Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

sábado, 5 de abril de 2014

BESO NEGRO

El Beso Negro: beso en el ano y en el periné

Al igual que con el sexo oral, esta práctica no es buena o mala por sí misma pero sí conlleva una gran cantidad de riesgos si no se toman las medidas preventivas más básicas. 
Es la modalidad más osada de contacto de los labios y lengua con alguna zona erógena del cuerpo de otra persona: consiste en besar el periné y el ano de la pareja, incluyendo contacto con la lengua e incluso su intromisión por el ano.

Nuevamente, la humedad, la fricción y la temperatura de los labios y la lengua, expresadas en forma de contacto o succión y sumadas a los movimientos de los que es capaz esta última hacen de esta práctica un procedimiento muy deseado y disfrutado por muchas parejas.

El periné y el ano son zonas extremadamente sensibles y erógenas para un buen número de personas no para todas y pueden por sí solas, al ser estimuladas adecuadamente, desencadenar el reflejo orgásmico, especialmente en mujeres.

Cualquier pareja tiene derecho a practicarla y disfrutarla sin que exista una autoridad que pueda criticarla o juzgarla; pero, como dice el código de ética sexual de pareja, este es un asunto de esa pareja siempre que no demande o permita la intromisión de una tercera persona.

Una mala práctica de este procedimiento puede conllevar a consecuencias médicas que requieran de la intervención de esos profesionales puesto que fácilmente se contagian microorganismos como E. Coli o Amebas que conllevan un alto riesgo para la salud de la pareja. Parece poco práctico, pero se recomendaría un buen enema y un aseo externo exhaustivo antes de una práctica de beso negro y un aseo oral exhaustivo posterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario