Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Prerate para vivir una vida plena

TERAPIA INDIVIDUAL
Manejo y control de estrés/ relajación
Resolución de conflictos interpersonales
Mejora de la capacidad de comunicación
Ansiedad / Depresión / trastorno de animo.
Fobia / Autoestima / Trastorno de pánico y Agorafobia.
Trastorno obsesivo-compulsivo / Trastornos del sueño
/ Trastornos de la alimentación Dolor crónico /
TERAPIA DE PAREJA
Problemas de relación, Trastornos sexuales
Disfunciones sexuales/ Terapias Tantricas
Cita previa. Gabinete privado en Boadilla del Monte.
Precio de la consulta 50€.
Tantra para el control del orgasmo 100€.
Online. 50€


Tienes problemas con tu pareja o personal

HORARIO DE CONSULTA
 Lunes a Viernes: 10:00 - 20:00   Cita previa:
.
 Adicción al sexo, Adolescencia, Agresividad, angustia, Autocontrol, Autoestima, celos, ependencia emocional, crisis de parejas, depresión, divorcio.
Dolor en relaciones sexuales, Duelo, educación sexual
Eyaculación precoz, eyaculación retardada, infidelidad, insomnio.
Maltrato doméstico, Terapia de pareja, Timidez, Trastorno del deseo sexual, Trastorno erección, Trastornos psicosomáticos
Trastornos del sueño.
 Puede contactar por mail a doctorasexual @gmail.com o 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Cómo mejorar las posiciones sexuales típicas

Para aumentar el placer en la cama no tienes por qué colgarte de la lámpara o intentar extrañas posiciones que sólo los contorsionistas profesionales son capaces de lograr. 
Hoy te compartimos algunos secretos para mejorar las posiciones sexuales típicas y así aumentar el placer de la relación sexual en pareja.

ABRAZO DE CADERA

 
abrazo cadera
Monta a tu pareja mientras sus piernas están flexionadas y que sus manos guíen tus caderas, así ambos tendrán cierto control sobre el ritmo y la fuerza. Cuando estás arriba tu punto G tiene una mayor estimulación porque tienes el control sobre la profundidad de la penetración.Bonus: Para muchos hombres resulta complicado mantener una erección con la mujer arriba, pero como sus piernas se encuentran flexionadas tiene más espacio para que te estimule.

MISIONERO INVERTIDO

 
misionero invertido
Móntalo mientras él tiene las piernas juntas. Esta posición permite que la mujer se sienta sensual, tenga el control y estimule a su pareja y a ella.
Bonus: Puedes frotar tus pechos encima de él.

FLEXIÓN DE CADERA

 
flexión de cadera
Esta es la versión ligera de la posición de loto. Comiencen sosteniéndose con los brazos y luego tomen turnos: cuando uno se haga para atrás el otro debe hacer el trabajo. Esta posición requiere fuerza y un poco de flexibilidad.
Bonus: La mujer puede obtener el tipo de placer que busca al levantar caderas y controlar el movimiento. Tú decides que tan profunda quieres que sea la penetración.

RODILLAS A PECHO
rodillas en pecho

Cuando extiendes tus piernas hacia afuera o hacia atrás acortas la distancia vaginal, que puede ser placentero pero eso no significa que te ayude a alcanzar el orgasmo.Algunas posiciones son hechas para la diversión, así que es importante que las experimentes, recuerda que la experiencia en pareja también es importante.
Bonus: Los hombres tienen más problemas para eyacular cuando se hacen más grandes, en esta posición le será mucho más sencillo.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Juegos sexuales con la boca

Investigadores de la Universidad de Texas descubrieron la relación entre un beso y el placer; y es que cuando se da o recibe un beso el cerebro aumenta su producción de dopamina -hormona asociada al deseo- y serotonina -hormona asociada a lo que sentimos por otras personas-.

Así que ¿por qué no dejar que estos sentimientos los explotemos al máximo en al intimidad con nuestra pareja? Te presentamos unos juegos sexuales que puedes usar como previos para calentar motores.

juegos sexuales con la boca 650

Chupetones

Forzar la zona a estimular con tus labios proporciona casi el mismo estímulo que lamer el área. Puedes jugar además con la cantidad de humedad y fuerza; previamente habla con tu pareja sobre ello.

  • Puedes jugar con diversas partes del cuerpo, salvo por zonas como el ano y la oreja, donde sólo se puede besar debido a su forma

Lamer

  • Acariciar con tu lengua diversas partes del cuerpo puede ser bastante provocativo, sólo que algunas requerirán más humedad que otras para elevar el placer. Por ejemplo, los pezones son una zona que puedes humedecer poco y luego soplar para jugar y excitar a tu pareja con el cambio de temperatura.
  • La estimulación puede ser con movimientos rápidos o lentos, ejerciendo poca, mucha o nada de presión; el chiste es jugar con ella, ver como reacciona tu pareja y seguir.
  • Las zonas más susceptibles a este juego son: cuello, pecho, torso, glúteos, el glande del pene, clítoris, labios menores, periné y el ano

Mordida

  • Los dientes son una de las armas que tenemos para dar placer, pero es importante saber que las mordidas se deben dar con cuidado, ya que el momento de pasión puede hacer que no nos controlemos y provoquemos lesiones.
  • Las zonas para morder y excitar a la pareja son: orejas, labios, cuello, pezones y genitales.
  • Las mordidas provocan placer ya que se ha comprobado que el dolor se origina en la misma zona del cerebro que el placer.
  • Un tip súper funcional es morder, sin ejercer presión, el pene de tu chico mientras le das sexo oral, ¡se volverá loco! Recuerda hacerlo muy suave para no provocarle dolor.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Lo quiero dejar pero estoy confundida

Los errores a evitar en el camino a la libertad
Cuando lo quiero dejar, pero no puedo, este no poder se perpetúa con varios errores que comete la persona que quiere salirse de la relación que solo hacen que la maraña de emociones,  sensaciones y pensamientos que la atan a la relación se enreden más y sea más difícil cada vez más lograr sentirse libre para salirse o quedarse en la relación de una manera sana.

mujer pensando
Algunos de los errores más comunes que se comenten en el proceso son:
  • Hablar de más: intentan explicar a la otra persona lo que hace mal para que vea sus errores o hacerlo entrar “en razón”, dan información innecesaria a la otra persona acerca de sus planes de salirse de la relación o dan mensajes confusos (“ya no quiero estar con vos” y a los tres días “intentémoslo”)
  • La fantasía de que un evento externo me va a animar a dejarlo: Una persona sana sabe  cuándo cortar una relación y lo hace. Por el contrario, las personas en estas relaciones empiezan a pensar que necesitan que algo externo y extremo pase para animarse a salirse de la relación. Esta fantasía hace que la persona desarrolle la compulsión de andar buscando pruebas (especialmente en el caso de infidelidades) o con la obsesión constante de construir razones suficientes para lograr vencer el miedo de emprender un camino sola.
  • Obsesionarse con el otro: Cuando yo me obsesiono con otra persona, me desconecto de mí misma. La tendencia en estos casos es enfocarse en que él dice, él hace, él piensa y yo solo reacciono a esto. Esto genera que yo me desconecte de mi propia infelicidad e incomodidad. Para eso no necesito argumentos, indicios ni pruebas. Si yo estoy infeliz e incómoda en ésta relación, no me gusta la vida, no necesito más razones ni pruebas ni eventos para salirme de la relación.
  • Hace una y otra vez lo mismo: amenazar con dejarlo sin dejarlo, decirle que se vaya cuando no se va a ir, encararlo con las pruebas de infidelidad sin hacer nada con ellas más que pelearse, creer en otra promesa más de cambio cuando la otra persona no va a cambiar.
  • Aferrarse a la esperanza de que él va a cambiar: si uno tiene la vida que quiere (haciendo lo que yo quiero, teniendo las mujeres que yo quiera, donde yo mando, etc.) entonces, ¿para qué voy a cambiar? Pero si yo tengo una vida miserable, donde estoy infeliz, donde siento coartada mis libertades y donde me maltratan, la que se tiene que abrir a cambiar soy yo.
  • Es que “pobrecito”: Esta frase refleja una arrogancia porque solo el que está mejor que otro puede verlo como “pobrecito” y falta de prioridades porque logramos ver que “pobrecito” el otro pero no vemos el “pobrecito” yo.
  • ¿Seré yo la loca?: Muchas veces este tipo de relaciones donde abunda la violencia psicológica viene además plagada de mentiras. La tendencia es a que la interacción en la relación se vuelva un juicio constante con acusadores y acusados (“vos sos un infiel”, “vos sos una loca”). Esto es increíblemente desgastante y finalmente, un ejercicio vacío que solo termina haciendo que la persona pierda la confianza en sí misma, en sus instintos y razonamientos. Adicionalmente, tiende a desenfocar de lo que está pasando (la violencia, el control excesivo, el maltrato, la infelicidad), todo para lo que no necesita pruebas, basta con como yo me siento.
  • Pretender que la separación sea amistosa: cuando le relación es violenta, es una torpeza pensar que la separación va a llevar otro tono. Ahí la separación tiene que ser completa, radical y de raíz. Y es más fácil salirse uno a que se salga el otro.
  • Después de la separación, continuar en comunicación: si uno sigue en comunicación, él se va a portar tan lindo, va a prometer tanto que eventualmente voy a caer. Si ya logró salirse y quiere quedarse afuera, cero comunicación. Si no la gente no logra mantenerse firme en su decisión.
  • Intentar hacerlo sola: Uno necesita alguna red de apoyo. Un grupo de autoayuda (CODA, AL-ANON), terapia, familia, amigos. Alguien que te ayude a  lograr hacer lo que querés y sabés es lo mejor para vos.

Test: es amor o solo sexo?

Cuando salimos con alguien, pero no nos sentimos seguras de dar el siguiente paso… ¿qué sentimos realmente por esa persona?

pareja-sexo-afrodisiaco-fantasias_MUJIMA20101221_0006_34-1
¿Estás a gusto con tu relación o es hora de terminarla? Analízalo antes de tomar cualquier decisión.
No importa si ese “siguiente paso” es el matrimonio o el noviazgo, tenemos que averiguar qué es lo que sucede con esa relación y si estamos dispuestas a avanzar más o dejar las cosas como están. Haz este test y averigua qué hacer al respecto:
Es viernes por la noche. Tú…
a. Me voy con mis amigas a bailar y a beber. Como a las 2 a.m. le marco para ver si puedo llegar a su casa para tener una noche de pasión.
b. Voy con el chico en cuestión a un bar y nos quedamos platicando horas y horas. Si las cosas van bien, regresamos a su casa y lo hacemos, ¡amo su compañía!
c. Vamos a una fiesta con sus amigos, ¡jamás me atrevería a presentarle a los míos!

Si hay una comida familiar…
a. Voy sola y después me escapo para verlo y salir con él.
b. Lo invito, pero lo presento como mi amigo, ¡no somos más que eso!
c. Para nada lo invito, mi familia me mata si se entera que estoy saliendo con alguien así.

En el sexo…
a. ¡Es el mejor que he tenido! Me encanta ponerme sexy con él.
b. Me satisface muchísimo, pero lo mejor es el acariciarnos y platicar después.
c. Es delicioso y me encanta, ¡pero fuera de la cama no somos funcionales!

En una cita…
a. Me divierto a medias, pero es tan guapo que no me importa.
b. Me súper divierto y no puedo esperar a volver a salir con él.
c. ¿Citas con él? Jajaja… ¡para nada! Sólo nos vemos en su casa o en la mía para tener sexo.

Sus amigos opinan…
a. Les caigo bien, pero equis, nada especial.
b. Me llevo perfecto y algunos hasta se han convertido en mis cuates.
c. Nunca me los ha presentado.

Y tus amigas…
a. Les da lo mismo, no creen que sea alguien para mi.
b. ¡Lo aman! Dicen que es perfecto y que soy una payasa por no estar segura de querer una relación con él.
c. Una vez lo invité a una fiesta, pero ni platicó con nadie.

¿Han hablado de exclusividad?
a. Sí, pero decidimos seguir saliendo con más personas.
b. Somos exclusivos.
c. No, ¡para nada!

Respuestas
MAYORÍA DE A: Tal parece que el chico en cuestión te gusta, pero no te convence al 100. Quizás deberías replantearte qué quieres en tu vida, si algo relajado y sin preocupaciones o un noviazgo formal. Si es la segunda opción, busca a alguien más.
MAYORÍA DE B: ¡Este chico te encanta! Y no sólo porque es guapo, sino porque tienes una conexión intelectual con él. Piensa bien las cosas, quizás sea una gran opción para novio. Cuida esa relación y aviéntate al ruedo cuando estés 100% segura.
MAYORÍA DE C: Tú no quieres una relación con este chico, sólo quieres sexo y al parecer él también. Quizás tengas algunas ideas románticas en la cabeza, sin embargo esta persona no te inspira tantos sentimientos como para cambiar de parecer y sentar cabeza.

¿Has salido con alguien sin sexo de por medio?

martes, 9 de diciembre de 2014

La pregunta que podría cambiar nuestra sexualidad

A menudo escuchamos que la buena comunicación es la base del buen sexo. ¿Pero qué tratamos de comunicar en realidad cuando decimos que nos comunicamos con nuestra pareja? 

http://pixabay.com/es/mujer-desnuda-pose-er%C3%B3tico-amor-188160/

Comunicarse es un proceso complejo donde, muchas veces, ponemos el énfasis en la parte en que decimos lo que queremos en lugar de escuchar lo que el otro (por ejemplo, nuestra pareja) desea. Ser asertivo y pedirle al otro lo que deseamos de él o ella es solamente la mitad de la ecuación; la segunda parte está en escuchar y hacer lo mismo por él o ella.

Cuando estamos conociendo a una persona, saliendo o hemos tenido pocos encuentros, o incluso cuando llevamos mucho tiempo teniendo sexo con alguien al grado de que nos preocupe la monotonía, existe una simple pregunta que puede plantearse formal o informalmente, con estas u otras palabras, y cuya respuesta probablemente nunca sea la misma: “¿cómo te masturbas?”

Puede tratarse de una pregunta, pero también de una invitación.

Es una pregunta que asume que el otro es un ser sexual, independientemente de nosotros. Que respeta y busca conocer la forma en que el otro se da placer a sí mismo(a), además de que nos permite ser todo lo gráficos o reservados que necesitemos ser. Describir la forma en que nos tocamos puede ser un juego de calentamiento sumamente excitante en sí mismo, sin contar con que el deseo se alimenta de las imágenes que recibe.

Solemos escuchar: “nadie me toca tan bien como yo”, o “nadie sabe lo que le gusta sino uno mismo.” Entonces, ¿por qué no escucharnos a nosotros mismos, por qué no pedir y dar aquello que sabemos que nos gusta? ¿Porque esperamos que el otro lo adivine mágicamente o porque (y esto es lo verdaderamente escalofriante) ni siquiera nosotros mismos sabemos lo que nos gusta?

Una pregunta del tipo “¿cómo te das placer a ti mismx?” es un acercamiento legítimo en otros aspectos: puedes proponer la pregunta y, si tu pareja no sabe qué decir, puedes poner el ejemplo: detalla lo que disfrutas y hazle notar lo que no. A veces los relatos más eróticos pueden venir de una forma franca y descriptiva de comunicación; sin intermisión del lenguaje poético, dos seres humanos se están conociendo a través de sus cuerpos y de lo que hacen con ellos cuando no hay otros cuerpos presentes, es decir, cuando están solos. Conversaciones así pueden invitar al otro a compartir nuestra propia soledad, permitiéndonos una via franca hacia ellos y de regreso. En términos óptimos, eso debería ser la comunicación (y el buen sexo): un camino de ida y vuelta.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Mejora la posición del perrito

Tips y trucos para que el orgasmo llegue de forma fácil y rápida con esta posición.

Claro, la posición de perrito es popular y divertida pero seamos sinceras; a los hombres les gusta más que a nosotras.


¿Y por qué debería ser así? Ya de por sí el orgasmo femenino es complicado, así que deberíamos facilitar las cosas para que en cualquier posición, especialmente las más populares, tengas la oportunidad de gritar de placer sin que nadie te detenga. Es por eso que te pasamos los mejores tips para que puedas disfrutar del sexo de esta forma sin ningún problema.

5227814ec1a16_615x409
La posición de perrito es popular entres los chicos pero, ¿por qué no sacarle provecho?

Tips
  • Primero estabilízate; las chicas fácilmente se distraen durante el sexo y más lo harás si te andas preocupando en mantener el equilibrio. Mejor elige una superficie sólida, estabilízate y concéntrate en las sensaciones. Si hay algún mueble en frente de ti, apóyate en él o agarra las sábanas para siempre mantener un balance entre tu cuerpo y el movimiento drástico.
  • Cuando tu galán agarre tus caderas estará tan metido en el placer que no notará la fuerza con la que te está tocando, así que, en algún punto de la sesión él podría lastimarte. Mejor enreda una toalla en esa parte de tu cuerpo para prevenir que, al momento de llegar al placer, te lastime con sus manos y tú pierdas la concentración sobre tu orgasmo.
  • Los chicos pierden un poco de su concentración en esta posición y pasarán desapercibido a tu clítoris. Para que esto no suceda ¡toma las riendas de tu cuerpo! Acuéstate un poco y utiliza tus manos para tocarte; si se te hace muy complicado o simplemente no puedes acomodarte, busca tu vibrador para que haga lo suyo.
  • Técnicamente tu chico no puede ver tus expresiones así que la única forma que tiene él de saber que te está gustando lo que está haciendo, es escuchando tus gritos y gemidos. Explota tus palabras para demostrarle lo que estás disfrutando y calla cuando no está haciéndolo de la forma correcta. Él se dará cuenta rápidamente de los movimientos y el ritmo adecuado.
  • El ángulo de su erección usualmente favorece las probabilidades de que pueda alcanzar tu punto G pero, si bajas un poco tus hombros y cuerpo, su miembro estará en la posición correcta para hacerte gritar de placer con cada movimiento.
  • ¡Con cuidado! A los hombres les gusta ir a la velocidad de la luz con esta posición; y no tiene nada de malo, después de todo son líderes de sus cuerpos así que pueden hacer lo que quieran pero, cuando este ritmo acelera el proceso de su sesión erótica… habrá que hacer algo al respecto. Dile que coloque sus manos en tu cintura en lugar de tu cadera; esta posición hará que tu galán se acerque más y no tenga la posibilidad de acelerarse tan fácilmente.
  • Coloca una almohada firme debajo de tus caderas para que, a la hora de que él haga un movimiento drástico, la almohada pueda estimular tu clítoris. También puedes utilizar tu dildo o vibrador para mejores resultados y, si él no pierde del todo la concentración, ¡pídele que él lo haga!
  • Dile a tu chico que esta noche ¡tú eres la que tiene el control! Átalo a la cama y empieza a moverte de adelante para atrás controlando tu placer al ritmo que más te guste. También puedes usar tus brazos para apoyarte en una superficie sólida y acelerar tus movimientos.

martes, 2 de diciembre de 2014

La Biblia del sexo de Clarys de la cruz.







La biblia del sexo (Booktrailer) - Editorial Círculo Rojo







lunes, 1 de diciembre de 2014

Consejo para liar con un esposo infiel


Te engañó… ¿Y ahora? Si recientemente has descubierto que tu esposo ha sido infiel probablemente estés en un shock y no sepas cómo actuar

Captura de pantalla 2013-12-13 a la(s) 21.18.25

Siempre pensamos que a nosotros no nos va a pasar y que nunca seremos víctimas de la infidelidad… hasta que ocurre. Si estás experimentando una situación de este tipo entonces es importante que leas algunos consejos para lidiar con la infidelidad de tu pareja.

#6 Primero, respira profundo

Enterarte que tu pareja, tu marido desde hace años con quien has compartido parte de tu vida, te ha engañado puede ser un shock realmente grave, especialmente si nunca lo sospechaste o no lo viste venir. Y por eso lo mejor que puedes hacer en ese momento de shock es respirar profundo y protegerte del pánico.

Puede parecer un paso simple, pero es una manera muy eficaz de evitar el shock. Si no respiramos profundamente, terminamos alimentando continuamente el pánico haciendo difícil que podamos calmarnos. Y aumentando la probabilidad de tomar malas decisiones.

#5 Confrontación

Dependiendo de cómo te has enterado de la infidelidad es necesario enfrentar a tu pareja. Quedarte con la información no va a permitir que te sientas mejor. Pero… ¿cómo hacer frente a la situación? Esa es una decisión puramente personal e individual que va a depender de diferentes factores como el cómo te enteraste, y cómo te sientes al respecto. Lo más importante es que no seas dura contigo misma por no haberlo previsto. Sigue tus instintos pero procura confrontarlo sin importar el camino que elijas para hacerlo.

#4 Acepta la crisis

A pesar de que estás pasando por una crisis, debes tener presente que la vida continúa. Y que hay cosas que deben llevarse a cabo como siempre, desde ir a la oficina hasta hacer las tareas del hogar o llevar los niños a la escuela. Seguramente estás tareas se te vuelvan duras y complicadas en este momento en el que sientes que nada sale fácil. Sentirse abrumada es perfectamente normal pero no dejes que ese sentimiento arruine tu día a día, especialmente si tienes hijos.

Si tienes hijos y te han visto llorar o pelear con tu pareja es importante hacerles saber que no tiene nada que ver con ellos y que no deben preocuparse. Si no te sientes capaz de llevar a los niños a la escuela o a sus actividades, arregla con algún otra madre, tus padres o una amiga que puedan ayudarte hasta que te sientas bien como para conducir.

Recuerda que estás pasando por una crisis de pareja y por eso es importante que sepas delegar algunas funciones temporalmente.

#3 Grupo de apoyo

Esta experiencia genera un profundo daño en tu autoestima y en tu habilidad para confiar en las personas. Por eso, es fundamental que, si puedes costearlo, consigas ayuda psicológica lo más pronto posible para así poder recuperarte más rápidamente sin caer en una depresión. La ayuda psicológica puede ayudarte a determinar si estás dispuesta a quedarte o prefieres irte, si puedes restaurar la confianza o no. Esas preguntas que te ayudarán a ver más claro el camino que tienes que tomar.

Pero, además de la ayuda profesional, es fundamental la creación de un grupo de apoyo que te ayudará a sobrevivir y recuperarte más rápido. La opinión de amigos o familiares que te conocen sobre la relación te ayudará a averiguar qué es lo que realmente quieres. Pero sobre todo te ayudarán a pensar positivo, a despejar tu mente, a desahogarte y recuperarte pronto.

#2 Anímate a preguntar

Después de haber confrontado a tu pareja sobre el asunto, es muy probable que un montón de preguntas aparezcan en tu mente. ¿Por qué sucedió? ¿Como no me enteré? ¿Cómo pudiste? ¿Con quién? ¿Cómo fue? Y aunque a veces conocer realmente lo que sucedió puede ser devastador, también ayuda a unir las piezas para poder recuperarnos de lo sucedido. Te ayudará sobre todo a entender cómo llegaron a eso y en qué momento y por qué se rompió la confianza.

#1 Evita actuar de forma compulsiva

La mayoría de las personas tienden a querer tomar algún tipo de acción inmediatamente después de descubrir el engaño. Y si bien puede ser de ayuda por el momento, debido a que te encuentras en una situación de crisis, realmente el motivo es porque te encuentras alternada y no puedes pensar con claridad. De esa forma, es aconsejable no tomar ninguna decisión importante en ese momento.

Lo mejor es hablar con un terapeuta, discutirlo con un grupo de apoyo o pensar sobre lo que quieres hacer y cómo confrontar a tu pareja. Pero tómate el tiempo de pensarlo bien. Si piensas con claridad y serenidad podrás tomar la mejor decisión.

Enterarte de que la persona que amas y con la que has formado una familia te ha sido infiel es sin duda una experiencia que ninguna desea vivir. Sin embargo, si pasa, es fundamental que sigas estos pasos para enfrentar la situación de la mejor manera, buscando tu bienestar y el de tus hijos y tratando de recuperarte de la mejor manera.

¿Te ha tocado vivir esta experiencia? ¿Cómo has reaccionado?

martes, 25 de noviembre de 2014

Masaje tántrico para mujeres

El masaje Yoni, es la modalidad de masaje tántrico  que se centra especificamente en el cuerpo de la mujer. Se trata de un masaje de tinte erótico que se focaliza especialmente en los órganos genitales femeninos conocidos como Yoni y que busca alcanzar el crecimiento personal a través del placer. Es por tanto un masaje perfecto para practicar con tu pareja.

Masaje tántrico Yoni, paso a paso

Vierte una poco de aceite o lubricante en el montículo del Yoni, lo suficiente para que gotee por los labios mayores. Masajea cada labio externo lentamente entre el pulgar y el índice, deslizándote hacia arriba y hacia abajo toda la longitud del labio. No te olvides de preguntar a tu pareja si la presión es demasiada o no lo suficiente. Trata de mirar a los ojos durante el masaje y asegúrate que pueda ver lo que está haciendo. Haz mismo con los labios internos de la Yoni. Tómate tu tiempo y contempla a tu pareja relajarse.
La joya de la corona es el clítoris. Es cuatro veces más sensible que el Lingam (miembro viril masculino), así que tómatelo con calma aquí. Comienza suavemente acariciando en sentido de las agujas del reloj primero, y al contrario, después, apretando suavemente entre el pulgar y el dedo índice. Concéntrate en conseguir y construir sensaciones, no en llegar al orgasmo. Si llega a ser demasiado, sólo retrocede un poco y animala a respirar profundamente.
Ahora inserta el dedo medio de la mano derecha y masajea suavemente el interior.
Con la palma hacia arriba y el dedo medio enterrado en el Yoni, comienza a doblar el dedo hacia la palma de la mano. Sentirás un área esponjosa justo debajo del hueso púbico. Esto se conoce como el punto G. Masajea suavemente aquí, en círculos, adelante y atrás, de lado a lado. En este punto, es posible que desees insertar también el dedo anular. Recuerda que mientras tanto también puedes utilizar el pulgar para continuar rodeando el clítoris. También puedes utilizar la mano izquierda para seguir acariciando y masajeando otras partes de su cuerpo.
Aunque no es el objetivo inicial del masaje tántrico, es probable que el masaje culmine con un orgasmo muy intenso que logrará la completa relajación de tu pareja.


Masaje tántrico para hombres

El masaje Yoni, es la modalidad de masaje tántrico que se centra especificamente en el cuerpo del hombre. Se trata de un masaje de tinte erótico que se focaliza especialmente en los órganos genitales masculinos conocidos como Lingam y que busca alcanzar el crecimiento personal a través del placer. Es por tanto un masaje perfecto para practicar con tu pareja.

Masaje tántrico Lingam, paso a paso

Más acostumbrados a dar masajes que a recibirlos, algunos hombres pueden tener dificultades para relajarse durante el masaje tántrico. Para comenzar el masaje haz que tu pareja se tumbe con las piernas separadas y un cojín debajo de las caderas, para levantar la zona del Lingam, y otro debajo de la cabeza para que pueda ver sus genitales.
Comienza en primer lugar con un ligero masaje por todo el cuerpo, evitando la zona del Lingam por un tiempo. Esto le permitirá a tu pareja relajarse completamente y prepararse para el tacto del Lingam. Vierte una pequeña cantidad de aceite  sobre el Lingam y los testículos y empieza a masajear suavemente sus testículos. A continuación masajea suavemente la zona del hueso púbico por encima del Lingam, y después el área entre los testículos y el ano, conocida como perineo. Pasando a continuación al Lingam, pellizca suavemente la base con la mano derecha y ascende por el tronco. Luego retira la mano y repite con la mano izquierda. Haz esto por un tiempo, antes de pasar a tomar el Lingam por la parte superior, deslizando hacia abajo el eje, y repitiendo después el proceso con la mano izquierda. La cabeza del Lingam es muy sensible y merece una atención especial. Masajéala con movimientos circulares. Trata de mantener a tu pareja cerca del orgasmo pero retrocede. Esto le ayudará a controlar su eyaculación y por lo tanto logrará más orgasmos y más placenteros.
Mientras continúas masajeando su Lingam puedes buscar su lugar sagrado. Éste se encuentra entre los testículos y el ano. Se trata de un pequeño orificio del tamaño de un guisante. Masajea suavemente aquí y ves aumentando levemente la presión. Puede que se sienta un poco incómodo al principio, pero esta presión le ayudará a obtener el control de sus orgasmos en el futuro. Si se acerca a la eyaculación puedes aplicar presión aquí y esto aumentará la intensidad de su orgasmo.



El Masaje Tantrico

El masaje tántrico es una de las modalidades de masaje
 que más interés suscita entre la gente acostumbrada a dar y recibir masajes. Sin embargo, muchas veces está envuelto de dudas, cuestiones e incluso temores, fruto del desconocimiento. ¿Qué es exactamente el masaje tántrico? ¿Es un masaje de tipo sexual o simplemente erótico? ¿Es apto para mujeres, para hombres, para parejas? Son algunas de las cuestiones más frecuentes que surgen en torno al masaje tántrico.

¿Qué es el masaje tántrico?

Los hindúes describen el tantra como el proceso para lograr un crecimiento personal a través del placer. El masaje tántrico se basa en la creencia de que si te encuentras sexualmente feliz y relajado, tu salud será mejor.  Es por tanto un masaje que tiende a buscar el placer y que puede provocar el orgasmo, aunque no se trate de su principal objetivo. Aunque el masaje tántrico no involucra relaciones sexuales con penetración real, si que implica al tacto de los órganos sexuales, por lo que es uno de los masajes más íntimos que podemos encontrar.
El masaje tántrico se basa en la creencia de que si te encuentras sexualmente feliz y relajado, tu salud será mejor

¿Cómo hacer un masaje tántrico?

Lo primero que debes saber es que, en el masaje tántrico, al miembro viril se le conoce como Lingam (varita de luz) y a los genitales femeninos como Yoni(espacio o templo sagrado).
Aunque para hacer el masaje tántrico no es necesario estar completamente desnudo, sin embargo, si es recomendable para lograr la mejor experiencia posible.
Es recomendable elegir algún tipo de música suave para acompañar el masaje. Haz que la persona a la que vas a hacer el masaje (normalmente tu pareja) se tumbe con la espalda en el suelo o la cama, las piernas separadas y un cojín debajo de las caderas, para levantar la zona del Yoni / Lingam, y otro debajo de la cabeza para que pueda ver sus genitales. Antes de comenzar explícale bien el objetivo del masaje tántrico para evitar falsas expectativas. Elige un lubricante y comienza el masaje.
  • Masaje tántrico para hombre (Masaje Lingam)
  • Masaje tántrico para mujer (Masaje Yoni)

lunes, 24 de noviembre de 2014

El clitoris

Devaluado, olvidado, desprestigiado… Pocos varones lo tienen en cuenta, pero el clítoris es el órgano sexual femenino por excelencia. Así que, no lo dudes: compartí esta nota con tu novio o marido. Nos lo vas a agradecer
El clítoris es un órgano sexual femenino ubicado sobre la vagina. La mayoría de las personas localiza la cabeza visible, que se llama glande, pero esa es solo la punta del iceberg. En realidad, es algo mucho más complejo que se extiende hacia el interior del cuerpo de la mujer y es fundamental para su placer erótico. Ahora sí, dejemos de lado las presentaciones y vayamos al grano:

mujer-cuerpo-clitoris-sexy-sensual-lenceria-getty_MUJIMA20131108_0021_35
1) El clítoris es más poderoso que el Punto G
“Al Punto G yo lo veo como un plan B. El plan principal tiene que ser siempre la estimulación del clítoris. Ese es el centro del placer físicamente hablando. No le genera placer a algunas mujeres, sino que a todas, TODAS”, alerta la sexóloga Alessandra Rampolla. “Podemos tener orgasmos a través del clítoris y también muchas veces tenemos posibilidad de tener orgasmos a través de otras vías, de estimulaciones indirectas. El Punto G es una estimulación indirecta del clítoris”, detalla.
2) Solo sirve para gozar
El clítoris es el único órgano humano cuyo único propósito es dar placer. No pasa lo mismo con el pene, que tiene fines reproductivos. Si bien las mujeres tenemos varias zonas erógenas, todas cumplen otras funciones, mientras que el clítoris no.
3) Es el mejor amigo del orgasmo
Entre el 50 y el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo por medio de estimulación del clítoris, con o sin penetración vaginal.“Estimular el clítoris es fundamental para la excitación sexual y lograr una adecuada lubricación y satisfacción femenina”, asegura el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff en su libro La mujer sexualmente feliz. 
4Tiene erecciones
Es así: las mujeres también tenemos un órgano que, cuando es estimulado, se agranda y se pone erecto. “Cuando se hinchan de sangre, los componentes internos del clítoris desarrollan una erección de manera similar a lo que ocurre en el pene”, explican en el libro Orgasmo, todo lo que quiso saber y nunca se atrevió a preguntar, de Komisaruk, Whipple, Nasserzadeh y Beyer-Flores.
5Es mucho más grande de lo que pensás
El clítoris es mucho mayor que su parte visible, llamada glande. El resto del órgano se extiende en el interior del cuerpo y se asienta sobre la uretra y la vagina. En promedio mide entre 8 y 12 centímetros de largo y 6 centímetros de ancho.
6) Se descubrió (en su plenitud) hace poco
“Recién en 1998, cuando la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias, se vio la anatomía completa del clítoris”, explican en Vanguardia de México. “La mayoría de los libros de texto, especialmente los publicados antes de 1998, no tienen una representación adecuada del clítoris, donde solo aparece la parte externa. En realidad, el volumen del tejido eréctil es 10 veces mayor del que aparece en los consultorios médicos y los libros”, asegura la publicación.
7Todos son diferentes
Como en todo en la naturaleza, hay variedad. “Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, unos son muy sensibles y necesitan mucha presión. Por eso, es importante que las mujeres conozcan su propio cuerpo para conocer la mejor forma de recibir placer”, recomiendan en Ojocientífico.com.
8Con el tiempo, se agranda 
“Al final de la pubertad, el clítoris de una chica habrá duplicado su tamaño. Para cuando una mujer tenga 32 años, su clítoris es casi cuatro veces más grande que cuando tenía 20 menos. Después de la menopausia, es siete veces mayor que al nacer, lo cual podría explicar por qué las mujeres mayores reportan tener sexo tan glorioso”, explican en Vanguardia de México.
9Las vibraciones ayudan
El clítoris es muy sensible a las vibraciones. Por eso, para garantizar el máximo placer, podemos usar algún juguete sexual como anillos, vibradores y dedales. Hay muchos modelos creados específicamente para esa zona. 
10) Tras el clímax¡dejalo descansar!
“Una vez finalizado el orgasmo, la estimulación del clítoris puede resultar dolorosa e incluso la mujer puede sentir el clítoris como entumecido”, señala el libro Orgasmo, todo lo que quiso saber y nunca se atrevió a preguntar, de Komisaruk, Whipple, Nasserzadeh y Beyer-Flores. “El aumento de la sensibilidad del clítoris a veces persiste tras el orgasmo y desciende lentamente a medida que lo hace la hinchazón”, concluye.