Sexologa Clinica

Sexologa Clinica
Psicoterapeuta.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Controla la eyaculación con masajes tántrico. Supera la flacidez. Aguant...







Para un hombre, funcionar en la cama es prácticamente una necesidad impuesta por la sociedad, porque de lo contrario, el no ser suficientemente activo o el fracasar en estas artes amatorias supone un menoscabo de su virilidad.
Muchos hombres sufren problemas fisiológicos, de concentración y de excitación que se traduce en que no son capaces de mantener relaciones sexuales satisfactorias. Las dos afecciones más comunes en estos casos son la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, que pueden convertirse en problemas de salud sexual graves.
El temido gatillazo, aunque preocupa de manera relevante a muchos hombres, tiene menos importancia en términos de salud. Se entiende como gatillazo a la pérdida de erección momentánea cuando el hombre está manteniendo relaciones sexuales. Según la OMS, el 50% de los hombres a lo largo de su vida sexual vivirán algún gatillazo al menos una vez en su vida. Si estos episodios son escasos o poco puntuales no hay que darle mayor importancia.
La eyaculación precoz y la disfunción eréctil sí son afecciones que pueden resultar más comprometidas. La disfunción eréctil es la incapacidad del hombre de mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria, los gatillazos constantes en el tiempo pueden ser un síntoma de la disfunción eréctil.
La eyaculación precoz es el otro gran problema que tienen los hombres en su vida sexual. Es un contratiempo que pasa desapercibido en muchas ocasiones por el matiz de estigmatización y vergüenza con el que muchos varones afrontan el problema, pero lo cierto es que no poder controlar la eyaculación puede llegar a causar una importante sensación de frustración.



domingo, 12 de noviembre de 2017

Como excitar a tu chico y hacemos enloquecer en la cama







miércoles, 8 de noviembre de 2017

Algunos aspectos que te hacen mal amante ��❤️��



El sexo suele ser muy divertido, la idea sería quedar siempre satisfechos, conectados  y dispuestos para otros encuentros, pero no siempre es así, no para todos es motivo de celebración ya sea por inconformidades masculinas o por desilusiones femeninas, es decir, por esos encuentros y desencuentros a los que nos enfrentamos al momento de compartir en la intimidad (antes, durante y después). Me puse en la tarea de traer a mi memoria historias y experiencias de mis pacientes, amigos y las mías propias con el propósito de encontrar esas situaciones que hacen que nos rotulemos(si contamos con la capacidad de discernimiento) o rotulemos a alguien como poco habilidoso en la cama…  lo que hace que se perciba al otro como “mal amante” son sus debilidades en materia sexual, también  el concepto que se tiene de esa persona con la que nos relacionamos o las actitudes de esta hacia nosotros. Puede que nos comportemos de alguna manera que desmotiva a nuestras parejas o puede que sea costumbre de esa persona comportarse así por falta de estímulos o educación. Lo cierto es que  la responsabilidad en el lecho es de parte y parte…
¿Soy mal o mala amante? ¿Me lo han expresado verbal o no verbalmente? ¿Creo saber por qué? son preguntas que hay que hacerse para evaluarse, desaprender conductas y reaprender  sexualmente. No somos quien para juzgar al otro en su sexualidad, pero sí para enseñar, y si reconozco mis debilidades, puedo reconocer las del otro, entablar una asertiva comunicación y llegar a acuerdos que nos permitan crecer y adaptarnos a  nuevas experiencias.  
¿Qué hace al “mal amante”?… Muchas causas, pero especialmente la forma negativa de  percibir la sexualidad, esto depende de cómo haya sido educado. Si fue formado bajo restricciones y prohibiciones morales, mitos, prejuicios, tabúes, esquemas autoritarios, machistas o por la forma en la que introyectó su sexualidad debido a malos ejemplos y falta de educación sexual abierta e integral.
Para que una persona sea catalogada como “buena amante” debe soportarlo con su autoestima, su amor propio, su autoconcepto, sus valores, su forma de trabajar el erotismo. Debe estar libre de prejuicios, ser independiente de pensamiento y estar empoderada para tomar decisiones, actuar consecuente y coherentemente de acuerdo con sus intereses. Debe tener la capacidad de sentir fuerte atracción e interés sexual por la otra persona y querer compartir cosas en común. Debe saber que la satisfacción sexual no se encuentra en la cantidad de coitos sino en la calidad de cada uno de ellos y comprender que la visión que tienen los hombres del sexo es diferente al de las mujeres. En el sexo de todo puede pasar, el concepto de bueno o malo depende de nuestras creencias. Sin embargo existen unos parámetros generales que ubican a las personas dentro de esta molesta categoría de “mal amante”.
Las mujeres calificamos a los hombres como “malos amantes” cuando;  
-Se comportan de una manera coitocentrada (sólo buscan la penetración).
-Son poco complacientes e insípidos.
-Son egoístas, les gusta que les hagan de todo pero no hacen ni expresan nada.
-Se comportan como analfabetas eróticos.
-No se preocupan por conocer aspectos de la sexualidad femenina.
-Van directo al grano y consideran que el preámbulo les hace perder momentos valiosos.
-No incluyen juegos, abrazos ni besos, pues creen que es tonto y romanticón.
-No se despegan de su celular o la tecnología.
-Creen que se las saben todas y que no tienen que aprender nada.
-Besan por mantenimiento o por inercia.
-No saben hacer sexo oral, ni siquiera ubican el clítoris.
-Se sitúan en la zona de confort y no hacen el más mínimo esfuerzo por conquistar y seducir.
-Agreden dando órdenes de lo que quieren que les hagan.
-No se preocupan por la protección (No tienen o no usan condones)
-No respetan el “NO quiero”.
-Son mecánicos y aburridos.
-Eyaculan sin importarle si su pareja está satisfecha.
-Son superficiales; analizan si a su pareja le falta silicona en los senos, en las nalgas o necesita una liposucción.
-Les gustan las mujeres abiertas sexualmente pero que no sea su esposa o su novia (Machismo crónico).
-No tienen tiempo y solo viven de “rápido que tengo una reunión”.
-No tienen idea de los derechos sexuales.
-Se descuidan en su aspecto físico.
-Tienden a acomplejarse por el tamaño de su pene.
-Son arrogantes.
-No expresan sus miedos ni sus deseos.
Con 10 o más de estos aspectos es momento para que los señores piensen en reestructurarse cognitiva y sexualmente, reaprender conductas adecuadas que incluyan el erotismo en la cotidianidad y la sexualidad.
Los hombres consideran que algunas mujeres son “malas amantes” cuando: 
-Le temen al sexo y no hacen nada para superarlo.
-Se comportan de manera sumisa y complaciente alimentando el ego masculino el cual provoca en ocasiones violencia y abuso sexual.
-No defienden sus derechos sexuales y reproductivos.
-Temen a expresarse abiertamente y por ende se comporta como mojigatas.
-Son analfabeta de su anatomía y fisiología femenina.
-No se preocupan por la protección (No tienen o no usan condones).
-Alimentan constantemente el mito de que una mujer debe ser casta y pura.
-Consideran a las demás mujeres como ‘putas’ por disfrutar de su sexualidad, en lugar de permitirse disfrutar de la misma manera o mejor.
-Se ocupan solo de los oficios de la casa y abandonan  su arreglo personal.
-Dan más importancia al trabajo y a los problemas cotidianos, provocando que solo aumente el estrés y baje el deseo sexual.
-Se siente culpables cuando tienen o imaginan una fantasía sexual o cuando sienten que su libido aumenta y tienen ganas de su pareja.
-Cuando permiten que la rutina entre en las sábanas y no lo expresan a tiempo.
-Consideran que el sexo anal, el oral y otras variantes son sucias o pecaminosas.
-Alimentan el miedo a ser juzgadas porque hablan abiertamente de sexo.
-Se ocupan de manera obsesiva de sus complejos físicos.
-Descuidan su sensualidad, restringiendo sus habilidades eróticas.
-No consultan a tiempo en caso de sentir que ha bajado su deseo sexual o presentan alguna disfunción como la “anorgasmia”.
-No expresan  lo que les gusta cuando están en la cama de manera abierta y picante.
-Les falta entusiasmo y el  sentido del humor.
Mujeres con 10 o más de estos criterios es la oportunidad de reflexionar, reencontrarse con la sexualidad femenina y descubrir el erotismo.
Siempre se puede ser mejor en todo, lo más probable es que si nos gusta el sexo y queremos mejorar los encuentros en pareja, busquemos las estrategias que reviertan esos aspectos negativos en positivos. Con paciencia, perseverancia y erotismo se esculpe la o el amante que deseamos ser o tener.






martes, 7 de noviembre de 2017

Lo que los hombres quieren en la cama (pero no siempre piden)

Conseguir una pareja y más aún, mantenerla en el tiempo, son cosas que tienen sus complicaciones. Para ello es necesario compatibilizar caracteres, ceder en ciertos puntos, negociar tiempos y actividades, tener en cuenta al otro para la toma de decisiones.
Especialmente crítico es el campo del relacionamiento sexual, ya que las personas vienen con una carga previa de experiencia (o falta de ella), una educación determinada y muchas veces una carga de prejuicios más o menos grande.
Aunque la sociedad ha cambiado mucho en este campo, todavía este tema cae, muchas veces, en la categoría de tabú y de lo que no se habla. Si piensas que únicamente las mujeres son las que encaran el sexo de esta manera, estás equivocada: a los hombres también se les dificulta hablar sincera y abiertamente del tema.

De eso no se habla

El tema del sexo sigue siendo un tema muy delicado y difícil de hablar para la mayoría de las personas. Ciertas ideas de cómo debe comportarse una mujer en la cama la condicionan para encarar sus relaciones en forma abierta y sincera, impidiéndole muchas veces disfrutar del momento.
Pero también los hombres tienen sus problemas en este aspecto: a veces por carencias en la educación recibida, otras por una dificultad para hablar de sus emociones o por querer cumplir con el estereotipo social de cómo debe ser en la intimidad, se guardan para ellos lo que sienten y nada dicen de sus emociones o lo que quieren.
En su mente, los hombres tienen muchas fantasías sexuales que, a veces por tabú, prejuicios o directamente por miedo a ser rechazados por su pareja, no se atreven a confesarlas.

Estas son algunas cosas que muchísimos hombres quieren, pero no hablan de ellas.

1. Déjalo tomar totalmente el control de la situación, es algo que a muchísimos hombres les gusta, pero no piden. Sorpréndelo en algún momento con un juego en el que esta fantasía se haga realidad: seguramente te lo pedirá con más asiduidad.
2. Aunque muchas veces no lo parezca, los hombres tienen también un lado sensible, que en ciertas ocasiones puede aparecer. Ellos no son inmunes a los mimos, las caricias, las palabras tiernas susurradas al oído: el romanticismo también les seduce. Explora este ángulo de las relaciones sexuales y seguramente te llevarás una grata sorpresa… y él también.
3. Así como a muchos les gusta tener el dominio completo de la situación, no son pocos los que íntimamente desean ser ellos los dominados. Toma la iniciativa y rompe el molde de lo que habían hecho hasta ahora, los resultados pueden ser espectaculares.

4. Aunque pueda parecer que el hombre siempre está más apurado por concretar el acto sexual e ir directamente al objetivo, también les encantan los juegos previos en la cama. Importante: esto también puede comenzar unas horas antes del encuentro, con mensajes o fotos. Utiliza tu imaginación y el sexo será fabuloso.
5. La mente es el mayor órgano sexual y las palabras son una gran manera de alcanzar la excitación. Imagínate: los dos tendidos en la cama, sin ropas y se ponen a charlar de lo que les gustaría hacer o que le hicieran. ¿Te imaginas el efecto? Ahora piensa qué pasaría si lo hacen por teléfono unas horas antes: éxito asegurado. Puedes incluso darle forma de juego: un “verdad o consecuencia”, pero muy, muy “hot”.
6. Los “lugares prohibidos” son muy excitantes para el hombre, por eso es que muchos desean tener sexo anal. Es una decisión personal, pero no son raros las mujeres que se niegan simplemente por prejuicios de toda índole. Analízate y si este es tu caso, no te resistas a conocer un campo nuevo. Lo primordial en esto es que nadie ser forzado a hacer nada que no quiera.

7. Las caricias son una forma privilegiada de comunicación y de alcanzar el placer. Puedes comenzar por zonas bien alejadas del área genital e ir acercándote lenta, muy lentamente. Ellos no las piden, pero a muchos les encanta.
8. Ya hablamos de las palabras, pero hay una clase especial de ellas que resultan mágicas para muchos: son las “malas palabras”, las que no dirías en una encuentro social. A una gran cantidad de hombres les encantan y les resultan muy excitantes. Pruébalas y amplía tu repertorio si es necesario.
9. Para estimular la imaginación y llegar al máximo placer todo se vale: ¿probaste alguna vez con los disfraces? Prueba con uno y cambia, ambos disfrutarán del resultado.
10.Ya dijimos que con la mente también se puede alcanzar el placer y los ojos son un camino privilegiado hacia él. ¿Tienen sexo a oscuras? Enciende las luces y verás como todo cambia. Y si quieres potenciar el momento, distribuye algunos espejos en lugares clave de la habitación. Él te lo agradecerá.
11.Si te masturbas frente a él, seguramente lo excitará a un nivel muy alto. Y si quieres que el placer lo invada totalmente, no permitas que te toque (aunque utiliza tu imaginación para que colabore de alguna manera): el éxito está asegurado.

12.Fuera de la cama: a muchos les encanta tener sexo en lugares diferentes. Sin salir de tu casa, pueden tener muchas opciones: en la cocina, debajo de la escalera, en el pasillo. Si añades el elemento sorpresa, el efecto será aún mayor.
13. Rompe con los moldes: un baile erótico resulta muy excitante para muchos hombres. Juega con su mente y lo enloquecerás.
14.Los seres humanos somos en definitiva animales evolucionados, así que en nosotros reposa el deseo del sexo salvaje. En algún momento, revívelo y verás los resultados.
15.Ver películas porno juntos resulta muy excitante para muchos hombres. Puede ser una buena manera de halagarlo.
Por supuesto, todo esto que hemos dicho debe afianzarse en el conocimiento que tú tengas de tu pareja. Adelante con los cambios, pueden renovar mágicamente la vida sexual y recuerda: en todos los casos, el encuentro sexual debe ser agradable y placentero para ambos, así que no se debe obligar a nadie a realizar algo en contra de su voluntad.

¿Sabes cuánto tiempo debe durar un hombre en la cama?… para que sea bueno.

Muchos tabúes existen alrededor de las relaciones sexuales.
Se habla de qué tan grande debe de ser el miembro masculino, la forma en la que la deberían de hacerlo, las formas en las que no y muchos se preguntan: “¿En realidad cuanto tiempo puede durar un hombre en la cama?”
LOS DATOS DUROS.
Según los investigadores del Centro de Terapia e Investigación en Sexualidad de Estados Unidos, la relación sexual idónea debe durar aproximadamente 7 minutos que es el tiempo promedio que muchos hombres alcanzan… La cuestión es que muchas mujeres se han quedado con la idea de que un hombre realmente puede durar toda la noche.

Esta fantasía que muchas quieren alcanzar no es posible, por ambas partes. El tiempo puede alargarse, claro que sí, pero requiere del entrenamiento de nuestra pareja. ¡Sí! Literalmente entrenamiento. Un hombre puede llegar a durar de 30 a 40 minutos con una erección, con ayuda de algunas técnicas y ejercicios….
ACERCA DE LOS TIEMPOS.
Aprendamos qué significan realmente los tiempos…
– De 1 a 2 minutos es muy corto. Aquí entran los que tienen eyaculación precoz.
– De 3 a 7 minutos. Es el tiempo promedio que tiene un hombre sano.

– De 7 a 13 minutos. Es el tiempo deseable.
– De 13 minutos para arriba se puede decir que es de larga duración.
ENTONCES, ¿CÓMO SÉ SI ES BUENO EN LA CAMA?
Como nos hemos dado cuenta hay de todo un poco. En realidad el tiempo de una erección no nos dice si un hombre es bueno o malo en la habitación. El que lo sea dependerá de muchos factores: los besos, las caricias y todo lo que conlleva el juego sexual previo es lo que hace que un hombre sea bueno. Si sabe cómo tocarte, reconoce qué es lo que te gusta y lo aplica, sin duda sabe lo que está haciendo.

¡Pero tampoco son adivinos! Debes de guiarlos o nunca vas a conseguir que él haga mágicamente lo que a ti te gusta. Por eso es tan importante hacerle saber a nuestra pareja qué nos gusta y qué no en la habitación.
El tiempo que ellos duren siempre será menor al de nosotras. Sin embargo, en este tema lo que importa es la calidad. Discútelo con tu pareja. Te aseguro que si él te quiere complacer intentará cualquier cosa que te haga llegar al orgasmo. Eso también los hace felices.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Autoexamen Testicular

El autoexamen testicular (TSE por su sigla en inglés) es un método sencillo que les permite a los varones examinar sus testículos a fin de asegurarse de que no existen bultos ni protuberancias inusuales que suelen ser el primer indicio de un cáncer testicular.
Testicular Self-Exam Side View
Aunque el cáncer testicular es poco frecuente en los adolescentes, suele ser el cáncer más común en hombres de entre 15 y 35 años, en términos generales. Es importante que realices un autoexamen testicular todos los meses a fin de familiarizarte con el tamaño y la forma normales de tus testículos, lo que te permitirá descubrir la presencia de algo diferente o anormal en el futuro.
Testicular Exam Front View in Spanish
Esto es lo que debes hacer:
  • Lo mejor es realizar el autoexamen testicular mientras estás tomando una ducha o un baño caliente, o inmediatamente después. El escroto (la piel que recubre los testículos) está más relajada en ese momento, lo que facilita el examen.
  • Examina un testículo por vez. Debes hacer girar cada testículo entre los dedos de ambas manos (aplicando una leve presión). Coloca los pulgares sobre la parte superior del testículo, con el índice y el dedo mayor de cada mano detrás de éste, y luego hazlo girar entre los dedos.
  • Tienes que sentir el epidídimo (el conducto que transporta los espermatozoides), una especie de cordón blando que duele un poco si se lo presiona, ubicado sobre el borde posterosuperior de cada testículo. Éste es un bulto normal.
  • Recuerda que uno de los testículos (en general, el derecho) es apenas más grande que el otro en la mayoría de los varones. Esto también es normal.
  • Cuando examines cada testículo, trata de detectar bultos o protuberancias en el frente o los costados. En ocasiones, los bultos son tan pequeños como un grano de arroz o una arveja.
  • Si notas algún tipo de hinchazón, bultos o cambios en el tamaño o el color de un testículo, o si sientes algún dolor o alguna molestia en las ingles, consulta de inmediato a tu médico.
Los bultos o la hinchazón no implican la presencia de un cáncer, pero el médico debe examinarlos lo antes posible. El cáncer testicular casi siempre tiene cura si se lo detecta y trata a tiempo.


domingo, 5 de noviembre de 2017

Seduce a tu chico, conquístalo y conviértete en una mujer inolvidable




¿Intimidad congelada? Recomendaciones para devolverle el calor que necesita.

(¿De cuánto tiempo dispones?)
La vida caótica que muchas veces nos creamos o en la que por diversos motivos somos inmersos nos van distanciando de las cosas realmente importantes. Del entorno íntimo, de la familia, los buenos amigos, los hijos, y de los momentos de placer especialmente con la pareja. La intimidad muchas veces se congela, el deseo queda en stand By, (por fortuna no siempre se pierde) pero, señoras y señores déjenme decirles que el erotismo sobrevive a todo y si aún hay amor, admiración, y ganas por tu pareja pues entonces dedícale 5 minutos a leer esta líneas y aviva  el fuego para que saques todos esos pingüinos de la habitación…
PINTEREST PIN 1
¡Es cierto! A veces las ocupaciones no dan para más, agotan la mente y el cuerpo y en lo único que se piensa hacer en la cama es en dormir. Pero la vida atareada se ha vuelto excusa, porque existen muchas personas que sacan segundos, minutos y algunas horas para disfrutar. Recuerden…no es cantidad, es calidad.  La sexualidad es todo lo que nos propongamos hacer para mejorar nuestra vida, es eso, VIDA, es salud, bienestar, equilibrio. El sexo no solo se hace en la cama… Comienza desde un delicioso beso. Esos besos que consiguen todo en 6 o 15 segundos (no me refiero a un ‘Quickie’), sino al beso que alista el terreno de la relación, de lo que está por venir, incluso el beso es sexo, es contacto, es intimidad. Así que mi primera recomendación en un beso largo que despierte pasiones altas y bajas. Cuando se desea, se puede. Bien, solo necesitas esfuerzo y pensar que el buen desarrollo de tu sexualidad y un buen sexo mueven tu mundo, lo energizan, lo activan, lo motivan, te sube las defensas y hasta te lleva al éxito. 
La rutina va congelando las emociones, los sentimientos, los deseos. Seguir el mismo plan todos los días deserotiza. Las relaciones no son eternas, a veces, eros sale calladito y sin avisar. Así que aunque, te ocupe, te preocupe, inquiete, desespere e inhiba hazle caso a los llamados de atención de conexión urgente con tu pareja. 
Continúo…
Luego de un beso largo para decir aquí estoy y aquí me quedo, échale mano a estos tips, eso si, sé muy muy creativ@.
Processed with Rookie Cam

-Seducir no tiene porque pasar de moda cuando se ha establecido una relación… Desmomifícate y vuelve a tus mejores secretos en las artes amatorias. Eso hará que reconquistes, atraigas, provoques, despiertes la curiosidad y alimentes el deseo.
-Cambia de lugares, de espacios. Es bueno, evita la monotonía y caer en la tentación de recibir a la pareja  con los problemas del hogar.
-Utiliza los mensajes de texto… Pero no para decir “Saca al perro mientras llego”. Sino para insinuar e invitar a un buen abrazo, un arrunchis, una cena especial, una peli, o lo que se te ocurra.
-Artes manuales: Un buen masaje sensual, genital y erótico que despierte todos los sentidos. Especialmente el del tacto que es una forma importante de conectar con lo íntimo. 
-Aplicar otras variantes sexuales: Si siempre recurres a la penetración vaginal, adopta a otros recursos; sexo oral, coito anal, masturbación mutua, el kamasutra.
-Haz ejercicio en pareja; el ejercicio debido a la liberación de endorfinas y otras sustancias eleva el tono de la libido.
-Detalles: desde flores y chocolates hasta un buen juguete sexual, algo que le indique que aún le mueves el piso y otras cositas.