Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 19 de abril de 2014

El amor y los Kilos

En las primeras semanas de un noviazgo es normal perder unos cuantos kilos, después de todo, el apetito casi desaparece por la adrenalina, y el sexo también ayuda a quemar algunas calorías. Sin embargo, los próximos meses de relación desafortunadamente te ayudan a ganar esos mismos kilos que perdiste y tal vez unos más, ¿a qué se debe?
Según un estudio hecho por la Universidad de Carolina del Norte, después de dos años en una relación, las mujeres a sus veintitantos suben más de peso que la mujer normal. Y entre más fuerte sea el vínculo, el peso será mayor. Las chicas que viven con su pareja suben un kilo y aquellas que se casan 3.

Cuando estás enamorada, te la pasas viendo a los ojos a tu amor mientras comes; además está confirmado que se puede consumir hasta un 35% más de alimentos cuando estás con alguien que te gusta, sin mencionar que las actividades que hacen juntos involucran comida: cine/cotufas, fiesta/tragos y pasapalos, cena/vino, etc. Desafortunadamente, todas estas opciones le dan calorías a tu cuerpo y eliminan tu fuerza de voluntad para deshacerte de ellas más adelante.
Por si fuera poco, prefieres saltarte tu hora del gimnasio para verlo y además te preguntas: “¿Por qué no ir a comer hamburguesas si tanto quiere?”
Pero hay una razón para esto, después de estar enamorada por 6 meses o más, la hormona del amor, la oxitocina, hace acto de presencia y aparecen los antojos que tanto detestamos así que empiezas a pensar en chocolate, el helado, el dulcito, la pizza y más… Tanto así, que tu galán no será capaz de decirte que ‘no’ y engordarán juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario