cuando entren en confianza.
El tantra nos enseña que todo debe ir a su tiempo. Cuando estés en confianza y sobre todo tú relajado, notarás que cuando lleguen a la cama la eyaculación precoz va a ser un problema menos.
3. Haz el truco “boob touch”
Para realizar este tip debes tener en cuenta lo siguiente: ella debe estar en calma y sobre todo en CONFIANZA, confianza que te has ganado a lo largo de la noche. El “boob touch” es una poderosa técnica para calentarla psicológicamente. Lo que vas hacer es que vas a tomar el vaso de tu bebida y la vas a apoyar contra tu pecho. Cuando vayas a susurrarle algo a su oído “accidentalmente” roza tus nudillos contra los pechos de ella. SUTILMENTE! 
Talvez ella no lo note a la primera vez. Lo va a persivir como un pequeño accidente.
Lo vas a repetir un minuto luego. Seguidamente otra vez. Muy sutilmente, respetando el espacio que ella te conceda. En cuestión de minutos notarás que ella misma va a estar buscando tus nudillos cuando trate de responder tus preguntas. Trata de hacerle bastantes.
Recuerda, durante esa conversación, es mucho más importante lo que se está sucediendo, a lo que se está diciendo. El hecho que estés susurrándole al oído y calentándola con tu voz relajada es lo que cuenta.
Tu tarea es mantener la conversación fluida, sea cual sea la dirección que tome. Con esto cumplido, ella estará esperando más atención física, como besos, abrazos y caricias.
En este punto sabrás que ella está ardiendo por ti. Está todo listo para que la lleves a tu cama y complacerla.
Cuando llegues hasta acá, tienes una tarea mucho más importante. Una donde siempre quedarás juzgado en el recuerdo de ella y solo existen dos tipos de recuerdos: El bueno o el malo.
Hablo precisamente de complacerla, darle todo el sexo que le prometiste psicológicamente durante toda la noche. Y la eyaculación precoz no es una opción. El tantra te da una solución a esto.
En el principio se escribió que además de los 3 tips iniciales, habría uno adicional para tener una noche llena de pasión. Ese tip es el siguiente:
IR AL BAÑO. Pero a diferencia a muchos mitos urbanos que existen para que un hombre dure más en el sexo, NO vas a ir al baño a masturbarte (NO FUNCIONA). Vas a ir al baño a orinar. Todo esa gran cantidad de líquido que consumiste en el bar mientras seducías, está acumulado en tu vejiga presionando a tu próstata, causando que sea mucho más sencillo tener una eyaculación precoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario