Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

viernes, 30 de mayo de 2014

El Orgasmo en las relaciones sexuales

El orgasmo en las relaciones sexuales
-El fin de la relación sexual puede ser conseguir un orgasmo, pero no siempre es así. Existen otras muchas formas de satisfacción en la relación de pareja, como la excitación sexual, la intimidad, la comunicación o el descubrimiento mutuo.
-El no conseguir el orgasmo durante una relación sexual no es un fracaso.
-Es muy difícil conseguir un orgasmo simultáneo (los dos miembros de la pareja al mismo tiempo). Intentarlo por encima de todo puede dar lugar a problemas innecesarios de insatisfacción en la pareja.
-Es difícil o imposible llegar al orgasmo cuando existen preocupaciones o tensiones producidas por: desconocimiento, miedos (al embarazo o a la transmisión de enfermedades), falta de lubricación, falta de excitación, momentos o lugares inadecuados y/o consentimiento forzado o dudoso.
1 ¿Qué es un orgasmo?
Un orgasmo es la respuesta culminante de un encuentro sexual placentero, o satisfactorio.
Caso terapéutico.
¿Qué es un orgasmo y que se siente?
Apena comenzó mi vida sexual activa sin embargo no sé si he tenido un orgasmo, ¿En qué consiste o que se siente o cuando debe ocurrir? Y también ¿sabe mi pareja si lo tuve o no? ¿Qué es un orgasmo en la mujer desde el punto de vista científico? ¿Y qué es lo que se supone que ambos sienten en sus genitales? es decir cuando ocurre un orgasmo en la mujer durante la relación sexual como es que los hombres se dan cuenta y como es que las mujeres se dan cuenta de que han tenido un orgasmo.  Quizá tú tengas las respuestas a mis preguntas. Gracias
Muchas mujeres con vida sexual activa y otras que todavía no la inician, se preguntan ¿qué es el orgasmo? y la verdad no es fácil dar una respuesta, así que voy a mencionar los principales aspectos del orgasmo femenino.
Para empezar, diré que para iniciar una situación sexual, todo empieza con estímulos que entran por los sentidos, por ejemplo:
· Vemos a alguien, que nos parece agradable a la vista, o nuestra pareja se bien ese día, y solo empieza una leve sensación de agrado.
· Nos dicen algo que nos gusta.
· Nos tocan de una manera que nos agrada.
· La otra persona huele bien.
· Sus besos nos hacen sentir en la gloria, nos produce un cosquilleo, etc.
A esto le llamamos estimulo sexual efectivo, pero todo esto se encuentra en la parte psicológica de las personas, ya que no a todos nos gusta el mismo estímulo, o lo que para una persona es atractivo, para otra no, así que los estímulos se vuelven atractivos para cada persona en particular.
Posteriormente, el cuerpo y la mente se unen para dar paso a lo que conocemos como fase de Excitación, en esta fase existen muchos cambios a nivel del organismo, por ejemplo, en la mujer se produce la lubricación y en el hombre la erección, se aumenta el calor del cuerpo, se aumenta el ritmo cardiaco, cambia el ritmo de respiración, se enrojece la piel, etc.
Al seguir con los estímulos sexuales, por ejemplo las caricias, los besos, las miradas, las palabras, etc., la excitación va subiendo hasta que aparecen las ganas en el hombre de penetrar y en la mujer las ganas de ser penetrada, para este momento las caricias, los besos, las palabras y todas las acciones sexuales ya son muy intensas. Esta fase se conoce como Meseta.
El siguiente momento sexual es el del Orgasmo, para posteriormente entrar en la etapa de volver todo a las condiciones en que se inició un evento sexual.
Esta es una explicación muy breve de la respuesta sexual de una persona, solo para ubicar en el contexto adecuado al orgasmo.
Pero y ¿qué es el orgasmo? Puedo iniciar diciendo que es un proceso complejo que involucra la mente y el cuerpo.  Como ya les he explicado, la mente de la persona recibe estímulos sexuales y su cuerpo reacciona, los estímulos se procesan tomando como base lo que se ha aprendido durante su vida (tanto lo bueno como lo malo) y la capacidad sexual causa que el cuerpo responda a esos estímulos.
A través del cerebro, se inicia el proceso de excitación sexual como respuesta a los pensamientos sexuales, a los estímulos visuales (viendo a la pareja, o parte de su cuerpo), estimulas auditivos (escuchando las palabras de la pareja, o su respiración), estímulos del olfato (el olor del cuerpo de la pareja, o su perfume) y gustativos (el sabor del cuerpo de la pareja, que empieza con el sabor de su boca). Posteriormente las caricias se ubican más hacia los genitales, senos, piernas, cadera…., ya con la intención de provocar una sensación de placer, usando todo tipo de estímulos, tratando de conseguir el placer propio y el de la pareja.
Para lograr que el orgasmo se produzca es indispensable que la mente y el cuerpo trabajen juntos. Esta es una de las bases que no siempre permiten el orgasmo, en otras palabras, es cuando el cuerpo está en un lugar, pero la mente no se concentra, lo cual no permite lograr el orgasmo. Es más, muchas mujeres con solo el pensamiento puede lograr llegar al orgasmo, pero el orgasmo es una sensación corporal, lo que quiere decir que si bien está en la mente, se siente en el cuerpo. La estimulación y la excitación pueden originarse en la mente o en el cuerpo, pero el orgasmo toma lugar en los dos, principalmente en sensaciones en el cuerpo.
Uno de los grandes enemigos del orgasmo en la mujer, es que al llegar a la adolescencia, en ocasiones sin saber cómo ni porque, pero ya saben que cualquier respuesta sexual es mala, lo cual se aprendió a través de mensajes directos o indirectos que reprimen la sexualidad de la persona. Hay mujeres que por cuestiones educativas, religiosas, sociales, etc., pueden estar aisladas de su propia sexualidad física que incluso no advierten cuando están sexualmente excitadas, o no saben ni cómo manejarlo. Sin darse cuenta, se van poniendo etiquetas que permiten que las propias adolescentes se cataloguen de chicas buenas y malas y por supuesto entre más malas, son las catalogadas de tener sexo.
Muchas mujeres, tanto adolescentes como adultas, pueden no permitirse estar en situaciones que las hagan sentirse sexuales, si le dan categoría a esa sensación como mala. Pueden percibir la excitación sexual, siempre y cuando estén enamoradas, incluso confunden la excitación con el enamoramiento.
Muchas mujeres pueden descartar cualquier sensación sexual, negando que ocurras o pueden responder de manera negativa a los estímulos sexuales. En ocasiones incluso la penetración no se puede lograr por el dolor que provocan las contracciones musculares de la pelvis que son inconscientes y que solo producen una intensa sensación de dolor en la penetración, lo relaciona con las disfunciones sexuales técnicamente conocidas como “vaginismo o la dispareunia”.
Cuando la mujer logra no tener muchos sentimientos negativos hacia el sexo, generalmente son mujeres con buena apertura hacia el sexo y son personas que disfrutan de estar excitadas y buscan estímulos sexuales sin sentir culpas. No le dan mucho espacio a los prejuicios de qué o quién les provoca sentirse excitadas, sólo lo disfrutan como un estímulo agradable.
El orgasmo para la mujer puede ser más una percepción mental que una experiencia física, mucho más que para los hombres, como resultado de las mayores restricciones sexuales impuestas sobre la mujer.
Para las mujeres la excitación y el gozo sexual puede ser el sinónimo de una mujer fácil, lujuriosa o el tipo de mujer que es para pasar el rato mas no para una relación seria. Esto quizá explica por qué las mujeres a menudo son menos orgásmicas que los hombres porque uno tiene que especular que ambos son igualmente orgásmicos al nacer.
Puedo afirmar que el orgasmo llena el cuerpo de la mujer de sensaciones y se denominan sensaciones subjetivas y están centradas en la región pélvica, en el hombre en el pene, en la próstata y en las vesículas seminales y en las mujeres en el clítoris, en la vagina y el útero.
El orgasmo dura unos cuantos segundos (entre 10 y 12), con una intensidad difícil de explicar en palabras. La forma de lograrlo es a través de las caricias directas al clítoris. Para hacerlo, es necesario que se conozca por parte de la persona que lo acaricia, el conocer bien el clítoris.
Espero que esta descripción les ayude a entender un poco más del orgasmo y que a través de esta lectura puedas ubicar y definir si sientes o no el orgasmo, ya que el no sentirlo es un causante de insatisfacción, que en muchas ocasiones presenta molestias hacia la pareja de manera inconsciente y por lo tanto va causando problemas en la relación, los cuales en muchas ocasiones aparecen como problemas que no son fáciles de identificar y por lo mismo, solo se siente la incomodidad y se ven sus efectos, pero no se reconocen las causas.
Recomendaciones para tener un buen orgasmo.
* El precoito o preámbulo. Esto tiene que ver con todo lo que se pueda lograr desde el punto de vista fantasioso, corporal y placentero antes del coito.
* Para lograr un buen orgasmo la mujer debe tener una buena excitación y para eso necesita las caricias, las palabras y fantasías, entre otros detalles.
* Es muy importante que la mujer tenga muy definido lo que es un orgasmo, porque muchas ignoran sus características.
* No necesariamente para sentirse bien durante el sexo hay que tener un orgasmo. La mujer debe bajar el estado de angustia para obtener placer, algo que puede lograr aún sin un orgasmo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario