Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

lunes, 5 de mayo de 2014

TABÚES DE LA SEXUALIDAD

Los Tabúes De La Sexualidad

tabuesHoy en día, hablar de sexo es menos complicado que hace un par de años atrás. Los tabúes de la sexualidad se han ido disipando y cada vez hay menos personas quienes no conocen o hablan de forma abierta  de ciertos temas.  Tomemos en cuenta que hace un par de años, la mujer vivía en su casa con sus padres, escuchando a su madre decirle que debía llegar virgen al matrimonio; esta chica no salía de casa sino hasta el día que un caballero pidiera su mano y se la llevara de allí a su nuevo hogar. En la mente de esta joven lo que se sembró fue que hay que ser un “ser complaciente” para el hombre y “cumplir” los deberes de esposa… y no me refiero a lavar, cocinar etc. De esta forma se imponen roles de géneros; a las mujeres nos educan (hoy se ve menos que antes), en el rol de ser una esposa perfecta y una madre perfecta. Desde niñas nos daban para jugar muñecas que hay que cambiarle los pañales, juegos de té, estufas pequeñas mientras que a los niños les daban roles de médicos, astronautas y policías que traían el pan a casa… todo esto creando el contexto y haciendo hincapié en nuestras mentes del rol que la sociedad impone  tanto a las mujeres como a los hombres; aunque para los hombres siempre fue mucho más fácil. Hay mujeres que lograron salir de ese contexto y ver mas allá de lo que se les impuso y son mujeres que logran ser más abiertas en algunos temas que muchos considerarían Tabú. Incluso hay matrimonios en donde la mujer cree fielmente que el orgasmo femenino no existe ya que nunca han gozado de uno. Y creen que están allí solo para dar placer y no para recibirlo. No se atreven a hablar de sus necesidades sexuales ni a discutir sobre tal o cual tema por pena y porque consideran que no es apropiado hacerlo y que el hombre es el que debe guiar la sexualidad. Para nosotras específicamente, no es bien visto que de niñas preguntemos sobre sexo. Seguro que a ustedes no le hablaron correctamente como lo haría una madre de hoy día, y hay sus excepciones. Nos crearon miles de ideas de las cosas “malas y buenas” y así fuimos creciendo.
Hoy día por ejemplo se sabe que la masturbación en los niños no es nada malo ni anormal. Es más, es una etapa de su desarrollo la cual no podemos ridiculizar ni hacer sentir culpable ya que esto puede repercutir más adelante en su personalidad. Sin embargo para las personas criadas a la antigua, decirle o explicarle que un nieto de 3 o 4 años esta frotando sus genitales en busca del placer, es prácticamente insultarlos. Son tabúes que se les crearon desde jóvenes.
La masturbación en los adultos, tanto en mujeres como en hombres, también es algo norma y natural y hasta se recomienda que se haga. De esta forma se logra explorar la sexualidad de cada uno, aliviar la tensión sexual y además es la forma más segura de obtener placer. No es nada fuera del otro mundo y nada malo o causante de locura, que una mujer explore su cuerpo y aprenda a conocerlo. Si ella misma no lo conoce, como puede ser capaz de dar o recibir placer?
También existen tabúes sexuales en la adultez, ejemplo esta el sexo anal. Hoy en día son más las parejas que experimentan esta forma de relación sexual y algunas hasta afirman que son más placenteras. Sin embargo, hablarles de esto a ciertas personas, podría causar una severa discusión de valores morales y éticos. Lo cierto es que es solo una práctica sexual en donde si ambos están de acuerdo y no hay daños a terceros, no tiene nada de malo siempre y cuando se tomen las medidas higiénicas y de salud necesaria para esta práctica.
El sexo oral, aunque mejor visto hoy día, también fue y aun es un tema tabú. Incluso en cierta época, encarcelaban a las mujeres que tenían estas prácticas incluso con sus maridos… Si, los mismos maridos las mandaban a encarcelar por prácticas “fuera de lo moral y hasta satánicas”. Hoy en día sabemos que es una práctica sexual muy común que no hace daño y por el contrario es muy placentera y recomendable para mejorar la sexualidad de las parejas.
En fin, siéntete libre de expresarte sexualmente. La sexualidad es algo natural que vienen con nosotros y que desarrollamos desde muy niños y sin que nadie nos lo enseñe.  Háblale de sexo a tus hijos si te preguntan, no les escondas información ya que la buscaran en los lugares menos apropiados. Háblales sin miedo y explícales, no reprimas su curiosidad. Hazle un bien a la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario