Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 9 de abril de 2014

Chequeo médico que debes hacerte a los 35 años



Para nadie es un secreto que la clave para llevar una vida sana tiene mucho que ver con la alimentación y la prevención. Sin embargo, recuerda que todas debemos hacernos cada cierto tiempo exámenes médicos sencillos.
Aquí te dejamos un listado con las pruebas básicas para tener el organismo bajo control y detectar cualquier anomalía a tiempo. Conócelos y consúltale a tu medico cualquier duda:
Prueba del SIDA: Si mantienes una vida sexual activa y con distintos compañeros deberías hacerte la prueba del VIH al menos una vez al año. Lo lógico es que si decides establecer algo formal con alguien y prescindir del condón, ambos estén seguros de estar completamente sanos. Colocamos esta prueba de primera, porque muchas creemos que no es necesaria ¡Y sí lo es! Un tratamiento oportuno le permitiría a cualquiera con VIH vivir por más tiempo.
Clamidia: La clamidia es una infección bacteriana y es considerada como la más frecuentemente en mujeres menores de 35 años. Se puede tratar, pero si no se cura a tiempo puede conducir a complicaciones graves como la infertilidad.
Presión arterial y el colesterol: Probablemente te parezca un poco exagerado tener que chequearte la presión como lo hace tu abuela, pero recuerda que incluso personas saludables sufren de infartos todos los años. No está de más que incluyas en tu rutina una dieta nutritiva, ejercicios cardiovasculares y por favor… ¡Termina de dejar el cigarro!
Revisión mamaria: no sólo el que hace tu médico. También es hora de acostumbrarse al autoexamen. La ducha es el momento perfecto, con la piel cubierta de jabón toca partes de tu cuerpo que normalmente no tomarías en cuenta. Recuerda pasar las manos de afuera hacia la parte inferior de los senos y estar alerta a cualquier irregularidad.
Dermatólogo: ¡¡¡No, no lo decimos para que empieces con el botox!!! La piel es el órgano más largo de nuestro cuerpo, por lo tanto requiere de cuidados y atención. Implementa el bloqueador solar diario y hazte revisar lunares o manchas extrañas en el cuerpo. Los dermatólogos no se especializan únicamente en la cara o en problemas de acné. Cualquier persona a cualquier edad puede desarrollar cáncer de piel.
Visita al dentista: La frecuencia con la que te sientes en esa escalofriante silla dependerá de ti. De tus hábitos de higiene y de si usas hilo dental. La limpiezas deberían ser anual, así como la aplicación de flúor.
Examen de la vista: ¡OJO con esto! No vale solamente quedarse con el examen del optometrista. Si tienes un historial familiar de problemas de visión, tu doctor deberá hacerte pruebas para descartar glaucoma o tensión ocular alta.
Examen de mamas: El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres. Aunque las probabilidades de sufrir cáncer de mama a los 30 años es más bajo, pregúntale a tu médico si debes hacerte una mamografía y con cuánta frecuencia.
Virus del papiloma humano (VPH): Los condones no pueden proteger totalmente contra el VPH, y aunque es un virus silencioso, sin síntomas, pueden ponerte en mayor riesgo de cáncer de cuello uterino. En la mayoría de los casos no afecta a los hombres pero para las mujeres hay tratamientos a través de vacunas.
Por último, visita al endocrino: Hazte un examen de sangre y comprueba tu nivel de TSH (hormona estimulante del tiroides) para detectar problemas. Recuerda que una de las razones por las que te cuesta tanto perder peso podría ser porque sufres de “síndrome metabólico”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario